martes, 1 de diciembre de 2020 04:30 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
SALUD

El suicidio, un mal con 4.000 muertes que se pueden evitar

Es la primera causa de fallecimiento entre los varones de 15 a 29 años.

Archivado en: Suicidios, Congreso de prevención del suicidio

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Patricia Cristóbal
15/9/2017 - 17:16

Cada año se registran en España cerca de 4.000 muertes por suicidio, una cifra que ha hecho crecer la alerta entre los expertos, quienes critican la ausencia de mecanismos que frenen estos sucesos, mientras que otras causas de defunciones cuentan con grandes campañas nacionales de concienciación.

Es el caso, por ejemplo, de los accidentes de tráfico, que el año pasado provocaron 1.160 decesos y, por el contrario, tratan de ser prevenidos con grandes iniciativas sociales.
Por su parte, el suicidio es la primera causa de muerte entre jóvenes varones de 15 a 29 años y la segunda, después de los tumores, en las mujeres de esas edades.

Por todo ello, frente al silencio de las administraciones, los expertos y los propios enfermos y sus familias llaman a alzar la voz ante cualquier caso o atisbo de suicidio como forma para intentar prevenirlo.

Estos temas fueran debatidos en el I Congreso de prevención del suicidio que Madrid acogió el pasado 10 de septiembre, coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional de la Prevención del Suicidio.

Entre otras cuestiones, en esa jornada se alertó de que la mayoría de los suicidios se registran entre los 35 y los 60 años, aunque los ancianos ostentan una tasa 4 ó 5 veces superior y los jóvenes los mayores índices de tentativa.

FÁCIL DIAGNÓSTICO
En el encuentro también se puso de relieve que el 90% de los suicidas tenían un trastorno mental diagnosticable, aunque en muchos casos no estaban diagnosticados o no cumplían el tratamiento apropiado para frenar sus síntomas. Además, en el 60% de los casos las personas sufren trastornos afectivos o depresivos.

Por ello, en el congreso se apuntó que el sistema de salud pública debe asumir el desafío de aprender a detectar el riesgo suicida o los trastornos afectivos a tiempo, tratando de poner límite a estos desenlaces.

Por otro lado, se mencionó que un 17% de los suicidas había visitado a su médico de cabecera el día en el que pusieron fin a su vida, sin llegar a hablar con los sanitarios de su intención de lesionarse.

Por ello, los familiares de víctimas y los propios expertos pidieron que se realicen reconocimientos psicológicos periódicos a quienes sufren trastornos, y reclamaron que se constituyan gabinetes externos para tratar a quienes tienen problemas de este tipo.

PRIMEROS PASOS
En algunas zonas la concienciación empieza a materializarse en herramientas concretas. Es el caso de Castilla-La Mancha, cuyo Servicio de Salud ha creado un grupo regional de trabajo para abordar la prevención del suicidio, en el desarrollo de un Plan de Acción de Salud Mental para los años 2013-2020 dirigido a tratar de reducir un 10% los índices de suicidio.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres