sábado, 16 de diciembre de 2017 21:39 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
turismo

Capital del arte

Nantes, situada a orillas del río Loira, se ha convertido en cuna de artistas y arquitectos. Destacan las Máquinas de la Isla, la catedral y el castillo de los Duques de Bretaña. El estuario del río alberga diversas obras contemporáneas.

Archivado en: turismo

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Mamen Crespo
28/7/2017 - 07:41

Está situada al Noroeste de Francia, a tan solo 30 minutos en coche del océano Atlántico y, aunque todavía no se ha colocado en la mente de los viajeros como otras ciudades francesas, Nantes no deja de trabajar en ello. Su apuesta por el arte es la clave del éxito turístico que ya tiene y lo será del que está por llegar, según hemos comprobado en GENTE.

En la ciudad, no hay que perderse su catedral, que tiene como obra maestra el sepulcro de Francisco II y Margarita de Foix, encargado por Ana de Bretaña. Tampoco el castillo de los Duques de Bretaña y del barrio medieval, en el que se esconde un elegante palacio renacentista. Sin embargo, lo que verdaderamente sorprende al visitante son las Máquinas de la Isla, un proyecto turístico y artístico muy original, donde hay estructuras mecánicas en movimiento, como un gran elefante, en el que se puede subir la gente y pasear por los muelles del río Loira; y el Carrusel de los Mundos Marinos, también abierto al público, que tiene 25 metros de altura y 22 de diámetro y que está poblado por criaturas submarinas.

LA TOSCANA FRANCESA
Nantes es el centro del viaje a esa zona, pero desde allí se abren múltiples itinerarios para completar los días que pasemos en la ciudad francesa. No se puede dejar de recorrer Estuaire, una colección de obras contemporáneas a lo largo de los 60 kilómetros del estuario del río, que une Nantes con Saint - Nazaire. Entre las obras destacan una casa dentro del agua, un barco a punto de caer al río y una serpiente en la zona donde desemboca el Loira en el océano Atlántico. Si uno se aloja en Nantes, tampoco puede dejar pasar la oportunidad de trasladarse a la denominada Toscana francesa, un pueblo llamado Clisson, lleno de calles y lugares con encanto, que nació del sueño italiano de artistas y arquitectos del siglo XIX.

Allí se encuentra el Castillo de Clisson, una fortaleza medieval estratégica de la frontera de Bretaña.
En este maravilloso municipio también se pueden recorrer sus viñedos, de los que sale un riquísimo vino blanco llamado Muscadet, y participar en catas para degustar otras variedades que salen de las uvas de la zona.

Es un gran plan para este agosto que va a entrar.

 

 

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres