viernes, 19 de julio de 2019 19:58 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Karim, el apó, y yo, el apí

Archivado en: : Viajes, Pakistán, Karakórum

imagen

Cuando los montañeros andan por las alturas, en el campo base nos quedamos el cocinero Karim, de 37 años, sus pinches Amín y Alí, de 23 y 20, y yo, de 34, pero ya suficientemente viejo como para que Karim me llame "apó", igual que le llaman a él sus jóvenes ayudantes. Hasta hoy, que me ha cambiado el sobrenombre por el de "apí".

Karim es el mejor cocinero del Karakórum y está como una abraca ("cabra", en su castellano). En 1993, con 20 años, trabajó por primera vez como porteador. En 1994 ya era pinche de cocina en la expedición vasca al K2, cuya alineación recita de carrerilla: Albertóoo, Félixxxx, Juanitóoo, Josúuu, Juan, Kikéee... Enseguida ascendió a cocinero principal y ahora pasa varios meses al año entre estos hielos, llenando la panza de los montañeros y añorando a su mujer y sus dos hijas, que viven en Skardú.

Leer texto completo »

Publicado el 26 de junio de 2010 a las 10:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Viaje por la Karakorum Highway (2ª parte)

Archivado en: Viajes, Pakistán, Karakórum

Algunas imágenes de la segunda jornada por la Karakorum Highway, entre Chilas y Skardú (11 horas). Si algún día consigo enviar la primera parte por el satélite (Islamabad-Chilas, 16 horas y media), también la publicaremos.

Publicado el 23 de junio de 2010 a las 12:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La vida sobre el glaciar

Archivado en: Viajes, Pakistán, Karakórum

imagen

Vivimos sobre un glaciar, una especie de gran limaco de hielo. Resbala tan despacio que podemos instalarnos sobre su lomo durante semanas sin notar ningún movimiento. Yo me he fijado en una gran piedra que se sostiene en equilibrio sobre una estrecha columna de hielo: si llego a verla caer, habré percibido que el glaciar se mueve.

Los montañeros sí reconocen en el glaciar a una especie de ser vivo, porque ellos se acercan a los bordes, allí donde el limaco de hielo se roza contra las montañas, se eleva en ondulaciones, se descarna en grietas, se parte en tajos abiertos por los arroyos de fusión. Pero en el lomo del glaciar, en la zona rocosa y elevada del centro, no hay más movimiento perceptible que el de los extraños seres que nos hemos instalado aquí: chovas, cuervos, algún zorro que anda dejando sus huellas en la nieve, montañeros.


Leer texto completo »

Publicado el 21 de junio de 2010 a las 11:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ahmalu, el vendedor de Concordia

Archivado en: Viajes, Pakistán, Karakórum

imagen

Concordia es el lugar en el que te arrepientes de haber utilizado adjetivos, porque los gastaste en parajes menores y aquí ya no vale ninguno.

En las entrañas de la cordillera del Karakórum se abre una plaza que debe de medir, así a ojo, unos cinco kilómetros de ancho y otros cinco de largo, en la que confluyen varios glaciares como autopistas. Al chocar a 4.600 metros de altitud, levantan un oleaje de hielo que lame la base de sietemiles y ochomiles, de los Gasherbrum, del pico Mitre, del Broad Peak, del K2, de otras docenas de catedrales de mármoles y esquistos.

Entre los pliegues de esos glaciares se levantan algunos campamentos para los montañeros y los caminantes que se adentran en la cordillera. En uno de ellos encontramos a Ahmalu, de 25 años, que hace una semana instaló su tienda entre hielos y planea quedarse aquí durante los cuatro meses del verano, hasta finales de septiembre. Almacena queroseno y harina para vendérselos a las expediciones.

Tiene experiencia de sobra para saber que este año viene malo, que por aquí pasarán muy pocas expediciones, porque ha vivido ya siete veranos en Concordia. Empezó con el negocio a los 18 años: no le gustaba el trabajo de porteador, al que se dedican casi todos sus paisanos de Askole (el último pueblo al pie de la cordillera), y prefirió ocupar este puesto en el glaciar. Es duro, dice, porque pasa mucho tiempo sin ver a los suyos, pero también le resulta divertido porque conoce a montañeros de muchos países que andan arriba y abajo.

Ahmalu tiene cinco hijos, el mayor de ellos interno en un colegio de Karachi, y le duele no verlos durante tantos meses. También echa mucho de menos a su mujer pero añade, entre risas, que por aquí pasan muchas alpinistas extranjeras guapas.

Tampoco parece buen año en ese aspecto: a mediados de junio aún no ha pasado ninguna.

Montañero en el oleaje de hielo de Concordia

Montañero en el oleaje de hielo de Concordia.

 

Publicado el 18 de junio de 2010 a las 10:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Telegrama desde un glaciar

Archivado en: Viajes, Pakistán, Karakórum

Tras una semana de caminata, acabamos de montar el campo base en el glaciar Godwin Austen (4.900 metros), al pie del Broad Peak y del K2, en un paraje de carne de gallina (buscad, buscad en Google Earth). Para pillar cobertura de satélite, tengo que caminar 15 mins glaciar abajo y montarme la oficinita entre rocas. Todo va ok.

http://basqueteam.com/broad_peak/

Publicado el 14 de junio de 2010 a las 16:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Telegrama dede Paiyu

Archivado en: Viajes, Pakistán, Karakórum

Hemos cumplido las dos primeras etapas de la marcha al campo base. Hoy tenemos jornada de descanso en Paiyu, a 3.375 metros, el último campamento antes de entrar en el glaciar del Baltoro. Lo cruzaremos durante tres días hasta llegar al campo base (4.900 mts). Ya está en marcha la página de la expedición, donde irán colgando los textos y los vídeos de estos días, aunque hasta el campo base no podremos conectarnos de nuevo para seguir mandando cosas. Todo va fenomenal. Saludos.

http://basqueteam.com/broad_peak/

Publicado el 12 de junio de 2010 a las 16:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

La cordillera burocrática

Archivado en: Viajes, Pakistán, Karakórum

"Las montañas pakistaníes están de oferta: el permiso para subir al Broad Peak, que antes costaba 9.000 dólares, ha bajado a 4.500. El Gobierno quiere atraer así a más expediciones, porque en los últimos años las guerras y los atentados terroristas que sacuden esta zona de Asia han espantado a muchos montañeros, grupos de trekking y turistas en general. La región del Karakórum está tranquila y los permisos para las cumbres cuestan la mitad pero aun así los visitantes escasean. En el camino hacia la cordillera hemos pasado por hoteles y restaurantes que todavía no habían recibido a nadie esta temporada."

Puedes leer el texto completo en la web oficial de la expedición al Broad Peak.

 

Publicado el 10 de junio de 2010 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Telegrama desde Skardu

Archivado en: Karakorum, Pakistan

Me dicen que a la pagina web de la expedicion le faltan unos retoques para ver la luz, asi que aun no se han publicado algunos textos que he ido mandando. Pronto os pasare la direccion para que podais seguirla. Mientras tanto, voy colgando telegramas en Facebook (www.facebook.com/ander.izagirre) y en Twitter (www.twitter.com/anderiza).

Aqui os dejo el telegrama que acabo de enviar desde un locutorio sin enyes ni tildes de Skardu, capital de Baltistan

"Hemos pasado dos dias de autobus en la Karakorum Highway (una etapa de 16 horas y otra de 11), a 20-25 kms/h por una carretera tallada en las laderas verticales y desmigajadas sobre el rio Indo. Tremendo. Hoy estamos en Skardu, repartiendo cargas de 25 kilos en bidones que a partir de pasado manyana llevaran los porteadores por el valle y el glaciar del Baltoro (valor y al toro!)".

Publicado el 6 de junio de 2010 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El parchís del Karakórum

Archivado en: Viajes, Pakistán, Karakórum

Si todo va bien, en el momento en que esta entrada se publique estaremos volando hacia Pakistán. Si todo ha ido bien, allá debe de estar el cargamento que enviamos hace un par de semanas con el material para la expedición.

Han sido los preparativos más raros que he hecho nunca para un viaje. En estas últimas semanas he seguido un curso acelerado de inmersión tecnológica -habrá habido misiones espaciales con menos cables-, me han hecho correr en un tapiz rodante mientras me pinchaban una docena de veces el lóbulo de la oreja derecha y he recibido una montaña de pantalones, chaquetas, gorros, guantes y botas, y un par de bidones azules para guardarlo todo y enviarlo por avión a Islamabad (capital de Pakistán).

Con estos cubiletes jugaremos al parchís gigante del Karakórum. Según el plan, desde Islamabad recorreremos durante dos días la legendaria Karakorum Highway hasta la región norteña de Baltistán, cercana a la India y China. Llegaremos a la ciudad de Skardu, a orillas del río Indo, allá donde Alejandro Magno perdió la boina. Desde Skardu, viajaremos un día más en todoterrenos hasta Askole, la última aldea al pie de la cordillera, a unos 3.000 metros de altitud.

En Askole empezará la fase del parchís en la que con semejantes cubiletes sólo se pueden sacar unos: avanzaremos de casilla en casilla, paso a paso, durante una caminata de siete días por el valle y el glaciar del Baltoro. Dicen que es una de las marchas más impresionantes, porque en su segunda mitad recorre una lengua de hielo de 65 kilómetros de longitud, al pie de montañas afiladas de seis y siete mil metros, catedrales del gótico granítico. Así alcanzaremos, inshallah, el paraje de Concordia: el punto donde confluyen varios glaciares como autopistas de hielo, en la base de ochomiles como el K2, los Gasherbrum o el Broad Peak. Por esa zona estará nuestro campo base, a unos 4.900 metros, al que esperamos llegar a mediados de junio.

Os dejo esta foto de la que debería ser mi oficina en las próximas semanas (se ve el tramo alto del glaciar Baltoro y, marcada con letras negras, la confluencia de ríos de hielo en Concordia, donde giraremos a la izquierda para acercarnos al K2 y al Broad Peak). Un bonito salvapantallas... para cuando levante la vista de la pantalla.

Publicado el 2 de junio de 2010 a las 09:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Al Karakórum, con estilo alpino y ocho reyes

Archivado en: Viajes, Pakistán, Karakórum

Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza son tres  montañeros excepcionales. Deportistas portentosos, pero también artistas: cuando escogen un pico y buscan nuevas maneras de escalarlo, les oyes hablar de estilo, belleza, elegancia, de las formas de las rocas y las texturas de la nieve, y te parece escuchar a un pintor o a un escultor. Suben a las montañas más altas del planeta pero no quieren hacerlo de cualquier manera. Se empeñan en abandonar los caminos trillados, en salirse de las huellas ya abiertas, no por arrogancia o afán de exclusividad, sino por vivir la esencia más pura y más fascinante del montañismo: la posibilidad de explorar, de descubrir, de mirar por primera vez. Por la posibilidad de palpar los límites humanos y tratar de empujarlos una pizca más allá.

Practican un "montañismo de renuncia" (la etiqueta es de Reinhold Messner), sin ortopedias, lo más limpio posible. Es un montañismo que tiene el fracaso casi asegurado, si entendemos por fracaso el hecho de no alcanzar la cumbre, como les ha ocurrido a Iñurrategi, Vallejo y Zabalza en sus dos últimos intentos (al Everest por el corredor Hornbein y al Makalu por el Pilar Oeste, en ambos casos por culpa del mal tiempo y el poco refugio que ofrece su estilo y sus tremendas rutas). Pero ampliemos la perspectiva: Iñurrategi, Vallejo y Zabalza hablan de montañas, no sólo de cumbres.

A pesar de todo, tienen una carencia evidente: son tres. Y en el campo base hay muchas horas, días y semanas de espera. Así que me han llamado para completar un cuarteto y así podremos jugar al mus. Vuelo con ellos el próximo miércoles, 2 de junio, a la cordillera del Karakórum, Pakistán. Además de lanzar órdagos, me tocará escribir el blog de la expedición y mandar textos, fotos, audios y vídeos a los medios.

Esta vez pretenden subir al Broad Peak (8.047 m.), probablemente el ochomil más sencillo para quienes escogen su vía normal. Pero las intenciones de Iñurrategi, Vallejo y Zabalza son peliagudas: pretenden abrir una vía nueva y, además, encadenar las tres cumbres de la montaña, una travesía que sólo los legendarios polacos Kukuczka y Kurtyka consiguieron, hace ya veintiséis años. Además, van a intentarlo en estilo alpino: sin equipar la vía con cuerdas fijas, sin montar campamentos, sin contar con la ayuda de porteadores de altura y, por supuesto, sin oxígeno artificial. Todo lo que necesiten lo llevarán en la mochila. Casi todas las huellas que dejen en la montaña las borrarán el viento y la nieve. Es el estilo más puro, más limpio y más difícil.

Otra característica de su montañismo es que juegan con ocho reyes. Yo también, aunque hace años que no practico, y ya ando con la baraja para aclimatarme lo mejor posible al mus en altura.

Publicado el 25 de mayo de 2010 a las 13:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD