martes, 7 de abril de 2020 00:14 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Islandia cruje

Archivado en: Viajes, Islandia, Vestmann, Heimaey

"El 22 de enero de 1973, el marino Siggi debía zarpar del puerto de Reikiavik (capital de Islandia) para navegar con su pesquero hasta la isla de Heimaey, su tierra natal. Siggi, que entonces tenía 38 años y ahora 73, dice que tuvo un presentimiento. Y retrasó el viaje.

Unas horas más tarde, en la madrugada del 23 de enero, la tierra crujió en el este de Heimaey. De pronto se abrió una grieta de kilómetro y medio de longitud y desde las entrañas de la tierra brotó una muralla de fuego de docenas de metros de altura. La erupción estalló a cuatro pasos del pueblo de Heimaey, el único del archipiélago de Vestmannaeyjar. El viento este, el más habitual, habría sepultado la localidad con lava y cenizas en unas pocas horas, pero aquella noche soplaba un viento sur salvador. Los 5.000 habitantes tuvieron tiempo para abandonar la isla antes del amanecer: salieron corriendo de sus casas y subieron a los barcos que iban y venían sin parar hasta la cercana costa de Islandia".

(La foto estaba aquí).

Son los primeros párrafos del reportaje "Islas Vestmann. En la boca del infierno", que publiqué hace un par de años en El Diario Vasco (se puede leer entero aquí).

La siguiente foto la saqué con Josu Iztueta desde la cumbre aún caliente del Eldfell ("montaña de fuego"), el volcán de 205 metros que brotó de la nada en 1973: la erupción duró cuatro meses, sepultó media ciudad de Heimaey y aumentó un tercio el tamaño de la isla. A los pies del Eldfell se ve la población reconstruida. Los escolares suelen subir con sus maestros para cocer pan con el calor que aún emiten las laderas. Los islandeses son la reórdiga.

Heimaey es la isla principal del archipiélago Vestmannaeyjar (es decir, "las islas de los hombres del oeste", así llamadas por los cinco esclavos irlandeses que asesinaron a su dueño vikingo y se refugiaron en este islote en el siglo IX). Los vikingos navegaron hasta aquí, exterminaron a los cinco rebeldes y empezaron a colonizar estos peñascos negros, azotados por las tormentas atlánticas y por vendavales vuelcaburros (si es que hubiera burros en Islandia, una isla en la que los monjes irlandeses del siglo VI fueron los segundos mamíferos que la habitaban, después del zorro ártico).

La historia de Heimaey, desde la masacre fundacional hasta la erupción que sepultó el pueblo en 1973 y su posterior reconstrucción milagrosa, es un ejemplo notorio de la testarudez vikinga. El empeño de vivir en un país tan hostil, sacudido constantemente por las pirotecnias mortales de la naturaleza, deja historias fascinantes.

El última episodio ha obligado a suspender miles de vuelos en Europa por culpa de una nube de cenizas volcánicas que flota sobre el continente. Los responsables de Iberia, siempre al quite, seguro que han actuado de manera enérgica y han despedido al encargado que olvidó sacrificar las suficientes vacas para aplacar las iras de las divinidades atmosféricas, pero la explicación racional del asunto también resulta bastante interesante.

Una gigantesca herida atraviesa el fondo del océano Atlántico de norte a sur. Es la brecha en la que se separan las placas de Europa y América del Norte, que se alejan un par de centímetros al año, y por ella brota el magma del interior del planeta a golpe de erupciones y terremotos. Así ha se ha formado una cordillera subterránea de miles de kilómetros, la gran dorsal atlántica, que sólo emerge en algunos puntos del mar. Por ejemplo, en Islandia. Esta isla no es otra cosa que una postilla, una costra formada con los materiales que supura la cicatriz continental. Y los volcanes islandeses que explotan con tanta frecuencia, como éste de Eyjafjalla, no son otra cosa que chupinazos del magma que se cuela por la rendija entre placas tectónicas. Las erupciones no sólo afectan al tráfico aéreo por las nubes de cenizas, sino que además son pruebas de que los continentes siguen alejándose, un hecho que pronto encarecerá los billetes de los aviones: tras cobrar por imprimir las tarjetas de embarque o por utilizar los retretes a bordo, las compañías ya están tardando en incluir una nueva tasa por el muy razonable concepto de "deriva continental".

*

Otros recuerdos volcánicos islandeses: la búsqueda de una botella con mensaje que un vasco vernesco había dejado cuarenta años atrás en la cima del Hlidarfjell y la lección populista de geología.

*

Supongo que quienes jugáis a la granja virtual de Facebook tendréis más posibilidades de sobrevivir cuando llegue este momento:

"An area the size of North America can be devastated, and pronounced deterioration of global climate would be expected for a few years following the eruption. They could result in the devastation of world agriculture, severe disruption of food supplies and mass starvation. These effects could be sufficiently severe to threaten the fabric of civilization".

¿Hablamos del descubrimiento de un michelín en el abdomen de Cristiano Ronaldo, de la vuelta de Aznar a la política, de la publicación de las memorias de Paulo Coelho? No: del momento en que el bonito Yellowstone haga pum.

Publicado el 20 de abril de 2010 a las 16:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 4

1 | joaquina (Web) - 20/4/2010 - 20:22

Y digo yo, por qué estos días los medios de comunicación de este país sólo hablan de las consecuencias que la ceniza del volcán está provocando en los aeropuertos y las compañías aéreas?
Y al medio ambiente no le afecta? y a la agricultura? y a la salud de los habitantes de la isla?

Es para vomitar... ceniza.

2 | Sergio (Web) - 20/4/2010 - 23:36

A ver cuanto tardan en decir que todo es una cortina de humo para tapar los problemas del país.

3 | Ander - 20/4/2010 - 23:46

Humo(r) negro, Sergio. Los islandeses han elegido al antipapa.

4 | Ander - 21/4/2010 - 09:16

Qué impresionante, Rafa, muchas gracias. En el propio Heimaey vimos un documental sobre la erupción, la huida de la gente, el avance de la lava, las casas que se desplomaban y los barcos que se hundían por el peso de las cenizas, los manguerazos contra la lava para evitar que cerrara la bocana del puerto... ¡La leche!

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD