sábado, 25 de junio de 2022 22:32 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

No es que fuéramos tan malos

Archivado en: Ciclismo, Tour de Francia, Juanma Garate

Esta vez me pilló en un bar de Uharte-Arakil y tuve que contener los saltos y los gritos. Acababa de bajar del monte Beriain (aka San Donato, 1.493 m.), entré en el bar de la plaza, que estaba desierto, y pedí dos cafés con leche consecutivos (¿basta pedir un café para pasar una hora viendo la tele? A mí me dio apuro y pedí el segundo). Vi los últimos kilómetros de la subida al Mont Ventoux con la compañía de una camarera que hojeaba el periódico y un parroquiano que bebía cerveza de espaldas a la tele.

Cuando Juanma Garate aceleró a dos kilómetros del final y dejó atrás a Tony Martin, me vino el primer golpe de cafeína. Empecé a bambolearme en el taburete del bar, apreté los puños, solté un par de gruñidos que en mi casa hubieran sido gritos. Tony Martin alcanzó a un Garate que parecía deshinchado y entonces me deshinché también yo con un ¡¡buff!! que me salió del alma. Me di cuenta de que la camarera y el parroquiano me observaban con cierto interés. 

Pasé los últimos quinientos metros de la etapa sacando y guardando el filo de la navaja de monte, clic-clac, clic-clac, clic-clac, y hoy me asombro de seguir teniendo diez deditos en las manos. Cuando Garate arrancó en el último repecho y dejó clavado a Martin, la cafeína del segundo café me subió en chorros hasta golpear el cogollico del cerebro y ahí sí, ahí se me escapó un gritillo rápidamente estrangulado, una especie de "¡¡¡uuuaaaa...aagh". El irunés cruzó la meta dando puñetazos al aire y yo pegué dos aplausos, plas, plas, y ya. No me atreví a mirar a la camarera y el parroquiano.

Salí a la calle y fui hacia la furgoneta dando brincos.

(Foto: Cyclingnews)

Pensé en el poco reconocimiento que ha tenido la carrera de Garate. Ha ganado etapas en la Vuelta, en el Giro (nada menos que en el Passo San Pellegrino) y en el Tour (¡en el Mont Ventoux!). En la ronda italiana ha quedado cuatro veces entre los diez primeros (4º, 5º, 7º y 10º) y ha sido rey de la montaña. Ha ganado etapas en la Vuelta a Suiza y el Giro del Trentino. Ha sido campeón de España. Y además de las victorias no deberíamos olvidar su enorme capacidad de trabajar para otros: fue el gregario favorito de Gilberto Simoni, a quien le ponía las carreras en bandeja en los Giros gloriosos del italiano.

Me atrevo a decir que cualquier ciclista del Euskaltel-Euskadi con ese palmarés habría sido llevado a los altares por la afición vasca. Y sin embargo, Garate, que siempre se ha buscado la vida en equipos italianos, belgas y holandeses, queda un poco en la sombra.

En todos estos años el equipo Euskaltel ha cumplido una labor fenomenal para el ciclismo vasco. Pero también ha traído algunas distorsiones (que no son achacables a nadie del equipo, por supuesto). Es evidente que Euskaltel funciona como una especie de selección vasca extraoficial, y eso a veces ha fomentado un forofismo que hace cuatro o cinco años desembocó en episodios bochornosos al paso del pelotón por los Pirineos, hasta el punto de que la organización decidió no programar etapas pirenaicas en fin de semana para intentar frenar aquellas hordas de vascos que organizaban broncas nocturnas, aquellas mareas de kalimotxeros hiperrevolucionados que corrían por la cuneta dando toquecitos a los ciclistas y metiéndoles las banderas en las narices. Los aficionados del ciclismo siempre han animado a los ciclistas de todos los colores, al de casa y al de fuera, pero en aquellos años vimos abucheos y hasta lanzamientos de lechugas contra ciertos equipos y corredores. Temimos que el ciclismo se futbolizara. Pero pasaron aquellos años en los que Mayo y Zubeldia parecían candidatos al podio de París y una gran parte de aquellos euskohooligans se esfumó. Lo hemos comentado entre amigos: a ver si las selecciones vascas de surf y sambo consiguen muchos éxitos internacionales y los ciclistas vascos no destacan demasiado, para que las cunetas del Tour vuelvan a ser un poco tranquilas. Dicho lo cual, nos alegramos mucho por el carrerón que ha hecho Euskaltel con Astarloza, Egoi Martínez, Amets Txurruka...

¿Y yo? ¿Acaso me libro de tener arrebatos forofos? Si me puse a dar brincos, ¿acaso no era porque Garate es vasco? Pues sí, claro, siempre da más emoción cuando gana un vecino. Pero en este caso, como en el de Astarloza, había otra emoción más personal.

Juanma Garate es del 76, como yo, de manera que coincidimos muchos años en el pelotón (en cadetes, juveniles, aficionados...). Le recuerdo como un escalador muy fino, que no ganaba muchas carreras pero que siempre subía muy ligero y repartía buenos hachazos.

En la capa paleozoica de mi archivo debo de tener enterrado un recorte de El Diario Vasco del que me acuerdo muy bien. Es de la Vuelta a Gipuzkoa de 1994. Casi nada. En la foto principal se ve a tres ciclistas esprintando en la llegada en cuesta de Segura: uno es Haimar Zubeldia, que pega un golpe de riñón para ganar la etapa; a su lado está Juanma Garate, segundo por muy poquito; y tercero, un poco más atrás, otro Garate, Eneko, lector y comentarista de este blog (Eneko, ¿andas por ahí?, anda, cuéntanos aquella batallita). ¿Y yo? ¡Yo salgo en la otra foto de esa página! Ese día tuve una caída, luego un pinchazo, y llegué a meta con cuatro minutos de retraso. Y ahí salgo en la foto, arrastrado, intentando terminar la etapa. Al menos estuve cerca de conseguir algunos puntos (sí: de sutura, en la rodilla derecha). En la etapa siguiente un ciclista chocó contra la peligrosa mediana de Ikaztegieta, se fue al suelo delante de mis narices, yo choqué contra él, volé, aterricé y me cayó encima una montonera de bicis y ciclistas. Tengo el recuerdo grabado en el codo, la rodilla y la cadera derecha. Ahí se acabaron mis glorias en aquella vuelta.

Bueno, pues ahí tenéis otra razón por la cual el sábado salí dando brincos tras ver ganar a Garate en el Ventoux. Al contar estas batallitas cebolletescas, siempre podemos alegar que no es que nosotros fuéramos tan malos, sino que en aquellos pelotones guipuzcoanos había algunos ¡muy buenos!

Publicado el 26 de julio de 2009 a las 22:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 10

1 | alvarhillo (Web) - 26/7/2009 - 22:50

Hola, abuelo cebolleta:
Como te decía en un comentario de la anterior entrada, me encantó la ascensión de Garate al Ventoux. Han sido una últimas etapas que le han salvado la cara a este Tour un tanto ¿ramplón?
Por cierto, con lo de la montonera que cuentas, me ha pasado esta mañana una cosa que no me había pasado aun. Iba yo subiendo tranquilamente en mi bici hacía Castalla (un pueblo de la montaña)cuando de repente ha oido detras de mí un tumulto enorme y me han pasado como treinta chavales de un club ciclista amateur que me han dado un susto de no te menees. Por supuesto me han pasado como cohetes.

2 | Sergio (Web) - 26/7/2009 - 23:33

Rabobank -Astana 2
Euskaltel - Cofidis 1

No acabo de ver eso de futbolizar el ciclismo.

3 | escéptico (Web) - 27/7/2009 - 08:41

Yo también pensaba que el primer demarraje de Garate era definitivo, me temí lo peor cuando le alcanzó Tony Martin, pero luego se vio que tenía "ese puntito plus" del que suele hablar Perico.
Me sorprendió gratamente el irunés en la entrevista de TVE tras ganar la etapa. El tío muy sereno, se expresó muy bien, con mucho desparpajo y lejos de lugares comunes. Me pareció un tipo diferente, y eso se agradece.

4 | desaparecido - 27/7/2009 - 13:44

Umbral contaba cómo se pasaban las tardes con un único café con leche en el Gijón. Dos tazas puede ser considerado un exceso, pero el Ventoux lo valía.

5 | Miguel - 27/7/2009 - 16:07

En las entrevistas que le han hecho estos días Gárate me ha caído especialmente bien, un tipo sencillo y humilde. Bravo por él y por el ciclismo vasco también (Astarloza), y que no se futbolice (ni se politice) nunca.

Me queda una duda entre el segundo y el tercer párrafo: entonces, gente como Gárate o Zubeldia, ¿no son bienvenidos en el Euskaltel porque no han querido comulgar con ciertas cosas o porque no encajaban con los directores? ¿O, simplemente, porque son muy buenos y los han fichado los que mejor pagan? ¿Cuál es tu opinión?

6 | Ander - 27/7/2009 - 16:23

Zubeldia ha estado toda la vida en Euskaltel, donde alcanzó su máximo rendimiento: quinto en el Tour. Es un buen ciclista al que le falta remate, ha comprobado dónde está su límite y ya con 32 años ha preferido fichar por el Astaná para ser una especie de gregario de lujo. Me parece muy bien.

El caso de Garate es distinto. Empezó como profesional en Italia, donde siempre ha corrido muy a gusto (sus mejores resultados siempre eran en el Giro). Después pasó por Bélgica y ahora Holanda. No creo que tenga ningún problema con Euskaltel, simplemente será que siempre habrá tenido buenos contratos en el extranjero con grandes equipos, porque se los ha merecido. No sé si alguna vez hubo algún acercamiento entre Euskaltel y Garate. Ni idea.

Hombre, es verdad que durante todo un año lució el maillot de campeón de España a lo grande y a todo color (nada de franjitas ni otros petachos disimulados, como han hecho algunos corredores por distintos motivos, empezando por Induráin y terminando por Valverde). Y eso no lo hubiera podido hacer en el Euskaltel, un equipo que corría los campeonatos de España pero que nunca aparecía en los puestos de cabeza (hasta este año, en el que Astarloza estuvo a puntito de ganarlo). Pero no creo que eso hubiera sido un problema si Garate y Euskaltel hubieran querido acercarse, aunque quizá haya sido un motivo para que ciertos forofos de la causa no le tengan mucha simpatía. Vamos, digo yo.

7 | Jurdan (Web) - 27/7/2009 - 16:49

Voy con "desaparecido".

Gora Irun!

8 | mòmo (Web) - 28/7/2009 - 10:17

Estuve disfrutando de la etapa con mi padre y mi hermano y me acordé de ti al ver ganar a Garate. Estoy con escéptico: me cayó muy bien al oírle hablar tras su victoria. Por cierto, no tendrá nada que ver, pero para rematar eso de aficionarme al tour me decidí a bajar a la universidad en bici este verano. Una amiga me ofreció la suya. No me he atrevido porque no llego al suelo...

9 | Ander - 28/7/2009 - 10:26

Yo siempre te decía que te animaras a ir en bici... En cuanto le pilles el truco, no te asustará ni el repecho de Zizur ni la lluvia, ya lo verás.

10 | Eneko - 28/8/2009 - 23:45

Me pillaste de vacaciones y ahora que estoy poniéndome al día en el google reader, me topo con esta grandiosa entrada...¡cuánta razón tienes ! si es que no éramos tan malos :-)
Yo también me emocioné con su victoria. La verdad es que guardo muy buenos recuerdos de aquella Vuelta a Gipuzkoa.

Ya que pides batallitas, aquí va una: me acuerdo que por aquella época DV solía poner las clasificaciones de las carreras todos los lunes, aunque fuera sin crónica y muchas veces abreviando, sin poner ni el equipo y a veces ni tan siquiera el nombre de pila. Más de una vez se me acercó alguno de clase o del pueblo y me hacía algún comentario: ¡qué bien! ¡ayer 3º! o ¿qué pena no? ¡otra vez tan cerca, 5º a sólo 3 segundos! etc.. Y resulta que el Garate del periódico era Juanma y no yo. Creo que a Juanma le pasaba algo parecido en Irun si yo hacía algún puesto. Así que nuestros buenos puestos nos cundían el doble. La pena es que ni él ni yo éramos ganadores, así que tampoco pudimos fardar mucho de triunfos ajenos :-)

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD