domingo, 25 de agosto de 2019 09:50 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Mauro Enrique Martín

Balón dividido

El mejor del mundo mundial

Archivado en: baloncesto, Michael Jordan, presión, deporte

Marquise Walke ya es conocido como Jordan MontgomeryHace apenas una semana recibía en mi correo electrónico el vídeo que podéis encontraros más abajo junto a un titular escalofriante "La NBA descubre en un niño de 8 años al enésimo heredero de Michael Jordan". Y la primera sensación tras ver el vídeo es pensar "¡que crack el mocoso!", pero es cuestión de reflexionar sobre lo que significa que te etiqueten como el sucesor de Jordan con tan solo ocho años.

Este niño se llama Marquise Walker, más conocido ya como Jordan Montgomery, y se ha convertido en un ídolo gracias a los muchos vídeos que circulan por la red sobre su calidad, su corta historia, sus filigranas en la pista, sus encuentros con jugadores profesionales...

Se puede ser muy bueno en determinado deporte, se puede tener talento y se puede seguir aprendiendo para quizás algún día ser profesional, pero hasta ese punto hay que trabajar duro y son muchos los baches que van a interrumpir ese camino al cielo por el que lucharás toda una vida.

Con ocho años es normal que los niños quieran ser astronautas, toreros, y por qué no, Michael Jordan, Zidane, Fernando Alonso u otros ídolos del deporte, pero existen ocasiones en las que padres, familiares y entrenadores derivan esa ilusión infantil de los niños en presiones que pueden marcar el resto de sus decisiones.

No puedo dejar de pensar en el pobre Jordan Montgomery dentro de unos años, cuando se encuentre en esa recta final para conquistar su objetivo, si de repente una lesión aparece en el camino y lo impide volver a jugar al baloncesto, ¿qué pasará ahora con el sucesor de Jordan? Muy fácil, volverá a ser Marquise Walker, aparecerá otro Jordan, nos olvidaremos de la dura vida que le espera a un niño que nunca logrará el sueño que su entorno le ha creado y nos centraremos en los esfuerzos de ese "nuevo Jordan" que posiblemente viva otra situación con un final parecido.

Antes mencionaba la culpabilidad de padres, familiares y entrenadores y es que dudo mucho que un niño de 8 años sepa manejar un programa de edición de vídeo. Esa influencia de sus padres y de sus entrenadores inculcando al pobre crio esa mentalidad de "voy a ser igual que Jordan" comenzará con los años a convertirse en una presión con la que tendrá que cargar toda su vida pues se trata de objetivo al que es prácticamente imposible llegar.

En uno de los vídeos aparecen unas declaraciones del pequeño jugador afirmando "Quiero ir a la NBA para hacer dinero. Me muevo por el dinero, así soy yo". ¡Así soy yo! Con ocho años, y ¿Qué vas a hacer con tanto dinero? ¿Comprar chuches? ¿una montaña de Nesquik?... Pero la pregunta que deberíamos hacernos no es ninguna de éstas, sino ¿de dónde has sacado esas ideas?

Bien es cierto, que estoy hablando de un caso particular (aunque se trate del enésimo, como dice el titular), pero todos, entre los que me puedo incluir, alguna vez hemos pecado de ilusionarnos con que uno de nuestros chavales pueda llegar a lo más alto: los mimas, los tratas mejor, vendes que son muy buenos.... WARNING!! El consejo que lanzo es que dejemos a los niños que se diviertan, que se relacionen, que hagan amigos, pues el deporte es muy bueno para la salud y para la mente, y que si en algún caso los queremos motivar, se pueden utilizar afirmaciones del estilo "¡qué bien lo has hecho hoy!", "¡cómo te lo pasas cuando juegas!", "¡te has ganado la merienda!", etc., y siempre siendo conscientes de que nuestro hijo o nuestra jugadora tiene complicado ser lo mejor del mundo mundial.

Publicado el 22 de junio de 2009 a las 21:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 8

1 | Jaime Junior - 25/6/2009 - 00:18

Con todos mis respestos, esta vez Mauro, creo que te equivocas. No conoces como es ese mundo yo, durante un mes lo he podido conocer y esta hecho para niños como este, esta hecho para triunfar. Es una vision radicalmente diferente la de alli a la de aqui y sin haberlo vivido es muy dificil opinar sobre este tipo de fenomenos correctamente, estaras pues opinando o juzgando como aquel que opina o juzaga una cultura determinada sin conocerla en absoluto.
De todas maneras, enhorabuena, continuas con el blog!

2 | Jaime T. - 25/6/2009 - 15:04

Pues Jaime, yo en este sentido estoy con Mauro. A esas edades es muy peligroso regalarle los oídos. Los niños no son capaces aún de tomar distancia en las críticas y sobre todo, en los alagos. No sólo no es conveniente ponerle los pies en el suelo, sino que no hacerlo puede dar al traste con su carrera profesional y, muchísimo más importante, con el éxito de su propia vida.

Un niño que crece creyéndose el Rey del Mundo desde los ocho años (aunque lo sea), puede encontrarse con imprevistos que si no han sido preparados para afrontarlos y encajarlos pueden destrozarlos para el resto de su vida.

Desgraciadamente, hay tantos casos conocidos de "juguetes rotos", que dudo mucho que ya puedan ser tomados como excepciones.

3 | Jaime T. - 25/6/2009 - 15:06

Perdón, corrección:

No sólo es conveniente ponerle los pies en el suelo... (sobra el no)

4 | Jaime Junior - 25/6/2009 - 17:44

En eso de que hay que ponerle los pies en el suelo estoy totalmente de acuerdo con tigo Jaime. Lo que yo digo es que esa sociedad esta ya preparando a esa niño para ser una estrella pero tambien le esta preparando para el fracaso,es decir, sabe que cualquier cosa puede hechar a perder su carrera y creo que se le prepara para ello o a mi, por lo menos, es la sensacion que me dio alli.

5 | Mauro - 25/6/2009 - 17:57

En primer lugar agradeceros a los dos vuestros comentarios en el blog. La verdad es que si Jaime Junior tiene razón y la cultura americana transmite esos valores desde mi punto de vista cometen un error, pero las culturas hay que respetarlas, dentro de un mes iré por aquellas tierras y podré comprobar de primera mano si es cierto, si es así creo que me saldran muchos posts para el blog!!
Considero que eso de educar para triunfar se acaba traduciendo en frustración, es más bonito llegar a ser una estrella sin esperarlo.

6 | mansierte - 25/6/2009 - 21:50

Quien se obsesiona con el éxito se asegura el fracaso.
Todas las culturas que idolatran el éxito destruyen a sus propios idolatrados el ejemplo lo tenemos con el deporte que mas ídolos genera en este país el fútbol, hace dos días eran unos fenómenos y hoy apenas se habla de ellos y ha este jovencito norteamericano habrá que darle tiempo, por lo menos hasta que de el estirón, por que como se quede en 1,60 cm. se acabo el fenómeno.

7 | Carlos - 26/6/2009 - 18:15

No sé... creo que los americanos aciertan en hacer creer a sus niños que pueden llegar donde se propongan, otra cosa es que luego lleguen. Cuando aqui en España oimos a cualquier niño: quiero ser futbolista o quiero ser presidente del gobierno o cualquier papel en la sociedad que nosotros "tachamos como inaccesible", en seguida le invitamos a dejar de soñar. En la sociedad americana esto no ocurre. Seguro que cuando Obama dijo: voy a ser presidente de Estados Unidos nadie le dijo: "pero si eres negro!"

Saludos y ánimo ;D

8 | mario sanz - 27/6/2009 - 03:01

hola Mauro:
lo primero felicitarte por tu bolg, me gusta bastante!

lo segundo es que opino como tú, pero creo que la cultura americana vive en otro mundo, yo la respeto, pero no la comparto, ya que en las ligas de elite, el juego que se crea es muy individualista.

como he visto en algunos comentario, el fútbol en casi todos los paises de Europa esta supervalorado, mientras que al baloncesto le cuesta pegar el subidon necesario, aunque poco a poco vemos como en la NBA los jugadores europeos se interponen a los estadounidenses, tenemos el caso de pau gasol, rudy, calderon, nowitsky, etc

creo que en un futuro no muy lejano la escuela europea superara en calidad (y a lo mejor en cantidad) a la estadounidense

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Mauro Enrique Martín

Mauro Enrique Martín

Se podría definir a Mauro Enrique Martín como "una persona del deporte" y es que de las veinticuatro horas que tiene un día dedica veinticinco al deporte". Este entrenador superior de baloncesto, licenciado en Publicidad y RR.PP. y con un master de periodismo deportivo se confiesa practicante de varias modalidades deportivas como fútbol sala, balonmano y voleibol, siendo seguidor de prácticamente todos los deportes. Actualmente es el máximo representante del baloncesto en Segovia, y colabora en formación tanto de entrenadores como de jugadores en la Federación de Castilla y León.

A través del blog, este entrenador, árbitro y aficionado pretende dar una visión general de los valores y las connotaciones intrínsecas del deporte buscando las opiniones y experiencias de todos con el fin de poder trasladarlo a las pistas, canchas y pabellones.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD