lunes, 3 de agosto de 2020 14:39 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
elecciones generales

Los indecisos tienen el Gobierno en sus manos

Las encuestas dan la victoria a Pedro Sánchez, pero muestran que muchos no han decidido su voto. La aparición de Vox ampliará la fragmentación parlamentaria. Los partidos deberán pactar para evitar una repetición.

Archivado en: elecciones 2019, Pedro Sánchez, Albert Rivera, Pablo Casado, Pablo Iglesias

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Los comicios serán este domingo 28 de abril

Los comicios serán este domingo 28 de abril

Las elecciones llegan tras un Gobierno de tan solo diez meses

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Liliana Pellicer
25/4/2019 - 10:02

Más de 36,8 millones de personas están llamadas a las urnas este domingo para elegir al próximo presidente del Gobierno, que tendrá que lidiar con el desafío territorial, la amenaza de una nueva crisis económica y la materialización del Brexit, al tiempo que deberá dar respuesta a las demandas sociales de la ciudadanía.

Los candidatos llegan a la recta final de la campaña rodeados de una gran incertidumbre, ya que el amplio porcentaje de indecisos pueden decidir en el último momento quién será el nuevo inquilino de La Moncloa. Por el momento, las encuestas dan como ganador al PSOE de Pedro Sánchez y auguran un descalabro popular. Sin embargo, la volatilidad política, el contexto social y la experiencia en anteriores elecciones demuestran que estas previsiones pueden equivocarse.

NUEVO ACTOR
Lo único que parece seguro es que se acentuará la fragmentación parlamentaria que comenzó en 2015 con la irrupción de Ciudadanos y Podemos y que ahora se amplía hacia el lado derecho del arco con Vox. Esta situación provoca que no sea tan importante ganar los comicios como lograr aglutinar una mayoría suficiente para gobernar. Al mismo tiempo, la posible entrada en el Congreso del partido de Santiago Abascal ha introducido los pactos poselectorales entre los temas estrella de la campaña, ha puesto en agenda asuntos ya consensuados como las armas o la violencia de género y ha ahondado la división política en dos bloques, derecha e izquierda, en una versión multipartidista de la antigua polarización PP-PSOE.

ESCENARIO INUSUAL
A esto hay que añadir que el escenario electoral es inusual en la política española. Llegamos a las urnas tras un Gobierno de tan solo diez meses que accedió al poder mediante la primera moción de censura exitosa de la democracia y que convoca comicios anticipados ante su incapacidad de aprobar unos presupuestos propios. Delante tiene al principal partido de la oposición, ganador de las anteriores elecciones, inmerso en un proceso de renovación y asediado a ambos lados por Ciudadanos y Vox.

Y sobrevolando esta situación: la sombra de la repetición electoral que España ya vivió en 2015 cuando los partidos no supieron responder a la llamada de consenso de la ciudadanía. A diferencia de entonces, los grupos parlamentarios han tenido tres años para aprender a acercar posturas negociando, por lo que parecen haber asumido que la época de las mayorías absolutas ya pasó.

MÁS DE DIEZ MILLONES DE ABSTENCIONES
En los últimos años ha cobrado importancia el análisis de las abstenciones y votos en blanco ya que comienzan a percibirse como fruto del descontento con la política. En las últimas generales, el número de españoles que decidieron no votar fue de 9.280.429 en 2015 y de 10.435.955 en 2016. Ambos por debajo de los 11.113.050 de 2011. Por su parte, en los anterior comicios se contabilizaron 178.521 votos en blanco, frente a los 187.766 de 2015 y los 333.461 de 2011.

----------

Un mes de mayo intenso cargado de citas esenciales:

La previsible fragmentación parlamentaria y la celebración de municipales y autonómicas llenarán el mes de mayo de citas esenciales para la política de nuestro país, alargando el calendario electoral más allá de las generales del domingo.

La primera fecha importante será el 10 de mayo, cuando comenzará una nueva campaña electoral, esta vez para elegir a los alcaldes, a los gobiernos regionales y los diputados europeos.

Pocos días después, el 21 de mayo, será la sesión constitutiva del Congreso. Por ello, cuando acudamos a votar el 26 de mayo a las locales, autonómicas y europeas ya conoceremos los primeros atisbos de pactos en el Congreso. Además, tras la apertura de la legislatura, hay cinco días de plazo para la formación de los grupos parlamentarios, que como máximo deberá realizarse el mismo 26 de mayo.

Con el previsible escenario de pactos poselectorales será muy relevante la ronda de contactos del Rey con los partidos, de donde saldrá el candidato a presidente del Gobierno o una nueva convocatoria de elecciones. La fecha de estas reuniones no es fija, pero podría producirse la semana del 3 de junio.

Por último, está previsto que la mayor parte de los nombramientos de alcaldes se produzcan el 15 de junio. También alrededor de estos días se constituirán los parlamentos autonómicos y se proclamarán los presidentes regionales.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres