viernes, 5 de marzo de 2021 21:59 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Más dibujicos de alumnos

Archivado en: Egonews, Alfonso Armada, David Álvarez, Patricia García Deudero, Luis Prados

Anteayer visité a otros alumnos tan majos como los de Primaria de Eskibel. Fui a dar una charla en el Máster de Periodismo que organizan ABC y la Universidad Complutense.

Aproveché el viaje a Madrid para bucear durante una mañana y una tarde en la  biblioteca africana de la Fundación Sur, buscando informaciones angoleñas; abusé durante dos noches de la hospitalidad también africana de Amaya y Josu; y comí con un trío de lujo:  uno, el amigo y gran periodista David Álvarez; dos, mi admiradísimo Alfonso Armada, al que saludé por primera vez con el tembleque de una fan quinceañera (me da mucha vergüenza y nunca hago estas cosas, pero le llevé mi ejemplar de Cuadernos africanos para que me lo firmara: en ese libro de Armada, en el que intercala sus crónicas de los infiernos africanos de los años 90 con sus reflexiones y anotaciones, están algunas de las mejores páginas del periodismo español; además, confirmé que es un tío más majo que las pesetas y los ecus juntos); y tres, el coordinador del máster Luis Prados, que tiene unos alucinantes superpoderes: si le dices tu fecha de nacimiento, él se pasa unos minutos haciendo memoria y enseguida te dice cuál fue el primer partido que jugó el Real Madrid desde que tú naciste, con el resultado, los goleadores y todo tipo de detalles añadidos, como que aquel Borussia-Real Madrid del 3 de marzo de 1976, 2-2 con goles de Pirri y Roberto Martínez, no lo jugaron en Monchengladbad, porque el estadio local era pequeño, sino en Dusseldorf, y que esa noche emitían el programa de Rafaella Carrá en TVE1.

Después de la comida di mi charla en el Máster y, al igual que los alumnos de Eskibel, una chica me regaló este dibujito tan precioso (la autora es Patricia Gardeu, periodista vocacional, obsesiva y vagabunda: ¡que le dure mucho tiempo!).

Publicado el 14 de enero de 2010 a las 16:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¿Y si viene el lobo?

Archivado en: Vespaña

Visité a los alumnos de Primaria del colegio Eskibel, fervientes seguidores de Vespaña, y me regalaron algunos retratos tan buenos como éste de Nicolás.

Cuando les enseñé una foto con la vespa y la tienda de campaña plantada en un bosque, una niña preguntó:

-¿Y si viene el lobo?

-Pues arranco la moto y me escapo -contesté yo.

-¡No, mejor píllalo!

Angelotes.

 

 

Publicado el 13 de enero de 2010 a las 11:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Lurpeko haurrak

Archivado en: Bolivia, Berria, Reportajes

"Lurpeko haurrak" erreportajea argitaratu dut gaurko Berrian, haur meatzari boliviarrei buruzkoa, Daniel Burguiren argazki bikainekin (badirudi "Igandea" gehigarria ez dutela sarean jartzen).

"Abigail Canaviri munduko meatze arriskutsuenetako batean sartzen da gauero. 14 urterekin, harriz beteriko bagonetak bultzatzen ditu hamabi orduz jarraian, bi euroren truke. Bolivian 13.000 haur aritzen dira meatzaritzan".

Publicado el 10 de enero de 2010 a las 11:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Este blog produce pérdidas de 128.000 euros al año

Archivado en: Pichorradicas

A lo largo del 2009, este blog ha recibido 85.519 visitas. El tiempo medio de permanencia es de 3'57". Por tanto, entre todos habéis pasado aquí 234 días y medio (para ser precisos: 5.630 horas y tres segundos).

Calculemos, siendo generosos, que sólo el 50% de vosotros os conectáis desde el trabajo. Eso significa que por culpa de este blog se pierden 2.815 horas laborales al año. Cada una de esas horas cuesta 18,29 euros (teniendo en cuenta el salario del trabajador más las cotizaciones, las vacaciones...). Esa cifra del coste laboral por hora corresponde a Cantabria y a mediados del 2009: es lo que he pillado por ahí.

Total: 2.815 horas de trabajo malgastadas, multiplicadas por 18,29 euros, dan 51.486 euros de pérdidas anuales.

Para agravar el asunto, en los comentarios del post anterior Amalia argumenta que este blog tiene en realidad cuatro veces más lectores que lo que yo decía (por la gente que lo lee desde los agregadores). En ese caso, las pérdidas alcanzarían los 205.944 euros.

Busquemos un término medio y ya tenemos la cifra para elaborar ese titular inexacto y sensacionalista que encabeza este post: A topa tolondro produce pérdidas de 128.000 euros anuales.

Los datos son imprecisos pero la conclusión es obvia: para acabar con la crisis, nuestros gobernantes deberían cerrar todos los blogs (y a los autores de blogs como éste deberían meterlos directamente en la cárcel).

Publicado el 8 de enero de 2010 a las 13:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Marchando tres de bombo y una de interflora

Archivado en: Egonews, Los sótanos del mundo, El testamento del chacal

[Actualización: como explica Amalia en los comentarios, no he tenido en cuenta a la gente que lee el blog desde agregadores como Google Reader, así que los datos deben de ser mayores. No sé cómo se calcula eso]

*

El jefe me pasa las estadísticas de este blog correspondientes al 2009.

Las "páginas vistas únicas" ascienden a 66.156 (no se cuentan las visitas repetidas por una misma persona). Si no me equivoco, esto supone que una media de 181 personas visitan este blog a diario. Es una cifra modesta, para lo que se cuece por ahí, pero si pongo en fila a 181 personas a la puerta de mi casa todos los días, a mí, la verdad, esa imagen me impresiona. Os agradezco mucho las visitas, aunque no me lleguen las pastas para todos.

Hay un montón de blogs con muchísimo más público que éste, pero no creo que haya muchos con un público tan bueno. Lo he dicho otras veces, pero insisto: aprecio de corazón vuestros comentarios, porque suelen ser muy vivos, muy atinados, encienden debates interesantes; y aprecio, por encima de todo, el buen ambiente, el respeto y las ganas de entenderse. No es nada común, por lo que se ve en tantos rincones de la blogosfera. Ya sabéis que hace tiempo alguien me felicitó por el nivel de los comentaristas... y hasta por su buena ortografía. Un lujo.

Bien, pues aquí tenéis los cinco textos más leídos del año:

1. Una esclava de 14 años. (4.050 lectores, ¡22 veces más que la media!). Es la historia de Abigaíl, la niña boliviana que trabaja por las noches en el Cerro Rico de Potosí, en una de las minas más deterioradas y peligrosas del mundo. La escribí de tirón en un cibercafé de Potosí, todavía con los congojos puestos. No será la historia mejor escrita, pero es la más valiosa, y por eso me alegra que se haya leído tanto (por cierto: sigo intentando organizar alguna manera de ayudar a los mineritos, pero ante la lentitud desesperante de ciertos caminos, he empezado a buscar otros. Os lo seguiré contando).

2. Numeritos (1.815 lectores). Una interpretación del curioso logo de Eta, rediseñado con motivo de su siniestro cincuentenario.

3. Fusilamiento con tirita (735 lectores). Así me plagiaron la contracubierta de El testamento del chacal, el libro del viaje por Yibuti.

4. Náufragos en el Tourmalet (571 lectores). Cuando todos nos hicimos seguidores de Kenny Van Hummel.

5. Veía boinas por todas partes (531 lectores). Algunas salpicaduras de la historia de mi tío abuelo Patxi Alcorta, quien inventó la costumbre de poner txapelas a los campeones.

Y me apetece poner el 7. Un paseo de señoritas (436 lectores), con las historias de mineros viejos en los yacimientos de Lllallagua (Bolivia).

También le he pedido al jefe que, si puede ser, me pase los datos de los textos menos visitados del año. No sé si serán significativos, quizá haya un gran pelotón de entradas muy poco vistas, con pocas diferencias entre ellas, y será difícil extraer un motivo. Pero me pica mucho la curiosidad.

Lo que sí tengo son datos bastante precisos del tiempo que pasáis por aquí, así que pronto actualizaré aquella estadística improvisada en la que descubrí que el viejo A topa tolondro costaba nueve kilos al año. Veremos qué parte de culpa tiene este blog en la crisis.

*

En vísperas de la feria de Durango, a Unai Elorriaga, premio nacional de Narrativa en 2002, le preguntaban por sus discos y libros favoritos:

"Su última escapada ha sido a través de El testamento del chacal, de Ander Izagirre. «Es un autor que sabe elegir perfectamente las palabras. En este trabajo nos conduce a Yibuti en África, donde le llama la atención cómo vive la gente allí». Entre otras cosas, desvela que es el país más caluroso del planeta y un territorio hambriento".

*

En la página Escritores vascos repasan algunos de los mejores libros de autores vascos (escritos en castellano) publicados entre el año 2000 y el 2009. Además de Los peces de la amargura, de Fernando Aramburu, y Verdes valles, colinas rojas, de Ramiro Pinilla, mencionan estos:

Publicado el 6 de enero de 2010 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Su linda conversación

Archivado en: Viajes, Bolivia, Gregorio Iriarte

(Dedicado a Paco, para que saboree los diminutivos).

Cuando arranca el autobús, empieza una partida de tetris boliviano. Algunos pasajeros viajan con billete pero sin asiento, así que deben encajarse lo mejor que pueden en el pasillo para soportar las siguientes horas de traqueteo por las pistas de tierra. Son indios que acarrean fardos enormes, indias que cargan a sus bebés en los aguayos -las bolsas de lana coloridas que se anudan a la espalda-, ancianos de rostros tan áridos y surcados como el altiplano y niños con una paciencia precolombina. Se sientan, se recuestan, se apoyan espalda con espalda, sin una queja. El bus deja atrás la ciudad, deja el asfalto, y empieza el bamboleo de bache en bache, la polvareda que se cuela hasta los bronquios, el tufo húmedo y vegetal de la hoja de coca mezclada con la saliva, la cumbia machacó-machacó-machacona saturada de arreglos electró-electró-electrónicos.

El viaje por el altiplano puede durar tres horas, seis, doce, de Oruro a Llallagua, de Potosí a Uyuni, de Uyuni a La Paz. El meneo impide leer, la cumbia impide dormir, las ganas de hablar se apagan en pocos kilómetros.

Por suerte, hay un personaje que siempre llega para salvarnos. En mitad del trayecto se aparece como una silueta en la parte delantera del pasillo, emerge entre la nube de polvo y se encarna en una figura radiante con rostro de bronce, camisa celeste, corbata oscura, pantalones planchados, zapatos lustrosos y maletín negro. Separa bien los pies para anclarse  de pie en el pasillo y resistir los bandazos del bus con absoluta impasibilidad. Se pasa un poco la mano por el pelo engominado, carraspea y arranca con un tono cantarín.

-Muy cordiales buenos días. Señores pasajeros, señoras pasajeras, perdonen que me atreva  a interrumpir su lindo pensamiento o su linda conversación. Mi nombre llega a ser Johnny Hernández.

Del bolsillo de la chaqueta saca un tarrito.

-Trabajo para una empresa naturista de Cochabamba, señor, y mi persona viene a comentarles sobre su salud, ya vengo a presentarles esta pomada, este ungüento de coca y hierbas medicinales, para aquellas personas que ya están sufriendo con aquel reumatismo, ya están con aquella artritis, gota, ciática, várices. También, señor, sumamente para llegar a evitar aquella variedad de enfermedades, dolor de hueso, deformación de hueso, deformación muscular, usando la pomadita solamente por las noches, señor. Una vez friccionado en la parte afectada, me va a agarrar un trapito o un pañito en la casa, me va a hacer calentar el trapito en la plancha, si no hay plancha en la casa, señor, me hace calentar con el fueguito, con el hornito, y una vez calentado el pañito o el trapito, señor, me va a empezar a vendar la parte afectada, se me va a colocar en forma de parche el pañito, en esa parte del dolor de la espalda, del dolor de los pulmones insoportable. También ahora permítame, señor, a mi persona, pasar ahora a regalar una pequeña cantidad también, señor, de esa pomadita, para que usted, señor, por lo menos vaya sintiéndole el aroma, y vaya viéndolo personalmente, señor.

Johnny vende pomadas de coca (un tarrito, cinco pesos; tres tarritos, diez pesos -un euro-). Otros vendedores en otros autobuses anuncian cepillos de dientes como si ofrecieran el  último frasco del elixir de la inmortalidad. Algunos venden libritos de chistes y de historia boliviana, un gesto de humor negro involuntario. Una niña pasajera de unos doce o trece años sale al pasillo, canta cuatro canciones seguidas y al final pide ayuda para pagarse los estudios.

Todos los vendedores, charlatanes y artistas de los autobuses bolivianos tratan a los viajeros como a emperadores -al viejito adormilado, a la chola que acuna a su guagüita, a los gringuitos  como nosotros-, con un respeto profundo y unas cortesías tan dulzonas, que hasta un reacio a los diminutivos como yo les acaba tomando cariño. Me encantan estito, por "esto"; unito, por "uno"... y mi favoro, digo, mi favorito: acasito, por "acá". ¡Acasito nomás!

Todos se dirigen a los viajeros con florituras barrocas, todos hablan con una inundación de diminutivos, a muchos les oí esa misma fórmula deliciosa para arrancar el discurso:

-Señores pasajeros, señoras pasajeras, perdonen que interrumpa su linda conversación o su lindo pensamiento.

Leer texto completo »

Publicado el 4 de enero de 2010 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Gregorio Iriarte, 45 años en la médula de Bolivia

Archivado en: Viajes, Bolivia, Gregorio Iriarte

"Gregorio Iriarte llegó a Bolivia en 1964 como un peón más de la Guerra Fría. A este padre oblato, nacido en Olazagutía (Navarra) hace 83 años, lo destinaron a Llallagua, el mayor centro minero del país, para dirigir una radio católica y frenar la expansión del comunismo. No sólo reconcilió a mineros y religiosos, sino que él mismo salvó la vida al líder de los comunistas, amenazado de muerte por el Ejército, acompañándole en una fuga trepidante con disfraces y documentos falsos. Denunció las brutalidades cometidas contra los mineros, luchó por los derechos humanos, fue testigo de las mayores masacres, participó en reuniones secretas con presidentes de la República, escribió libros clandestinos que acabaron derribando la dictadura de los ministros traficantes de cocaína...

Sus profundos análisis de la realidad boliviana, plasmados en una veintena de libros, fascinaron a un Evo Morales que iniciaba su carrera hacia la presidencia y que llevó al sacerdote navarro a dar mil charlas por el país. Iriarte sigue escribiendo libros y artículos en su austera habitación de Cochabamba, mientras asiste con mirada crítica al proceso de transformación que Morales impulsa en Bolivia".

Esta podría ser la entradilla de la entrevista al padre Gregorio Iriarte, un hombre fascinante a quien conocí por medio de Miguel Sánchez-Ostiz y Amets Arzallus. Es posible que pronto se publique la versión en euskera de la entrevista. La versión en castellano le interesó a un diario, pero me sugirieron que la publicara sin cobrar. Así está el periodismo.

Publicado el 30 de diciembre de 2009 a las 10:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Barbas que defraudan

Archivado en: Pichorradicas

Llevo barba de cinco semanas. Entre toda una gama de burlas, vituperios y aspavientos, ayer me dieron la mejor razón para afeitármela de una vez.

Caminaba por la calle. De frente venía un hombre de barbas borrascosas, con una manta por los hombros y expresión un poco extraterrestre. Se paró delante de mí:

-Dame algo para comer.

-No, lo siento.

Seguí andando. Y oí a mis espaldas el reproche certero.

-¡Pues quítate la barba, entonces!

Publicado el 28 de diciembre de 2009 a las 12:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Canción para las Navidades

Archivado en: Mikel Laboa, Bolivia

Canta Mikel Laboa, la letra es del poeta Joxe Antonio Artze. "Mientras haya un hambriento, no nos saciaremos. Mientras haya alguien atado, no seremos libres". Una canción necesaria para las Navidades: Martxa baten lehen notak.

Foto: Abigaíl, niña minera boliviana, en la chabola de adobe donde vive, en la cama que comparte con su madre y su hermano. Está en las laderas del Cerro Rico de Potosí, justo donde salieron las mayores riquezas del mundo durante siglos.

Publicado el 24 de diciembre de 2009 a las 16:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Internet como orejeras

Archivado en: Periodismo, internet

Leo en este manifiesto elaborado por periodistas alemanes que "internet es nuestra sociedad y nuestra sociedad es internet". Una afirmación falsa y peligrosa. Internet es una herramienta fantástica, ya imprescindible para nuestro trabajo, pero quienes miren el mundo sólo a través de ella acabarán poniéndose unas orejeras con las cuales sólo verán una parte pequeña del mundo y encima creerán que eso es el mundo.

La inmensa mayoría de las personas del planeta y sus problemas están fuera de internet, y también una buena parte de nuestro entorno. Si el periodismo no mira más allá de internet, malo, malo.

Publicado el 23 de diciembre de 2009 a las 15:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD