domingo, 17 de enero de 2021 18:13 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
economía doméstica

Diez claves para ahorrar en calefacción en casa con la llegada del frío

La bajada de las temperaturas y la extensión del teletrabajo hacen más necesaria que nunca la puesta en marcha de técnicas que nos ayuden a rebajar la factura energética.

Archivado en: consumo, economía, energía

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

GENTE
06/11/2020 - 00:23

La llegada del frío supone también el momento en el que empiezan a trabajar las calefacciones de las casas, que este año tendrán una labor extra a consecuencia de la extensión del teletrabajo y de las restricciones de movilidad. La Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) lanza una serie de recomendaciones para ahorrar en el principal gasto energético.

Vivienda aislada:

1: Las casas que cuentan con buenos materiales aislantes pueden gastar hasta un 30% menos en calefacción que el resto. Además, gestos como cerrar las persianas por la noche ayudan en esta tarea.

Ventilación:

2: Es importante airear las estancias durante algunos minutos , sobre todo por la presencia de la pandemia, pero también lo es volver a cerrar puertas y ventanas para no tener pérdidas significativas del calor.

Radiadores:

3: Hay que purgarlos para eliminar las burbujas de aire que se pueden formar durante los meses de calor, mientras que no es conveniente taparlos, ya sea con muebles decorativos o con ropa húmeda para secarla. Tampoco es conveniente que estén colocados justo debajo de una ventana. Los paneles reflectantes de calor potencian su efecto y ahorran entre un 10% y un 20% del gasto.

Potencia contratada:

4: Para los sistemas que funcionan con electricidad, se recomienda revisar la potencia contratada, es decir, el número de aparatos que se pueden tener enchufados al mismo tiempo sin que salte la luz. Si es superior a la necesidad real, el gasto se dispara, por lo que hay que estudiar el gasto de cada aparato.

Energías limpias:

5: Se recomienda sustituir las calefacciones de gasoil o carbón, más perjudiciales para el medio ambiente y para nuestros bolsillos, por otras más limpias, como las de cogeneración de gas.

Calefacción eficiente:

6: Las fuentes de energía renovables como la aerotermia (bomba de calor que utiliza aire) o la geotermia (calor de agua que viene del subsuelo) suponen grandes ahorros, aunque es necesario que la vivienda sea compatible, para lo que hay que consultar con un experto.

No abusar:

7: La temperatura ideal está en torno a los 19-21 grados y se calcula que por cada grado de menos se ahorra entre un 7% y un 11% de energía. Por la noche se sugiere que no pase de 16 grados, ya que puede dar un beneficio del 13%.

Ropa de invierno:

8: Lo ideal es vestir en nuestros domicilios prendas invernales cómodas que permitan también guardar el calor corporal y no sobrepasar la temperatura de calefacción recomendada. Nada de ir en pantalón corto y en tirantes en pleno mes de enero.

Programación:

9: El mejor sistema es un termostato programable que permita regular la temperatura y que automáticamente encienda la calefacción un tiempo antes de llegar a casa para que se vaya calentando. Evita cambios bruscos, que causan gran parte del gasto.

Por estancias:

10: Hay habitaciones que prácticamente no utilizamos en nuestro hogares, por lo que no es necesario que estén climatizadas. Apagar el radiador en estas estancias supone un ahorro nada despreciable.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres