miércoles, 25 de noviembre de 2020 19:00 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Alcobendas

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Medio ambiente

La recogida neumática de residuos se hace notar

Elimina en un año 254 toneladas de CO2

Archivado en: Envac Iberia, Carlos Bernad, Alcobendas

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Agencias
26/2/2020 - 14:47

La recogida neumática residuos urbanos instalada en Alcobendas evita que se emitan a la atmósfera cerca de 254 toneladas de CO2 al año, el equivalente a 38 piscinas olímpicas de 50 metros de largo, 25 de ancho y 2,7 metros de profundidad; o lo que es lo mismo, cerca de 128.400 metros cúbicos de CO2.

El Ayuntamiento de Alcobendas apostó en 2001 por la recogida neumática, que comenzó a dar servicio en el barrio de Valdelasfuentes. Siete años más tarde, en 2008, inició las operaciones una nueva central de recogida en Fuentelucha. En total, las dos instalaciones dan servicio a 9.228 viviendas, el equivalente a cerca de 30.000 vecinos.

Según el estudio realizado por Envac Iberia, la recogida neumática residuos urbanos en España, de la que disfrutan cerca de 800.000 habitantes, evita que se emitan a la atmósfera cerca de 4.900 toneladas de CO2 al año, equivalente a 725 piscinas olímpicas. Además, las 56 instalaciones en operación, presentes en 24 ciudades, evitan al año el recorrido por las vías públicas de 258.055 kilómetros a los camiones recolectores de residuos.

Para realizar el estudio, Envac Iberia se ha basado en informes técnicos que atribuyen la emisión de 3,59 kilos de CO2 por contenerización y 29,73 kilos de CO2 por tonelada de residuos transportada en camiones.

La recogida neumática de residuos es un sistema de transporte que emplea redes de tuberías soterradas por las que viajan los residuos impulsados por una corriente de aire hasta una central de consolidación. Los usuarios se desprenden de los residuos a través de buzones o puntos de vertido ubicados en la vía pública o en el interior de sus edificios.

La energía empleada por estos sistemas es eléctrica, y buena parte de sus necesidades de consumo se cubre con la energía solar procedente de las placas fotovoltaicas instaladas en las propias instalaciones.

Las más recientes innovaciones experimentadas por los sistemas neumáticos han permitido incorporar a sus módulos de control elementos de Inteligencia Artificial capaces de analizar en tiempo real pautas y hábitos de los usuarios respecto al depósito de residuos en el sistema, lo que ha mejorado aún más su eficiencia energética.

"La preservación del medio ambiente en las ciudades y la mejora de la calidad de vida en los medios urbanos constituyen dos de los retos más importantes a los que deberán enfrentarse los gestores públicos en los próximos 30 años, y su consecución, además de la colaboración de todos los ciudadanos, requerirá del concurso de la innovación tecnológica", asegura Carlos Bernad, presidente de Envac Iberia.

"Actualmente, 44 ciudades en el mundo, entre las que se encuentran las principales urbes por desarrollo y volumen de población, como Estocolmo, Copenhague o Singapur han declarado a los sistemas de recogida neumática de residuos como infraestructuras preferentes, una línea que en España han seguido ciudades como Barcelona, que cuenta con un plan director de recogida neumática, o Majadahonda, que actualmente ofrece cobertura con estos sistemas a más del 70% de su población", añade.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres