domingo, 24 de septiembre de 2017 07:06 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Maneras de poseer

Archivado en: Eider Elizegi

Maneras de poseer, de Eider, la millonaria, la del año de la furgoneta, la que también poseyó así una montaña.

Publicado el 26 de noviembre de 2010 a las 08:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Échale la culpa al moro

Archivado en: Emigración

Está muy instructiva la campaña catalana. Échale la culpa al rumano, al andaluz, al machupichu, al gitano, al negro, al moro, échale la culpa de la crisis, del paro, de la pérdida de identidad, azuza el miedo, el prejuicio y el rumor, señala a los raros, a los otros, a los sospechosos: los propios te jalearán, cerrarán filas y a nadie se le ocurrirá preguntar qué has hecho tú mientras esto se va al garete. Si en estos años has sido un inepto, si no has hecho nada, si lo has hecho mal: no te preocupes. Hay abundancia de moros, rumanos y negros para que carguen con la crisis, el cabreo y los desahogos. Ahora que estamos jodidos, se van a enterar. Nos vamos a poner firmes de una vez, no les vamos a pasar una, ya está bien. 

Ya está bien. Ya está bien de qué.

De que sean tantos, hombre. Y de que tengan ese vicio por reproducirse, de llenarnos el patio de más negritos y moritos y gitanitos, de disolvernos la nación pura a base de copular como conejos.

No indagues mucho. No pierdas el tiempo siendo riguroso: difunde el bulo, el rumor, la leyenda negra. A quién le importan los datos, los hechos, lo que importa es el ambientillo, el miedo, la inseguridad, la necesidad de juntarnos prietos, nosotros, los de siempre, la gente de bien.

Es demagógico recordar que vinieron porque los necesitábamos. Que fundamos nuestra riqueza, el boom, el pelotazo, las vacas gordas, la burbuja, sobre sus hombros baratos, sin derecho a queja y reemplazables. Que entre 1994 y 2007 en España se pasó de 12 a 20 millones de asalariados, que entre esos ocho millones de nuevos currelas la inmensa mayoría eran emigrantes que vinieron a poner ladrillos, lavar platos, recoger tomates y  limpiarles el culo a los viejos, todo por cuatro pelas y de sol a sol; una abundantísima y baratísima mano de obra que no podía chistar: ya inventamos las expulsiones, las redadas, los papeles, para que no pudieran organizarse, para que no pudieran reclamar nada, para que aguantaran y aguantaran durante años hasta que les abriéramos la gatera.

Es demagógico recordar por qué se ha permitido la entrada de cinco millones de emigrantes en España. Y por qué expulsamos a unos pocos miles pero mantenemos esa amenaza tan eficaz sobre varios millones, para conservar esa inmensa mano de obra cautiva y temblona, a la que no le queda otra que aceptar las condiciones más cochambrosas.

Pero no, mejor di que son unos aprovechados, que vienen a colapsarnos los servicios médicos, los servicios sociales, los colegios. Porque te darán la razón, porque cualquiera lo ve, en cualquier ambulatorio: las salas de espera están llenas de machupichus. No lo olvides: lo que prende es la leyenda negra, el rumor, el bulo, mucho más que los datos, que los hechos: los inmigrantes van al médico la mitad de veces que los españoles. ¡Anda! Los inmigrantes cotizan más de lo que reciben. ¡Anda, anda! Pues sí: ayudan a sostener mejor nuestros servicios sociales. Y si dejaran de venir, entonces sí que nos iríamos a tomar por saco. Olvídate de pensiones, de hospitales y de colegios: si dentro de 25 años no hay 4,1 millones de emigrantes más que ahora, el chiringuito se nos va a pique. ¡Anda, anda, reanda! No muestres esos datos, no digas que en el fondo necesitamos muchos más moros, negros y machupichus para mantener el hospital y para que puedan operarte la próstata o el cáncer de mama, a ver si entonces a la gente se le va a ocurrir preguntarse por qué se colapsan los hospitales y qué ha hecho tu partido o tu Gobierno en este asunto.

Mejor, dedícate a decidir quiénes somos los  buenos y quiénes son los malos. Otorga certificados, que eso gusta mucho. Nosotros, la buena gente, los de toda la vida: qué gustirrín. Y ellos, que bueno, que ya veremos, que si se portan bien, que si son buenos vecinos, entonces les damos un papelito. Que se integren, que se integren. Tienen que estar tres años sin papeles para conseguir papeles, y en ese tiempo no pueden trabajar legalmente y les resulta complicadísimo alquilar un piso, pero oye, que se integren, que hagan lo que hacemos nosotros y que dejen de joder con sus musiquitas y sus rezos y sus idiomas chungos y sus vestidos de colorines y sus carnicerías, que empiecen a comer butifarra, a ir a los toros, a llevar la bufanda del Athletic o lo que toque en su lugar. Bueno, eso es demagogia, es caricatura. Entonces, si en el certificado no les pedimos que coman butifarra ni vayan a los toros ni lleven bufandas futboleras, porque eso sonaría poco serio, ¿qué les exigimos para darles el certificado? Que se integren. Bueno, ya, pero eso qué es. Cumplir la ley. Que si roban o violan, les entrullen. Pues claro, cómo no, faltaría más. Cumplir la ley, como nosotros los de toda la vida, ¿no? Claro. ¿Y qué más, entonces?

No te dejes enredar, que eso son poses de progre, si tanto les gustan los moros que se los metan en su casa, a ver qué dicen entonces.

Nunca hagas amago de pensar por qué vienen, nunca te pongas en su piel -qué expresión tan desagradable, hay que ver qué pieles-. Si alguien te habla del injusto reparto de la riqueza, de que el lujo es la otra cara del saqueo, y que es inevitable que quienes doblan el lomo intenten venir adonde nos tumbamos en la playa, díselo claro: demagogia, sermón trasnochado.

Y nunca rasques más allá de la imagen del emigrante esquemático. Es una complicación descubrir que algunos vienen porque son brillantes, tienen estudios y se lanzan a desarrollar aquí su talento y sus carreras, o porque son perseguidos políticos, porque están enamorados o incluso porque les va la marcha y la aventura, que también hay de eso, vaya si lo hay. Pero mejor los tomamos a todos como pobrecitos de estómago hambriento y meninges secas, no vaya a ser que nos hagan pensar.

Sobre todo eso: no pensar, no pensar.

Tú a lo tuyo: a dejar con disimulo que vengan a sostenernos el chiringuito y a darles caña para que no nos incordien.

Publicado el 23 de noviembre de 2010 a las 15:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Nace Pikara

Archivado en: Pikara

Las amigas June Fernández, Itziar Abad, Maite Asensio y Lucía Martínez Odriozola han fundado una revista digital: Pikara Magazine. Echaban en falta un medio de comunicación que aunara la perspectiva de género y el buen periodismo, y se han lanzado. En su ideario he encontrado reflexiones y enfoques de los que hacen darle un par de vueltas a la batidora mental, y en sus primeros textos he encontrado historias que me han gustado mucho.

El primer tema de portada, por ejemplo, sobre los casos de intersexualidad: casos de bebés que nacen con una ambigüedad genital que hace muy difícil precisar su sexo. Qué se hace con ellos, qué decisiones se toman, con qué criterios. Dicen que el 1% de la población tiene alguno de los 50 síndromes asociados a la intersexualidad, aunque sólo el 0,018% de los bebés presenta variaciones genitales susceptibles de ser operadas. Son casos tan peliagudos y tan minoritarios, tan inquietantes y molestos cuando uno se pone a pensarlos, que lo más cómodo sería olvidarse de ellos. Pero para eso está el buen periodismo: para hacerlos presentes y removernos los sesos.

Entre otras muchas cosas, Pikara trae ensayos y entrevistas sobre el modo en que las empresas más contaminantes están haciendo pasta a costa de la lucha contra el cambio climático; una entrevista a Eider Elizegi, montañera, viajera y escritora, que pronto publicará Mi montaña, el libro premiado en el concurso Desnivel; y bueno, sí: la versión completa, por primera vez, de mi reportaje Once voces en el desierto, con testimonios de refugiados saharauis -ex combatientes, ministros, amas de casa, artistas, entrenadoras de fútbol...-, divididos en tres bloques:

I. El pasado: la maldición.

II. El presente: empeños en el desierto.

III. El futuro: con las palabras o con las armas.

Que aproveche la lectura pícara.

Publicado el 19 de noviembre de 2010 a las 11:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Cuanto menos publico, más me premian

Archivado en: Periodismo, Groenlandia, La buena prensa

El profe Miguel Ángel Jimeno es una especie de salmonete, siempre envuelto en papeles de periódico, que escribe un blog titulado "La buena prensa", tan optimista como inspirador, empeñado en mostrar que "todos los días se publican páginas de buen periodismo". Aporta pruebas y más pruebas para mantener la fe en este oficio.

Sin tomar en cuenta la ración de croquetas que le va a caer de mi parte, Jimeno habla hoy de "Groenlandia cruje" y lamenta que los diarios no publiquen historias largas. Siempre cuento que Jimeno es mi editor ideal, porque cuando dirigía la revista Nuestro Tiempo me daba páginas y más páginas para que soltara mis morcillas kilométricas. Andaba yo escribiendo un reportaje con cuatro historias de Vespaña cuando, al terminar la segunda, me di cuenta de que ya había rebasado el espacio en el que debía contar las cuatro. Pregunté a Jimeno a ver qué hacía con esas ocho páginas, si lo dejábamos así aunque sólo fueran dos de las cuatro historias, si las abreviaba... y me respondió que siguiera escribiendo, que no había problema en que las ocho se convirtieran en dieciséis, con una sola condición: que fueran buenas. 

Un chollo.

Entiendo que los diarios no publiquen historias tan largas como "Groenlandia cruje", aunque siempre hay opciones: sacarlas en las revistas y los cuadernillos del fin de semana, montar una serie y, por supuesto, abreviarlas. No es nada difícil convertir "Groenlandia cruje" en un reportaje de tamaño convencional para un diario. La cuestión, claro, es si el asunto interesa y si alguien quiere pagar cuatro pelas por el trabajo. Y si no hay nadie, nos buscamos la vida por otros caminos, que cada vez son más abundantes y prometedores.

Jimeno me pidió que escribiera para su blog algunas explicaciones sobre "Groenlandia cruje", sobre mi experiencia de los últimos tiempos con los reportajes y los medios... Lo he titulado "Cuanto menos publico, más me premian". Ahora que lo pienso, ese título necesita un matiz: cuanto menos publico "en los medios tradicionales". Porque de un año a esta parte publico con muchas más dificultades en los periódicos de toda la vida, pero publico cada vez más en pequeños medios, y algunas de mis historias consiguen divulgaciones muy interesantes gracias a que rebotan en medios digitales, en blogs, twitters, facebooks y demás. Me parece un fenómeno cada vez más interesante para los periodistas autónomos. Y sobre eso he escrito los siguientes párrafos para "La buena prensa":

"En el verano de 2009 publiqué dos textos breves sobre Groenlandia en El Diario Vasco. Después seguí escribiendo hasta completar un reportaje largo que se titula "Groenlandia cruje".

Groenlandia me parece una de las sociedades más interesantes en este momento: los inuit orientales que ahora tienen 50 o 60 años nacieron en una cultura prehistórica (no es una manera de hablar: eran cazadores y pescadores nómadas, a muchos sus madres los parieron sobre alguna roca durante las migraciones anuales, pasaron la juventud viajando en trineo para cazar focas a arponazos); el Gobierno danés les obligó -con buena intención y consecuencias desastrosas- a instalarse en asentamientos permanentes y ahora viven con sus hijos y nietos en un mundo de casas prefabricadas, calefacción de gasóleo, muebles suecos, motos de nieve, subsidios, supermercados, relojes, televisión por satélite, internet y turismo. Han pasado de la prehistoria a la globalización en tres generaciones y el coste de semejante salto ha sido brutal (desgarros sociales, tasas inverosímiles de alcoholismo, violencia, suicidios...).

Los jóvenes luchan por fundar una sociedad del siglo XXI en el entorno más hostil del planeta y dentro de pocos años conseguirán la independencia de manera pacífica, apoyada en los ingresos multimillonarios del petróleo, con las mayores reservas mundiales sólo detrás de las saudíes. El deshielo ártico, que acabará definitivamente con el modo de vida tradicional, permitirá extraer el crudo y financiar la independencia de Groenlandia. Así pues, asistimos a la fundación de un país moderno en un mundo de hielo.

No he conseguido que ningún diario quiera publicar esta historia (matizaré: no he conseguido que ninguno quiera pagarla, aunque sea cuatro duros, porque sí que me han propuesto publicarla gratis, como ya me ha ocurrido varias veces con otros temas en los últimos meses).

Cada vez me cuesta más publicar este tipo de reportajes viajeros en los diarios tradicionales, mucho más que hace un par de años, y como no creía que un comando inuit empezara a poner bombas en Copenhague, lo cual quizá me daría alguna oportunidad de venderlo, decidí presentar el texto a un concurso. Lo hago cada vez más a menudo, para intentar completar el sueldo. Y me acaban de dar el premio Essery de relatos viajeros por "Groenlandia cruje".

El fenómeno es curioso: cuanto menos publico, más me premian. Me acaba de pasar con "Groenlandia cruje". También me pasó con "Mineritos", el reportaje sobre los niños mineros bolivianos, hace un año.

Leer texto completo »

Publicado el 16 de noviembre de 2010 a las 11:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Bidai kazetaritzaz

Archivado en: Periodismo

Nerea Azurmendik elkarrizketa egin dit gaurko El Diario Vasco-n: "Topiko eta aurreiritzi asko mugi daitezke istorioak kontatzen".

Publicado el 14 de noviembre de 2010 a las 12:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El hombre de los doscientos penes

Archivado en: Reportajes, Islandia

"-¿Sabe usted si en España siguen utilizando penes de toro para fabricar fustas?

Confesé mi ignorancia en tan apasionante cuestión y Sigurdur Hjartarson, autor de la pregunta, director del Museo Falológico de Islandia, me enseñó el pene. El del toro. El que se usa como fusta. El que le regalaron hace 34 años y con el que empezó su sobresaliente colección".

CNN México publica mi reportaje sobre el museo islandés de falos, gracias a la mediación del amigo y maestro Allendegui.

Lástima que no se me ocurra ningún juego de palabras.

(El señor Hjartarson atiende una llamada).

 

 

 

Publicado el 12 de noviembre de 2010 a las 09:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Premio Essery para "Groenlandia cruje"

Archivado en: Groenlandia, Mikel Essery

Amigos, me han dado el premio Mikel Essery de relatos de viajes por el texto "Groenlandia cruje".

El premio consiste en un viaje de los que organiza la agencia Banoa, que siempre son originales y muy pero que muy atractivos. Pero aún debemos concretar cuál será. Llevo desde ayer girando la bola terráquea y hojeando el catálogo de Banoa. Que si caminatas por Libia, rascadas de tripa en Socotra, carreras de sacos en Omán...

Recortes de hoy:

-Noticias de Gipuzkoa: "Viajo para acercarme a los demás"

-El Diario Vasco: "Ander Izagirre gana el premio de relatos viajeros Mikel Essery"

-Gara: "Ander Izagirreren "Groenlandia cruje", Mikel Essery bidaia-kontakizun lehiaketan irabazle".

Y Europa Press, para que los frívolos de Dani y Zigor hagan comentarios sobre la camisa.

 

Publicado el 10 de noviembre de 2010 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

"Los jóvenes queremos la vía pacífica pero no tememos a la guerra"

Archivado en: Sáhara

Arde El Aaiún, la ciudad de la que huyeron hace 34 años los padres de Mohammed Lamin tras la invasíon marroquí, y me acuerdo de aquel chaval nacido y criado en un campamento de refugiados en pleno desierto, del que quizá nunca pueda salir, y de sus palabras como cinceles.

(Foto: Mohammed Lamin, en el desierto de Tindouf, Argelia).

"Estoy muy concienciado. Sé lo que le pasó a mi familia, estudié la historia de mi pueblo, conozco la actualidad internacional. Participo en los movimientos políticos. Y quiero darlo todo por la causa saharaui.

Admiro a la generación de nuestros padres. Construyeron un país en el desierto, abrieron un camino donde no había nada y gracias a ellos los jóvenes hemos podido formarnos. Somos una generación preparada. Ahora queremos decir a los mayores que tomaremos el relevo, que seguiremos su lucha con todas nuestras fuerzas.

Mi familia era de El Aaiún. Mi padre luchó con el Frente Polisario y estoy muy orgulloso de él. Pon su nombre, por favor: Mustafá Abdallah. Estoy orgulloso porque arriesgó la vida por su gente, por una causa justa.

Cuando llegó la invasión marroquí, mi familia escapó de noche. Tuvieron que dejar en El Aaiún a algunos viejos y a algunas embarazadas que no podían huir. Desde entonces no los han vuelto a ver. ¿Viste ayer, durante el concierto en las dunas de Dajla, cómo salieron dos chicos al escenario con una bandera saharaui? Son primos míos que han venido de El Aaiún, activistas de los derechos humanos en los territorios ocupados. Participan en las manifestaciones pero son pacíficos. Uno de ellos estuvo preso. Y es la primera vez que vienen a los campamentos, a conocer a sus familiares. Yo no los había visto nunca".

Unos días más tarde, cuando regresaron a El Aaiún, los dos primos de Mohammed y otros nueve defensores de los derechos humanos fueron recibidos por una multitud de saharauis, concentrados para reivindicar el derecho a la autodeterminación. La policía marroquí cargó contra la muchedumbre y dejó decenas de heridos.

Mientras tanto, un tribunal militar marroquí prosigue su juicio contra otros seis saharauis que también fueron apresados al regresar de una visita a los campamentos de refugiados, en octubre de 2009. Entre ellos se encuentra Brahim Dahane, presidente de la principal asociación saharaui defensora de los derechos humanos, quien ha sido encarcelado varias veces en prisiones secretas, según denunciaron Amnistía Internacional y Human Rights Watch, y que fue premiado por el Gobierno sueco y la Comisión Internacional de Juristas "por arriesgar su vida con tenacidad y medios pacíficos en su lucha por los derechos humanos en el Sáhara Occidental". Dahane y las otras cinco personas están acusadas por Marruecos de "atentar contra la seguridad del Estado" y "colaborar con el enemigo".

Sigue Mohammed:

"El asunto está muy claro. Nuestro objetivo irrenunciable es la libertad. Para conseguirla, hay dos caminos: las palabras o las armas. Queremos seguir con la vía pacífica, defendernos con argumentos, hablando, negociando. Y sólo pedimos que se cumpla la ley, lo que dicen las resoluciones de la ONU. Pero ¿cómo contesta Marruecos? Con palizas, secuestros, cárceles y torturas. No nos dejan otro camino que tomar las armas. Y si es lo último que nos queda, lo haremos. Los jóvenes no tenemos miedo a la guerra".

*

Este testimonio es parte del reportaje "Once voces del desierto", que pronto publicaré en versión íntegra en la nueva revista digital Píkara.

 

Publicado el 8 de noviembre de 2010 a las 18:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Aprovecha, aprovecha ahora, que luego...

Archivado en: Josu Iztueta, Viajes

Cuenta Josu Iztueta que cuando empezaron a viajar por el mundo con la Nairobitarra, a los veintipocos años, la gente les decía: aprovechad, aprovechad ahora, que más adelante no podréis. En la treintena, les decían: qué, ya vais teniendo una edad para sentar la cabeza, ¿no? Y ahora, a los cincuenta, la gente de su edad les dice: a ver si cuando me jubile empiezo a andar como vosotros.

Publicado el 5 de noviembre de 2010 a las 12:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Proyección de "Mineritos" en Altza

Archivado en: Mineritos

El próximo sábado daré la proyección "Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia" en el barrio donostiarra de Altza.

Cuándo: Sábado 6 de noviembre, a las 18.00 (primero los organizadores de la asociación Ibiliz ofrecerán un café con pastas de comercio justo y después pasaremos a la proyección).

Dónde: Casa de cultura Tomasene. Camino Darieta 6, Altza.

De paso os cuento que andamos cerca de concretar una manera de echar un cable a los niños mineros de Potosí, tal y como venimos intentando desde hace un año. Espero daros pronto alguna noticia.

Publicado el 4 de noviembre de 2010 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD