martes, 25 de abril de 2017 01:10 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Jim McGarcía

Bocados de Biagra

Segunda parte: El amanecer de McGarcía

Archivado en: Jim McGarcía, Walter Queijo, Velociraptor, Benavente

A veces las personas normales, se ven enfrentadas a desafíos que les superan.

- Paco está muerto Jim.

A veces los desafíos insuperables se ven retados por personas normales.

- Voy a vengarme Paco, lo juro sobre tu tumba. Los cabrones que te hicieron esto lo pagarán con creces.

Cuando las historias de amor no son sino un complemento secundario para alargar la trama sin aparente resultado...

- María, ¿por qué nunca dices nada interesante?

...es necesario dar al protagonista un compañero que le sirva de réplica.

- ¡Oye! ¿Subes a la moto o qué?

Adrien Brody como Jim McGarcía.

- No soy judío, sólo tengo la nariz grande. (Comentario pendiente de aprobación por el comité antiantisemita).

Paz Vega como María.

- Jim, si supiera hablar te diría lo mucho que te amo.

John Goodman es Walter Queijo.

- Malditos sean, malditos sean todos esos jodidos burócratas.

Y presentando a Jack Black como Paco.

- Soy gay.

Del guionista y director de Bocados de Biagra, llega a nuestras pantallas la madre de todas las secuelas.

- Jim, tu padre es un Velociraptor procedente del futuro.

- ¡¡Noooooooooooo!!

- Examina tus sentimientos Jim, sabes que es verdad. El códice mohoso del mar Báltico lo predijo hace 5.000 años. Sólo el amor puro de María arrojado desde el helicóptero proyectado por Leonardo da Vinci podrá acabar con esta pesadilla.

- Lo sé Walter, sólo necesito diez minutos a solas. Esto se pone feo y debo recapacitar. No sé si soy el héroe que el mundo necesita.

- Los héroes nunca lo saben amigo... Nunca lo saben.

MCGARCÍA: EL RETORNO DE LOS GRANDES CARNÍVOROS.

A partir de septiembre de 2009 en los cines que quedan.

- Te gusta comer, ¿eh? Pues come un poco de plomo... papá. RATATATATATATATATÁ.

RATATATATATATATATÁ. Ratatatatatatatatatattttttaaaaattataatatatá. 

- ¡Walter! ¡Walter ven aquí! Creo que a tu amigo le está dando un ataque epiléptico. ¡Corre!

Rtrtrtrtrtrtrtrtrtrtrtrtrtraaaaaaaaareretrtrrtrtrt. Dinosaurio cabrón, te voy a joder vivo. 

- Mij. Miiiiij. Chaval, despierta. Jennifer trae agua fría y una toalla, ¿quieres?

- Aquí está el agua fría... ¿Se la vas a tirar encima?

¡Choooffff!

- ¿Qué, qué? ¿Quiénes sois?

- Duerme, ¿quieres?

- Aquí tienes la toalla Walter.

- Gracias, estas situaciones me hacen sudar mucho. Dale más paracetamol y que vuelva a dormirse. Es demasiado blandengue como para sobrevivir sin medicamentos.

...

...

- Ya despierta.

- ¿Qué? 

- Has tenido suerte Mij, pensábamos que la ibas a cascar.

- ¿Quiénes sois? ¿Y quién es Mij?

- ¿No te llamas Mij? ¿Cómo te llamas entonces?

- Me llamo Jim, Jim McGarcía. ¿Y tú?

- Soy Walter Queijo, y estas señoritas son unas amigas que te han ayudado a superar la fiebre.

- ¿Y por qué estoy aquí? De hecho, ¿dónde estoy?

- En una casa de citas en Benavente. La llamaría de otra manera, pero no quiero ofender a las señoritas aquí presentes. En cuanto a la primera pregunta, estás aquí porque yo te traje. Te traje porque estabas en una cuneta quitándote los pantalones. No es que me gustes, ni nada de eso. Es sólo que pensé que o te morías de una sobredosis o te morías de otra cosa. Lo que estaba claro es que necesitabas ayuda.

- Pero yo estaba en Madrid. Condujiste 200 Km. hasta aquí. ¿Por qué no me llevaste a un hospital?

- Porque no creo en ellos. 

- ¿Qué? ¿Cómo puedes no creer en los hospitales? Te aseguro que existen, yo he visto unos cuantos.

- Sé que existen, pero creo que están demasiado politizados.

- ... No sé qué contestar a eso. ¿Cuántos días llevo aquí?

- Dos, éste es el tercero. ¿Quién eres Jim?

- ¿Y tú?

- Teniendo en cuenta que tú eres el invitado, creo que deberías ser tú el que dé las primeras explicaciones.

- Está bien. 

Le di a Walter todas las explicaciones oportunas. Le hablé de Paco, de María, de los rusos, y del misterioso McGarcía que me acecha. Le hablé de venganza y él asintió. Dije que iba a La Coruña para ver a la madre de Paco e insistió en acompañarme.

Por cierto, bienvenidos de nuevo a esta voz en off que nos une. Puede que con la llegada de Walter Queijo estos momentos se vean un poco reducidos en pro de los diálogos ágiles e incisivos que seguro que me esperan. De ser así, nadie debe preocuparse. Intentaré seguir hablando bajito siempre que pueda.

Walter ha hablado conmigo también. De hecho, ya sé más sobre él que sobre casi todas las personas que he conocido hasta ahora. Si algo tiene Walter de bueno, es que siempre sé cómo va a comportarse. Llevo dos días de consciencia en un puticlub de Benavente, y creo que podría acostumbrarme a vivir aquí. Curiosamente, entre estas camas plasticosas, he encontrado más compañía y comprensión que en cualquier otro sitio. Las chicas son tan buenas que es una auténtica pena que tenga que rechazar sus ofrecimientos de sexo gratuito. Por muy tirado que esté en el mundo, aún sigo siendo yo, y a Jim McGarcía le da un asco enorme acostarse con prostitutas. Qué se le va a hacer.

Walter tiene una moto increíble. Y es un tipo fascinante. Supongo que debería hacer una de esas descripciones exhaustivas sobre él: físico, pasado, presente y toda esa mierda. Claro que eso va a llegar, pero ahora mismo aún estoy demasiado cansado. Estoy convaleciente (cómo me gusta esta palabra) y creo que ya he contado bastante. En unos días estaré plenamente recuperado para volver a la carretera. Joder, no puedo esperar para ir con Walter, el tío más raro del mundo.

 

Publicado el 6 de septiembre de 2009 a las 20:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Jim McGarcía

Jim McGarcía

Me llamo Jim McGarcía. No es un nombre fácil. Intuyo que no ha sido una infancia fácil. Lo cierto es que aún no sé cómo ha sido mi niñez pero ¿quién con un nombre así puede haber tenido una infancia fácil?

Sé que vendo Biagra por Internet. Sé que soy raro porque los demás no son como yo. Y aunque no lo sé, tengo el presentimiento de que la voy a cagar.

Me verás por aquí los viernes.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD