lunes, 4 de julio de 2022 11:23 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Javi Somoza

Camino de baldosas amarillas

Sidney Potier baila guay

Archivado en: Sidney Potier, Hattie McDaniel, Los lirios del valle, Oscar

Sidney Potier

En estos Oscar hay muchos candidatos negros, desde hace algunos años esto no es ninguna novedad. Denzel Washington, Morgan Freeman, Jamie Foxx, Halle Berry, Cuba Gooding Jr o Jennifer Hudson son algunos de los últimos ganadores.
Pero por desgracia en el pasado esto no era así. En los orígenes del cine los papeles de negros los interpretaban blancos pintados. Luego era muy complicado verlos en roles protagonistas, siempre eran secundarios músicos de jazz, recolectores de algodón o simpáticos sirvientes como Hattie McDaniel, la mítica Mammy de lo que El viento se llevó y primera persona de color que gana un Oscar.

Y de repente apareció Sidney Potier, guapo, elegante, cool y sobretodo un gran actor. Eran los años 50, una época dura, racialmente hablando, en USA. Nunca la sociedad afroamericana necesitó tanto a un héroe. Por eso la transcendencia de este actor va más allá de lo puramente cinematográfico, fue un icono, un héroe para millones de americanos oprimidos. Al igual que Harry Belafonte, Cassius Clay-Muhammad Ali o Martin Luther King, fue un infatigable activista pro derechos humanos.

A mediados de los 50 empezó a conseguir papeles secundarios en importantes producciones como Semilla de maldad, Sangre sobre la tierra (ambas de Richard Brooks), Donde la ciudad termina de Martin Ritt o La esclava libre de Raoul Walsh.
En 1958 coprotagoniza junto a Tony Curtis Fugitivos, esta película lo convierte en una estrella al conseguir su primera nominación al Oscar. Cinco años más tarde lo consigue por Los liriosdel valle y se convierte en el primer actor negro en ganar un Oscar en esta categoría.
Los 60 fue su gran década, después del Oscar vendrían exitazos como Rebelión en las aulas, En el calor de la noche o Adivina quien viene a cenar.

En los 70 fue abandonando paulatinamente la interpretación para centrarse en la dirección aunque con escaso éxito.
En los 80 desapareció y en las siguientes décadas aceptó pequeños papeles intrascendentes. El broche de oro a su carrera sería en 2002 cuando le otorgan el Oscar honorifico.
Pero por lo que he decidido escribir sobre Sidney Potier es porque recientemente vi Rebelión en las aulas y Un cálido diciembre y en ambas me sorprendió lo bien que baila nuestro protagonista. Así que os dejo con esta escena de Rebelión en las aulas en la que Potier se marca un baile super sixties con una alumna, normal que las volviese locas.

Publicado el 4 de marzo de 2010 a las 16:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 1

1 | María (Web) - 09/3/2010 - 09:02

Jajajajajaja... me gusta el enfoque. Definitivamente las cosas han cambiado, y menos mal. Y sí, este tio era muy guapo. Y bailaba que te mueres. A mi me hubiese conquistado, lo reconozco!

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Javi Somoza

Javi Somoza

Desde este blog sólo pretendo dar mi humilde pero crítica opinión sobre todo lo que tenga que ver con el cine. Moderno o antiguo, americano o europeo, bueno o malo, comercial o independiente... También espero que todos los cinéfilos y no tanto se animen a compartir sus comentarios sobre estos posts.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD