miércoles, 27 de mayo de 2020 11:36 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Ander Izagirre

A topa tolondro. Viajes, escapadas y barzoneos

Les arrancan el clítoris y las cosen con espinas

Archivado en: Viajes, Yibuti, El testamento del chacal

Leo que hoy es el día mundial contra la mutilación genital femenina. Y me acuerdo de Sor Luisa, la monja colombiana que encontramos en una aldea de las montañas afares, en Yibuti. Llevaba seis años en el país, sin nadie que la acompañara, había dirigido la reconstrucción de un  pequeño hospital destruido durante la guerra en la aldea de Randa y dedicaba dieciocho horas diarias a atender a los habitantes de una comarca remota y paupérrima. Entre muchas otras miserias, nos habló de algunas costumbres brutales como la de la ablación:

"-A las niñas, cuando tienen entre seis y ocho años, les arrancan el clítoris y los labios mayores, y después les cosen los labios menores, para que lleguen vírgenes al matrimonio. Las cosen con las espinas de los árboles. Algunas mueren desangradas. A los niños los circuncidan con ocho años, y en algunas aldeas, cuando el joven cumple doce o trece, se lo llevan al monte para una ceremonia de iniciación: abren una raja en la corteza de un árbol para que el niño meta el pene y lo dejan allí un par de semanas, acompañado por familiares que le llevan comida... Los pobres se quedan fatal, en el hospital he visto hinchazones enormes, infecciones terribles.

La organización humanitaria católica Cáritas asegura que el 98% de las mujeres yibutíes sufre mutilaciones genitales. Por eso, emprendió una campaña junto con la Unión de Mujeres Yibutíes para luchar contra esas prácticas. El Gobierno acaba de adoptar esa campaña como parte de su política para rebajar la tasa de mortalidad femenina. Las mutilaciones matan a muchas jóvenes o dejan lesiones que producen quistes, fístulas, daños en la uretra y complicaciones muy graves en los partos. Además, hace un par de años se desveló que algunos emigrantes africanos en Europa viajaban hasta Yibuti para mutilar a sus hijas. Los imanes de Yibuti -encargados de dirigir las oraciones musulmanas- se han sumado a la campaña, recalcando que las mutilaciones no figuran en el Corán. Muchos yibutíes creen que las mutilaciones constituyen una tradición islámica y resulta difícil convencerles de lo contrario".

(...)

"En las paredes del hospital de Sor Luisa, los carteles recuerdan el artículo 333 del Código Penal de Yibuti: 'Se impondrán penas de cinco años de prisión y un millón de francos yibutíes a quien practique mutilaciones sexuales'. Estas prácticas se prohibieron en 1995, pero jamás se ha condenado a nadie. Sor Luisa sabe quién se encarga de las mutilaciones.

-Todo el mundo sabe que son algunas viejas de la tribu, pero no se las puede atrapar y demostrarlo. Por suerte, esas costumbres van cambiando, sobre todo en las poblaciones mayores. En Randa se practican menos que en las aldeas perdidas del monte. Y en la ciudad de Yibuti, muchas menos".

Son extractos del libro El testamento del chacal (Laertes, 2003).

Publicado el 6 de febrero de 2009 a las 00:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Fusilamiento con tirita

Archivado en: Andernews, Yibuti

En su sección viajera Ocho Leguas, elmundo.es publica unos textos dedicados a Yibuti, firmados por Pedro Madera. Leo el título: "Un país en vías de extinción". Y pienso: anda, qué curioso, este hombre ha retratado Yibuti con la misma idea a la que recurrí yo en el libro El testamento del chacal. Viaje por Yibuti Normal: el hecho de que una grieta tectónica esté partiendo el país en dos pedazos, hasta el punto de amenazar su existencia física, resulta tan llamativo como para que los periodistas lo destaquemos. Es una coincidencia muy lógica, muy razonable, muy esperable. No problem!

Luego leo la entradilla: "De Djibuti casi nadie se acuerda. Incluso hay mapas de África que se olvidan de dibujar esta minúscula república situada en la salida del Mar Rojo al océano Índico". Anda, qué curioso. Habla del mismo olvido que destaca la contracubierta de mi libro, con la misma idea de que ciertos mapas ignoran a este país. Aquí os copio unas frases de la contracubierta y marco en negrita las ideas coincidentes: "Nadie se acuerda de sus sequías mortales, sus caminos aún minados tras la reciente guerra civil, sus campamentos de refugiados; ni siquiera los médicos se acuerdan de colorear su malaria en los mapas de las enfermedades".

Todo suena muy familiar, pero no hay nada demasiado extraño por ahora. Luego leo el primer párrafo del reportaje de Pedro Madera y, ya sí que sí, arrugo la nariz. Aquí copio ese párrafo inicial, en el que he señalado en negrita las palabras que coinciden exactamente con las de mi contracubierta: "Según un refrán de la tribu issa, hasta los chacales dejan testamento antes de entrar en Djibuti. Los geólogos tampoco son muy optimistas, porque el propio país está condenado a desaparecer: las placas continentales de África y Arabia se alejan, y Djibuti, situado sobre la cicatriz, se sacude con terremotos y se hunde metro a metro bajo el nivel del mar. El tema va para largo, pero una grieta parte en dos el desierto y se ensanchará hasta devorar el país entero".

Pedro Madera no atribuye a nadie esas frases con las que empieza su reportaje. Hombre, puede que haya escrito por su cuenta estas primeras 82 palabras y que 69 de ellas coincidan por casualidad y con exactitud asombrosa con las mías. Yo ya empiezo a enfadarme.

El reportaje tiene seis secciones ("El viaje", "Cómo llegar", "Dónde dormir", "Dónde comer", "Que hacer y "Datos útiles"). Voy pinchando y veo que aporta una información  muy completa y práctica sobre los atractivos y las visitas de Yibuti. Un trabajo interesante. En la sección "Datos útiles", después de informaciones sobre la documentación, el clima, el idioma, la moneda y la seguridad, viene el epígrafe "Más información". Aconseja visitar la web de turismo de Yibuti. Y al final dice: "Para los amantes de la literatura, recomendamos la lectura del libro de Ander Izaguirre, El testamento del chacal. Viajes por Yibuti (Laertes, 2003)". ¡Bien!

Me da rabia que me haya fusilado la contracubierta para empezar el reportaje; no tiene mayor importancia, pero es un gesto feo que me deja un amargor insistente en el píloro. Luego agradezco que recomiende el libro, aunque sea en una esquina remota y sin ninguna conexión con el párrafo fusilado. Y no sé muy bien qué hacer: ¿me enfado o me alegro?

Venga, Pedro, con el dinero que has cobrado por el reportaje, invítame a una caña con croqueta, nos contamos batallitas de Yibuti y todos tan contentos.

Publicado el 8 de enero de 2009 a las 00:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Ander Izagirre

Ander Izagirre

Nací en San Sebastián en 1976. Soy periodista satélite. Kazetari alderraia naiz (leer más).

 

Ayuda para los mineritos

 

-PENÚLTIMOS VIAJES:

Karakórum (Pakistán, expedición al Broad Peak, 2010) /

Sáhara (campamentos de refugiados saharauis, 2010) / 

Bolivia (niños mineros, 2009) /

Bretaña (trainera de Albaola, 2009) /

Islandia y Groenlandia (2008).

 

-LIBROS (información y compra):

Cuidadores de mundos / Plomo en los bolsillos /

Los sótanos del mundo / El testamento del chacal /Trekking de la costa vasca

 

Libros de Ander Izagirre

 

 

-REPORTAJES:

"Mineritos. Niños trabajadores en las entrañas de Bolivia"

"Lurpeko haurrak"

"Las madres guaraníes saltan a la cancha"

"Vidas en la boca del infierno" (Islandia)

 

-EGOTECA: entrevistas y tundas varias

 

 

facebook.com/ander.izagirre

Enlaces

La primera etapa de este blog:

Aquel blog con ruedas:

Amigos y maestros:

- Entre Asia y Europa (Zigor Aldama)

- Las ciudades visibles (Oskar Alegría)

- Balazos (David Álvarez)

- Independent docs (Unai Aranzadi)

- Salam agur (Mikel Ayestarán)

- El kiliki errante (Daniel Burgui)

- Leitzaran (Xabier Cabezón)

- Sintomático (Miguel Carvajal)

- Vagamontañas (Eider Elizegi)

- Sergio Fanjul (pues eso)

- Mari kazetari (June Fernández)

- Harrikadak (Mikel Iturria)

- La buena prensa (Miguel Ángel Jimeno)

- Cosas de cumbres (Javier Marrodán)

- Diario de un escéptico (Jaime Martín)

- Momo dice (Lucía Martínez Odriozola)

- Fogonazos (Antonio Martínez Ron)

- Letras enredadas (Pedro de Miguel)

- El jukebox (Alberto Moyano)

- Allendegui (Juan Andrés Muñoz)

- El canódromo (Javier Muñoz)

- Eresfea (Josean Pérez Aguirre)

- Gente de internet (Leandro Pérez Miguel)

- Paper papers (Toni Piqué y Gonzalo Peltzer)

- El adversario (Carlos Ranedo)

- Carreras del mundo (Marc Roig)

- Un quiosco de malaquita (Mònica Roig)

- Un vikingo en Asia (Eric San Juan)

- Vagón-bar (Paco Sánchez)

- Vivir de buena gana (Miguel Sánchez Ostiz)

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD