lunes, 25 de mayo de 2020 23:05 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en A Coruña

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Asociaciones que tratan adicciones no detectan aumento de casos, pero instan a pedir ayuda

Alertan de la presencia de esta problemática en personas cada vez más jóvenes, algunos de 14 años en el caso del cannabis

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

16/5/2020 - 11:18


Alertan de la presencia de esta problemática en personas cada vez más jóvenes, algunos de 14 años en el caso del cannabis

A CORUÑA, 16 (EUROPA PRESS)

Asociaciones que tratan distinto tipo de adicciones no han detectado, en general, un aumento de casos o de peticiones de ayuda por el confinamiento, aunque aseguran que, en algunos, ha ayudado a las familias a detectar problemas que desconocían en un allegado o, en el caso de las drogas, a pasar la fase crítica de la abstinencia, según han apuntado desde entidades consultadas por Europa Press.

Gerardo Rodríguez, directivo de la asociación Agalure, en la que se tratan los casos de ludopatía y adicciones sin sustancias, como pueden ser los videojuegos o las compras compulsivas, asegura que durante el confinamiento han tenido "alguna consulta" para incorporarse a sus programas, pero "menos de lo habitual".

De cara a lo que pueda pasar en los próximos meses y si temen que se evidencie un aumento de las adicciones, precisa que no sabe "lo que puede ocurrir, pero no ha habido recaídas durante el confinamiento", subraya Gerardo Rodríguez, que incide en los recursos de los que disponen para "salir de esto", afirma apelando a los que quieran superar una adicción.

Al hilo de ello, asegura que "normalmente es la familia quien detecta" las mismas y en el caso de la ludopatía cuando surgen los problemas económicos por los gastos detectados.

"La reina es el juego presencial", apunta, aunque remarca que depende también del perfil de edad y que hay más "juego online por apuestas" en el caso de los más jóvenes frente a los de otras edades que recurren más por las máquinas tragaperras.

Agalure, que atiende casos en las provincias de A Coruña y Lugo "fundamentalmente", presta en estos momentos servicio a 60 pacientes, a datos del mes de marzo.

Por su parte, Maite Lage, psicóloga clínica de la Asociación Ciudadana de Lucha contra la Droga de A Coruña (Aclad), explica que, en su caso, cuando empezó el confinamiento, hubo un "aumento" de demanda de tratamiento, especialmente de personas vinculadas con el consumo de heroína.

"Gente que no estaba a tratamiento", señala apuntando, entre otras cuestiones, al hecho de que se detectasen casos que no se conocían en el albergue municipal instalado en esta ciudad para personas sin un techo y que presentaban problemas de adicción.

No obstante, afirma que, tras una etapa inicial, "ahora se estabilizó". "No hay más demanda". "Lo que sí aumentó fue la demanda de más fármacos anxiolíticos para dormir", ha apostillado en alusión a la necesidad de combatir "la ansiedad o el estrés". A ello, suma la metadona. "Que a lo mejor se da en más cantidad para más días", expone sobre una situación antes de que se entrase en la fase uno.

Sobre las sustancias que más consumen las personas que llegan a Aclad, indica que son "cocaína y cannabis". "Cada vez más joven, con una media de 24 y 25 años, pero en el cannabis tenemos casos de 14, 15 o 16 años", apunta. Sobre las adicciones a edades tan tempranas, recalca la importancia del papel de la familia que, al detectar el problema, "demandan tratamiento". "Aparece gente joven no porque demande asistencia, o es por vía de la familia o por una sanción de la Policía".

Del confinamiento, manifiesta también que a alguna gente "que le costaba salir por el ambiente en el que estaba, esto le ayudó a hacerlo al pasar la fase crítica de abstinencia". También subraya que el consumo de este tipo de sustancias se da "entre todo tipo de perfiles económicos". "Tenemos de todo, la mayoría no es la marginal".

Mientras, desde el grupo de Alcohólicos Anónimos Mencer San Antonio de la Florida de Vigo aseguran que las llamadas que han recibido son "las de siempre", explica Manuel, uno de sus miembros, que precisa que "en general" no les consta que ninguna de las personas que acuden a esta entidad haya tenido "recaídas" desde que se decretó el estado de alarma.

"A lo mejor el confinamiento ocultó el problema y al no estar en contacto con otras personas no es tan evidente", sostiene Manuel sobre algún posible caso. Sin embargo, no descarta que con la desescalada muchos aprovechen a salir para "celebrar" la posibilidad de estas salidas y esto agrave su situación, pero que no pidan ayuda al no hacerlo la gente hasta que "toca fondo".

Al respecto, subraya la diferencia entre un alcohólico "la persona que ha perdido la capacidad para elegir cuando bebe y que no es capaz de parar cuando lo hace" y el bebedor social. "Elige cuando bebe y cuando para", apostilla al ser preguntado sobre los posibles casos que puedan surgir en el proceso de desescalada y ante "una enfermedad" de la que insiste en que es "progresiva" por lo que recalca la importancia de llamar "cuanto antes".

Por otra parte, indica que, para detectar esta problemática, la persona que pide ayuda contesta un folleto de 12 preguntas. "Si contestas afirmativamente a cuatro es que tienes un problema con el alcohol", apunta Manuel, que añade que, entre las últimas llamadas que han recibido, está la de un joven de 21 años.

Como desde otras entidades, subrayan la importancia de las familias, pero, en su caso, de aquellos que han sufrido el mismo problema. "Alguien que te entienda y no te juzga" para afrontar "una enfermedad que no se cura, se detiene", recalca.

AVANZAR HACIA LA ACTIVIDAD PRESENCIAL

Todos coinciden en que, a medida que se avance en las fases de la desescalada, irán volviendo a la atención presencial y que ahora se ha ofrecido recurriendo a vías telemáticas, ya sea por teléfono, videollamadas.

Desde Aclad, aclaran también que la mayoría de su atención ha sido vía telefónica o telemática, aunque recurriendo a la presencial en los casos en que ha sido necesario.

Con unos 2.000 pacientes aproximadamente en este momento, aseguran que han mantenido "el ritmo de siempre", aunque con un "aumento" de la atención telefónica "al llamar gente que no podía acudir presencialmente", manifiesta Maite Lage, que afirma que ahora se están planteando la desescaldada.

"Para finales de mayo y principios de junio", asegura, precisando, no obstante, que, para todas aquellas personas que han solicitado ayuda o ya se le prestaba, han estado a disposición desde psicológos, médicos o trabajadores sociales.

En el caso de la Asociación de Alcohólicos Anónimos Mencer de Vigo, Manuel afirma que, tanto en estos momentos como antes de decretarse el estado de alarma, funciona "un grupo abierto 24 horas por si una persona está mal o acorralado por el alcohol".

"Es la herramienta más fuerte, la comunicación constante", añade sobre una opción que permite a aquel o aquella que se encuentra en esa situación llamar a otro alcohólico. "Y habitualmente no van a beber", apostilla sobre lo que ocurre tras esta conversación telefónica.

Con reuniones por vía telemática durante el confinamiento, sostiene también que irán retomando la actividad y anima a todos aquellos "que desconfíen que tienen un problema con el alcohol que llamen", al tiempo que recomienda pedir ayuda profesional como el médico de cabecera.
añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres