viernes, 5 de marzo de 2021 21:15 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Enigma erromanikoa eta oihartzunen bidea

Archivado en: Erreportajeak, Leitzaran, Etxano

Garai egokia da Euskal Herrian inauteriari buruz daukagun irudi bitxienetako bat ezagutzeko: Etxanoko (Orbaibar) baselizaren portadan ageri dena. Tenplu erromanikoa da... baina erabat paganoa. Kasu bakarra munduan.

Etxanoko enigmari buruzko erreportaje bat argitaratu dut otsaileko Nora aldizkarian. Eta beste bat Leitzarango bailarari buruz. Hemen doaz zati batzuk (kioskoetan egoteaz gain, datorren igandean Berria egunkariarekin batera emango dute aldizkaria, hilero bezala):

1. Etxanoko enigma erromanikoa

"Arkitektura erromanikoa narrazio bat da, sinboloen bitartez egiten den narrazio bat, dotrina kristaua zabaltzeko oso arau zehatzak jarraitzen dituena. Portada baten tinpanoan, adibidez, beti agertzen da Kristo Pantokrator maiestatikoaren irudia; edo, gutxienez, krismoi bat (Kristoren monograma). Baina Etxanoko elizan tinpanoa hutsik dago. Are gehiago: portadako arkibolta nagusian 25 pertsonaia ageri dira, mahai luze batean eserita. Erromanikoaren legea da arkibolta horretan Apokalipsiko 24 errege jakintsuak agertzea, perfumeak dituztela eta zitara jotzen (sokazko tresna, musika sakratuari zegokion bezala), eta guztien erdian, Jesukristo. Baina Etxanoko arkiboltako pertsonaiak tresna herrikoiak jotzen ari dira: adarrak, txirulak, kriskitinak... Beste batzuk mahaia kolpatzen ari dira edo eskuak altxatuta dauzkate (kantuaren sinboloa). Alegia: parrandan dabiltza.

Eta eszenaren erdian ez dago Jesukristorik, bizar eta kizkur oso luzeak dauzkan gizon bat baizik, orrazkera oso deigarriak dituzten beste mahaikideen antzera. Gizonaren eskuinean maskara handi bat azaltzen da. Eta ondoren, bi aurpegi dituen pertsonaia bat: Jano jainko erromatarra, aurpegi batekin urte zaharrari eta bestearekin urte berriari begiratzen ziena, urte berritik udaberriraino luzatzen ziren festak zaintzen zituena (gerora, kristau egutegian inauteriek beteko zuten festa horien lekua). Maskara eta Jano: Etxanoko jauna eta bera lagunak inauteriak ospatzen ari dira".

2. Leitzaran, oihartzunen bidea

"Hots gutxi eta oihartzun ugariko bailara da Leitzaran.

Errekaren orroa, hauspoen putza, mailuen kolpeak, sutegien garra, olagizonen oihuak: 22 burdinolek jardun zuten Leitzaranen, bostehun urtez Gipuzkoako industrigune lanpetuenetako bat izan zen haranean. Baina 1860an kolpatu zuen azkeneko aldiz gabi batek burdin goria. Eta ola zahar haien arrastoak galtzen ari dira, sasiek, ahanzturak eta utzikeriak janda.

Dinamitaren eztanda, lurraren dardara, burdinaz zamatutako gurdien karranka, inurriak bezala lurpetik errenkadan ateratzen ziren meatzarien ahotsak, txistua joz abiatzen zen trena: Bizkotx eremuko zaratots zaharrak, 1942an amatatu zirenak, Bigarren Mundu Gerrarako metal arrasto ziztrinenaren atzetik zebilen enpresa alemaniarrari minerala eta pazientzia agortu zitzaizkionean. Zortzi metroko altuera duten Bizkotxeko bi labe handiak ere isilik daude. Hirugarrena aspaldi erori zen.

Eta Plazaolako tren txiki txistulariari, hasieran burdina eta gero bidaiariak garraiatzen zituenari, 1957an altxa zizkioten errailak.

Ordutik, isiltasunaren bidea da Leitzaranen egiten dena".

Publicado el 3 de febrero de 2010 a las 17:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Cómo mirar la primavera (dos maestros)

Archivado en: Blogs, Paco Sánchez, Santi Yániz

Entramos en febrero, otsaila, el mes del lobo. Santi se para, mira y ve que en el sur de Navarra ya vuelan las cigüeñas. Y que en el norte de Navarra zumban los ioaldunak para espantar a los lobos, a los malos espíritus, a los malos humores, al invierno.

Y Paco se para, mira y ve que nosotros, como bobos, nos quedamos mirando a esa marmota de la tele.

Papanatas, papanatas, que somos unos papanatas.

Publicado el 3 de febrero de 2010 a las 10:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ojo, chicas, con las latas de atún

Archivado en: Pichorradicas

En el mundo se abren 4.000 latas de conservas por segundo. Y se conciben 10 bebés por segundo. Por tanto, cada vez que abres una lata, tienes un 0,25% de posibilidades de quedarte embarazada.

(Pasearse por páginas de estadísticas groenlandesas es un ejercicio fascinante).

Publicado el 2 de febrero de 2010 a las 18:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¡Lo hizo Astérix mientras meaba!

Archivado en: Paísss, Veleia

Muchos sabréis que en las excavaciones de la ciudad romana de Iruña-Veleia (cerca de Vitoria) aparecieron en 2006 unas revolucionarias inscripciones realizadas en fragmentos de cerámica, entre las que los arqueólogos destacaron unos textos en euskera de hace casi dos mil años, la primera representación histórica de un calvario (¡trescientos años más antigua que la primera conocida hasta entonces, hallada en Roma!) y hasta jeroglíficos egipcios.

Pronto empezaron las polémicas, debido a pequeñas pegas como que en el calvario, encima de la cruz de Cristo, no aparecían las letras INRI sino... ¡RIP!,o que en los jeroglíficos egipcios se leía el nombre de Nefertiti (que nunca se escribió así hasta el siglo XIX) o que las supuestas palabras en euskera eran asombrosamente parecidas al euskera actual.

El descubrimiento que iba a revolucionar la historia se fue descacharrando de una manera bastante... ejem... divertida, con una cascada de despidos, denuncias, ruedas de prensa, acusaciones, ataques y contraataques (buscad, buscad "Iruña-Veleia" en Google o, especialmente, en el foro Celtiberia).

En un reportaje publicado por Alberto Barandiaran el pasado sábado en el diario Berria, unos grafólogos afirman que las inscripciones de las cerámicas romanas fueron realizadas por la misma persona que hizo otras inscripciones en un váter de Veleia en el año 2004 (aquí, otros detalles: Eliseo Gil, director de las excavaciones y autor de los hallazgos, reconoció que fue él quien hizo los dibujos en aquella réplica de una letrina romana).

Según algunos informes,  la caligrafía de las inscripciones de Veleia es muy parecida... a las  inscripciones romanas de los tebeos de Astérix.

Apoteósico.

Estos estudios grafólogicos pretenden sentenciar definitivamente la falsedad de las inscripciones "halladas" en Veleia. Pero olvidan una posibilidad, bastante fácil de encajar en el relato fascinante que se ha ido elaborando alrededor de los hallazgos: Astérix era vasco, está vivo y todavía anda por los bares de Vitoria haciendo inscripciones gamberras en los váteres.

(Fotos: 1. Una de las inscripciones de las cerámicas de Veleia. 2. Inscripción realizada en la réplica de una letrina romana, en 2004. Las fotos y los detalles de la historia están tomados de Sustatu).

Publicado el 1 de febrero de 2010 a las 16:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Guipúzcoa promete no invadir Inglaterra

Archivado en: Escapadas, Bidegoian

Si alguna vez paseáis por Bidania, enfrente de las naves industriales tenéis el caserío Usarraga, en el paraje donde hace cuatro siglos y pico los guipuzcoanos decidieron no invadir Inglaterra.

Guipúzcoa se incorporó al reino de Castilla hacia el año 1200, pero mantuvo "una verdadera independencia en gravísimos asuntos internacionales durante los siglos XIII, XIV y XV", en palabras del historiador Echegaray. Así, en octubre de 1481, los representantes forales celebraron unas Juntas Extraordinarias en el paraje de Usarraga para establecer un trato con los ingleses: en caso de "guerra y represalias" entre los reinos de Inglaterra y Castilla, los guipuzcoanos permanecerían neutrales, como un estado independiente, ajenos a las trifulcas entre los otros dos. El 9 de marzo de 1482, con el visto bueno de los Reyes Católicos, Sebastián de Olazábal y sus consortes se plantaron en Londres para firmar con los ingleses el pacto que debía "permitir el libre comercio entre las dos partes y asegurar una buena y firme alianza, abstinencias de guerras, e inteligencias amistosas, tanto por tierra como mar y aguas dulces".

El pacto amistoso no incluye las vías aéreas, motivo por el que probablemente no he sido capaz de encontrar un vuelo barato en fechas adecuadas para escaparme unos días a Londres.

Publicado el 1 de febrero de 2010 a las 10:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Preguntas sobre Sudáfrica

Archivado en: África

Además de las valiosas lecciones para aprender a escribir sobre África, en la revista Africana Noticias también encontré una colección de preguntas que algunos viajeros europeos y norteamericanos enviaron a un portal de turismo de Johannesburgo (Sudáfrica). Aquí va una pequeña selección.

P: ¿Hay supermercados en Ciudad del Cabo? ¿Hay leche en las tiendas durante todo el año?

R: No. Somos una civilización pacífica de veganos, cazadores-recolectores. La leche es ilegal.

P: Envíeme por favor una lista de todos los doctores en Sudáfrica que puedan dispensar el antídoto de la serpiente cascabel.

R: La serpiente de cascabel vive en A-mé-ri-ca, el lugar de donde es usted. Todas las serpientes de Sudáfrica son inofensivas, pueden ser tocadas con seguridad y son buenas mascotas.

P: ¿Podré ver elefantes por las calles?

R: Depende de cuánto haya bebido antes.

P: ¿Alguna vez hace viento en Sudáfrica? Nunca he visto en la televisión que llueva allí, entonces, ¿cómo crecen las plantas?

R: Importamos la flores ya crecidas. Después sencillamente nos sentamos y vemos cómo se van muriendo.

P: ¿Hay abejas asesinas en Sudáfrica?

R: Todavía no. Pero las importaremos para usted.

P: ¿Puedo llevar cubiertos a Sudáfrica?

R: ¿Para qué? Utilice los dedos, como hacemos nosotros.

P: ¿Tienen perfumes en Sudáfrica?

R: No. Nosotros no apestamos.

Y mi favorita:

P: ¿Hay algún cajero en Sudáfrica? ¿Podría mandarme una lista de ellos en Johannesburgo, Ciudad del Cabo, Knysna y Bahía de Jeffrey?

R: ¿De qué murió su último esclavo?

Publicado el 29 de enero de 2010 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Cómo escribir sobre África

Archivado en: África, Periodismo, Binyavanga Wainaina

En la revista Africana Noticias, editada por la Fundación Sur, encuentro un texto del escritor keniano Binyavanga Wainaina. El texto, "Cómo escribir sobre África", fue publicado en el número 92 de la revista Granta y ha sido traducido por Aurora Moreno. Aquí van unos extractos:

"Nunca pongas la imagen de un africano de clase media en la portada de tu libro, ni dentro, a no ser que haya ganado un premio Nobel. Un AK-47, costillas prominentes, pechos desnudos: utiliza éstas. Si tienes que incluir a un africano, asegúrate de que consigues a uno vestido con ropas zulúes o masais.

En tu texto, trata a África como si fuera un solo país. Hace calor y es polvoriento, lleno de praderas onduladas y enormes manadas de animales junto a gentes altas, delgadas, famélicas. También puede ser caluroso y húmedo, con gente muy pequeña que come primates. No te enredes con detalles y descripciones precisas. África es grande: 54 países y 900 millones de personas que están demasiado ocupadas pasando hambre, muriendo, guerreando y emigrando para leer tu libro. (...)

Asegúrate de que muestras cómo los africanos tienen la música y el ritmo profundamente arraigados en sus almas y comen cosas que ningún otro humano come. No menciones el arroz, la ternera o el trigo; el cerebro de mono es el preferido en la cocina africana, junto a la cabra, la serpiente, los gusanos, las larvas y todo tipo de carne de caza. En tu texto, muestra cómo fuiste capaz de comer dicha carne sin estremecerte y, por supuesto, describe cómo aprendiste a apreciarlo, porque África te importa.

Temas tabú: escenas ordinarias de la vida cotidiana, amor entre africanos, referencia a escritores africanos o intelectuales, la mención de niños que van al colegio y no sufren virus ni ébola ni mutilación genital femenina. (...)

Entre los personajes no puede faltar la África Hambrienta, que vaga por el campo de refugiados prácticamente desnuda y espera la benevolencia de Occidente. Sus hijos tienen moscas alrededor de los ojos y tripas hinchadas. Sus pechos están planos y vacíos. Debe aparecer como una mujer completamente indefensa. No debe tener ni pasado ni historia; estas pequeñas diversiones arruinan el dramatismo del momento. Los gemidos y las quejas son buenos. Nunca debe contar nada acerca de ella misma, excepto para hablar de su (indescriptible) sufrimiento.

Incluye también una adorable mujer con aspecto maternal que tiene una risa contagiosa y que se preoocupa por ti. Simplemente llámala Mama. Sus hijos son todos delincuentes.

Estos personajes deben revolotear alrededor de tu héroe principal, sirviendo para su lucimiento personal. Tu héroe puede enseñarles, bañarlos, alimentarlos; lleva a cuestas montones de niños y ha visto de cerca la Muerte. (...)

Entre los que hacen el papel de malo de los occidentales, incluye a los ministros de los gabinetes tory, a los afrikáner y a los empleados del Banco Mundial. Cuando hables de la explotación de África por los extranjeros, menciona a los comerciantes chinos e indios. Culpa a Occidente por la situación de África pero no seas demasiado específico.

Hablar generalizando es bueno. Evita que los personajes africanos se rían o luchen para educar a sus hijos. O mejor, simplemente evita representarlos en circunstancias mundanas. Los personajes africanos deben ser coloridos, exóticos, más grandes que la vida, pero vacíos por dentro, sin diálogo, sin conflictos o resoluciones en sus historias, sin profundidad o rarezas que confundan la causa.

Describe en detalle los pechos desnudos (jóvenes, viejos, recientemente violados, grandes, pequeños) o genitales mutilados. O cualquier tipo de genitales. Y cadáveres. O, mejor, cadáveres desnudos. Especialmente, cadáveres desnudos pudriéndose.

Recuerda: cualquier trabajo en el que la gente aparezca mugrienta y miserable será alabado como la "África real", y eso es precisamente lo que tú quieres que ponga en la contraportada de tu libro. No sientas malestar por esto: estás intentando ayudarles para conseguir ayuda de Occidente. (...)

Cuando escribas sobre la difícil situación de la flora y la fauna, menciona que África está sobrepoblada. En cambio, cuando tu protagonista se encuentre en un desierto o una jungla viviendo con nativos, está permitido mencionar que África ha sido gravemente despoblada por las Guerras y el Sida (usa mayúsculas).

Para ir terminando, siempre necesitarás un club nocturno llamado Tropicana, donde mercenarios, diabólicos nuevos ricos africanos, prostitutas, guerrilleros y expatriados salen juntos por las noches.

Termina tu libro siempre citando a Nelson Mandela diciendo algo acerca del arcoiris y renacimientos. Porque a ti te importa África".

Publicado el 27 de enero de 2010 a las 10:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Proyecciones de "Mineritos"

Archivado en: Proyecciones, Mineritos

En las próximas semanas daré varias proyecciones de "Mineritos", la historia de los  jóvenes mineros de Bolivia, tanto en euskera como en castellano (y algunas otras proyecciones  sobre otros temas, que ya detallaré más adelante). Aquí tenéis el calendario de las ya confirmadas: 

28 de enero: Irún. A las 19,30. Centro Cultural Amaia (castellano).

5 de febrero: Pasaia. 10.15etan. Udal euskaltegia (Euskadi etorbidea, 61) (euskaraz).

10 de febrero: Bilbo. Hiru saio: 10.30, 12.00, 16.30. Euskaltzaindiaren aretoa (Plaza Berria).(eusk).

1 de marzo: Pamplona. A las 19,30. Civivox Iturrama (castellano)

3 de marzo: San Sebastián. A las 12,30. Sala de actos de la Facultad de Derecho, UPV. (castellano).

11 de marzo: Oñati. 18.30etan. Udal euskaltegia (Bidebarrieta, 18). (euskaraz).

 

Publicado el 25 de enero de 2010 a las 10:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Quitar espacio a las víctimas

Archivado en: Periodismo, Gervasio Sánchez, Samanta Villar

Un periodista de la televisión relataba en pantalla lo mal que dormían los enviados a Haití, apretados en tiendas de campaña, y detallaba los días que llevaban sin ducharse.

La inefable Samanta Villar, del programa 21 días (Cuatro), utilizó la miseria de los mineros bolivianos como telón de fondo para convertirse en protagonista de su propio relato-show. En el infierno subterráneo que ella conoció durante unas pocas horas, miles de mineros bolivianos entierran su existencia día tras día, sin remedio, sin escapatoria, pero ella centró el relato en su propia congoja: "Nunca he pasado tanto miedo", decía, ocupando la pantalla. Acompañó a una mujer minera, a la que le soltó que ella preferiría ser prostituta antes que trabajar bajo tierra en condiciones tan angustiosas. Villar dice que no cuenta las historias, sino que las vive: esa es la gran mentira del programa, desmontada por ella misma en ese arranque de sinceridad. Si de verdad las viviera, si en ese momento ella hubiera sido minera de verdad, sin remedio, sin escapatoria, y no una actriz jugando a minera un ratito, habría hecho lo que se le escapó del alma: hacerse puta. Pero no lo hizo, claro. Porque ella no era minera, claro. Pero necesita creerse minera (menudo paso, entre creerse y ser) para convertirse en protagonista de sus programas y ocupar la pantalla todo el rato.

En una entrevista publicada en Nuestro Tiempo, el fotógrafo Gervasio Sánchez, que lleva veinte años sumergiéndose en las guerras más horribles del planeta, dice lo siguiente:

"Cada día los periodistas hablan más de sí mismos. Pero es necesario hablar de las víctimas. Todo el espacio que yo use para hablar de mí se lo estoy quitando a los protagonistas de las historias".

Publicado el 21 de enero de 2010 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La revolución, y la revolución de la revolución

Archivado en: Periodismo, Jon Lee Anderson, John Carlin, Che Guevara, Nelson Mandela,

Me ha salido muy bien la idea de encadenar estas dos lecturas: Che Guevara, de Jon Lee Anderson (una biografía maratoniana del revolucionario) y El factor humano, de John Carlin (la historia del partido de rugby con el que Nelson Mandela consiguió hermanar a enemigos que se odiaban a muerte).

A la biografía del Che le agradezco, por encima de todo, su trabajadísima objetividad. Decía Arcadi Espada que la objetividad es la capacidad de relatar los hechos al margen de las convicciones. Después de 750 páginas no sé cuáles son las convicciones de Jon Lee Anderson pero sí tengo un relato exhaustivo, detallado y muy riguroso de las peripecias apasionantes del Che, en el que no se afirma, sino que se muestra, el idealismo, la solidaridad y el sacrificio de su vida entera en una lucha contra la injusticia. Esa entrega despierta simpatías profundas, llega a emocionar. Con el mismo detalle y el mismo rigor, Anderson narra la faceta implacable que se le va despertando al Che durante la revolución cubana, que llega a espantar. A lo largo del libro, en los viajes de juventud por Latinoamérica, en la guerra en Cuba, en sus relaciones familiares, en las expediciones al Congo y Bolivia, hay momentos en los que entran ganas de darle un tremendo abrazo al Che y otros en los que vienen ganas de salir corriendo.

Al final, Anderson escribe una síntesis de Guevara. Habla de "la combinación de una pasión romántica y un pensamiento frío y analítico. En esta mezcla paradójica se encuentra probablemente el origen de la estatura cuasi mística que adquirió, pero también la fuente de sus debilidades intrínsecas: la soberbia y la ingenuidad. Aunque singularmente dotado para comprender y elaborar una estrategia a gran escala, parecía incapaz de advertir los pequeños detalles humanos (...). Pero errores aparte, lo que más se recuerda del Che es su ejemplo personal, la encarnación de la fe, la fuerza de voluntad y el sacrificio".

El personaje fascina. Y por eso, en algunos momentos, sus actuaciones violentas parecen comprensibles, excusables, porque ocurren durante su tremenda lucha por la justicia. Como si no hubiera otro remedio.

Pero luego llega Nelson Mandela. Y si el Che era la revolución, Mandela es el hombre que hizo la revolución de la revolución: engendró "un modelo nuevo de revolución, en el que no se eliminaba al enemigo, sino que se le acogía; que, en vez de dividir a la gente, la unía", escribe Carlin.

En realidad, el modelo no es nuevo: se basa en el principio más revolucionario de todos, el que ordena amar al enemigo, que ya se formuló hace dos mil años (Mateo, 5:44). Pero, efectivamente, no sé si en la historia ha habido alguien capaz de llevarlo a cabo, hasta que llegó Mandela.

Mandela no sólo acabó con la opresión de los negros en Sudáfrica (lo cual ya constituye de por sí una tarea colosal) sino que además sedujo a los blancos, les tendió la mano, les ayudó a redimirse y los incorporó a un asombroso y rapidísimo proceso de hermanamiento entre dos grupos que se odiaban a muerte. Aunque los negros eran evidentemente las víctimas del horrible régimen del apartheid, Mandela entendió que los blancos tampoco eran ya capaces de soportarlo.

El factor humano es la narración de cómo Mandela fascinó con su bondad a los guardias de su cárcel primero, y luego, paso a paso, a dirigentes cada vez más altos del sistema asesino que le tuvo preso veintisiete años.

Dice Carlin: "Triunfó porque prefirió ver el bien en personas a las que el 99% de la gente habría considerado imposibles de redimir. Si Naciones Unidas decretó que el apartheid era un crimen contra la humanidad, ¿qué mayores criminales que el ministro de Justicia del apartheid, el jefe de los servicios de inteligencia del apartheid, el jefe militar supremo del apartheid, el jefe de Estado del apartheid? Sin embargo, Mandela apuntó directamente a la semilla oculta que albergaba a sus "ángeles buenos" y supo sacar la bondad que yace en el fondo de todas las personas. No sólo Coetsee, Barnard, Viljoen y P.W.Botha, sino los esbirros del apartheid -los guardias de prisiones, Badenhorst, Reinders- y sus cómplices inconscientes: Pienaar, Wiese, Luyt. Con su empeño en despertar e incitar lo que había de mejor en ellos, y en todos los sudafricanos blancos que vieron el rugby aquel día, les ofreció un regalo de valor incalculable: hizo que pudieran sentirse mejores personas y, en algunos casos, los transformó en héroes.

Su arma secreta era que daba por supuesto no sólo que le iban a caer bien las personas a las que conociera, sino que él les iba a gustar a ellas. Esa enorme seguridad en sí mismo, unida a la sincera confianza que tenía en otros, era una combinación tan irresistible como encantadora.

Era un arma tan poderosa que engendró un nuevo tipo de revolución. En vez de eliminar al enemigo y partir de cero, incorporó al enemigo a un nuevo orden deliberadamente construido sobre los cimientos del viejo. Al concebir su revolución, no sólo como la destrucción del apartheid, sino, a largo plazo, como la unificación y reconciliación de todos los sudafricanos, Mandela rompió el molde histórico".

Publicado el 18 de enero de 2010 a las 09:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD