martes, 28 de junio de 2022 20:07 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Hey, pistolero

Archivado en: Ciclismo, Tour de Francia, Mikel Astarloza, Juanma Garate, Lance Armstrong

ACTUALIZACIÓN (31 de julio, 20.25): La Unión Ciclista Internacional anuncia que Astarloza dio positivo por EPO una semana antes del Tour. Qué enorme decepción.

*

Los ciclistas vuelven a casa.

Mikel Astarloza, ganador en Bourg-Saint-Maurice, que hasta ese día se refería a sí mismo como "un líder patético", porque sus compañeros trabajaban para él y nunca ganaba: "En el equipo suelen decir que siempre voy quedándome del grupo de cabeza y sufriendo. Esa es la historia de mi vida. Los recuerdos que tengo son sufriendo y descolgándome. Cuando deje el ciclismo me quedaré con lo de ir sufriendo y no aguantado el grupo de cabeza. Siempre digo que soy el peor del mejor grupo".

(Entrevista en El Diario Vasco)

La verdad es que si pensamos en una imagen de Mikel, el pobre siempre aparece luciendo dentadura:

(La foto es de NVJ).

Juanma Garate, ganador en el Mont Ventoux, que fue al Tour para ayudar a Menchov -desaparecido-, Freire -errante- y Gesink -caído-: "Esto lo compensa todo, los sufrimientos desde que eres cadete, los sueños desde que eres un crío. Soñé que llegaba con Contador. Me acuerdo que la segunda vez que gané en Gorla, en aficionados, también soñé que ganaba. No me suelo acordar mucho de los sueños, pero de éstos sí. Mi mujer me suele decir que se me olvidan".

(Entrevista en El Diario Vasco)

Estos dos han vuelto a casa felices. Pero hay uno que está avinagrado total: Lance Armstrong.

Sus pataletas de estos días me han decepcionado mucho. Yo hubiera dicho que en el podio de París se iba a mostrar alegre y hasta afectuoso con Contador, ejerciendo un papel de padrino, de maestro veterano, de viejo campeón que felicita al nuevo. Aunque él estuviera cabreado, pensé que iba a actuar un poco de cara a la galería. Debería haber ofrecido esa imagen conciliadora. Pero se ve que la grieta entre los dos es muy grande. Y si juzgamos los gestos de cada uno, yo diría que Armstrong es el principal culpable.

Ha sido poco respetuoso con Contador desde el principio. Anunció su regreso al ciclismo justo en los días en los que el madrileño, su futuro compañero de equipo, estaba a punto de ganar la Vuelta. Y eclipsó su victoria, claro. Un gesto feo.

La semana pasada actuó igual: sin esperar a que acabara el Tour, sin respetar a su patrocinador actual, Armstrong anunció que se iba a un nuevo equipo. Habría sido más elegante esperar a que terminara el Tour, pero Armstrong y Bruyneel, que en esos momentos cobraban de Astaná, aprovecharon los focos para darle bombo a su nuevo equipo. Feo.

En la última curva del Mont Ventoux, Contador se giró hacia Armstrong, le sonrió y levantó el puño, celebrando el podio del americano. Quiso ser conciliador. Pero Armstrong dio una imagen penosa en París: le estrechó la mano con una frialdad polar y permaneció en el podio con la desgana de quien espera al autobús. "Pagaré a gusto la palmera de chocolate", le dije al amigo que me ganó la apuesta, "porque va a ser tremenda la imagen de Armstrong de nuevo en el podio". A mí me parecía un momento espectacular, pero se ve que al tejano se la renflanflinfaba.

La imagen del Astaná, ganador de la clasificación por equipos, en el podio fue desoladora. Contador estaba en una esquina, sonriente. Los demás ciclistas pasaron el rato mirando a Tudela y esperando a que pasara el trago.

Esa noche celebraron una cena con los patrocinadores, a la que los ciclistas acudieron trajeados (por petición expresa de los jefes). Salvo Armstrong, que fue en chándal.

Y después de todos estos gestos infantiloides, estas pataletas y estas faltas de respeto,  el colmo del Twitter. Armstrong no le dice nada a la cara a Contador, sino que le lanza mensajitos por internet.

El madrileño dijo que Armstrong era un gran campeón pero que no lo admiraba como persona y nunca lo haría (unas declaraciones muy evitables, es cierto). Y Armstrong, muy picado, atacó a base de mensajitos:

"He visto las declaraciones de Contador. Yo, en su lugar, dejaría de hablar tonterías y empezaría a dar las gracias al equipo. Sin él, no habría ganado".

"Hey, pistolero, no hay 'yo' en 'equipo' (juego de palabras en inglés: "there is no I in TEAM) ¿Qué te dije en marzo? Que tenías todavía mucho que aprender. Y no he cambiado de opinión".

Se refiere a la París-Niza: Contador tenía la carrera ganada, pero el penúltimo día se cebó persiguiendo a corredores que no eran amenazantes para él, se desfondó y acabó perdiendo la carrera en favor de Luis León Sánchez. Armstrong criticó, con razón, los movimientos nerviosos y absurdos de Contador. Pero el madrileño ha demostrado a lo largo del Tour que tiene aquella lección bien aprendida: ha dosificado esfuerzos, ha cedido victorias... Por eso es un poco penoso que Armstrong siga hurgando en aquella historia.

Y la guinda, en una respuesta al Twitter de Axel Merckx. Dice Armstrong: "Un campeón también se mide por el respeto que les tiene a sus compañeros y a sus rivales".

Pues eso.

Publicado el 29 de julio de 2009 a las 12:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 9

1 | seguidor - 29/7/2009 - 13:48

Creo que las críticas de Armstrong durante la París - Niza no fueron sino el inicio de la labor de desgaste del americano, que sin duda se sabía inferior en la carretera pero confiaba en anular al joven "aspirante" (poco importa haber ganado además Giro y Vuelta, a tenor de lo visto) a destronarle.

No se si sabéis que Benjamín Noval se ha quedado sin calendario hasta final de temporada, como premio a su sinceridad.

Personalmente, esperaba mayor apoyo de Haimar Zubeldia hacia Alberto, pues según vamos sabiendo casi fue Paulinho su único aliado en el equipo, aunque pienso que el kazajo Muravyev
estaría más cercano al de Pinto, pues en Astaná Bruyneel y Armstromg estaban condenados desde hacía tiempo. Y que es lo que le han permitido a Lance es inverosímil: ¡llegó a competir en su país con los colores de Livestrong!

2 | Ander - 29/7/2009 - 17:00

Hombre, Leipheimer, Ekimov y Bruyneel son parte de la guardia pretoriana de Armstrong, Axel Merckx es muy amigo...

¿Qué razones hay para cargar contra Contador? Sólo se me ocurre un reproche: su ataque en La Colombiere, cuando descolgó a Kloden. Pero me parece que no se puede utilizar como reproche, porque Contador se dio cuenta inmediatamente de su error y pidió mil y una disculpas.

Por lo demás, ¿qué ha hecho mal Contador? ¿No dar las gracias al equipo? ¿No dar las gracias a Armstrong, como pide Ekimov? Hombre, suena un poco a cachondeo que le pidan un agradecimiento después de hacerle la vida imposible.

3 | Ander - 29/7/2009 - 20:20

El agente de Schleck desmiente el fichaje por el equipo de Armstrong con estas palabras: "Andy ha visto claramente todo lo que Alberto Contador ha vivido en el Tour este año y nadie puede imaginar que vaya a meterse en todo esto con las ambiciones que tiene para el año próximo", afirmó Lombardi.

4 | bettyboop - 29/7/2009 - 22:38

Contador es el justo vencedor del Tour y un crack. Y es verdad que Armstrong podía (y debía) haberse portado mejor. Pero también es verdad que todos cometemos errores alguna vez y que podemos rectificar. Ha tenido unas malas reacciones como las tenemos todos cuando algo no nos sale como queremos o sin más porque a veces actuamos mal sin ningún motivo. Pero un tío de la talla de Lance sabrá rectificar. Armstrong es el mejor.
Por cierto, acabo de leer en facebook que está con sus hijos en playa...me encanta!
bettyboop

5 | bettyboop - 29/7/2009 - 22:59

pd. Por cierto Ander! me ha encantado el perfil que escribiste de Armstrong. Es impactante. Me ha gustado mucho esta frase: "La diferencia entre un ciclista con grandes cualidades físicas y un campeón reside en la capacidad agonística, en ese punto del sufrimiento que distingue a unas personas de otras."
bettyboop

6 | Ander - 29/7/2009 - 23:25

Sí, Bettyboop. Armstrong es admirable, muy admirable. Y él es siempre consciente de que está escribiendo una historia épica. Por eso me sorprenden estos borrones.

Yo creía que él iba a interpretar otra escena en París: subir de nuevo al podio (un logro impresionante) y felicitar al campeón joven. Aunque él estuviera mosqueado con Contador, pensé que iba a interpretar ese papel. Y creo que debería haberlo hecho.

Mi sorpresa es que su afán por ganar ha resultado mucho más potente que la posibilidad de escribir otro capítulo amable en su historia. Escéptico lo ha dicho muy bien: hemos descubierto que Armstrong no sabe perder.

Ahora hablamos de esta sombra, pero no se nos olvidan los grandes brillos de Armstrong.

7 | bettyboop - 29/7/2009 - 23:55

Aprenderá a perder. Hay que darle tiempo. Probablemente en cuanto recapacite un poco se dará cuenta de que no ha actuado bien. A veces sólo hace falta poner un poco de distancia. Ahora que está en casa verá todo con otra perspectiva.
Ay! qué envidia me ha dado lo del pozo ese de agua verdosa al que se tira...Tiene que ser muy relajante.
bettyboop

8 | bettyboop - 30/7/2009 - 00:08

¿La habrá vendido ya? la quiero comprar!!!!!!!! Se le ha ido la olla??? cómo se le ocurre vender esa casa? La poza es más espectacular de lo que pensaba. Nada, la compro. Total, ¿qué son 9 millones de euros? calderilla...
bettyboop

9 | Ander - 30/7/2009 - 09:38

Pues sí que fue impresentable, sí.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD