sábado, 2 de julio de 2022 07:43 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Ataque en Harlem

Archivado en: Viajes, Nueva York, Harlem

Aún tengo grabado en la médula espinal, como un latigazo, el escalofrío que me sacudió cuando nos atacaron en Harlem. Caminaba con Nerea. Pasamos junto a una pequeña banda de adolescentes que se giraron para mirarnos con sonrisas retorcidas. Uno le dio un codazo a otro, éste cuchicheó dos palabras, un tercero se remangó y se puso de cuclillas. Nosotros seguimos adelante, simulando indiferencia pero intentando ganar metros, caminando deprisa sin echar a correr para que no olieran nuestro miedo. Fue inútil. A los pocos segundos, nos golpearon en la espalda: tres bolazos de nieve. Un reguerito granizado se me deslizó cogote abajo. Aún recuerdo el escalofrío.

Nerea quiso que no me girara, pero al cuarto bolazo no me pude aguantar. Me di la vuelta, hice el amago de correr unos metros hacia la banda y grité a pleno pulmón un "¡cagüensós!", fórmula arcana que probablemente jamás se había escuchado en la esquina de Convent Avenue con la calle 126. Los adolescentes sonrieron, chulitos y un poco desconcertados, y yo me volví calle arriba para recorrer con Nerea los últimos metros hasta casa. En el trayecto, otras dos bolas cayeron cerca de nosotros, sin fuerza, más gesto que ataque. Los adolescentes harlemitas querían hacerse la ilusión de que habían dicho la última palabra en la refriega. Pero yo sabía, con un íntimo orgullo, que con el cagüensós había establecido un pequeño momento histórico vasconavarro en Harlem.

Alcanzamos el portal sin más incidencias.

* * *

En Harlem nieva mal. En dos días nevó mucho, hasta casi colapsar las calles, pero sin estilo: ni cortinas uniformes, ni baile ingrávido de partículas ni ningún patrón identificable. Los copos caían sin plan. En una calle hacían remolinos, en la siguiente caían como si los lanzaran desde un volquete y más allá trazaban diagonales.

Las brigadas quitanieves estaban mucho mejor organizadas que la nieve. En todas las manzanas había un hombre negro que despejaba la acera con una gran pala, que caminaba con un cubo bajo el brazo esparciendo sal o que empujaba una curiosa máquina recogenieves manual. No supe si son voluntarios, si los vecinos se reparten los turnos o si son trabajadores municipales, pero ahí estaban, dando el callo a todas horas, ganándole la batalla a la nieve.

Muchos transeúntes pasaban junto a los hombres quitanieves y les daban las gracias. Los neoyorquinos son educadísimos. A lo largo de la semana vi cómo daban las gracias a los quitanieves, a los policías que controlan un paso de peatones, a los operarios que ordenan una cola de turistas, incluso a los homeless.


* * *

En Harlem caí en la cuenta de otro pequeño hecho histórico: nunca había visto tantos negros en la nieve. ¿Puede que Harlem sea el lugar del mundo donde más negros hay en la nieve? ¿Alguien conoce otro?

Entonces me acordé de Pablo, el noruego de origen cubano que buscaba trabajo en Groenlandia, y que conocimos en mayo (la foto es de Dani):

Pablo

 

Publicado el 27 de diciembre de 2008 a las 18:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 19

1 | Sergio (Web) - 28/12/2008 - 10:52

Pero, ¿dónde está Shaft cuando se le necesita?
Si hubieras tenido ocasión podías haberles contado que, en tu tierra, la gente se desayuna dándose masajes en el cuello con bolas de cien kilos; y que no son precisamente de nieve.
¿Te paso una foto de Perurena?

2 | Escéptico (Web) - 28/12/2008 - 11:20

Es impresionante lo que ha engordado Magic Johnson desde que se retiró del baloncesto.

3 | leitzaran (Web) - 28/12/2008 - 12:11

Contradicciones de los norteamericanos: por un lado, muy educados; por otro, pasan al lado de una agresión como si no hubiesen visto nada.

Ya lo dijo Orson Welles: "Muchas personas son demasiado educadas como para hablar con la boca llena, pero no se preocupan por hacerlo con la cabeza hueca." (visto en www.microsiervos.com)

Off-topic: Enhorabuena por el nuevo alojamiento, aunque es una lástima que no pueda usarse html (en especial para enlaces a otros artículos). ¿Tendría solución?

4 | Antonio M. (Web) - 28/12/2008 - 13:05

¿Cuánto durará la expedición neoyorquina? ¿Tienes planes de pasearte por más lugares? Estás muy calladito...

5 | Caravinagre (Web) - 28/12/2008 - 13:32

Sí, señor, momento "cagüensos" en el cruce con la 126 de Harlem. No sabían los renacuajos esos en ese momento el antiquísimo escarnio que les acababa de caer encima. ¡Elegante!

6 | Ander - 28/12/2008 - 13:51

Antonio M., estuve ocho días en Nueva York y regresé el 22 de diciembre. El tiempo de los blogs no siempre coincide con el tiempo real.

Caravinagre, me acordé de ti en aquel cruce. Por el cagüensós y porque pensé que con tu cámara siempre en ristre te habrías ganado unos cuantos bolazos extra.

El Magic Johnson de la foto (el noruego Pablo) era un personaje curiosísimo, muy interesante (la primera media hora: después su verborrea era capaz de fundir los glaciares groenlandeses).

7 | Daniel Rivas Pacheco (Web) - 28/12/2008 - 20:18

Has conseguido que tu ataque en Harlem me congelasé la sangre durante un instante, xD.
Si algún día visito Harlem, me acorderé del caguensos y lo gritaré sin pudor, seguró que algún habitante lo mantiene en su memoria.

Un saludo

8 | Ander - 28/12/2008 - 20:57

Sí, Daniel, una trampita. Porque, cuando cuento que vivimos una semana en Harlem, todo el mundo pregunta qué tal con un poco de susto. El Harlem que nosotros conocimos es un barrio tranquilo, sin más riesgos que el de los bolazos.

Y grita cagüensós en cualquier circunstancia: oxigena mucho.

9 | Nahum (Web) - 29/12/2008 - 01:53

Jeje, historias de Harlem. Hoy los ataques se quedan en parodia, pero en los ochenta, supongo que a las bolas se les podia haber cambiado una letra. ¡Qué miedo!

Cómo debió de ser aquello que una de las ciudades demócratas por antonomasia tuvo que pedir ayuda urgente al republicano Giulani. El éxito de aquella mano dura está hoy a la vista.

Y, por cierto, supongo que sí que hay sitios con más negros bajo la nieve (parece el sintagma de un chiste, leñe). En el propio Estados Unidos, sin ir más lejos, Chicago. Hace un bujío que pela, que decimos en mi tierra, y creo que la población negra alcanza casi el 40 por ciento de la ciudad de Al Capone. Más que Nueva York.

Y, cagüensós, supongo que Washington, Filadelfia, Atlanta, Detroit o, incluso, Toronto, también tendrán más negros nevados que Harlem, ¿no?

Seguro que tiene que haber alguna lista de pichorradicas de éstas por ahí danzando por la red.

10 | Iñaki Mk (Web) - 29/12/2008 - 10:31

Willy Fogg, no paras. Mira que gritarle eso a los chavales, llegan a ser pandilleros y todavía estarías corriendo. Mejor que les hubieras cantado un irrintzi. Feiliz Navidad y no pares de colgar historias!

11 | Allendegui (Web) - 30/12/2008 - 07:00

Nahum, en Atlanta te puedo confirmar que nevar, nevar, no nieva mucho. Eso sí, hay muchos negros y todos dicen "cagüensós". Ander, un par de bolazos de nieve no son nada sin te dan pie para gritar "cagüensós" en Harlem. Se dan por bien empleados. Hubiera sido peor que te hubieran lanzado una castaña pilonga en el trasero.

12 | eresfea (Web) - 30/12/2008 - 11:24

¡Torero, torero!

13 | rafa (Web) - 30/12/2008 - 12:45

Cómo te pasas con los chavalicos del barrio...

14 | nomeacuerdo - 31/12/2008 - 12:01

Tuviste suerte. A mi me lanzaron un vaso gigante de coca cola desde un todoterreno, al cruzar un paso de cebra. También en Harlem. Y juré que no volvía más a un barrio que me parece la muestra perfecta de el gran problema de EEUU: su traumática relación con el tema racial. A la mierda ellos y sus traumas.

15 | Ander - 31/12/2008 - 13:53

Yo, como en el fondo soy negro, no tuve traumas.

16 | Amaya - 08/1/2009 - 07:22

Por eso, por eso: para evitar traumas raciales decidimos que éramos un maravilloso grupo vasconavarro en Harlem.

Hay más negros bajo la nieve en Washington, creo. Pero lo dice una que no sabe calcular cuántos metros tiene el Empire.

Y de nevar mal, nada. Que yo me quedé en la posición de garza viendo cómo mi zapato desaparecía en la nieve como un azucarillo en café con leche. ¿Es eso nevar mal?

Para traumas, el mío. Mientras tú jugabas a las bolitas en Harlem, yo metía el pie en la nieve -gesto de dolor-, rescataba mi zapato y cojeaba con dignidad navarra el resto del día.

Qué bien estuvo, ¿eh?

17 | Ander - 08/1/2009 - 10:20

Estuvo ssstupendo, querida vasconavarra cazafantasmas. Pero insisto: nevó mal. Nevó mucho -por eso te quedaste sin zapato- pero nevó mal.

18 | Amaya - 08/1/2009 - 14:45

Cagüensós...

19 | Borri - 26/5/2015 - 00:04

Cagüensoooossssss, yo es la primera palabra que digo al levantarme y la repito cerca de 100 veces al día, asi desde hace mas de 15 años, en Burgos es muy popular y el vivir aqui te obliga a repetirlo constantemente.
Cagüensos!!

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD