martes, 25 de abril de 2017 03:20 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Alimentación

Mitos y realidades sobre el aceite de palma

Muchas cosas se han dicho y escrito sobre el ingrediente más polémico de los últimos tiempos. Hace unos meses era un auténtico desconocido, pero en los últimos tiempos se ha colocado en el centro de la polémica

Archivado en: Salud, aceite de palma

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Algunas marcas están buscando alternativas a su utilización

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Jaime Domínguez
21/4/2017 - 11:51

El aceite de palma se ha convertido en el protagonista indiscutible de todas las conversaciones. En GENTE SANA intentamos arrojar un poco de luz sobre el ingrediente más controvertido en la actualidad.

¿De dónde viene? Se obtiene del fruto de la palma africana, aunque, a pesar de su nombre, la mayor parte de sus explotaciones están en el Sureste asiático. Es fácil de plantar y muy rentable, por lo que su cultivo se ha multiplicado en los últimos años. 

¿Por qué se usa tanto? La razón fundamental es su precio, diez veces inferior al del aceite de oliva, su alternativa más sana y sostenible. También aporta otras propiedades muy apreciadas, como su capacidad de mantenerse sólido a temperatura ambiente y su untuosidad.

¿Qué productos lo llevan? Está muy presente en galletas, todo tipo de bollería industrial, pizzas, chocolates, aperitivos dulces y salados, salsas y confitería. También se utiliza para la fabricación de productos cosméticos y de limpieza. La normativa europea obliga a identificarlo de manera específica en el etiquetado de los alimentos.

¿Es malo para la salud? El punto clave de todos los debates en torno al aceite de palma. En su variante original y cruda no es especialmente maligno. Sin embargo, la industria alimentaria lo refina antes de emplearlo en sus productos, lo que eleva sus efectos nocivos. Tiene un alto componente de grasas saturadas, por lo que no es recomendable su consumo en personas con problemas cardíacos o con altos índices de colesterol. A pesar de lo que se ha publicado, no está comprobada su relación con una mayor probabilidad de padecer cáncer.

¿Cómo evitarlo? Aunque algunas cadenas de hipermercados, como Alcampo, están estudiando la manera de sustituirlo en su marca blanca por otro tipo de grasas vegetales, hoy en día la única manera de esquivar el aceite de palma es evitando la comida procesada y las cadenas de 'fast food', en las que está muy presente. Cocinar en casa con productos frescos es la mejor opción si no queremos tomarlo.

¿Existen alternativas? La mala fama del aceite de palma ha puesto en marcha la maquinaria de las grandes marcas, que tratan de eliminar de sus etiquetas el estigma que supone este ingrediente. Sin embargo, no parece una cuestión sencilla, ya que sus alternativas son más costosas y no poseen todas las cualidades de esta grasa.

¿Daña al medio ambiente? Las plantaciones de palma africana crecen cada vez más en Indonesia y Malasia, arrasando a su paso con zonas de selva tropical. Existen marcas que solo utilizan aceite de palma sostenible, algo que se ha de especificar en el etiquetado del producto y que garantiza que no ha habido daño medioambiental

Comentarios - 0

TU COMENTARIO

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres