lunes, 27 de enero de 2020 11:47 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en A Coruña

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Una comisión de Derechos Humanos asiste a la autopsia del joven muerto en Filipinas

La familia está a la espera de la repatriación del cuerpo, pendiente de "permisos"

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

14/1/2020 - 19:20


La familia está a la espera de la repatriación del cuerpo, pendiente de "permisos"

A CORUÑA, 14 (EUROPA PRESS)

Una comisión de Derechos Humanos de Filipinas ha asistido a la autopsia realizada al cuerpo de Diego Bello Lafuente, el joven coruñés muerto en un tiroteo en una operación antidroga, según la versión facilitada por la Policía de ese país.

El entorno de la familia ha confirmado a Europa Press que ya se la ha realizado la autopsia con presencia de una comisión de Derechos Humanos y que ahora están a la espera de la repatriación, aunque han precisado que por ahora no saben cuándo podría producirse.

"Están tramitando permisos y papeleo", han explicado desde la familia, que están en contacto con las autoridades españolas en Filipinas que, a su vez, están realizando las gestiones con las responsables de este país.

REUNIÓN CON FEIJÓO

Por otra parte, la familia ha mantenido este martes una reunión con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que les transmitió su intención de ayudarles "en todas las gestiones que pudiese", han precisado desde el entorno de Diego Bello.

Así se informa también en el twitter de la Xunta de Galicia en la que se explica que Feijóo trasladó a la familia de Diego Bello "su pésame" y su "apoyo". "Cuentan con toda la colaboración y ayuda de la Xunta", señala el texto publicado.

En relación a lo sucedido con Diego Bello, la familia ya avanzó su intención de llegar "hasta el final" para esclarecer los hechos, asegurando que lo harán con la ayuda de los organismos internacionales, además de presentar iniciativas ante las instituciones europeas y el Congreso de los Diputados.

Desde el entorno del joven coruñés han defendido en todo momento que "en ninguno de los países en los que residió" estuvo involucrado "en incidente alguno". "Mucho menos con el tráfico de estupefacientes o tenencia de armas, de los cuales se le acusó inicialmente, y muestra de ello es su falta de antecedentes", precisaron en un comunicado remitido por la familia.

La muerte de Diego Bello se produjo en una operación en su domicilio en la localidad de General Luna, en Siargao. La policía, que lo consideraba sospechoso de tráfico de cocaína, lo mató en un tiroteo registrado en el sur del archipiélago filipino, según informó el diario digital local Minda News.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres