viernes, 5 de marzo de 2021 22:06 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Viaje interior

Archivado en: Sáhara, Pichorradicas

Horas después de comer una ensalada imprudente, acuclillado y meditando en los servicios del campamento de refugiados saharauis de Smara, prometí golpear al siguiente que me dijera que los mejores viajes son los que te remueven por dentro.

Publicado el 2 de marzo de 2010 a las 11:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El peor laberinto

Archivado en: Sáhara, Jorge Luis Borges

Estos días estoy visitando la cárcel más diabólica, en la que permanecen 200.000 personas desde hace más de treinta años.

LOS DOS REYES Y LOS DOS LABERINTOS

Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó construir un laberinto tan complejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día. Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribó sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto. Cabalgaron tres días, y le dijo: "¡Oh, rey del tiempo y sustancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que te veden el paso".

Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en mitad del desierto, donde murió de hambre y de sed. La gloria sea con Aquél que no muere.

Jorge Luis Borges, El Aleph

Publicado el 25 de febrero de 2010 a las 09:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia

Archivado en: Bolivia, Mineritos, FronteraD, Berria

La revista digital FronteraD publica en su portada el reportaje "MINERITOS. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia".

Ahí podéis leer mi texto, ver una veintena de fotos espectaculares de Daniel Burgui y escuchar un reportaje radiofónico de Iker Armentia.

Esta es la entradilla:

"Abigaíl Canaviri, de 14 años, entra todas las noches en las galerías del Cerro Rico de Potosí, una de las minas más deterioradas y peligrosas del mundo. Allí empuja vagonetas cargadas de rocas durante doce horas, a cambio de dos euros. Como ella, unos 13.000 niños bolivianos arrancan rocas, muelen el mineral, lo tratan con ácidos y lo acarrean sobre sus hombros".

También podéis asomaros a Rostros bolivianos, donde aparece una galería de retratos de niños trabajadores con una breve historia de cada uno (obra de Dani) y un despiece mío sobre los debates que suscita el trabajo infantil en Bolivia ("Miles de familias necesitan los ingresos de los niños para sobrevivir").

*

Euskaraz ere irakur dezakezue: Lurpeko haurrak (Berria egunkarian argitaratu nuen, urtarrilaren 10ean).

Publicado el 19 de febrero de 2010 a las 09:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Lazarillo y el comodín del público

Archivado en: Pichorradicas

En la librería-papelería, espero mientras me hacen unas fotocopias. Entra una señora con su hija de 14 o 15 años.

-Oye -le dice la señora a la dueña de la librería-, ¿tienes el Lazarillo de Tormes?

-Mmmh... no, no me suena. Pero lo apunto y te lo pido.

La librera saca un cuaderno y toma nota.

-La..za...ri..llo...de...Tor...mes. ¿Autor?

La madre le pregunta a la hija:

-A ver, ¿autor?

-No sé, no nos lo han dicho.

-¡Pero cómo que no os lo han dicho! Será que no lo has apuntado, que no es igual. Desde luego, mi chica... Venga, venga, cómo no te vas a saber el autor del Lazarillo de Tormes...

Callan la librera, la madre y la hija. Entonces la madre me mira y dice:

-Seguro que es alguien importante, porque ese chico se está riendo.

Publicado el 17 de febrero de 2010 a las 12:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comiendo niños en Navarra

Archivado en: Valdorba, Navarra, Cuidadores de mundos

En Donosti no somos muy de rendir culto a Satanás, salvo el portero que ayer se nos disfrazó de goleador, pero sospecho que unos cuantos de vosotros lo habéis hecho estos días.

Este monstruo que tritura dos cabezas es Baal, un dios fenicio, caldeo, filisteo, babilonio, que aseguraba cosechas abundantes a cambio de sacrificios terribles: se metían los primogénitos recién nacidos dentro de una cabeza de toro y se le prendía fuego.

De Baal derivan "Baal Zebub", señor de las moscas, y "Belcebú," el príncipe de los demonios, uno de los nombres de Satanás. Y del culto que se le rendía a este viejo dios con fiestas, bailes y sacrificios de niños puede derivar el nombre del carnaval: "carne a Baal".

Algunas personas están realmente preocupadas con vosotros, panda de golfos, porque dicen que durante los carnavales, durante el culto a ese dios terrible, a ese diablo, os habéis entregado a las siguientes tareas: "Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías y cosas semejantes". Es evidente que estas personas no han estado en el carnaval donostiarra.

En cualquier caso, al dios Baal lo tenemos bastante cerca: anda comiendo niños en la Valdorba, en la Navarra media. Aparece entre los canecillos de la iglesia de San Pedro ad Víncula, en el despoblado de Etxano, y fue uno de los elementos clave para que los investigadores comprendieran uno de los templos románicos más misteriosos del mundo. Porque, ojo al dato, esa iglesia en realidad ni siquiera es una iglesia. Su decoración no es cristiana -caso único en todo el arte románico- y transmite los mensajes alquímicos, astrológicos y cabalísticos que estaban en boga entre los pensadores del siglo XII.

Entre las mil historias fascinantes de este edificio, los expertos hablan sobre todo de la extrañísima portada. Copio dos párrafos de mi reportaje "El enigma románico de la Valdorba":

"Volvamos a la portada, la más fastuosa de todo el románico rural navarro y probablemente la más extraña del mundo. El modelo clásico dice que en el tímpano debe aparecer la imagen de Cristo Pantocrátor o, en todo caso, un crismón (el monograma de Cristo). En Etxano no hay ni uno ni otro: el tímpano está vacío. En una de las arquivoltas aparecen 25 personajes sentados a una mesa. Según la representación habitual, deberían ser Cristo y 24 reyes ancianos que llevan perfumes y tocan cítaras (instrumentos de cuerda, como corresponde a la música sagrada). Es decir: la visión del Apocalipsis descrita por San Juan. Pero aquí los personajes tocan instrumentos populares: cuernos, flauta cuadrada, flauta panera y tejoletas (una especie de castañuelas). Otros cuantos golpean la mesa o tienen las manos levantadas, símbolo de que están cantando. Una juerga en toda regla.

En el centro de la composición, preside la mesa un hombre de grandes barbas con rizos vueltos hacia fuera, al igual que otros personajes que lucen barbas y peinados extravagantes. A la derecha de este hombre aparece una gran máscara. Y a la derecha de la máscara, un personaje con dos cabezas. Este personaje es Jano, el dios romano que mira al año que se va y al año que llega, el que extiende su reinado desde las fiestas de inicio de año hasta las de la primavera: unas fiestas que luego se fundirían con los carnavales del calendario cristiano. La máscara es un símbolo evidente del carnaval. Y las barbas y los peinados representan disfraces. Conclusión: el señor de Etxano y sus amigotes están celebrando el carnaval".

El edificio es un puro misterio: se construyó junto a un palacio cuyas ruinas desaparecieron, jamás estuvo adscrito a ningún monasterio ni a ninguna orden de la Iglesia, data del siglo XII pero no aparece en ningún documento hasta el XV... Los historiadores siguen atando cabos y, con una seguridad casi completa, atribuyen la construcción del templo y la autoría de sus mensajes a un sabio inglés, uno de los personajes más fascinantes que pasó por la Navarra medieval.

La historia completa, tachán, en Cuidadores de mundos.

(Esta segunda foto, cedida por la oficina de turismo de Valdorba, es de Andrés Ortega, principal investigador del templo de Etxano).

Publicado el 15 de febrero de 2010 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Castilla ortotipográfica

Archivado en: Escapadas, Soria, Burgos

La riquísima variedad de los intereses humanos: en el cañón del río Lobos (Soria), E. me habría señalado las texturas, las formas y los colores de las rocas, L. me habría prestado los prismáticos para observar a los buitres y me habría hablado de sus costumbres, A. me habría explicado la erosión fluvial que tajó el desfiladero, J. se habría preguntado desde dónde trajeron los bloques para construir la ermita románica.

Pero como fui con Nerea, aprecié la tipografía del cartel de las basuras, muy parecida a la Helvética.

Y al día siguiente, en el desfiladero de La Yecla (Burgos), me descubrió la eficacia y la belleza de esas letras, especialmente la ce, talladas en la roca con tipografía Din.

Y yo, ejem, también aporté algo al viaje: le expliqué a Nerea la teoría de las curvas viejas (las que quedan abandonadas junto al nuevo trazado de la carretera, ideales para plantar la tienda de campaña en ellas, siempre que tengan el paso bloqueado y queden un poco ocultas entre la vegetación) y le pedí que me ayudara a colocarle la tilde al río Arlanza a su paso por Covarrubias.

Y pensar que hay gente que se aburre...

Publicado el 12 de febrero de 2010 a las 15:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Morcilla burgalesa

Archivado en: Periodismo, Egonews, Leandro Pérez Miguel, Vídeos

Si pasas a menos de diez kilómetros de Leandro Pérez Miguel, es muy probable que te acabe haciendo una entrevista. Incluso aunque estés a diez mil kilómetros, porque el tío se dedica a hacer entrevistas por teléfono, Twitter, Skype, Facebook, Google Talk. Sus seguidores esperamos ansiosos la primera entrevista por txalaparta.

Yo caí hace unos días en pleno centro de Burgos, justo bajo su casa. Y entre cojonuda y cojonuda, entrevista. (Cojonuda: pincho de morcilla con huevo de codorniz y pimiento; uno de los  mil motivos por los que la ciudad de Burgos está que se sale).

Leandro es el responsable -o el culpable, aún no lo veo claro- de que yo tenga un blog en Gente, una cuenta en Facebook, otra en Twitter, y ya me ha liado con otro maravilloso cacharrito tecnológico al que quizá pronto le saque partido. A pesar de todo eso, es un tipo más majo que los ecus.

Tengo su permiso para copiar y pegar la entrevista, con entradilla y todo. Me gusta el titular: "Las historias más interesantes están fuera de Google".

"En una mañana paragüera, resguardado de la lluvia en un costado de la Casa del Cordón, en la burgalesa Plaza de la Libertad (mi plaza, ejem), Ander Izagirre, periodista y escritor de viajes, charló diez minutillos ante una cámara de vídeo sobre sus avespados primeros pasos en internet y su actual andadura bloguérica en A topa tolondro.

Como bien sabe su creciente cuadrilla de lectores, sus fieles y enredados lectores, es un trotamundos singular, que muestra lo que merece ser visto. "Escribo como hablo", proclamó Juan de Valdés. Pues Ander Izagirre viaja como escribe, o escribe como viaja.

Le pregunté sobre su oficio. "Echo de menos el espíritu reportero. Me parece muy importante levantar el culo de la silla para hacer periodismo. Hay una parte muy importante del periodismo que hay que hacerla en el despacho y en la silla, me parece fundamental, no vamos a negar eso. Pero creo que el riesgo que nos dan todas estas posiblidades, con internet, es que creamos que podemos manejar todo desde la silla. Y las historias más interesantes que he encontrado están fuera de Google, fuera de internet. Alguien tiene que ir a encontrarlas, a buscarlas", aseguró.

Ander ha buscado esas historias en los sótanos del mundo, en Bolivia, en la costa y los montes vascos, en el Tour de Francia. No para, para contar lo que no se conoce. Dentro de unos días nos mostrará los campamentos saharauis.

Este vídeo, que hemos colgado en su recién estrenado canal en Vimeo, bien podría ser un aperitivo, un anticipo de una entrevista más extensa y menos improvisada".

 

 

 

Publicado el 11 de febrero de 2010 a las 10:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Derrumbe

Archivado en: Bolivia, Mineritos

"El diablo abre una boca enorme, una cavidad negra que se estira y se estira hasta las orejas. La boca sostiene una docena de cigarros. Luis se acerca al diablo y le coloca otro cigarro en las fauces.

Cuando entró a la mina, con 14 años recién cumplidos, le daba un poco de miedo. Pero ahora sabe que con las ofrendas el Tío se pone de su parte: es el espíritu demoníaco que gobierna las profundidades de la tierra; cuando está satisfecho, regala vetas de estaño; cuando se enfada, agita la montaña y sepulta a los hombres. La escultura de madera del Tío luce unos cuernos largos y afilados, cubiertos por una maraña de serpentinas, confetis y hojas de coca que los mineros le lanzan durante las challas -los agradecimientos-, y también presenta el atributo típico: un descomunal pene erecto.

Los mineros dejan que sea Luis, el más joven, quien complete el rito. Toma la garrafa de alcohol Guabirá, de 96 grados, de la que beben los mineros en sus pausas, y vierte un chorro por el gaznate del Tío. El alcohol brota por la punta del gran pene. Los hombres ríen a carcajadas como la primera vez y echan a andar galería adentro, iluminando las entrañas del infierno con sus lámparas de carburo".

(Extracto del cuento "Derrumbe" que he publicado en el número de febrero-marzo de la revista Euskal Herria, ya en el quiosco. La foto es de Dani. Tomada por él, quiero decir).

Publicado el 9 de febrero de 2010 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Que suene otro, que suene otro

Archivado en: Real Sociedad, Patxi Alcorta, Iñigo Olaizola, Ruth Pérez de Anucita

Si a la hora del fútbol suena el estallido de un cohete en la ciudad, los donostiarras pasan unos segundos en vilo esperando a que suene otro. Porque si estalla un segundo cohete, significa que ha marcado la Real. Si es sólo uno, el gol lo ha marcado el contrario.

La tradición de lanzar los cohetes la inició en Atotxa mi tío abuelo Patxi Alcorta (sí, el que veía boinas por todas partes, el que quiso pasar volando hasta la isla un burro atado a una cometa,  el que acompañaba al boxeador Urtain por medio planeta). Inventó aquel morse donostiarra para que los pescadores, que en los años 60 no tenían twitter ni teléfono móvil, supieran desde el mar cómo iba el partido. La costumbre se perdió en 1993, con el traslado de Atotxa al nuevo estadio de Anoeta, pero en 2006 la recuperó Iñigo Olaizola, sobrino de Patxi, tío mío. Y se sigue practicando.

En el Noticias de Gipuzkoa de hoy, Ruth Pérez de Anucita escribe un reportaje precioso sobre este asunto: Dos mejor que uno.

Entre otras historias xelebres, el reportaje rescata la del origen del término zurito (una cerveza pequeña). Hace pocas semanas, el amigo Joxemi me escribió para contarme que, según un amigo suyo, el término también lo había inventado Patxi Alcorta en su bar Irutxulo, donde fundó una peña seguidora del torero cordobés apodado Zurito. No se me ocurre cómo el mote del torero pasó a denominar también el pequeño vaso de cerveza, pero en el reportaje de hoy, Maite Alcorta, hija de Patxi, confirma la historia. Y ya lo dice ella: "¡Se le ocurrían cosas muy raras!".

La palabra se ha extendido a otras zonas cercanas. ¿Me ayudáis a delimitar el mapa? Así a ojo, diría que Zuritolandia se extiende, de este a oeste, desde Irún hasta Balmaseda, y de norte a sur, desde el Cantábrico hasta... ¿toda Navarra? En Pamplona puedo pedir tranquilamente un zurito y me entenderán, pero ¿hasta dónde? ¿Se piden zuritos en Olite, en Tudela, en Logroño, en Zaragoza? ¿Y en otros lugares? Lo que parece es que el epicentro del imperio del zurito estuvo, como tantas otras cosas, en el cerebro de Patxi Alcorta.

Publicado el 5 de febrero de 2010 a las 13:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Patxi López, tras la huella de El Cojo

Archivado en: Ciclismo, Plomo en los bolsillos, Vicente Blanco, Patxi López, Egonews

"Los pies de Vicente Blanco eran dos puros muñones. En 1904, cuando tenía 20 años y trabajaba en la siderurgia La Basconia, una barra de acero incandescente le entró por el talón izquierdo y le atravesó el pie hasta los dedos. Los músculos se le fundieron en un amasijo de carne quemada. Pocos meses después, Vicente volvió al trabajo en los astilleros Euskalduna y los engranajes de una máquina le trituraron el pie derecho: le amputaron los cinco dedos machacados. Pero Vicente era de Bilbao. Y Vicente, alias El Cojo, se empeñó en correr el Tour". (De Plomo en los bolsillos).

En esos mismos astilleros Euskalduna, ahora reconvertidos en un flamante palacio de congresos, el lehendakari Patxi López animó ayer a los ciclistas del equipo Euskaltel-Euskadi a que siguieran el ejemplo de El Cojo. No creo que les instigara a dejarse machacar los pies con acero incandescente, a doparse con cazuelas de bacalao escondidas por el recorrido o a que entraran en meta con un perro atado al manillar, sino más bien a que imitaran el empeño de aquel bilbaíno tan fanfarrón y divertido que a pesar de sus pies destrozados fue capaz de pedalear desde Bilbao a París para salir en el Tour de 1910.

Patxi López contó la historia de El Cojo y mencionó Plomo en los bolsillos y a un servidor (se puede ver en este vídeo, aunque se necesita paciencia para dejar que se vaya cargando mientras tendéis la ropa o cocináis las lentejas, porque la mención es a partir del minuto 57'10"). También lo cuenta en su blog.

Precisamente en este 2010 se cumplen cien años de la participación de Vicente Blanco en el Tour y estoy guisando un reportaje bastante curioso para conmemorar la hazaña. Con un poco de suerte, espero contárosla dentro de unos meses.

-Si queréis leer la historia completa de El Cojo, la tenéis aquí.

-Y también podéis leer más detalles y algún otro capítulo del libro Plomo en los bolsillos,

Publicado el 4 de febrero de 2010 a las 10:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD