miércoles, 29 de marzo de 2017 11:35 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Demos trabajo al lobo

Archivado en: Escapadas, Sierra Salvada

Dicen que esta lobera de Sierra Salvada -ahora reconstruida- funcionó desde el Neolítico hasta 1955, cuando cayó el último. Ahora el lobo ha vuelto.

A mí, antes del paseo, me dijeron que tuviera cuidado. Pero no con el lobo, sino con los mastines que defienden de los lobos a los rebaños de ovejas. Ese mismo domingo ocurrió esto.

Mi propuesta para las autoridades burgalesas, alavesas y vizcaínas: insertar socialmente al lobo, otsoa, con trabajos dignos:

Uno:

Y dos:

Publicado el 22 de septiembre de 2010 a las 13:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Caminata por el río fósil

Archivado en: Escapadas

No sé por qué me gusta tanto caminar orilla arriba, seguir más allá de donde se acaban las sendas, para encontrar el punto en el que nacen las aguas. Podría ser un ramalazo infantil y divertido, jugar a ser Speke, Burton, Stanley o Livingstone, pero creo que es porque me fascinan esos empeños tan concienzudos como un poco absurdos de medir el mundo (el milímetro exacto en el que está Roncal, los tres puntos que constituyen el verdadero fondo de un gigantesco salar en el interior achicharrado de Australia, la cuadrícula trazada sobre un continente aún sin explorar), esos empeños geográficos, científicos, racionales, de fijar certezas donde todo es ambiguo por definición.

Por ejemplo: el río que ayer remonté hasta su origen nace en esta covacha... sólo cuando nace en esta covacha.

Me han encargado un reportaje sobre la cascada en la que nace un río famoso. Pero pensé que el río no nace en la cascada: antes de dar el salto, baja por una ladera suave, sin apenas elevación, y decidí remontar ese cauce hasta descubrir su origen verdadero. Así llegué a la covacha. Ayer no salía de ella ni una gota y los primeros kilómetros del cauce estaban secos. Pero tiene su gracia salirse de las rutas señalizadas: ayer descubrí este precioso paseo que sube y baja por un río fósil, por la huella de caliza pulida que serpentea por la ladera como una cicatriz.

El paseo seco permite seguir cuesta abajo la corriente imaginaria hasta el mismísimo borde  de un anfiteatro rocoso en el que...

...salta a un abismo de 270 metros (arriba podéis ver un mirador, con gente asomada al precipicio).

Leer texto completo »

Publicado el 20 de septiembre de 2010 a las 13:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Javier Iriondo, cortador de caña

Archivado en: Viajes, Australia, Los sótanos del mundo

Mil anécdotas de la otra emigración, la nuestra, la de hace sólo cincuenta años: aquel baserritarra que embarcó en Barcelona rumbo a Estados Unidos, y que cuando el barco llegó a Nápoles para recoger a emigrantes italianos, escuchó una lengua extraña, pensó que aquello debía de ser Nueva York y se bajó; o aquel emigrante que después de muchos años volvió de Australia a casa para ver por última vez a sus padres, pero, avergonzado porque no regresaba enriquecido como todos esperaban, se bajó del tren un poco antes de llegar al pueblo, dio media vuelta y se volvió a las antípodas; o el susto de Mari Jose, hija de emigrantes, nacida y criada en la zona tropical de Australia, que de niña viajó a Asturias para conocer a sus abuelos y que, cuando un día amaneció nevando, corrió gritando que el pueblo estaba cubierto de azúcar.

Estas historias y muchas otras nos las contó Javier Iriondo, un guipuzcoano que lleva 50 años en Australia. Pasamos dos días en su casa, en Glengarry (estado de Victoria), escuchando hipnotizados sus relatos alrededor de la mesa. También recuerdo que nos informó de un Alavés, 0; Real Sociedad, 1, creo que con Periko Alonso de entrenador.

El blog como maritate: "A la vuelta del viaje empezamos a montar una narración, un relato principal al que le vamos quitando unas piezas y añadiendo otras, y que al final se consolida en forma de reportajes, libros o charlas. Con el tiempo, esa narración se ensambla del todo y apenas recordamos ninguna otra cosa: creemos que el viaje fue lo mismo que el relato.

Por eso resulta fascinante -y un poco inquietante- volver a los cuadernos de notas unos años después. Porque se descubre algo tan obvio y tan rápido de olvidar como que el relato es un mecano. Y también encontramos algunas piezas bastante curiosas que se quedaron fuera".

Como conté hace unos días, se cumplen diez años del inicio de la expedición Pangea, aquel viaje que nos llevó por por las depresiones más profundas de cada continente. Escarbando en carpetas viejas, he encontrado algunas historias que quedaron fuera de los reportajes, los libros y las proyecciones, y que se iban borrando ya de la memoria. Por ejemplo, los  siguientes retazos de la historia de Javier Iriondo:

Muchos vecinos emigraban, el pueblo se vaciaba, así que el cura de Legorreta (Guipúzcoa) dedicó varios sermones dominicales a pintar Australia como una sucursal del infierno: "Allí trabajan en la jungla, semidesnudos como monos, acechados por bestias salvajes y bichos venenosos, no saben ni en qué día viven".

"Todo lo que contaba el cura me animaba más a irme", cuenta Javier Iriondo, natural del caserío Domingotegi, en el barrio Koate de Legorreta, donde vivía con sus padres y trece hermanos y hermanas.

Leer texto completo »

Publicado el 17 de septiembre de 2010 a las 15:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Twitter-narrazioa Nairolau autobusean

Archivado en: Nairolau, Mundu-Zaintzaileak, Maite Goñi, Mikel Iturria, Izaskun Pérez

Nairolau autobusean "Mundu-zaintzaileak" emanaldia eskaini nuen atzo, eta hitzaldi-tertulia-afariaren twitter-narrazioa egin zuten Maite Goñik (@euskaljakintza), Mikel Iturriak (@iturri) eta Izaskun Perezek (@nuksazi), argazki eta guzti. Nairolau 2.0!

 

Publicado el 17 de septiembre de 2010 a las 10:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Diez años de la expedición Pangea, diez años del Basque Hotel

Archivado en: Viajes, Pangea, Josu Iztueta

Hoy se cumplen diez años del día en que volamos a San Francisco (California) para empezar la expedición Pangea, el viaje al fondo de los continentes.

En el impreso de entrada a Estados Unidos debíamos anotar en qué hotel íbamos a alojarnos. Alguien leyó que en San Francisco existía un Basque Hotel, así que los ocho del grupo decidimos escribir ese nombre en el impreso. Aquella noche, después de alquilar la furgoneta con la que recorreríamos el Far West durante cuatro semanas, nos fuimos a un parque, extendimos las esterillas y los sacos en un rincón y nos echamos a dormir. A partir de entonces, "una noche en el Basque Hotel" pasó a ser sinónimo de una noche al aire libre (nueve de cada diez, en los siguientes meses).

Aquella primera noche tuvo sorpresa. En plena madrugada nos despertaron el motor de un coche y unos focos: la Policía. Un agente bajó del coche y nos dio cuatro voces para despertarnos. Luze, un biólogo leitzarra de más de 1,90 m, se levantó y se acercó al poli para hablar con él. El poli, receloso ante aquel yeti navarro que se le acercaba en la penumbra, le pegó un empujón en el pecho. No recuerdo qué le contamos al agente, pero recogimos los bártulos, nos fuimos del parque y pasamos las horas en la furgoneta hasta el amanecer.

Apenas recuerdo el Golden Gate o la isla de Alcatraz pero se me grabó el empujón del policía de la primera noche. Aquel momento tenso y la expulsión del parque estuvieron muy bien. Todo estaba muy bien, todo nos parecía fantástico, todo era pura efervescencia en el arranque de un gran viaje que al menos a mí, con 24 años, me trazó un surco muy profundo que llega hasta hoy mismo, diez años después.

(Foto: en las dunas de Mesquite, Valle de la Muerte, California, el lugar más bajo, seco y caluroso de América del Norte).

Durante nueve meses recorrimos las depresiones más profundas de América del Norte (Valle de la Muerte, -86 m), Australia (Lago Eyre, -15 m), América del Sur (Laguna del Carbón, -105 m), Europa (Mar Caspio, -28 m), Asia (Mar Muerto, -411 m) y África (Lago Assal, -157 m).

Lo he contado muchas veces: el mediodía en que Josu Iztueta -a quien yo no conocía en persona- me telefoneó a mi piso de la calle Jarauta para proponerme el viaje, le dije inmediatamente que sí. Cuando colgué el teléfono, con los macarrones fríos, ya había decidido dejar el trabajo, aparcar durante casi un año la vida cómoda y feliz que llevaba entonces y fundirme todos mis ahorros, hasta la última pela, tragando millas. No creo que todo esto tenga ningún mérito especial, porque tomar la decisión no me costó absolutamente nada. No pensé, no dudé. Un fogonazo. 

De aquel viaje volví con mil exploraciones, algunas lecciones y un par de convicciones. También con reportajes, crónicas, entrevistas, charlas y un par de libros: El testamento del chacal y Los sótanos del mundo (éste último, compendio del viaje por los seis continentes, se publicó cuatro años después de la expedición: necesité todo ese tiempo para sedimentar la riada de historias que recibimos en aquellos nueve meses).

Rebuscando en carpetas viejas, he encontrado algunas historias de la expedición que quedaron fuera de los libros, los reportajes y las charlas. En los próximos días colgaré aquí alguna que otra.

Mientras tanto, os dejo los enlaces al reportaje-resumen que publiqué en la revista Barrabés hace ya nueve años.

-Viaje al fondo de los continentes (I): "Durante nueve meses hemos recorrido las depresiones más profundas de todos los continentes. Por el camino confirmamos una sospecha: todavía quedan vacíos en los mapas y los atlas. Hemos pisado tierras olvidadas, pero nos han sorprendido aún más las historias y las vidas que encontramos allá. Y volvemos con una lección: las ventanas de nuestra casa son muy estrechas".

-Viaje al fondo de los continentes (II): América del Norte, Australia y América del Sur.

-Viaje al fondo de los continentes (III): Europa, Asia y África.

(Foto: Josu Two Fingers Iztueta en la oficina de prensa de un camping australiano).

Publicado el 15 de septiembre de 2010 a las 17:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Sábado, tortazo; domingo, rabia; lunes, triunfo

Archivado en: Ciclismo, Igor Anton, Mikel Nieve

1. Sábado. Igor Antón, líder de la Vuelta y con muchas papeletas para ganarla, pisa una rama cuando el pelotón va lanzado a 70 km/h en una bajada, se pega un trompazo, se rompe el codo, se abrasa el cuerpo y tiene que abandonar.

2. Domingo. Después de pelear dos semanas por ganar la Vuelta, después de tenerla más a tiro que nunca y después de que el asfalto les arrancara el maillot de forma literal, el Euskaltel parece un equipo en trance de liquidación. Descabezado y sin objetivos, empieza a disolverse. Se retira Beñat Intxausti. Egoi Martínez, también retirado tras luxarse el hombro en la misma caída que Antón, tras llorar de rabia tirado en la carretera, habla desde un hospital: dice a sus compañeros supervivientes que no hace falta que hagan exhibiciones, que terminar la Vuelta y llegar a Madrid en estas circunstancias ya es un mérito.

Pero los supervivientes del equipo publican una carta abierta. "Las heridas de nuestros compañeros, de nuestros amigos, aún nos escuecen, aún nos sangran", dicen. Dan las gracias a los aficionados, que les han aplaudido más que nunca. Y prometen seguir peleando "con todas las fuerzas" para acabar la Vuelta como sus compañeros se merecen: "con la cabeza bien alta".

3. Lunes. Etapa reina de la Vuelta. Tres ciclistas del Euskaltel, Juanjo Oroz, Amets Txurruka y Mikel Nieve, dan una exhibición de estrategia: se fugan con tres puertos de primera por delante, alcanzan al grupo de escapados, Oroz se vacía en el llano, Txurruka marca el ritmo en las subidas y Nieve, una de las sensaciones de la Vuelta, ataca en la última ascensión. Deja atrás a un campeón como Luis León Sánchez, resiste los ataques de los ciclistas que se están jugando la clasificación general -Kreuziger, Nibali, Frank Schleck, Joaquín Rodríguez, Mosquera, Sastre: casi nada- y consigue su primer triunfo como ciclista profesional, en la mejor etapa de una de las mejores Vueltas de los últimos años, para dedicársela a Igor Antón, a Egoi Martínez, al resto de los compañeros y a los aficionados.

Cómo no me va a gustar el ciclismo, hombre.

Publicado el 13 de septiembre de 2010 a las 18:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

"Para que las mujeres tengan vida"

Archivado en: Reportajes, Viajes, Bolivia

(Viene de "Las madres guaraníes saltan a la cancha")

"Acá las mujeres están muy estropeadas, muy maltratadas, sufren condiciones pésimas. Además viven arrinconadas, sin capacidad de decisión, por eso lo más urgente era crear un espacio de encuentro, un pequeño ámbito de libertad donde pudieran reunirse, conocerse, hablar de sus derechos y mejorar la autoestima", dice Margoth Segovia. Así nació en Camiri la sede local de Momim (Movimiento de Mujeres Indígenas del Mundo), una asociación impulsada por Pilar Mateo, la doctora valenciana que inventó una pintura repelente contra las vinchucas, el insecto que transmitía el Mal de Chagas y mataba a cientos de personas en regiones pobres como el Chaco.

El éxito de Momim debe mucho al empeño de su directora Segovia, quien corre de un lado para otro a todas horas, impulsando proyectos, celebrando reuniones, organizando partidos de fútbol, atendiendo a docenas de casos particulares, luchando contra el estrés y la hipertensión que a menudo la golpean: "En 2003 empezamos a organizar reuniones de mujeres todos los miércoles, para dar charlas y talleres sobre salud, educación, derecho... Una semana acudían tres mujeres. A la siguiente, ninguna. Pero yo insistía, insistía. Hoy tenemos 280 socias y vienen por docenas a todos los actos".

Momim pretende que las mujeres del Chaco posean los recursos necesarios para desarrollar una vida propia: organizan cursos de capacitación profesional (hostelería, informática, peluquería, textiles...), les ayudan a montar microempresas (por ejemplo, con carritos ambulantes para la venta callejera de comida), les ofrecen el asesoramiento de una abogada para sus negocios y sus conflictos familiares, y abren espacios de ocio como el fútbol.

También es un altavoz: "A las mujeres no se nos escucha en la vida pública", dice Segovia. "En el periodismo boliviano, por ejemplo, no existimos. Por eso emitimos "Mujeres sin fronteras", un programa de radio semanal [se puede escuchar en www.radiodelchaco.com, los lunes a las 22 h, hora española]. Tratamos asuntos como los malos tratos, de la que nunca se hablaba de puertas afuera, difundimos los derechos y las leyes, porque muchas mujeres las desconocen... Al principio me daba apuro entrevistar a hombres, pero ellos mismos empezaron a llamar a la radio para apoyarnos, para reconocer que fallan en algunas cuestiones, para decir que deben cambiar las mentalidades. Me alegra tanto que participemos todos, hombres y mujeres... Por fin hablamos abiertamente de nuestros problemas".

Publicado el 13 de septiembre de 2010 a las 10:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Las madres guaraníes saltan a la cancha (1)

Archivado en: Reportajes, Viajes, Fútbol, Bolivia

Las mujeres del Chaco boliviano crían a cinco o seis hijos, a veces nueve o diez, hacinados en una caseta de adobe sin agua ni electricidad, acosados por el hambre y las enfermedades parasitarias. Con los maridos ausentes, ellas llevan la casa, cultivan la tierra, cuidan animales y salen unas horas a la ciudad para vender empanadas en la calle o trabajar en el servicio doméstico. Todavía les quedan fuerzas para organizar un equipo de fútbol, entrenarse por las noches, jugar partidos los domingos y empujar una pequeña revolución social a balonazos.

El partido entre los equipos de Urundaiti y Boyuibe se retrasa unos minutos: Susana, una de las jugadoras, está detrás del córner dando el pecho a su bebé. Por fin, entrega la criatura a una amiga, sale corriendo al campo y se instala en el borde de su área, donde no dejará pasar ni un balón en todo el partido. Susana, defensa central infranqueable, es una mujer guaraní que tiene 25 años y seis hijos.

(Estas fotos y otras más, igual de buenas, son de Daniel Burgui).

El partido sufre otra demora: alguien indica que tres de las futbolistas están embarazadas y no deberían participar. Se reorganiza el equipo. Unas señoras obesas de unos 35 o 40 años se visten la camiseta y sustituyen a las embarazadas. Con ellas sale otra chica de 15 años, que también ha estado amamantando a su bebé en la banda.

El árbitro lleva por fin el balón al centro del campo, una explanada de tierra en la aldea guaraní de Urundaiti, bacheada y generosamente alfombrada por cagadas de oveja. Las futbolistas se acercan y forman un corro para escuchar las palabras de Margoth Segovia, promotora de estos encuentros: "Amigas, nos reunimos para disfrutar todas juntas del deporte. No se trata de jugar a muerte. Queremos que perdure la amistad, el respeto y la solidaridad entre todas nosotras. Hacemos deporte para distraernos de lo que ustedes ya saben".

La revolución del fútbol

Lo que ellas ya saben: cinco o seis hijos, a veces nueve o diez, hacinados en una caseta de adobe sin agua ni electricidad, acosados por el hambre y las enfermedades parasitarias. Maridos que se marchan y no vuelven. O que vuelven borrachos, gritando y golpeando. Trabajo sin descanso para cuidar a los niños y llevar la casa, limpiar, coser, cocinar, cultivar un poco de maíz en una parcelita miserable, criar algún chancho, unas gallinas, y salir unas horas a la ciudad para vender empanadas en la calle o limpiar casas a cambio de unos pesos. Y por las noches, fútbol.

Leer texto completo »

Publicado el 10 de septiembre de 2010 a las 16:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Es un honor

Archivado en: Cuidadores de mundos

Me hace tan feliz que mis amigos y lectores ganen dinero, que he decidido compartir con vosotros una sencilla manera de llenar el bolsillo: comprad ejemplares del libro Cuidadores de mundos, cuantos más mejor, que aquí cuestan 12 euros, y después vendedlos en Toluca de Lerdo, ciudad a 2.680 metros que presume de ser la más alta de México, habitada por mazahuas, otomíes, matlatzincas y nahuas, urbe hermosa y afrancesada, donde los ejemplares se cotizan a 290 pesos (unos 17,5 euros).

Una vez hecho el negocio, aprovechad para nutrir vuestras selectas bibliotecas. La página recomienda otros "libros similares": Ser como el río que fluye, de Paulo Coelho, El aguacate y su manejo integrado (riego, plagas, cosecha) y Para leer al pato Donald.

Publicado el 8 de septiembre de 2010 a las 22:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¿Hoy está alegre el corasón?

Archivado en: Escapadas, Albaola, Trainera, Paísss

Nos enteramos entre las dos tandas, a bordo de una trainera, en plena bahía de La Concha. El que estaba escuchando la radio con auriculares, cantando los tiempos de Kaiku, San Juan, Astillero y Donostiarra, se calló un rato y luego dijo en voz baja algo confuso sobre un anuncio de alto el fuego.

La noticia circuló de proa a popa en susurros, soltamos alguna exclamación entre dientes, hubo un silencio raro y luego salieron Urdaibai, Orio, Pedreña y Hondarribia.

Me vino el arranque de una canción añeja:

Regatas en San Sebastián / hoy está alegre el cooorasón...

Pero pensé que el corasón sólo estaba alegre

para apostarse sincuenta a dies / que gana Aita Manuel.

Y poco más.

El traje nuevo me pondré / y después de Misa Mayor / iré a contemplar / cómo va a ganar  / San Pedro contra San Juan. / No temas, Miren, que vuelva yo / medio moskorra, medio arruinao / voy a ser rico / y he de comprarte / mantelería de buen color...

*

Fui remando con la gente de Albaola, desde Pasai Donibane - Pasajes de San Juan hasta la bahía de La Concha, a bordo de la trainera Ameriketatik (réplica construida a mano de una trainera del siglo XIX):

Otros remaban en el potín Arditurri:

Echamos el ancla en la bahía y vimos en el mismo borde del campo de regateo la primera jornada de las regatas de La Concha, que ya está casi en manos vizcaínas (Kaiku o Urdaibai).

Cristina dio voces y zarandeó su toalla cuidadosamente escogida para animar a los rosas de San Juan, que el próximo domingo remarán en la tanda de honor:

Remamos de vuelta a Pasajes, comimos un bocadillo en la plaza, hubo un amago de brindis por la noticia y nadie tenía muchas ganas de hablar del asunto.

Recuerdo la euforia de otras veces, tras otros anuncios de alto el fuego.

Hoy leo blogs, faceboks, twitters, hablo por teléfono con amigos: no hay apenas rastro de euforias. Leo, sobre todo, a gente que cree que debería sentirse contenta y no lo consigue. Pesimistas que intentan contagiarse de los optimistas. Muchos que se han quedado ni fu ni fa, que no han vivido ninguna ilusión especial, que están ya muy cansados. En Facebook leo un comentario que ilustra de maravilla este destemple: sentí la obligación de estar contento,  dice alguien, pero en vez de abrir champán me tomé una cerveza en casa.

Pues eso: nos tomaremos una cerveza en casa, pero no estamos para salir a la calle con champán.

A mí me parece que para explicar el destemple son muy aplicables las dos lecciones que aprendí remando con los de Albaola en Bretaña: una y dos.

*

(La trainera vasca conquista Bretaña)

Publicado el 6 de septiembre de 2010 a las 12:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD