sábado, 26 de noviembre de 2022 19:23 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Fran Sevilla, corresponsal de RNE

"Tres soldados de EE.UU. nos han dado sólo unas horas para desalojar el campamento"

Periodistas como Fran Sevilla (RNE) o Miguel Ondarreta (Punto Radio) cuentan cómo la Armada estadounidense les ha obligado a abandonar el aeropuerto en sólo unas horas.

Archivado en: haiti, terremoto, seismo, ayuda humanitaria, periodistas, fran sevilla, tve

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

gentedigital.es/P. Costa
21/1/2010 - 08:47

"El día termina con sorpresa. Estamos instalados, algunos periodistas, en el campamento que tienen la AECID en el aeropuerto. Dormimos, como decía al principio, en tiendas de campaña. Cuando anochecía han venido tres soldados estadounidenses y han dicho que nos tenemos que ir. Primero han dado tres horas para que los periodistas desalojemos el campamento. Después han ampliado el plazo, que parecía más un ultimátum, a las ocho de la mañana. Veremos que sorpresa nos depara el nuevo día. Ahora estoy demasiado cansado y he visto demasiadas cosas como para que me preocupe que me echen de aquí". Son las palabras de Fran Sevilla, corresponsal de RNE en América Latina. Las escribe en su blog Vagamundo, en Diario de Haití II.

"No se sabe la razón, pero una vez más no habrá testigos de los que ocurra en el aeropuerto. La gestión de la instalación por los militares de EE.UU. ha levantado polémica después que la ONG francesa Médicos Sin Fronteras denunciara que impidieron aterrizar a varios de sus aviones", explica Sevilla en su crónica del día para la web de RTVE.

Miguel Ondarreta, enviado especial de Punto Radio, cuenta que los tres miembros de la armada se acercaron a ellos "de forma poco protocolaria, y nos preguntaron si éramos periodistas y si éramos españoles". Luego "nos han invitado a abandonar al aeropuerto en un plazo de dos horas", a punto de caer la noche. "A partir de ahora el control será ferreo, y cada vez que se quiera acceder a esta zona tendrá que ser a partir de la terminal principal, que está en absoluto control de las fuerzas armadas de EE.UU.", añade.

¿La razón? Ninguna, no han dado ninguna, pero es obvio. EE.UU. quiere tenerlo todo controlado, y exige una seguridad máxima, que contempla también a los medios de comunicación. Aunque hay que recordar que en esta zona también se encuentran las agencias humanitarias internacionales.

 

Mientras los periodistas buscan a dónde ir e intentan encontrar una solución a través de Exteriores, siguen llegando noticias y más noticias, todas malas, desde el país caribeño. El riesgo de epidemias, el miedo tras la grave réplica de ayer miércoles, la desesperación, el bloqueo del puerto (por parte de EE.UU.), de la salida por mar hacia un lugar mejor.

Aún así, el Ejército de Estados Unidos ha anunciado que el puerto de Puerto Príncipe podría reanudar sus actividades a partir de este viernes, según la emisora haitiana Radio Metropole. "Hemos efectuado estudios a lo largo de la semana para asegurarnos de que era posible la descarga de mercancías en el puerto", declaró el general norteamericano Ken Keen. 

El acceso al puerto, que se encuentra bajo control del Gobierno haitiano, permitirá desahogar el tráfico en el aeropuerto Toussaint Louverture, que sólo dispone de una pista. Otro general estadounidense, Mike Dana, ha asegurado que la reapertura del puerto permitirá "recibir carburante este fin de semana".

Éxodo en Puerto Príncipe


 

Angustia y gritos durante el terremoto


En medio de este panorama tan negro, afortunadamente, y aunque a medida que pasan los días la esperanza se pierde, tenemos que hablar también hoy de nuevos rescates como el de una niña de 14 años, que ha conseguido salir de los escombros nueve días después del terremoto gracias a  un equipo español, miembros del SUMMA 112 de la Comunidad de Madrid y militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desplazados a Haití. Concretamente, el doctor español José María Navalpotro, estabilizó y atendió a la niña, que será dada de alta en breve, según Europa Press. La menor, a quien habían dado por muerta, fue localizada por uno de sus familiares, que se encontró con su mirada cuando había regresado a la vivienda para buscar su documentación entre las ruinas.

Antes de terminar este resumen sobre la última hora en Haití, sigo consultando las bitácoras de otros comunicadores de la cadena pública que cubren el terremoto desde hace más de una semana. Almudena Ariza, enviada especial de TVE, habla en sus Cuadernos de rodaje sobre las fosas comunes en Titayn. Gemma García, corresponsal de TVE en Nueva York, y enviada especial a Haití, confiesa su impotencia en su blog Living in América.

Cada uno nos ofrece su punto de vista, y trabaja para contarnos lo que está ocurriendo en este país desolado. Tienen que soportar el terrible hedor de la muerte, escenas dantescas que probablemente nunca se habrían imaginado, temperaturas altísimas e incomodidades de todo tipo, el miedo de las réplicas, el miedo de sentir temblar la tierra bajo sus pies, además de la impotencia de tener que trabajar y no poder ayudar. En ningún caso, absolutamente ninguno de ellos se merece que tres soldados les echen de la que ha sido su casa durante estos días tan terribles, y que ahora tengan que buscar a dónde ir en medio del caos para seguir desarrollando su trabajo y su cometido en Haití.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres