viernes, 1 de julio de 2022 13:45 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

¡Que te comas al abuelo! Ya no, mami

Archivado en: Batido de coco, Luis Pancorbo

Cuando escribí aquellas entradas sobre los testimonios humanos en las cumbres de los alrededores (Bianditz, Jaizkibel), volví a pensar en un asunto que siempre me ha intrigado: el empeño que tiene mucha gente en organizar el destino de su propio cadáver.

En cierta ocasión, un amigo dijo que quería que esparciesen sus cenizas en tal monte. Lo dijo muy serio y sin motivo aparente (incluso creo que la Real había ganado ese domingo). Yo nunca he sentido ninguna inquietud por ese asunto. No sé, quizá me surja más adelante, pero ahora mismo no veo mucha diferencia entre que mi cadáver se haga uno con el cosmos o que se lo echen para comer a los perros. Bueno, sí: en el cosmos quizá me encuentre con Paulo Coelho, y eso sí que no.

Por el momento, mi única y leve preocupación es que se proceda con mis restos de una manera barata, rápida y limpia (un chorro de combustible y una cerilla, fluash). No se me ocurre ningún otro deseo post mortem (en realidad, no se me ocurre nada que un fiambre pueda desear). Sí, alguna vez he propuesto que me disequen haciendo muecas, con los brazos extendidos y la mano abierta hacia arriba, y que me coloquen de esa guisa en el recibidor de una casa, para que las visitas puedan colgar sus abrigos y sus paraguas en mis brazos y manos, mientras ríen y comentan la graciosa ocurrencia y sus ganas de imitarla.

Aparte de esas tonterías, no se me ocurría nada más. Hasta que hace unos días, en Tolosa, escuché una interesantísima conferencia del viajero, periodista, antropólogo y gran divulgador Luis Pancorbo, que habló sobre ciertas tribus amazónicas. Dijo algunas cosas sobre los yanomami.

Los miembros de este pueblo amazónico consideran que toda persona tiene un animal que es su doble. Puede ser un jaguar, una nutria, un tucán... Y ambos, persona y animal, corren suertes parejas. Cuando el hombre tiene hambre, es porque en ese momento el jaguar al que está asociado también tiene hambre. Cuando el hombre sale a cazar, el jaguar sale a cazar. Cuando el hombre vomita, es porque el jaguar vomita. Ambos mueren a la vez.

Entonces, tras la muerte, el espíritu puramente humano puede liberarse de la asociación con el animal. Para eso hay que quemar el cuerpo. Sólo entonces se libera el espíritu, que entra en la morada del dios de ultratumba.

Los yanomamis, por tanto, queman los cadáveres. Y queman todos los objetos del difunto: la hamaca, el arco, las flechas, los enseres de cocina... Queman hasta su nombre, de una manera simbólica: en cuanto arde el cuerpo, nadie vuelve a pronunciar el nombre del difunto nunca más.

Y aquí viene lo bueno. Durante el funeral, los yanomamis preparan un banquete con carne y puré de plátano. Mezclan las cenizas del difunto en el puré y se lo comen.

Me parece una idea estupenda. Podemos ir discutiendo el menú. ¿Preferís mezclarme con el colacao y echarme unos crispis, batirme y revolverme con unos huevos y unos hongos suculentos, revolverme en un buen marmitako?

Me gustaría dejaros un buen sabor de boca.

Publicado el 8 de junio de 2009 a las 08:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 13

1 | Sergio (Web) - 08/6/2009 - 09:07

Pienso que lo más adecuado para tus cenizas sería que las esnifáramos. Si tanto gusto nos dan en vida tus paseos por el mundo, seguro que un par de "tiritos" tuyos nos procurarían un grato viaje.
PD: Desecho la opción de colgador porque no tengo recibidor en casa.

2 | Escéptico (Web) - 08/6/2009 - 10:05

Al final el muerto servirá de abono, porque ya sabemos lo que pasa después de comer, eso no me parece mal. Lo que no me acaba de convencer es que no se nombre al fallecido. No sé, habría que pensar algo diferente.

3 | Caravinagre (Web) - 08/6/2009 - 10:13

Escéptico, es que no es nada agradable rememorar las hazañas del abuelo Anselmo y las ocurrencias que tenía mientras lo estás repasando en el paladar. ¡Que una cosa es zamparse al abuelo y otras faltar al respeto a los comensales!

¿Ander, qué demonios de etiqueta es eso de "batido de coco"? juas. juas.

Yo propongo hacer algo más elaborado. Siempre pueden mezclar mis cenizas en una quesería de idiazabal, y a los meses de fermentación tener un queso aumado con trazas de mí mismo o un buen vino o alguna exquisitez así. Además seguro que se disimula un poco el tufillo a fiambre.

4 | Jonathan (Web) - 08/6/2009 - 19:19

La idea ya se practica de antíguo, y ademas es un negocio, en las carnicerías venden fiambre...

Un saludo

PD: Como a la próxima cena de Blogafari falte alguien, me llevo un bocata de casa. Por si acaso.

5 | alvarhillo (Web) - 08/6/2009 - 20:34

¿Que tal con harina de maiz para unos buenos talos con chistorra?
A mí que me encanta la carpintería y las herramientas tengo dicho que me incineren y arrojen mis cenizas en el Leroy Merlin, total siempre estoy por allí.

6 | mendi - 08/6/2009 - 20:50

Lo que sea, pero que sea dulce, muy dulce, porque si tenemos que mezclarlo contigo...
ji

7 | Lucía (Web) - 08/6/2009 - 20:54

Me ha recordado una historia de Alberto Infante, en la que, en plena posguerra, la familia recibe las cenizas del abuelo y lo confunden con sopa en polvo. Vamos, como el starlux, pero en polvo. Se tomaron algunas sopas de ese starlux.

8 | Caravinagre (Web) - 09/6/2009 - 13:48

¡Qué buena historia, Lucía!

9 | leitzaran (Web) - 09/6/2009 - 18:25

A mí me da igual, porque ya estaré muerto. Pero a los que se queden vivos les tengo preparada una faena...

10 | Ander - 09/6/2009 - 18:30

Leitzaran, vas a pasarte tu última semana a base de alubiadas y luego pedirás que te incineren. ¿Va por ahí?

Alvarhillo, eso de pedir que esparzan tus cenizas en el Leroy Merlin es una genialidad.

11 | Lucía (Web) - 09/6/2009 - 19:31

Pues Pilar Barranco, una amiga periodista de Zaragoza, quiere que las suyas las esparzan por la zona de complementos de Loewe.

12 | mendi - 10/6/2009 - 15:59

Por favor, las mías en un acantilado y con el viento en contra, como en el Gran Lewosky.
Susvaisaenterar

13 | Ander - 10/6/2009 - 18:32

Mendi, a ti te vamos a incinerar (a ser posible, en vida) y mezclaremos tus cenizas con las de los libros que perpetraste como editor. Castigo eterno.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD