viernes, 30 de septiembre de 2022 07:52 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

En busca del cráter de la muerte (Orue y Smit)

Archivado en: Haitzen hitza, Jan Smit, Xabier Orue-Etxebarria, dinosaurios, Chicxulub

En la segunda jornada de las conferencias Haitzen hitza, los geólogos Xabier Orue-Etxebarria y Jan Smit relataron uno de los episodios más apasionantes de la historia de la ciencia: la búsqueda del llamado "gran cráter de la muerte", cuyo descubrimiento en Chicxulub (México) hace unos treinta años confirmó que los dinosaurios se extinguieron por el impacto de un enorme asteroide.

(Foto: Xabier Orue-Etxebarria, durante el rodaje del documental Flysch, haitzen hitza)

Las rocas de la cuenca vasca constituyen uno de los mejores escenarios de la geología mundial para investigar las huellas de semejante catástrofe, y aquí se obtuvieron algunas de las pruebas clave para confirmarla. En el flysch de Zumaia, por ejemplo, se aprecia perfectamente una misteriosa capa de hace 65 millones de años: en la capa anterior abundan las especies de fósiles, pero en la capa posterior han desaparecido casi todos. La capa intermedia que marca esa extinción masiva es el famoso límite K/T (límite entre el Cretácico y el Terciario), presente en todo el mundo en afloramientos que datan de esa época.

Xabier Orue-Etxebarria, investigador de la cuenca vasca, explicó que ese estrato rocoso muestra la quinta y última extinción masiva que ha ocurrido en la historia de nuestro planeta (una extinción masiva es aquella en la que desaparece más del 50% de las especies en un periodo inferior a tres millones de años). En la del K/T desapareció hasta el 70% de las especies, incluidos los dinosaurios, que desaparecieron muy rápido, y podría decirse que gracias a esa extinción estamos nosotros aquí: en ese momento acabó el reinado de los grandes reptiles y empezaron a prosperar los pequeños mamíferos.

Jan Smit fue uno de los investigadores que en los años 70 empezó a buscar las razones de aquella extinción tan brusca y generalizada. ¿Fue por alguna epidemia, por una actividad volcánica descomunal, por una competencia entre especies? A principios de los 80, tanto él como otros geólogos demostraron que la misteriosa capa K/T presentaba una gran abundancia de iridio, cien veces mayor que las capas anteriores y posteriores. El iridio es un elemento muy extraño en la Tierra pero frecuente en los asteroides: tuvo que caer del cielo. También descubrieron la presencia de microtectitas en esa capa: unas gotas vítreas que salen despedidas tras el impacto de un meteorito, y en este caso con tanta violencia que algunas llegaron hasta la Luna y otras dieron hasta cuatro vueltas al mundo antes de posarse.

Según los cálculos de los científicos, aquel impacto tuvo que producirlo un asteroide de 10 kilómetros de diámetro y debió dejar un cráter de 180 kilómetros de diámetro. Smit relató ayer la emocionante búsqueda de ese gran agujero, que podía estar en el fondo del océano, o en tierra firme pero sepultado bajo miles de metros de sedimentos, o erosionado hasta ser irreconocible...

Los geólogos-detectives utilizaron varias pistas para localizar el punto de impacto del gran asteroide. Por una parte, los cuarzos de choque: láminas vítreas que se forman bajo las enormes presiones de un impacto, y que aparecían repartidas por todo el mundo en esa capa de hace 65 millones de años. Tras el choque, los cuarzos más livianos volaron más lejos. Los mayores y más pesados se posaron antes. Así, viendo en qué zonas se encontraban cuarzos más pesados y cuarzos más ligeros, dedujeron que el impacto debió de ocurrir en el Caribe. Otra pista fueron los grandes depósitos de arenas encontrados en algunos afloramientos de Estados Unidos: son materiales arrastrados por varias oleadas de un gigantesco tsunami, justo en la época del meteorito, y llegaron precisamente desde el Caribe.

Por fin, a finales de los años 70, los datos de las prospecciones petrolíferas realizadas en la península mexicana de Yucatán permitieron identificar un enorme anillo enterrado bajo cientos de metros de sedimentos (parte bajo el mar y parte bajo tierra firme). Coincidían todos los datos pronosticados por los geólogos: el diámetro del anillo era de 180 kilómetros, estaba situado justo en el punto central hacia el que señalaban los cuarzos de choque de todo el mundo y las arenas del tsunami, contenía los elementos hallados en la capa K/T... Sin dudas, aquel era el cráter que había dejado el asteroide que mató a los dinosaurios.

¿Cómo acabó aquel impacto con el 70% de las especies del planeta? Si juntamos las inmensas nubes de polvo que levantó el choque, la humareda de los grandes incendios que provocó y seguramente la coincidencia de unos volcanes muy activos en aquel tiempo (como se demostró en la India), tenemos un planeta envuelto en tinieblas durante muchos años. Sin luz solar, se interrumpió la fotosíntesis y se cortó de cuajo la cadena alimenticia: murieron las plantas, luego los herbívoros y por fin los carnívoros. Los dinosaurios, que llevaban 130 millones de años sobre la Tierra, se extinguieron en menos de diez mil años.

Ahora sabemos que los impactos de grandes objetos extraterrestres causaron otras de las grandes extinciones. Smit aseguró que ahora mismo debemos preocuparnos de otros riesgos para la vida en nuestro planeta, pero no de los asteroides: ningún meteorito superior a un kilómetro de diámetro chocará contra nuestro planeta en los próximos diez mil años.

Así que la Real tiene tiempo para volver a Primera antes del fin de los tiempos.

* * *

El límite K/T es visible en muchas partes del mundo. Curiosidad para los nativos donostiarras y visitantes: según explicó ayer Orue-Etxebarria, uno de esos límites que marca la extinción de los dinosaurios es visible en los estratos rocosos que hay junto al túnel de la variante en Herrera, y hay otro en el mismísimo Pico del Loro (aunque parece que lo taparon con hormigón hace unos años, para que no hubiera desprendimientos).

Publicado el 6 de mayo de 2009 a las 12:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 5

1 | Eric (Web) - 06/5/2009 - 14:04

Tremenda historia, Ander, no tenía ni idea de la existencia de ese cráter. Yo creo que en 10.000 años la Real ya volverá a Primera.

2 | Jurdan (Web) - 06/5/2009 - 15:43

Dependerá, claro, de los encargados de dirigir la nave antes de que nos pille el asteroide (pienso estar cuando venga de visita).

Interesagarria benetan.

3 | bettyboop - 06/5/2009 - 21:48

Leer esto es como haber ido a las conferencias! qué lujo!
Me ha tranquilizado un montón la aclaración de que las extinciones masivas son las que se producen en periodos inferiores a tres millones de años...eso y que no moriremos por un meteorito.
bettyboop

4 | Luis (Web) - 07/5/2009 - 00:10

"ningún meteorito superior a un kilómetro de diámetro chocará contra nuestro planeta en los próximos diez mil años"....bien, menos mal..entonces me voy a la cama tranquilo....jejeje.

5 | Ander - 07/5/2009 - 09:54

Sí, el impacto de un meteorito es una posibilidad remota. No tenemos que preocuparnos porque, como dicen los científicos en estas jornadas, tenemos mil amenazas mucho más inmediatas y mil oportunidades para palmarla a lo grande.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD