domingo, 22 de septiembre de 2019 23:31 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

El hombre de los doscientos penes

Archivado en: Reportajes, Islandia

"-¿Sabe usted si en España siguen utilizando penes de toro para fabricar fustas?

Confesé mi ignorancia en tan apasionante cuestión y Sigurdur Hjartarson, autor de la pregunta, director del Museo Falológico de Islandia, me enseñó el pene. El del toro. El que se usa como fusta. El que le regalaron hace 34 años y con el que empezó su sobresaliente colección".

CNN México publica mi reportaje sobre el museo islandés de falos, gracias a la mediación del amigo y maestro Allendegui.

Lástima que no se me ocurra ningún juego de palabras.

(El señor Hjartarson atiende una llamada).

 

 

 

Publicado el 12 de noviembre de 2010 a las 09:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Vidas en la boca del infierno

Archivado en: Islandia

Hoy publico "Vidas en la boca del infierno" en FronteraD, el reportaje sobre la vida de los islandeses entre volcanes: el caso de Heimaey, reconstruida junto al volcán aún caliente que brotó de la nada en 1973 y sepultó media ciudad.

De postre, otros dos textos breves: uno sobre el islote de Surtsey, un volcán islandés que brotó en mitad del mar en 1968 y que ha permitido a los biólogos asistir a un proceso de colonización natural en un terreno absolutamente virgen. Primero apareció la planta Honckenya peploides y ahora, cuatro décadas más tarde, ya están presentes el 90% de las especies islandesas, incluidas insectos, aves y peces. Falta la especie humana: sólo los científicos pueden pisar este islote que a mí me recuerda a Tintín y la estrella misteriosa.

El otro texto habla de Hveragerdi, una ciudad construida sobre un campo de lava, con una biblioteca montada sobre dos placas continentales, con unos invernaderos que producen aguacates y bananas en plena tundra subártica gracias a la energía del subsuelo...  Hveragerdi cuenta con una sala para turistas en la que se simulan terremotos de escala 6... y hace un par de años fue el epicentro de un terremoto de escala 6,1. ("Cierra la puerta, que se escapa el terremoto").

En esta foto, publicada por FronteraD, unos pequeños tintines islandeses cuecen panes en las laderas aún humeantes del volcán bajo el que quedaron las casas de sus padres y abuelos.

Publicado el 30 de abril de 2010 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Islandia cruje

Archivado en: Viajes, Islandia, Vestmann, Heimaey

"El 22 de enero de 1973, el marino Siggi debía zarpar del puerto de Reikiavik (capital de Islandia) para navegar con su pesquero hasta la isla de Heimaey, su tierra natal. Siggi, que entonces tenía 38 años y ahora 73, dice que tuvo un presentimiento. Y retrasó el viaje.

Unas horas más tarde, en la madrugada del 23 de enero, la tierra crujió en el este de Heimaey. De pronto se abrió una grieta de kilómetro y medio de longitud y desde las entrañas de la tierra brotó una muralla de fuego de docenas de metros de altura. La erupción estalló a cuatro pasos del pueblo de Heimaey, el único del archipiélago de Vestmannaeyjar. El viento este, el más habitual, habría sepultado la localidad con lava y cenizas en unas pocas horas, pero aquella noche soplaba un viento sur salvador. Los 5.000 habitantes tuvieron tiempo para abandonar la isla antes del amanecer: salieron corriendo de sus casas y subieron a los barcos que iban y venían sin parar hasta la cercana costa de Islandia".

(La foto estaba aquí).

Son los primeros párrafos del reportaje "Islas Vestmann. En la boca del infierno", que publiqué hace un par de años en El Diario Vasco (se puede leer entero aquí).

La siguiente foto la saqué con Josu Iztueta desde la cumbre aún caliente del Eldfell ("montaña de fuego"), el volcán de 205 metros que brotó de la nada en 1973: la erupción duró cuatro meses, sepultó media ciudad de Heimaey y aumentó un tercio el tamaño de la isla. A los pies del Eldfell se ve la población reconstruida. Los escolares suelen subir con sus maestros para cocer pan con el calor que aún emiten las laderas. Los islandeses son la reórdiga.

Leer texto completo »

Publicado el 20 de abril de 2010 a las 16:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Islandia planea conquistar el mundo con juegos de palabras

Archivado en: Islandia, Logomaquias

Los islandeses, no lo olvidéis, son hijos de los vikingos. Les falló la conquista de América en el año 1000 pero desde entonces andan elaborando un plan mucho más sutil para dominar el mundo. El proyecto incluye una minuciosa labor de orfebrería lingüística, desarrollada a lo largo de los siglos, con la que han creado los topónimos más endiablados del planeta: esperan producir graves lesiones maxilofaciales, musculares y neuronales a los extranjeros que intenten pronunciar los nombres de lugares islandeses. Por el momento, ya están machacando a los desdichados periodistas que intentan pronunciar Eyjafjallajökull.

La Organización Mundial de la Salud, tan histérica con la gripe A, debería tomarse mucho más en serio este asunto y prohibir de manera tajante el uso de topónimos islandeses en los medios de comunicación, porque si se propagan entre la población los intentos de pronunciarlos, corremos el riesgo de colapsar los sistemas sanitarios de medio mundo con afectados por parálisis faciales, espasmos musculares y ataques de hipo.

A la vista de los acontecimientos, ya no parece exagerada la medida que tomó el Reino Unido en noviembre del 2008, cuando declaró a Islandia país terrorista. Porque los vikingos actuales no atacan con hachas sino con medios mucho más refinados: en aquellos años, los bancos islandeses ofrecieron depósitos que daban intereses descomunales, cientos de miles de ciudadanos británicos llevaron sus ahorros a la isla subártica y entonces los banqueros vikingos arrojaron esos 5.000 millones de euros por la grieta tectónica que divide el país, hasta hacerlos cenizas en las calderas de magma del subsuelo. Un buen golpe a la economía de un enemigo secular (recuérdense, por ejemplo, las tres Guerras del Bacalao que ambos países mantuvieron en los años 70, en las que no se disparó ni un solo tiro y en la que el héroe nacional islandés fue un marino que ideó una especie de enorme cizalla y fue cortando las redes de los pesqueros británicos que faenaban en aguas islandesas).

El Gobierno británico se cabreó y aplicó a Islandia las leyes antiterroristas aprobadas tras el 11-S para así requisar los bienes islandeses en el Reino Unido. Los nuevos vikingos respondieron con una campaña que mostraba imágenes de sus temibles terroristas, ataviados con camisetas de equipos de fútbol ingleses:

Y acaban de responder con otra arma contundente: los juegos de palabras. Nos lo ha explicado la vascoislandesa Sigrún Antonsdóttir: "Los ingleses nos reclamaban cash. Pero olvidaban que en el alfabeto islandés no existe la letra ce. Así que les hemos enviado... ash".

Ojito, pues, con los islandeses.

Publicado el 17 de abril de 2010 a las 13:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El maritate

Archivado en: Viajes, Australia, Islandia, Bolivia, Potosí, Llallagua, Minería

A la vuelta del viaje empezamos a montar una narración, un relato principal al que le vamos quitando unas piezas y añadiendo otras, y que al final se consolida en forma de reportajes, libros o charlas. Con el tiempo, esa narración se ensambla del todo y apenas recordamos ninguna otra cosa: creemos que el viaje fue lo mismo que el relato.

Por eso resulta fascinante -y un poco inquietante- volver a los cuadernos de notas unos años después. Porque se descubre algo tan obvio y tan rápido de olvidar como que el relato es un mecano. Y también encontramos algunas piezas bastante curiosas que se quedaron fuera.

Entre las esquirlas de esa materia prima abandonada, encuentro el diálogo que tuvimos en Australia con un viticultor transilvano, exiliado del régimen comunista, cuyos viñedos fueron gaseados por un grupo de racistas australianos, y que nos echó una larga bronca y nos preguntó por qué los vascos poníamos bombas, en vez de estar agradecidos al rey Juan Carlos, que derrotó al franquismo.

O el detalle de la curiosa disposición de hombres y mujeres en la pequeña iglesia rural de Vidimyrarkirkja, en Skagafjordur (Islandia). La iglesia está construida con troncos varados en las playas, algo común en un país sin árboles: dedicaron cuatro años a recoger esa madera de acarreo y otros tres años a secarlos. En la iglesia, orientada de este a oeste, las mujeres  de antaño se sentaban en los bancos del lado norte (a la izquierda, mirando al altar) y los hombres en los del sur. Según el cura, esa disposición tenía que ver con la posición de los botones del pecho en el traje tradicional de las mujeres: se cerraban de derecha a izquierda, así que en el interior de la iglesia colocaban a los hombres a la derecha para que no pudieran mirar el pecho de las mujeres a través de las rendijas entre botón y botón.

Estos días ando pasando los apuntes de los cuadernos bolivianos al ordenador, reescribiendo, recordando, reposando. Y descubro que en sólo unas semanas ya he olvidado algunos detalles muy interesantes: se habían quedado fuera del relato que en este tiempo íbamos construyendo en los primeros reportajes, en las entrevistas por la radio, en las tundas a los amigos.

Hemos hablado de los niños mineros de Bolivia, de los que pican piedra en el interior de las galerías y también de los que trabajan fuera, en los ingenios (moliendo mineral, acarreando sacos de cincuenta kilos, cribando la gravilla en bandejas de agua mezclada con ácidos y xantato...). Una vez concentrado el estaño, los ingenios arrojan las aguas sobrantes, saturadas de ácidos, a una quebrada apestosa, alfombrada de basuras y cadáveres de animales putrefactos. Si caminamos orilla abajo, pronto encontraremos a otros niños que meten sus manos desnudas en el arroyito tóxico. Trabajan con los maritates, unos cedazos móviles que accionan a mano para filtrar las aguas inmundas y sedimentar alguna partícula de estaño, como hace esta niña de la foto en Llallagua. Los trabajadores de los maritates suelen padecer problemas respiratorios, dolores de cabeza y enfermedades de la piel.

Es una historia demasiado terrible como para olvidarla. Pero al repasar y transcribir los cuadernos, en este maritate sin riesgos que es el ordenador, he rescatado una partícula que ya corría aguas abajo y que merece la pena retener.

Las responsables de Cepromin, la oenegé boliviana que ayuda a sobrevivir a las familias mineras más necesitadas, organizaron una excursión para las madres que viven en las bocaminas. Estas mujeres, casi siempre viudas, viven en casetas de adobe en la misma boca de las minas de Potosí, en un pedregal a 4.300 metros de altitud, con media docena de hijos hacinados en veinte metros cuadrados, con el suelo embarrado por las goteras, pasando frío y hambre, expuestas a robos y violaciones, sin electricidad ni agua corriente, comiendo apenas maíz hervido, utilizando las aguas tóxicas que manan de las bocaminas para el aseo y la limpieza.

Además de ayudarles a sobrevivir y de impartirles cursos para que aprendan algún oficio, las responsables de Cepromin quisieron organizar una excursión para que estas mujeres tuvieran al menos un día de descanso y distracción: planearon una visita a unas aguas termales cercanas a Potosí.

-Las madres tenían muchísimo interés, estaban muy contentas -nos dijo Iblin, trabajadora social de Cepromin-. Creíamos que era por la excursión, por el día de fiesta, por la idea de bañarse en el balneario. Pero descubrimos cuál era el motivo: vinieron todas con un montón de sábanas, porque en las fuentes tendrían agua limpia para lavarlas.

*

Algunas cosas que escribí sobre la marcha: Una esclava de 14 años / Un paseo de señoritas

Publicado el 29 de octubre de 2009 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El hijo del papa

Archivado en: Islandia, Groenlandia, vikingos, Gudridur Thorbjarnardóttir

Muy mal todos, especialmente los que buscáis en Google para resolver un acertijo (mmbbbrrrrrh...).

En realidad, el panel cuenta la historia de Guðríður Þorbjarnardóttir (escribamos "Gudridur Thorbjarnardóttir", por no liarnos más), una vikinga del siglo X que peregrinó a Roma y sedujo al papa Celedonio III. El papa se fugó con ella, navegó vía Bergen hasta Islandia, allí se casaron por el rito vikingo y ella quedó embarazada. Entonces él salió a por tabaco y, como todavía no se había descubierto la Nicotiana tabacum, parece que se lió por el camino y nunca más se supo.

La señora vikinga se embarcó hasta Groenlandia, merendó y cenó en casa de dos matrimonios amigos y siguió viaje hasta América del Norte. Allí dio a luz a un niño muy espabilado: Melönius Keledonisson, quien años más tarde descubrió la planta Cucumis melo, muy apreciada entre los nativos norteamericanos por su dulce fruto. Melönius se llevó unos cuantos palés de Cucumis melo a Islandia, y de allí se extendió al resto de Europa. Hoy, sus descendientes afincados en La Solana (provincia de Ciudad Real) mantienen el cultivo del fruto y dedican el nombre de la empresa a su heroico antepasado.

Algunos historiadores manejan otra versión:

Leer texto completo »

Publicado el 24 de abril de 2009 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¿Qué hizo esta señora?

Archivado en: Viajes, Islandia

Con vuestros conocimientos de islandés y vuestra intuición, ¿qué diríais que hizo la señora que protagoniza este cartel?

 

Publicado el 22 de abril de 2009 a las 20:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD