martes, 19 de enero de 2021 09:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
economía

Concurso de acreedores, una receta para enfrentar la Covid-19

HORECA suma más del 70% de los registrados entre octubre y septiembre. De cara al 2021 que está a punto de comenzar las perspectivas no son muy esperanzadoras y se calcula que pueden llegar a multiplicarse por 3 o por 4.

Archivado en: economía, coronavirus

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Arturo García
27/11/2020 - 00:36

La crisis sanitaria del coronavirus ha golpeado sin piedad a numerosos sectores productivos, pero sin duda uno de los más afectados es el de los hoteles, restaurantes y cafeterías (HORECA). Tal es así que según un estudio elaborado por DIPCOM Corporate, más de un 70% de los concursos de acreedores que se han producido entre los meses de septiembre y octubre guardan relación con esta rama.

A la hora de valorar las causas que explican este fenómeno, el CEO de la compañía, Igor Ochoa, no duda en destacar la paralización del sector como el principal motivo y dibuja un horizonte preocupante también en el año 2021. Así lo vaticinan del mismo modo las estimaciones del Radar Empresarial de Concursos de Acreedores y Creación de Empresas elaborado por Axesor y según el cual se perderán hasta 17.000 millones de euros este año y cerca de 400.000 empleos.

"Es posible que los concursos de acreedores se multipliquen por 3 o por 4 en comparación al presente año. Un número importante del tejido empresarial español se está quedado literalmente sin tesorería y muy castigado", indican desde DIPCOM Corporate.

LOS CONCURSOS EXPRÉS
Ochoa aclara además que en los últimos meses han crecido en un 300% las consultas sobre los concursos exprés y que estos ya suponen el 80% de los gestionados por su empresa en total. Las principales diferencias entre estos y los convencionales pasan por el menor coste, al no requerir la designación de un administrador concursal, al realizar el Juez de lo Mercantil la propia tramitación, y por un aumento de la rapidez.

Ahora bien, no todo aquel que lo desee puede refugiarse bajo el paraguas de esta fórmula. Se tienen que cumplir unas condiciones especiales en su balance, su patrimonio y otras consideraciones legales y contables, como que no puede hacerse cargo ni de los costes asociados al propio concurso.

Medidas necesarias en tiempos de crisis que, pese a todo, hay que tratar de evitar si existe pulmón financiero suficiente, el mismo que permita diseñar un plan de viabilidad por el cual se reestructure la deuda y se abandonen los ‘números rojos'.

"Si no es posible, lo más adecuado sería apostar por un cierre que nos proteja de forma adecuada y nos blinde de forma legal ante posibles responsabilidades futuras. Para esto está la ley concursal y el concurso de acreedores", señala Ochoa.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres