viernes, 1 de julio de 2022 12:57 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Acabo de perder un cliente

Archivado en: Periodismo

Me escriben de una revista de viajes para proponerme un reportaje de urgencia. Respondo que lo haré encantado y rápido, pero les recuerdo que no firmé cierto documento que nos hicieron llegar a los colaboradores hace unos meses. Y que no pienso firmarlo.

Según ese documento, la empresa editora de la revista (un gran grupo internacional) se guarda la posibilidad de explotar mis textos en el futuro de la manera que mejor le parezca, sin que yo tenga nada que decir y sin pagarme un céntimo. La empresa me pide que renuncie a mis derechos y a cambio me ofrece... nada.

Pero es obligatorio firmar esa renuncia si quiero seguir siendo colaborador.

Veamos un ejemplo.

Yo publiqué varios reportajes sobre ciertas ciudades en esa revista. Y a cambio me pagaron la tarifa habitual. Imaginad que la empresa editora empaqueta mis textos y los de otros colaboradores, y elabora con ellos una guía turística. La publica ella misma o, lo que es bastante común, se la vende a una compañía telefónica o a un banco para que la publiquen con su nombre. La jugada produce unos buenos milloncejos y los autores de los textos no se enteran de nada.

No he recurrido a la imaginación para plantear esta hipótesis: conozco a periodistas que trabajan en diarios y han descubierto textos suyos publicados en una guía editada por una compañía telefónica. Algunos grandes grupos hacen negocio reutilizando los contenidos elaborados por sus trabajadores. Quizá los  redactores asalariados cedan por completo los derechos de explotación de sus textos, no lo sé, ya me lo diréis, pero al menos los autónomos deberíamos andar más atentos con los negocios que hacen con nuestras letricas.

Les digo que estaré encantado de escribir el reportaje, pero entiendo que ellos me pagan por publicar el texto en la revista, como siempre. Y si en el futuro la empresa va a obtener más beneficios por utilizar mi trabajo en otros ámbitos que no hemos pactado, me parece de justicia que a mí me corresponda al menos una pequeña parte de esos beneficios o que me paguen por renunciar a esos derechos.

La respuesta es muy amable: respetan mi opinión, pero consideran que este tipo de contratos (yo lo llamaría renuncias) son "cada vez más habituales", que son "meros trámites" y que probablemente los textos no se reutilicen "jamás".

Mi penúltima contestación: si en este caso a la revista le compensa pagarme por el reportaje y quiere añadirme un pequeño plus a cambio de reservarse el uso futuro de ese texto en cualquier forma, estaré encantado de escribirlo. Si no, por mucha rabia que me dé y por cuatro pelas que sean, creo que no debo hacerlo.

Ellos lamentan la situación y me dicen que si cambio de idea, estarán encantados de contar conmigo. Yo les digo lo mismo.

No sé si otros colaboradores de la revista se habrán negado a firmar el documento (¿muchos, pocos, ninguno?). Pero si la mayoría no aceptáramos que las empresas multiplicaran el negocio con nuestros trabajos a cambio de nada, tendrían que replantearse este abuso.

Publicado el 5 de octubre de 2009 a las 17:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 33

1 | mendi - 05/10/2009 - 17:21

Has hecho lo correcto.
Y si necesitas un bocata y un techo... yo tengo una prima que tiene un hermano que conoce a un catador de envases tetrabrik... en Mogadiscio.
Por dinero será -lo dice uno de Bilbo, claro-.
Aurrera!

2 | Caravinagre (Web) - 05/10/2009 - 18:06

No te preocupes, Ander, la beca de la fundación que llevará mi nombre cubrirá estos desamparos de la profesión con una garantía profesional y un montante compensatorio acorde con la situación. 40 eurazos.

Por lo demás, es una situación complicada. Supongo que muy pocos habrán firmado. Yo mismo en esa situación yo creo que me hubiese dado mucha cuenta de lo que firmaba y en segundo lugar, quizás, hubiese claudicado voluntariamente. Pero es una desvergüenza para los empleados, redactores habituales de esos grupos de comunicación y para colaboradores autónomos externos que luego esos grupos se levantes unos cuantos millones con una operación comercial perfecta y un producto que les ha costado muy barato (o gratis). Es curiosos el celo que se tiene con otros productos intelectuales como canciones (discograficas mediante) y el abandono de la producción escrita. Menudo mercadeo legal y oscuro que se mueve.

Bueno, mis ánimos. Lo dicho, cuenta con la fundación. Y un frito de escroto de llama o de pimiento en su defecto.

3 | Jonathan (Web) - 05/10/2009 - 18:39

Bien hecho, Ander, tienes toda la razón del mundo, pero me dá que esa condición la pondrán todas las editoriales...

De todas formas, si para trabajar no te queda más remedio que firmar, luego siempre puedes alegar que es una claúsula abusiva.

4 | Ander - 05/10/2009 - 19:04

No, Jonathan, no todos actúan así. Hay editores más honrados con los que he negociado la explotación posterior de un trabajo. Ejemplo: me pagaron una cantidad por unos textos publicados en una revista... y una cantidad extra por renunciar a los derechos del libro que después se publicaría con la recopilación de esos mismos textos. Lo pactamos -yo lo negocié fatal, pero eso es otra historia- y todos tan contentos.

También he pensado en lo que dices: si realmente pueden hacerte renunciar a tus derechos, si es legal esa cesión. Supongo que sí, desde el momento en que te están pagando. La madre del cordero es que ellos te pagan por publicar un texto en una revista y consideran que te están pagando por los derechos para revender luego ese texto a quien quieran, al precio que quieran y en las condiciones que quieran. Ahí está la batalla.

¿No hay un experto en derecho laboral periodístico por ahí?

5 | Caravinagre (Web) - 05/10/2009 - 19:17

Y digo yo, que si ellos utilizan como argumento que posiblemente "jamás" esos textos se publicarán en otro lugar si no aceptaban el hecho de pagar sólo por ese trabajo para publicarse en la revista y nada más. Ellos obtienen su trabajo y lo utilizan para su publicación y nada más.

Aunque supongo que la revista y su equipo está supeditado a las directrices del grupo editorial que querrá que todos los textos se compren además con el paquete de regalo de la renuncia de derechos. ¿no? Porque, ¿no te han ofrecido otra opción o si?

6 | Ander - 05/10/2009 - 19:22

No, Caravinagre. Si no firmo la renuncia, no me encargan ningún trabajo. Dicen que no pueden hacer ninguna excepción porque sería injusto para otros compañeros.

Al parecer, la injusticia para todos es una manera de hacer justicia (esto da para una viñeta de El Roto).

7 | om - 05/10/2009 - 19:55

ander. unos K-pullos. vaya peña y encima usan la palabra 'justicia'. Kapuscinski decía que los 'cínicos no valen para este oficio', pero cada día tengo más claro que este negocio está en manos de los más cínicos.

8 | Sergio (Web) - 05/10/2009 - 20:57

Te hablo de lo que conozco. Revista, organización, fundación (táchese lo que no proceda y lo que proceda, dos veces) organizan concurso fotográfico. En sus bases indican que las fotos premiadas quedarán en su poder, hasta ahí bien; pero continúan diciendo que todas las seleccionadas, aunque no tengan premio, también. Y además se reservan el derecho a revender las fotos a terceros sin devengar derechos de ningún tipo.
Resultado:
Miles de fotografías se pelean por los premios de cuatro pelas y los organizadores se hacen con un fondo fotográfico que, de otra manera, les hubiera costado cincuenta o cien veces más.
Conclusión:
Si hay que comer, hay que comer pero la conciencia de cada uno se alimenta de otras cosas.

Bien, Ander, bien.

9 | escéptico (Web) - 05/10/2009 - 21:32

Seamos consecuentes mientras nos lo podamos permitir. Para bajarse los pantalones siempre hay tiempo. "Si eso ya lo firmé, habrás hablado con otro Ander Izagirre".

+1

10 | Jurdan (Web) - 05/10/2009 - 22:15

Salvando las distancias, esto me recuerda a la carta antidopaje que el pelotón tuvo que firmar hace un par de temporadas.

11 | inaki - 05/10/2009 - 22:19

Otro (intento de) abuso más a un periodista. A un currante. Como el político que va a dar una rueda de prensa sin admitir preguntas, el futbolista que no responde a la prensa fuera de la sala, o responder de manera como si el periodista fuera subnormal.

12 | pau - 05/10/2009 - 22:21

Pues lo dicho, Ander, bien hecho. Y, la verdad, no comprendo cómo puede ser legal renunciar a los derechos por nada. Quiero decir, tendría que ser ilegal, no debería ser posible "renunciar a derechos" sin incurrir en delito.. bueno, yo me entiendo y bailo sola, que decía mi abuela. Animo.

13 | bettyboop - 05/10/2009 - 22:44

Ánimo, Ander! A veces la única forma de acabar con las injusticias es ir contra corriente y llevarse sólo los palos. Y aunque nunca consigas ver los resultados (ojalá sí) siempre tendrás la satisfacción de haber sido firme en tus convicciones. Estoy de acuerdo es eso de que es mejor morir de pie que vivir de rodillas.
bettyboop
pd. hay que derogar como sea la ley de propiedad intelectual, es mu mala, mu mala...

14 | pau (Web) - 05/10/2009 - 23:07

Ummm
Pienso que deberíais sindicaros de alguna manera

15 | Lucía (Web) - 05/10/2009 - 23:41

Pues yo, como Mendi, te apoyo y, si hace falta, te invito a comer y te pago el carné de la biblioteca.
Quizá no te sea de ayuda, pero me parece bien que te niegues a firmar tu explotación. Esos contratos, que yo nunca he firmado, te obligan a ceder tus ideas, como si quien paga pudiera hacerse con la propiedad de esas ideas.
Quizá deberías, simplemente, haberte hecho el longuis: no firmas el contrato y tampoco les recuerdas que no lo has hecho. Suele pasar inadvertido. Las tiritas las ponen para curarse en salud, aunque saben que nunca enfermarán.

16 | Ander - 06/10/2009 - 00:11

Lucía, no dejo de darle vueltas a eso mismo. Si me hubiera hecho el longuis, ni se hubieran dado cuenta. La redactora jefa me ha encargado el reportaje sin que se le pasara por la cabeza si yo había firmado o no el papelito de marras del año pasado. Ni se acordaba del asunto. He sido yo el que se lo he recordado (no sé si por sinceridad, por querer dejar clara mi postura sobre aquella petición de renuncia que me impresionó... y desde entonces me preguntaba si no volverían a contar conmigo por no haber firmado el papelito).

Si me hubiera hecho el longuis, habrían publicado mi reportaje, yo habría cobrado un dinerito... y no hubiera pasado nada. ¿O alguien habría comprobado que yo no había firmado el papelito y me lo hubieran vuelto a enviar?

Pero mira, creo que he hecho bien en plantear el tema y en plantarme. He perdido dinero pero me ha dado un gusto...

Pau, a eso me refería: ¿es legal pedirme que renuncie a mis derechos futuros sobre un texto? Bueno, si me compraran esos derechos no habría problema, sería una simple negociación. Ellos me pagan a cambio de explotar mi obra. Es lo que hago constantemente, es mi trabajo. El problema aquí es que la empresa pide todos los derechos y a cambio no lo compensa con nada: o tragas o te mandan a la porra.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

17 | Lucía (Web) - 06/10/2009 - 00:22

Uno de tus valores es que eres inevitablemente honesto.

18 | Allendegui (Web) - 06/10/2009 - 00:29

Ander, quizás hayas perdido la publicación de un reportaje, pero ganaste la oportunidad de escribir un post que da que pensar y que quizás nos inspire alguna iniciativa. Ya empiezo a pergeñar. Más vale perder un reportaje, que perder la dignidad.

19 | Alber (Web) - 06/10/2009 - 08:59

En lo que respecta a la parte legal: tú puedes firmar cualquier cosa; puedes firmar la esclavitud, literalmente; o que entregas tu alma a Satanás. Pero siempre puedes llevar ese contrato ante un juez y esperar a que él dé su opinión (que es la que va a misa). La ley la podemos interpretar todos como queramos, pero aquí sólo vale lo que el juez diga. Eso sí, si pierdes, te comes un marrón porque pagas las costas y los abogados.

A mí las palabras grandilocuentes me parecen todas muy bien, pero en esta vida (sobre todo si estás dado de alta como autónomo) hay que ser práctico y poner en una parte de la balanza unas cosas y en otra parte, otras. Yo no te voy a decir qué deberías hacer, pero yo me lo repensaba.

Eso sí, la próxima vez no seas tan pardillo y no saques tú mismo el tema ;-)

20 | Juanjo - 06/10/2009 - 09:04

¡Bien hecho Ander!

De hecho yo no renunciaría a los derechos ni por una compensación económica adicional. Nunca se sabe... Lo que es tuyo es tuyo y san se acabó :D

21 | Xabi - 06/10/2009 - 09:35

Yo no lo veo tan claro. Porque si eres asalariado, no autónomo, la empresa es la que tiene todos los derechos sobre las ideas que generas. ¿El ser autónomo cambia tanto eso? ¿O también abogáis porque en cualquier trabajo las ideas las firme el trabajador y tenga derecho sobre ellas?

Ahora viene la parte de la película de cuando me llueven todas las tortas :-D

22 | Ander - 06/10/2009 - 10:25

Hombre, me alegro de que haya algunas diferencias de opiniones, ya me extrañaba a mí.

Vamos a ver si aclaramos un tema, que se está haciendo un puré:

-Una cosa son los derechos de propiedad intelectual ("sobre las ideas", decís por ahí) y esos no están en duda. Cuando yo vendo un texto, la propiedad intelectual de ese texto sigue siendo mía. Soy el autor. Eso no está en duda.

-Y otra cosa son los derechos de explotación de ese texto.

Juanjo, yo vendo la explotación de mi obra. Ese es mi trabajo, a eso me dedico, vendo textos constantemente y también en este caso quiero venderlo (si no renuncio a mis derechos, como dices, no como).

Y la empresa, Xabi, no tiene todos los derechos sobre una obra intelectual ajena, pero tampoco los pretende: sólo hablamos del derecho a la explotación. Hablé del matiz de los periodistas asalariados porque quizá ellos renuncien completamente a esos derechos de explotación cuando firman el contrato, no lo sé. Pero yo, como autónomo, no he firmado eso. Y cuando quieren hacérmelo firmar, quiero obtener alguna ventaja a cambio.

Esto sólo es una negociación: la empresa quiere explotar mis textos en unas condiciones que a mí me parecen abusivas. Y ya está.

Gracias de nuevo a todos. Da gusto.

23 | Ander - 06/10/2009 - 10:30

Alber, lo verdaderamente práctico sería que los demás colaboradores se negaran a firmar esta renuncia abusiva. Entonces tendrían que compensarnos de alguna manera para que firmáramos. Si ellos multiplican la tarta y los huevos los hemos puesto nosotros (ole), que repartan mejor las migajas.

Pero tienes razón en lo de la balanza. Si me pasara esto con algún cliente más importante para mí... uf.

24 | Xabi - 06/10/2009 - 13:23

La diferencia entonces está en que el autónomo sí se queda con los derechos de esa explotación y el asalariado (me gustaría que algún periodista asalariado explicara su caso) los cede completamente. Ojo, que estará firmado en el contrato y que todos nos podríamos negar a firmarlo...

Yo de todos modos aclaro que no soy de la rama periodística. Soy asalariado de la rama "no tengo ningún derecho sobre lo que hago" :-P

25 | Ander - 06/10/2009 - 13:39

En realidad el autónomo no es que se quede con esos derechos, sino que los tiene que negociar cada vez, con cada encargo. En cada encargo negocia -o directamente acepta- el dinero, las condiciones... Eso tiene desventajas y ventajas.

Si el asalariado cede completamente esos derechos, se supone que a cambio recibe unas ventajas (sueldo fijo, cotizaciones sociales...).

Me gustaría saber cuál es la situación de los periodistas asalariados. Me decía un amigo del gremio que los fotógrafos andan mucho más vivos reclamando los derechos de sus obras y que los redactores ni se lo plantean. ¿Es así?

26 | bettyboop - 06/10/2009 - 13:45

Lo malo es que la ley de propiedad intelectual, como otras muchas, no se aplica. Porque en realidad cuando habla de la transmisión inter vivos de los derechos de explotación dice que se entenderá que la cesión se limita al uso concreto pactado y que en ningún caso alcanza a medios de utilización inexistentes o desconocidos al tiempo de la cesión. Pero bueno, como dije, creo que la ley de propiedad intelectual es técnicamente muy mala y tiene una eficacia muy limitada.
bb

27 | Ander - 06/10/2009 - 13:58

Muchas gracias, bettyboop. Entonces, ¿la empresa puede pedirme que les ceda los derechos de explotación para lo que ellos quieran o es una petición ilegal?

Lo que no hay duda es de que se trata de una transmisión inter vivos, porque vivos son un rato.

Merde, se me han quemado las lentejas.

28 | Erdozain - 07/10/2009 - 09:40

No hoy, no mañana, pero algún día se arrepentirán por no haber contado contigo.
Si alguien está dispuesto a perder un trabajo por ser honesto, sin tener necesidad de ello, es la primera persona con la que yo contaría en mi empresa.

29 | Bea - 07/10/2009 - 10:43

Pues sí, Ander, la cosa no pinta bien para los autónomos. Tienes mi solidaridad. Yo también estoy viviendo situaciones inimaginables hace un par de años.

30 | Aitor - 07/10/2009 - 16:28

yo estoy con Alber, es decir, en este caso, Ander, la empreso -según veo- no te encargaba muchos trabajos, por lo que te puedes permitir el lujo de decirles que no, que no pasas por el aro. Pero, ¿y si es uno de tus mayores clientes? Ahí está el 'quid' de la cuestión, amigo.

Obviamente, a mí me parece muy acertada tu decisión, pero veo muy 'limitada' la 'maniobra' de decisión en algunos casos, esto es, que si te viene algún cliente con una oferta jugosa te lo pensarías varias veces, me imagino yo, ¿no?


PD: Zorionak por este post que tantos comentarios ha suscitado. Muy acertado el tema.

31 | Ander - 07/10/2009 - 16:42

Hombre, Aitor, si la oferta fuera jugosa, no me lo pensaría nada: aceptaría, por supuesto.

Repito: no me niego a que alguien adquiera los derechos de mis textos. Precisamente me dedico a venderlos. Sólo pido que la remuneración sea justa. Si es jugosa, vendo hasta los derechos para que hagan una película Disney.

Gracias a Bea y Erdozain (tío M., ¿verdad?). Espero que algún día os hagáis empresarios periodísticos.

32 | eVa (Web) - 21/12/2009 - 20:19

Ander, te explicas claro y cristalino. Y admirable tu decisión. Coherente. Valiente.
Te cuento lo poco sé.
En el Sindicato de Periodistas de Cataluña se conocen casos como el tuyo. Hay gente que se niega y gente que acepta. De los que se niegan, todavía no he oído nada de represalías, aunque el miedo está ahí.
Es totalmente cierto que los fotógrafos velan por sus derechos mucho mejor que los redactores.
Y los asalariados, no sé, creo que el contrato incluye la venta de los derechos de explotación... ¡¡pero los contratos son tan genéricos, confusos y ambiguos!! Por no saber, no sabes ni cuánto cobrarás ni qué días trabajarás ni ná de ná...
Sigue así y cuenta con mi apoyo moral y económico.

33 | Ander - 22/12/2009 - 00:00

Mil gracias, Eva.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD