sábado, 7 de diciembre de 2019 20:14 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
CIBELES FASHION WEEK

La colección de Andrés Sardá revive a las musas de Newton

Sardá ha apostado fuerte por el lado masculino de la mujer. La nueva colección de verano 2011 es un homenaje a la estética de Helmut Newton, todo un universo de erotismo y sofisticación que muestra el lado más poderoso y seductor de la mujer a través de sus conjuntos de lencería y baño.

Archivado en: Cibeles Fashion week, Andrés Sardá, desfile, Helmut Newton

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
20/9/2010 - 13:51

Andrés Sardá se presenta con una muestra rica en detalles, en contrastes de colores, y con especial atención en los acabados y lentejuelas. Con esta nueva colección el diseñador quiere demostrar que no hay normas preestablecidas en el mundo de la moda. La noche se anticipa al día a través de sus complementos, el blanco para la noche, el negro para el día. Sardá transforma lo masculino en femenino en sus diseños y lo cubierto se descubre en un mundo basado en el poder del sol y la luna: el blanco y el negro.

Andrés Sardá ha vuelto a impresionar en Cibeles. Para mostrar la faceta más íntima de la mujer el diseñador ha contado con piedras de Swarozky, lazadas de quita y pon, lentejuelas y piezas reversibles de colores contrastados. Una lencería sensual y agresiva para mostrar el lado más natural de las musas del fotógrafo de los años 80, Helmut Newton.

Para la colección de baño Sardá se presenta con un amplio universo de prendas y complementos en una estética de lo más sesentera para vestir a las féminas con bañadores, bikinis y trikinis. Los diseños conservan las formas anatómicas y suaves que acompañan las líneas del cuerpo, sin incluir aros para mostrar el lado más natural de la mujer.

El verano 2010 está iluminado a través de los colores de las piedras, el coral, el turquesa y la frambuesa de la pedrería de los diseños. Pero la geometría también es la clave de los modelos de Sardá, con unos estampados inspirados en la ciudad que se presentan en tonalidades grises. Las rayas también caracterizan la faceta más vintage de los bañadores al más puro estilo francés.

En el grafismo de esta colección predominan las rayas y topos en blanco y negro que evocan a las amazonas de Newton, acompañadas de plumas y cristales cuando llega la noche y gasas y transparencias para recibir el amanecer. Los complementos son los que terminan de desentrañar a la mujer que define Sardá, con prendas del armario masculino, como smokings y chalecos que esconden el poder femenino a través de estratégicos cortes y el estudio de las proporciones.

La excepcional puesta en escena estuvo de la mano de unas modelos cargadas de sensualidad. Con un peinado clásico, media melena y maquillaje oscuro, encarnando a la 'fatal femme', las modelos presentaron a lo grande esta combinación entre la noche y el día, entre lo femenino y lo masculino.

La invitada especial a este desfile fue Olivia de Borbón, la modelo de la nobleza española. La hija de los Duques de Sevilla no pudo faltar a este evento, al que también acudieron personalidades como Sandra Ibarra o la presentadora de Telecinco, Carme Chaparro.

 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres