sábado, 23 de enero de 2021 12:34 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente digital

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos

El año en que Zapatero cambió la primera línea del Gobierno

Tras la presidencia española de la UE la renovación de ministros ha sido el hito político del 2010. Rubalcaba se convirtió en el 'hombre fuerte' del Gobierno de Zapatero tras ser nombrado ministro del Interior.

Archivado en: Gobierno, resumen del año

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

gentedigital.es/Ana Vallina
31/12/2010 - 00:33

Enero de 2010 arrancaba con España como presidenta de turno de la UE, en un mandato que no alcanzó la visibilidad deseada. Durante seis meses, comisiones de trabajo y ministeriales de los 27 estados miembro se celebraron en numerosas ciudades de nuestra geografía. Uno de los encuentros clave fue la VI cumbre UE- América Latina en mayo, donde el Ejecutivo de Bruselas buscaba consolidar sus alianzas con sus socios de Iberoamérica.

Junto con la visita de Zapatero a la Casa Blanca, el pasado 4 de febrero, para asistir a la jornada de Oración, la presidencia de la UE fue el mayor escaparate de la política exterior de España, que ha atravesado, durante 2010, por diversos vaivenes y sobresaltos como las negociaciones con Cuba para la excarcelación y acogida de presos políticos desde el mes de julio, la crisis con Marruecos por los disturbios en El Aaiún o las filtraciones de Wikileaks, que pusieron nerviosa a la maquinaria diplomática.

TENSIONES 'EN CASA'
El año 2010 ha sido uno de los más duros para el Ejecutivo español. A la impopularidad de las medidas anticrisis se sumaba la caída en las encuestas del PSOE que buscó a través de varios cauces recuperar el crédito de sus votantes. Rodríguez Zapatero sorprendió a propios y ajenos el pasado octubre con una amplia remodelación de su Gobierno en la que apostó por dotar de peso político a su Ejecutivo con el nombramiento de Rubalcaba y Ramón Jáuregui como hombres fuertes. La salida de Fernández de la Vega marcó un antes y un después en la política del PSOE que cedió dos de sus ministerios baluarte, Igualdad y Vivienda, para aliviar las arcas estatales.

Pero el termómetro de la crisis del Gobierno también se midió en Madrid con tensiones internas en las Primarias. Tomás Gómez, el líder de los socialistas madrileños, no quiso ceder su candidatura a Trinidad Jiménez, favorita de Moncloa, y venció finalmente en las urnas gracias a las bases. En el Congreso, el PSOE se ha afanado por encontrar socios de Gobierno para impulsar las reformas. El PNV y Coalición Canaria tendieron su guante a Zapatero, con la salida del PP en el Gobierno canario, así como ciertas tensiones en la Lehendakaritza, como consecuencias.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres