jueves, 24 de septiembre de 2020 00:43 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en Alcorcón

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ALCORCÓN

Reprobados dos ediles de la oposición

Por su por su gestión durante el Gobierno anterior

Archivado en: Alcorcón, reprobación, victor ullate, antonio canales, Centro de Mayores Salvador Allende

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
27/2/2020 - 20:21

El Pleno de Alcorcón ha reprobado a dos concejales de la oposición, Susana Mozo (PP) y Luis Galindo (PP), por su gestión en el servicio de la cafetería del Centro de Mayores Salvador Allende y las escuelas Víctor Ullate y Antonio Canales, respectivamente, durante el Gobierno del Partido Popular.

Las tres mociones contaron con los votos a favor de PSOE y Unidas Podemos Ganar Alcorcón, el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos y Vox. Asimismo, el Gobierno local presentó en la sesión las conclusiones de los expedientes aclaratorios por las "presuntas irregularidades" cometidas en ambos casos.

En lo que afecta al Centro de Mayores Salvador Allende, la alcaldesa, Natalia de Andrés, ya avanzó que estudiarán tomar acciones legales contra el anterior Ejecutivo municipal por dejar que el servicio de cafetería y comedor estuviera funcionando durante "año y medio sin concesión".

El espacio fue clausurado el pasado julio apoyándose en los informes negativos de los técnicos de sanidad --fechados a 3 y 12 de julio-- que recogían "claras deficiencias" en cuanto a la higiene y la salubridad de ambos espacios. Además, según recalcó, fue necesario "una gran inversión" de 45.606 euros para recuperar las instalaciones que se vieron "altamente deterioradas".

En lo referente a la cesión de espacios a las escuelas Víctor Ullate y Antonio Canales, el nuevo Gobierno municipal dijo el pasado octubre que se investigarían los centros por estar en una situación "ilegal", uno de ellos llevaba "seis años sin contrato", y sin asumir "el pago de los suministros" de los espacios municipales que ocupaban.

Esto hizo que la Escuela Víctor Ullate, que tenían dos sedes y cerca de 600 alumnos, tomase la decisión de marcharse el pasado 18 de diciembre afirmando que "desconocían las condiciones por las cuales se nos señala en la actualidad", por lo que "la institución no podía pagar algo que nunca le pidió el Ejecutivo anterior".

Por todo ello, desde el Gobierno local consideran que, tanto Mozo como Galindo, hicieron "dejación de funciones", motivo por el que elevaron su reprobación al pleno. Desde el Partido Popular insisten en que, si de verdad creen que hay algo irregular, "lo que tienen que hacer es acudir a los tribunales".

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres