lunes, 15 de julio de 2024 13:26 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Alcobendas

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
entrevista

Eduardo Andradas: "Solo daremos nuestro voto para estar dentro del Gobierno"

Tras cuatro años "cooperando" con el Ejecutivo municipal pero sin formar parte de él, el candidato de Podemos aspira a que su formación dé un salto importante. Se desmarca de muchas políticas del Gobierno de PSOE y Cs.

Archivado en: entrevistas, Alcobendas, Podemos Alcobendas, Eduardo Andradas

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
Eduardo Andradas, durante la entrevista

Eduardo Andradas, durante la entrevista · CARLA FLECHA

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

F. Quirós
09/2/2023 - 16:48

Después de obtener el respaldo en las primarias, Eduardo Andradas se prepara para repetir como candidato de Podemos a la Alcadía de Alcobendas. Promete "esfuerzo, trabajo y dedicación" para que las administraciones públicas canalicen la voluntad popular.

Alcobendas ha vivido una legislatura atípica, con un Gobierno de coalición. ¿Qué nota le daría al mandato de PSOE-Cs?
Según en qué materia le daría una nota que puede ir desde el 0 hasta el 6. En conjunto no le doy un suficiente.

¿En qué aspectos ha suspendido?
En nuestra opinión ha suspendido en muchos aspectos. El primero es no haber sido proclive a la municipalización de servicios públicos que han fracasado, esa cogestión que dicen público-privada como en el caso de Exceltia, que no es el único, es un modelo que no ha salido bien. Nosotros y nosotras consideramos que esos servicios tendrían que haberse convertido en la pata que le falta a Seromal, que ya en el año 1981, cuando se conformó, ya estaba más o menos pensada así.

El pasado viernes 3 de febrero estuvieron de nuevo presentes en la calle con una mesa informativa. ¿Qué inquietudes les llegan desde la ciudadanía?

Son múltiples, algunas de carácter ideológico. Este equipo de Gobierno con el que algunos creen que hemos gobernado, pero no, solo hemos cooperado, funciona como un cuatripartito cuando hacen alcaldesa perpetúa a la Virgen de la Paz, cargándose el estado confesional. Ahí nos quedamos solos, como en los casos de Memoria Histórica, algo que para nosotros nunca puede ser una molestia. También hemos estado solos en el asunto de Valgrande, donde optamos por preservar el entorno natural y los nichos ecológicos, pero esa soledad también se ha dado a nivel autonómico, ya que hay que recordar que el monte de Valdelatas va a ser agredido por la Operación Chamartín que aprobó Más Madrid. Hemos cooperado con el Ayuntamiento y hemos logrado cosas con este equipo de Gobierno local, pero también hemos discrepado mucho y nunca hemos llegado a estar dentro del Ejecutivo. Para situaciones futuras, es algo que tendrá que decidir nuestra asamblea, pero quien quiera nuestro voto nos tendrá que tener en el Gobierno porque cuando uno apoya desde fuera no es dueño de las decisiones que se toman. Nuestra postura va a cambiar.

Apostamos por un Gobierno progresista, que creemos que no es el que se está dando ahora; en ocasiones parece que hay un partido de izquierdas, Podemos, y cuatro de derechas, incluyendo al PSOE. Las ideas de izquierdas se defienden con políticas de izquierdas. Por ejemplo, en materia de impuestos estamos regalando a las familias numerosas de La Moraleja 400.000 euros. No es una cuestión de ser liberales sino conservadores. Hay otro alma de este cuatripartito que es el bloque del Partido Popular, que ya lo tuvimos anteriormente gobernando y sabemos cómo dejó Alcobendas en temas como la limpieza, cuando invirtió 11 millones para dejarlo finalmente en 7 y esperando a que lloviera, algo que no sucedía por el cambio climático, algo que ellos también niegan. También discrepamos respecto a los pisos de lo que antes se conocía como Ivima. Cómo puede ser posible que se desahucien a personas y nueve meses después los pisos sigan vacíos, cómo puede ser posible que la señora Ayuso tenga, como mínimo, dos pisos vacíos en la misma calle de Alcobendas con el problema de vivienda que hay en la localidad. En estos asuntos de vivienda también hemos estado solos, por eso se cae el mito del tripartito. Estamos contentos de haber cooperado, no venimos a destruir sino a construir, siempre tenemos la mano abierta para negociar y haber una Alcobendas más saludable, más sana, más democrática, más sostenible, que no pierda su esencia histórica, donde se apoye al pequeño comercio, pero también donde se aprueben unos impuestos que sean equitativos y justos. No puede suceder que la familia Cuétara, el señor Botín, algún futbolista y los famosos que viven en La Moraleja paguen menos por la huella ecológica que generan sus viviendas que un trabajador que vive en 50 metros cuadrados y el diferencial del IBI sea similar. Los impuestos deben ser más solidarios.

Desde el Partido Popular se empeñan en colocarles a ustedes como miembros de un tripartito. ¿Cree que es una medida de desgaste para asociarles con los errores del Ayuntamiento?
No, creo que es más para desgastar a Ciudadanos, que se mueve más en el ámbito de la derecha y de cara a su electorado genera más miedo decirles que gobiernan con nosotros. Somos tan peligrosos que proponemos, por ejemplo, que haya sombras en el Parque Cataluña para la gente mayor, que haya una Plaza de la Sanidad Pública, que proponen medidas para el bienestar animal, que los grupos locales de música puedan tocar en Alcobendas... Creo que su estrategia va por ahí, pero es falsa. Evidentemente le dimos el voto al alcalde actual, pero no hemos sido parte de la estructura de Gobierno.

"El Gobierno local no ha sido proclive a municipalizar los servicios" 

La senda de la Nacional I o la Plaza de la Literatura son algunas de las iniciativas que han propuesto y que han salido adelante a lo largo de esta legislatura. ¿De cuál está más orgulloso?
Quizás la de la Plaza de la Literatura. Es importante que la cultura esté en la calle. Todos esos escritores y escritores que están allí representados querían que la cultura saliera a la calle, que se divulgara, no que se metiera en los palacios de la época. Me siento orgulloso que ese espacio que estaba abandonado hoy tenga vida, sensaciones, sentimientos e historia. En cuanto a la senda verde era una zona de casi 3 kilómetros en precario y ahora hay 1.700 árboles. No es suficiente, hay que ser autocríticos, podíamos haber hecho más, pero quizás nos haga falta más capital electoral y movilizador a nivel social. Eso es lo que vamos a intentar en la siguiente legislatura, hacer más, pero nadie puede decir que nosotros hemos estado ausentes cuatro años, a pesar de tener solo un concejal. Hemos hecho de todo, hasta brigadas para quitar hielo de las calles donde no llegaban los servicios públicos, hemos parado desahucios, recogiendo alimentos para las colonias felinas, ayudando a las familias más necesitadas de la localidad, defendiendo los derechos de los trabajadores allá donde había un conflicto laboral. En realidad no hemos estado solos, hemos estado con la gente que es como nosotros, llana, humilde y sencilla, no somos nobles ni aristócratas.

Respecto al ámbito de la vivienda. ¿Qué medidas cree que puede tomar un Gobierno municipal?
Hubo un caso de una vecina en el que se habló de okupación. Era una vivienda pública donde la institución está haciendo un desuso de un derecho ciudadano, está vacío. Fueron los propios vecinos y vecinas quienes ayudaron a esta persona a entrar en esa casa. Por eso se necesitó casi un ejército de policías para ese desahucio, porque los vecinos del propio bloque bajaron a defenderla. Ella intentó regularizar la situación pagando un alquiler, pero la desahuciaron diciendo que iban a meter a una familia de forma urgente. Nueve meses después, el piso sigue vacío. Como organismo público, tiene que saber qué patrimonio tiene y lo debe poner al servicio de los ciudadanos y ciudadanas. Un Ayuntamiento puede dirigirse a la presidenta de la Comunidad de Madrid una y otra vez exigiendo que se les ceda esa vivienda que el Gobierno regional no es capaz de ocupar. Sogepima ya tiene una lista de espera de familias necesitadas de Alcobendas, así que se puede hacer. Por otro lado, el Ayuntamiento debe hacer más vivienda pública.

Aunque aún faltan varias semanas para el inicio de la campaña, ¿cuáles son, a grandes rasgos, las líneas que vertebrarán su programa electoral?
Lo estamos debatiendo aún, pero queremos profundizar en algunas cuestiones. Es una candidatura de continuación a un trabajo ya hecho durante años, por eso la asamblea me eligió de nuevo como candidato, aunque yo no tengo ningún problema en volver a trabajar en mi puesto. Hay gente nueva que se ha elegido en unas primarias. En nuestros ejes está el progreso en el bienestar animal, quebrar la resistencia de los partidos de derechas a la municipalización de empresas de servicios públicos, seguir manteniendo a Alcobendas como una ciudad que protege a la mujer, feminista, que defiende los derechos del colectivo LGTBi, aumentar los espacios naturalizados, que no significa que sean ajardinados, ya que conlleva la integración de especies animales en un ecosistema. Además, queremos aumentar la cultura, la historia y la memoria democrática de la localidad. También planeamos políticas de juventud, no puede ser que grupos como Los Sublevados o Kaos Urbano puedan tocar fuera de aquí y no en Alcobendas, se les veta por tener unas letras que no gustan a una parte política, hay censura ideológica. Hay otros grupos que no pueden tocar porque directamente no hay estructura, por ejemplo, no se puede escuchar a un cantautor. Por otro lado, el casco antiguo se está degradando, hacen falta inversiones. Durante el Gobierno del PP se hicieron amplias inversiones en La Moraleja, quitándolas de la zona donde hay más masificación de población. Si se sigue degradando la zona, puede haber alteración en la convivencia, algo que ya ha sucedido en alguna ocasión, y no hablo de inseguridad, algo de lo que le gusta hablar mucho a la derecha. Hay que adecentar plazas y jardines, los comerciantes me trasladaban que tenían miedo porque por la noche y por la tarde no hay vida en Alcobendas. No podemos consentir que el centro sea una ciudad dormitorio.

"En muchos asuntos, como el de Valgrande, hemos estado solos" 

Desde hace años ha estado muy ligado al ámbito educativo. Recientemente denunciaba la falta de mantenimiento de los centros educativos por el Ayuntamiento.
Mi padre estuvo en la delegación de Educación e hicieron un gran esfuerzo por crear, a comienzos de la década de los 80, nuevos colegios y reformar otros que eran auténticas cuadras durante el Franquismo. Hubo una apuesta por la educación pública y por la cultura en Alcobendas, fue un eje que dio grandes resultados, todas las generaciones posteriores pudieron estudiar en colegios e institutos públicos sin salir de la ciudad. Cuarenta años después hemos perdido ese impulso. Los directores y las profesores y profesores siguen con ese esfuerzo de tener una educación de calidad, pero las instituciones lo han dejado abandonado a su suerte, se ha precarizado.

Hemos asistido recientemente a una crisis interna a nivel nacional en el seno de Ciudadanos. ¿Cómo cree que puede afectar dicha situación a las próximas elecciones?
Ciudadanos, si acaba desapareciendo, generará varios partidos. Esta formación no ha ocupado el espacio progresista liberal, a nivel global se ha dedicado a competir con el PP a ver quién era más de derechas. Por eso creo que en Alcobendas Podemos hemos ocupado ese espacio de liberalismo progresista, que no tiene nada que ver con el neoliberalismo. Ciudadanos era una marca B del Partido Popular, salvo algunas excepciones. En Alcobendas no sé qué puede pasar. Han surgido nuevos partidos desde Ciudadanos que hablan de políticas de centro, pero no se definen con exactitud.

"Pido a la gente que valore quién ha estado con ellos estos cuatro años" 

¿Creen que esa situación puede llevar al PSOE a mirar menos a Ciudadanos y a pensar más en Podemos?
Eso lo tendría que responder el PSOE de Alcobendas. Desde luego, a nivel nacional, Pedro Sánchez está haciendo poco. Dice que va a defender a todos los animales sin excepción y ahora hace una enmienda para sacar de la Ley de Bienestar Animal a los animales de caza; ha entregado el Sahara a Marruecos; el embajador de Estados Unidos llama tanto a Moncloa que parece nuestro ministro de Exteriores... Desde luego el PSOE no se ubica en la izquierda, que tiene otros valores, como el pacifismo, sanidad y educación públicas, cooperativismo.

¿Qué mensaje le gustaría enviar a los ciudadanos de Alcobendas?

Que cuando vayan a votar se enteren de quién gestiona las siglas, quién va en las listas y quién ha estado con ellos en los últimos cuatro años. Después, que analicen qué programa ha hecho cada partido y cuál va a hacer. A partir de ahí, que miren las siglas. Espero que la televisión no mediatice las elecciones, que no dé el producto para votar, que cada uno vea cuál es más parecido a lo que quieren que sea Alcobendas. Al final la política la hacen las personas, no las siglas, y con una trayectoria en este ámbito. Hablamos de volver a la democracia original, algo que ha costado en el mundo occidental muchas luchas y muertos. Hay que intentar socializar el poder. Desde luego, con Podemos en Alcobendas, los caciques no van a mandar. Creía que esa imagen había desaparecido hace cuarenta años, que eso ya estaba superado, pero he visto que tener un apellido con abolengo vale más que uno normal. Que cada uno vote con su ideología, solo faltaría, pero que se olviden de las siglas.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres