jueves, 25 de febrero de 2021 12:31 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Javi Somoza

Camino de baldosas amarillas

Bob Fosse. The show must go on

Archivado en: Bob Fosse, Stanley Donen, Noches en la ciudad, Cabaret, Lenny, All that jazz

Bob Fosse

A finales de los 60 el musical hollywoodiense estaba agonizando. El público reclamaba realismo en las películas, y que los actores se pongan a cantar y a bailar en medio de una discusión era lo menos realista del mundo. 
La risueña cara de Julie Andrews estaba pasada de moda. Los máximos exponentes del género, Fred Astaire y Gene Kelly, se hacían mayores e incapaces de sorprender como antes.
Sus grandes directores lo habían abandonado para hacer otras cosas. Stanley Donen se había pasado a la comedia sofisticada y no le fue mal con obras como Charada o Arabesco. Robert Wise tras el éxito de Sonrisas y lagrimas se pasó a la acción o el terror. Y el mítico Vicente Minelli se dedicó a dirigir melodramas como Y con él llegó el escándalo.
Los nuevos directores pasaban olímpicamente de cualquier aproximación al musical. Uno de los géneros más antiguos y cinematográficos estaba a punto de desaparecer.
Pero entonces surgió la figura de Bob Fosse. Nadie sabía más de musicales que él. Era el coreografo más reputado del momento y el director teatral más famoso de Broadway. Tanta cultura le hizo darse cuenta de que para que un musical triunfase en esa época había que cambiar muchas cosas y eso hizo.
Su primera peli fue Noches en la ciudad una versión del éxito de Brodway Swet Charity, que a la vez es una adaptación de la mítica película de Fellini Las noches de Cabiria. Los cambios con los musicales clásicos americanos eran obvios. La protagonista (una esplendida Shirley MacLaine) es una alocada prostituta en busca del amor imposible. Muy alejada de la cursilería de Julie Andrews en Sonrisas y lagrimas. Los números musicales transcurren en sitios como burdeles y las letras tratan sobre "cosas de putas". Aunque no fue el éxito esperado, esta es una maravillosa película que nadie debería perderse.

A pesar de la ruptura argumental con los films del pasado, la fotografía y estética eran bastante similares. Esto lo cambia en Cabaret, un musical que rompe con todo, especialmente por su fotografía tan realista y poco colorista como marcaban los cánones del nuevo cine de los 70. Ademas las actuaciones musicales no interrumpen la acción sino que se integra en ella. La peli fue un rotundo éxito y ganó ocho Oscar en 1972 entre ellos el de mejor director.

Su siguiente peli no es un musical, pero es una obra maestra. Lenny cuenta la vida del famoso y polémico cómico norteamericano Lenny Bruce, interpretado magistralmente por Dustin Hoffman. La fotografía en blanco y negro pasará a la historia por como recrea la humeante atmósfera de los clubs donde actúa Lenny. Obtuvo seis nominaciones a los Oscar incluyendo mejor director y película.

Ese mismo año participó como actor en la mítica El principito de su admirado Stanley Donen, donde interpreta a la serpiente que engatusa al protagonista.

Pero aun iba a hacer su obra maestra. Para mi All that jazz es de las mejores pelis de la historia. Es una obra perfecta y muy muy autobiográfica y muy muy autocrítica. Roy Scheider (en el que sin duda es el mejor papel de su carrera) interpreta a un moribundo alter ego de Fosse. Déspota con las mujeres y con sus bailarines, fumador compulsivo y al borde de la muerte con la que mantiene interesantes conversaciones.
La escena final en la que fallece Scheider es de una belleza inusual. El propio Fosse rueda su propia muerte como le gustaría que fuese. Es una película muy premonitoria pues ocho años después de realizarla Fosse moría de un ataque al corazón. Esta vez se hizo con nueve nominaciones al Oscar, incluyendo otra vez película y director, finalmente consiguió cuatro.

Pero antes de morir a un le quedó un último suspiro para rodar Star 80. Es su película más floja pero aun así es muy interesante al mostrar los entresijos de la mansión Playboy y el famoso asesinato de una de sus mayores exponentes, Dorothy Stratten.
Con su muerte el musical americano estuvo de luto y de capa caída hasta el siglo XXI donde por fin levantó cabeza. A pesar de su corta filmografía, Bob Fosse, supo reinterpretar el musical como nadie lo ha hecho nunca.

Publicado el 18 de septiembre de 2009 a las 15:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Javi Somoza

Javi Somoza

Desde este blog sólo pretendo dar mi humilde pero crítica opinión sobre todo lo que tenga que ver con el cine. Moderno o antiguo, americano o europeo, bueno o malo, comercial o independiente... También espero que todos los cinéfilos y no tanto se animen a compartir sus comentarios sobre estos posts.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD