jueves, 25 de febrero de 2021 09:07 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

Ahorrar, todo un reto en tiempo de pandemia

Una encuesta revela los problemas para acumular dinero con el que hacer frente a posibles imprevistos. El 22% asegura no tener un plan B en el caso de perder su empleo.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

El pago de la hipoteca supone el gasto mensual más alto

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Arturo García
19/2/2021 - 00:01

En los momentos convulsos que corren, la previsión para anticiparse en la medida de lo posible a lo que pueda venir es un factor importante que debe aplicarse a ámbitos como el económico. Ahorrar es hoy más importante que nunca, si bien un análisis llevado a cabo por Zety tras entrevistar a más de mil trabajadores sobre su dinero para emergencias revela que existen problemas para ello.

Entre los encuestados un 44% reconoce que tiene un plan B si pierde su empleo aunque el 22% asegura no haberlo ni siquiera pensado. Son además un 60% quienes podrían vivir como mucho un trimestre con lo que tienen en la hucha, siendo la generación de los nacidos entre 1981 y 1997 los que menos aguantarían de media al dejar esta en los seis meses. Los datos resultan particulares si se tiene en cuenta que más del 80% afirman encontrarse entre una situación extremadamente estable o muy estable y una más o menos estable.

Si se desglosa en qué se gasta cada uno lo que tiene, la hipoteca lidera de manera indiscutible esta lista al absorber una media de 823 euros mensuales. Por su parte 343 euros corresponderían a las tarjetas de crédito y 308 se los llevaría el coche. Se recogen asimismo detalles como el de las facturas que la gente dejaría de pagar en caso de no carecer de fondos. Aquí manda el streaming de vídeo seguido por el de música y por la cuota del gimnasio.

LOS PADRES, UN SALVAVIDAS
Otro detalle que se desprende de lo estudiado es que en caso de necesidad la mayoría optaría por pedir ayuda a sus padres; antes que a los entes públicos o a nadie. Una muestra del comportamiento tipo en un contexto donde el 43% se encuentra medianamente preocupado por la recesión y solo un 9% nada preocupado.

Así pues, las conclusiones más relevantes que se obtienen es que llevar una buena contabilidad y conservar algo del dinero que entra en casa para imprevistos parece lo más adecuado, al igual que valorar alternativas por si nuestra situación de bienestar se viene abajo de repente.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres