sábado, 27 de mayo de 2017 16:21 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Periodismo fuera de juego

Archivado en: Periodismo

Dos cosas.

Una. Me interesa muchísimo el fenómeno Orsai, la revista elaborada por un argentino chiflado, sin publicidad, sin intermediarios y con grandísimos periodistas, escritores y dibujantes, la revista que 10.080 personas de todo el mundo compramos antes de que se publicara, sin apenas saber lo que íbamos a recibir, y sabiendo que además luego la iban a colgar gratis en internet (el fin de la piratería, dicen).

No tengo ni idea de si la revista perdurará, así a botepronto me da la impresión de que su éxito es un caso excepcional debido al talento, la creatividad y el prestigio del director, no creo que se pueda convertir en un modelo generalizado. Pero me entusiasma el revolcón que han dado a los esquemas clásicos para elaborar y vender una revista en todo el mundo, encima de papel, encima con textos muy largos, encima cobrando a los lectores, encima pagando a los autores. Una vez entendido que ahora los medios tradicionales son sólo una de las vías para divulgar historias, y que tenemos más facilidades que nunca para buscar otras por nuestra cuenta, todos estos experimentos editoriales me parecen estupendos.

Dos. La revista, ya en la mano, tiene una pinta muy prometedora. He leído unas pocas páginas y me apetece mucho seguir con las que me quedan. Pero entre los pocos textos que he leído, el primero me ha dejado un poco frío y me ha hecho volver a pensar en un asunto ya recurrente en este blog: el del periodista que se hace pasar por alguien que no es, para luego contarlo.

En este caso, el periodista Alejandro Seselovsky ha escrito "La crónica del deportado": él es un argentino que vuela a Barajas sin pasaporte, sin apenas dinero y vestido con "una muy perturbadora chalina palestina", con la intención de que los policías no le dejen entrar en España, lo detengan y lo deporten, para luego contarlo.

Bueno, va, el texto es interesante, me ha gustado conocer cómo funciona ese lugar de Barajas en el que retienen a los extranjeros a los que luego van a deportar. Vale.

Pero sabe a poco. A Seselovksy lo retienen un tiempo, lo tratan con amabilidad, recibe la ayuda de un abogado y del cónsul argentino y lo montan en un vuelo de vuelta a Buenos Aires. La realidad es así y está bien conocerla, el texto es honrado y no pinta aventuras ni dramas donde no los hay.

El problema es que sí hay dramas. Pero no son los de Seselovsky sino los de otras personas que comparten con él ese sector de inadmitidos de Barajas. Conocemos algunas peripecias de un albañil rumano, dos evangelistas brasileñas, un  venezolano dueño de un locutorio... Y queda flotando un caso inquietante: el de una nigeriana joven, angustiada y llorosa, que desde la sala de inadmitidos hace una llamada aparentemente sin resultados. No sabemos nada más de ella. Y muy poco de los demás.

A mí me da que el trabajo periodístico más valioso estaba en contar a fondo la historia de esa chica nigeriana y otras por el estilo. Ya que hay miles de emigrantes rechazados en los aeropuertos europeos, en lugar de fingir ser uno de ellos ¿no sería mejor buscar a esos protagonistas verdaderos, escucharles y relatar sus historias, conocer de qué vida vienen y a qué vida aspiran y qué les está pasando en ese tránsito, cuáles son sus angustias y sus ilusiones, cómo han vivido esas horas o esos días en las salas donde recluyen a los inadmitidos, conocer los detalles y exponer el contexto? Es decir: menos autonarración y más periodismo.

Los periodistas que recurren a este método de hacerse pasar por otro suelen tener como referente a Günter Wallraff y su Cabeza de turco. En los años ochenta, Wallraff se hizo pasar por emigrante turco en Alemania, y el relato de la explotación laboral a la que le sometieron las grandes empresas del país resulta espeluznante. Eso sí: Wallraff vivió como un emigrante turco durante ¡dos años! Así que, aunque él siempre contaba con una escapatoria que los turcos de verdad no tenían, su historia acabó pareciéndose mucho a la que padecían los turcos de verdad.

Sus imitadores, unos más honrados y respetuosos que otras, fingen ser deportados, mineras o mendigos. Cuentan lo que les pasa a ellos mismos -siempre actores- y tratan de imaginar cómo será de terrible para los protagonistas de verdad, a quienes en ese mismo instante están reemplazando bajo el foco. No dudo de algunas buenas intenciones. Pero, en lugar del relato de un periodista que finge ser deportado, minero o mendigo, preferiría conocer el relato del deportado, el minero o el mendigo.

Publicado el 22 de enero de 2011 a las 16:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 9

1 | Roberto (Web) - 22/1/2011 - 17:09

Gran post. ¿Dónde hay que firmar?

2 | xme - 22/1/2011 - 17:56

oso-oso interesgarria zure gogoeta.
literaturan badirudi egolatria berezkoagoa dela edo onartuago dagoela, baina guretzat ere ematen du zer pentsatua.

3 | escéptico (Web) - 22/1/2011 - 18:43

Tengo los pdf´s de Orsai descargados pero no acabo de ponerme a leerlos. Si la tuviera en papel ya estaría devorada. Me estoy quedando obsoleto.

Si algún día decides montar la revista "Jokoz kanpo" me ofrezco para colaborar. Cobrando, por supuesto.

4 | Ander - 23/1/2011 - 16:33

Un gran detalle a favor de Orsai: entre sus páginas anda un equipo de fútbol urbano de Nueva York, vestido con la camiseta de la Real Sociedad, que gana un partido cinco a cero.

5 | alvarhillo (Web) - 23/1/2011 - 19:21

Conozco el trabajo de Hernan Casciari desde que hace unos cuatro años y médio encontré por casualidad un cuento de su blog Orsai que se llamaba "el hombre que soñaba con todo lo malo" y me enganché a sus historias (las cuales recomiendo).
Un día leyendo un periódico llamado "Las Provincias" comencé a leer una columna de opinión de un tal Pedro J. Soriano y aquello comenzó a sonarme como que ya lo había leido. Me puse a buscar y descubrí que la dicha columna era un plagio retocado de un cuento de Casciari.
Me puse en contacto con el y se lo comenté. El me confirmó el plagio y dias despues lo desenmascaró haciendose pasar por redactor de un diario y le entrevisto via telefónica sobre el artículo.
Os dejo el enlace de la entrevista que no tiene desperdicio.
http://orsai.bitacoras.com/2006/12/estaba_en_internet_y_yo_lo_cogi_de_ahi.php

El plagiario entrevistado por el autor convertido en impostor

6 | Ander - 23/1/2011 - 19:32

Alvarhillo, recordaba esta historia que cuentas, pero no me acordaba de que el plagiado fuera Casciari. Me he reído como un tonto del siglo veintiuno.

Ya caigo: nos lo contaste cuando a mí me plagiaron aquel texto sobre Yibuti.

http://www.gentedigital.es/blogs/anderiza/22/blog-post/509/fusilamiento-con-tirita/

Ay, qué buenos momenticos nos da esto de los plagios.

7 | alvarhillo - 23/1/2011 - 19:57

Tienes razón, ya te lo había comentando. Ultimamente tengo la cabeza a pájaros,

8 | Ander - 23/1/2011 - 20:54

Alvarhillo, yo me repito más que el ajo en un barranco con eco. Está muy bien recordar esas historias buenas, hombre. Sobre todo si las completas con expresiones como ser un piernas o tener la cabeza a pájaros.

9 | zigor - 25/1/2011 - 23:21

la aparición de la revista ha tenido también un efecto negativo: Casciari parece haber abandonado su blog de series "Espoiler" en El País, que para mí ha sido una especie de biblia en el último par de años...

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD