lunes, 15 de julio de 2019 21:26 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Pido 13 euros más de indemnización para Egunkaria

Archivado en: Paísss, Periodismo

En el banquete de bodas de mis tíos Iñigo y María, me levanté tras el primer plato, cogí la moto y me fui a casa para ver el prólogo de la Vuelta a España de 1995. Lo ganó Abraham Olano. Escribí a toda prisa una columna sobre la etapa. La imprimí. Corrí con la página a la librería del barrio y allí la envié por fax. Cuando volví al banquete, la gente ya estaba bailando. Me senté a comer el solomillo que me habían guardado y algunos familiares se acercaron a preguntarme qué tal, y yo respondí que bien, que apurado pero bien, orgulloso porque acababa de convertirme en periodista. Esto será la vida del heroico reportero, pensé: abandonar bodas para ir corriendo a escribir. Tenía 19 años y fue el primer texto que publiqué en un periódico.

Esta es una pequeña historia que pensé en enviar a MAJ por si quería incluirla en su blog, donde anda recogiendo las experiencias de periodistas que cuentan su aterrizaje en la profesión.

Pero la anécdota juvenil quedó unida a un episodio siniestro: si ahora quisiera buscar mi columna inaugural, sería imposible encontrarla. Desapareció el 20 de febrero de 2003. Se la tragó un agujero negro, igual que se tragó otros miles de textos, cuando la Guardia Civil clausuró Egunkaria, el diario en el que publiqué aquellas columnas durante las tres semanas de la Vuelta, por las que me pagaban 2.100 pesetas, si no recuerdo mal.

En septiembre de 1995 yo tenía 19 años y mucha suerte: Martxelo Otamendi, director de Egunkaria, me había telefoneado en persona para encargarme las columnas. A partir de entonces, me dio una confianza mucho mayor de la que se merecía un estudiante de segundo de Periodismo. El periódico era modesto, me explicaba Martxelo, y nunca me iba a enriquecer trabajando para ellos, pero me pagarían por las colaboraciones lo mismo que a los periodistas profesionales, me ofrecerían encargos y escucharían todas las propuestas que quisiera hacerles. Durante mis años de estudiante escribí en Egunkaria reportajes, crónicas y hasta entrevistas como aquella que le hice medio temblando a José María Bastero, recién nombrado rector de la Universidad de Navarra, y que apareció en portada, mi primera portada. Martxelo me llevó de la mano en mis comienzos profesionales y me trató como ningún otro jefe me ha tratado nunca.

El 20 de febrero de 2003 yo estaba en Estambul con Josu Iztueta. Allí nos subimos a un autobús de voluntarios de muchos países que se dirigían a Bagdad con el propósito de actuar como escudos humanos y tratar de impedir los inminentes bombardeos de Estados Unidos. Viajamos con ellos hasta Ankara. Les entrevistamos y escribimos una crónica ("Se apuntan a un bombardeo"). No pudimos publicarla en Egunkaria: acababan de cerrarlo y habían detenido a sus directivos, incluido Martxelo Otamendi, acusados de pertenecer a Eta.

Como no nos creíamos de ninguna manera las acusaciones, Josu y yo enviamos desde Estambul un mensaje de solidaridad, que se publicó junto a otros cientos en el periódico provisional que se editó en aquellos días convulsos. También sentíamos el deber moral de divulgar la historia de los escudos humanos, de aquel puñado de jóvenes que viajaban a Irak dispuestos a ponerse bajo los bombarderos para así ayudar a los iraquíes, y por eso aceptamos publicarla en un diario que estaba muy interesado pero que no nos quiso pagar. Lo que hizo aquel diario, de ganancias millonarias, no nos lo habría hecho el modesto Egunkaria. Sólo podía pagar cuatro duros, pero los pagaba siempre. Respetaba el trabajo y la dignidad de los periodistas.

En aquellos años, con el pretexto de la lucha antiterrorista, se desarrollaron operaciones injustificadas y desproporcionadas (registros, detenciones, clausuras...) contra muchas entidades del mundo cultural vasco: periódicos, revistas, editoriales, distribuidoras, escuelas de idiomas... (De aquella época data esta portada del TMEO). El cierre y la liquidación sin pruebas del diario Egunkaria constituyó un ataque brutal, irreparable y premeditado contra la libertad de expresión, con el agravante de que fue dirigido por las propias instituciones del Estado. El entonces ministro Acebes afirmó que la operación era una medida "en defensa de la cultura vasca".

La reciente sentencia del juez Gómez Bermúdez confirma unos hechos que ya hace tiempo eran clamorosos:

-En las pruebas presentadas por la Guardia Civil, que sirvieron para ordenar el cierre de Egunkaria, no había indicios de que los directivos del diario tuvieran ninguna relación con Eta (el propio fiscal pidió hace mucho tiempo que se archivara el caso por falta de pruebas).

-Tampoco existía ninguna prueba de que Egunkaria defendiera las ideas de Eta (eso lo sabía cualquier lector del diario). Los peritos de la Guardia Civil reconocieron que ni siquiera habían investigado si la línea editorial apoyaba a Eta. Por todo esto, al juez la imputación le parece "incomprensible".

-No había ningún fundamento legal para ordenar la clausura de Egunkaria, una medida que vulneró la libertad de expresión y el derecho a la información, especialmente porque se trataba del único diario en euskera.

-Las denuncias por torturas que presentaron algunos de los detenidos parecen creíbles: dice el juez que no hubo un "control judicial suficiente y eficiente" de la incomunicación que sufrieron los detenidos, quienes dieron descripciones detalladas de los malos tratos que son "compatibles con lo expuesto en los informes médico-forenses".

"Egunkaria acaba bien", decía el titular de El País en su editorial de ayer. Egunkaria acaba así de bien:

-Además de las encarcelaciones, los cinco acusados han sufrido un calvario judicial de siete años, con la amenaza permanente de una larga condena de prisión y sanciones multimillonarias. También lo han sufrido otras cuantas personas encausadas en otras fases del juicio.

-El diario desapareció. Se liquidaron todos sus bienes. Unos 150 trabajadores perdieron su empleo. Miles de lectores se quedaron sin el único periódico que podían leer en euskera.

Leo que "la sentencia no dará lugar a indemnización económica". En las últimas horas, en cambio, he oído y leído que la indemnización podría rondar los 60 millones de euros. No tengo ni idea de si eso será así o no, pero en cualquier caso el daño es irreparable. Yo, por mi parte, pido que a esa cantidad se le sumen otras 2.100 pesetas, unos 13 euros, como reparación por aquellas columnas mías sobre la Vuelta a España que también desaparecieron en este agujero negro.

Publicado el 14 de abril de 2010 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 17

1 | Unai Aranzadi (Web) - 14/4/2010 - 10:37

Buen texto Ander!

Para mi uno de los episodios mas tristes del tema Egunkaria es el del rechazo, el embargo informativo, el señalamiento, silencio e incluso linchamiento de otros medios de comunicación, instituciones profesionales y periodistas varios.

Los cínicos abundan en este oficio y ahora a toro pasado, para ir de demócratas o solidarios, se apuntan a la condena del cierre o a la celebración del resultado final...

Yo también estoy orgulloso de haber puesto mi granito de arena cuando por ello uno era acusado de "terrorista".

El tiempo pone a cada uno en su sitio.

Egunkaria libre!

2 | Antonio M. (Web) - 14/4/2010 - 10:54

Qué razón tienes Unai, a toro pasado todos estuvimos en contra del cierre, nos rasgamos las vestiduras y escribimos editoriales.

¿Qué periódico no pudo pagaros Ander?

3 | esnabide - 14/4/2010 - 12:23

Ni con los 13€ ... ...irreparable para el mundo del periodismo

4 | pau - 14/4/2010 - 15:15

Genial, ander!

5 | El jukebox - 14/4/2010 - 15:30

Lo de los 60 millones de euros es un monigote que agitó en su momento Manos Limpias para asustar de las consecuencias de una posible sentencia absolutoria. La cifra tiene el mismo rigor que si fuera el doble o la mitad.

A los 13 euros, Ander, te falta añadir el IPC acumulado.

6 | Jon - 14/4/2010 - 16:18

Muy buen post, Ander!!! Voy a compartirlo con compañer@s mexican@s que también sufren ataques a la libertad de expresión...

7 | Unai Aranzadi (Web) - 14/4/2010 - 16:24

Si Jon. Yo soy amigo de Sergio, el abogado de Contralínea. A ellos les han allanado la redacción el pasado sábado. Estamos queriendo apoyar desde acá.

8 | koman ilel (Web) - 14/4/2010 - 17:17

Un saludo Ander
Lindísimo texto

Te paso una liga para el blog de nuestro colectivo que trabaja en Chiapas

komanilel.blogspot.com

Un abrazo

9 | Ander - 14/4/2010 - 19:22

Volviendo de La Coruña a casa, tras dos días estupendos entre buenos periodistas. Mañana tenía pensado escribir algo breve sobre lo que dice Unai en el primer comentario. Saludos a todos.

10 | alvarhillo (Web) - 14/4/2010 - 20:01

Cuanto daño hicieron aquellos años de plomo en que las huestes Aznáridas mandaban con mayoría absoluta y puño de hierro.
Aunque ya sirva de poco, me alegra que se haya hecho aunque sea un poquito de justicia.

11 | escéptico (Web) - 14/4/2010 - 20:06

"Se apuntan a un bombardeo". Sois unos jachondos.

12 | mendi - 15/4/2010 - 18:30

Debiéramos reflexionar más sobre estos temas antes de meter el dedo en el ojo de cubanos, venezolanos, rusos o congoleños.
¿Es saludable nuestra democracia?
(justicia politizada, cierre de periódicos, torturas, cargas policiales contra estudiantes, corrupción galopante...)
Ya nada digo de nuestra historia -la Europea- que está plagada de perlas: conquista y colonización de América, parte de Asia, etc., división arbitraria de África, dos Guerras Mundiales...

Tampoco vamos a estar arrastrando el peso de las fechorías de otros, desde luego, pero conviene no olvidar.

13 | Jordi Torra - 17/4/2010 - 17:18

Felicidades por el texto, Ander.

14 | Wendi - 21/5/2010 - 16:45

Hola Ander, te escuche atentamente en las jornadas de periodismo de la UMH, en Elche ¿lo recuerdas? tuve que pasarme gran parte de la conferencia de pie porque hacia de "azafata" para conseguir créditos, pero no estuvo mal. Estudio periodismo como ya habrás deducido y veo un futuro muy negro porque a mis 20 años y en segundo curso y por mas cv que he mandado a todos los medios de la zona ninguno me ha llamado ni para que les lleve el café y les haga fotocopias. Me gusta demasiado el periodismo como para abandonar la carrera pero es muy triste que ni siquiera cuando te ofreces para trabajar gratis te acepten, en fin, tendré que acostumbrarme al "ya te llamaremos" que parece muy común en esta profesión.

En fin, ojala algún medio contara conmigo aunque tuviera que salir de una boda para escribir una columna. Probablemente muy pronto hagas las maletas y me vaya a la ciudad mas bonita de España a vivir (Donosti), me apuntare a una euskaltegi y seguire estudiando euskera a ver si por alli hay mas suerte y al menos les sirvo para hacer fotocopias.

Este año el Cartagena y la Real a primera de la mano.

Musu haundi bat!

15 | Rigu - 25/10/2013 - 11:57

Ander, ¿no sabrás si Jaime Otamendi, que sale en ETB, es hermano de Martxelo? Con lo que se parecen físicamente, más la coincidencia de apellido, profesión, ... yo diría que sí, ¿no? Eskerrik asko

16 | asier - 06/12/2015 - 11:26

Aúpa, Ander. Zure testua nire blogean jartzen uzten didazu? Prest nago 13 euroko menú bat ordaintzeko Arbizura bisitan zatozenean
;-)

17 | Ander - 06/12/2015 - 14:29

Noski, Asier!

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD