martes, 20 de abril de 2021 15:57 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Inma Salazar

Noticias de Burgos

Toros

Archivado en: Toros, Sanfermines, encierros

Vaya por delante que ni los toros ni el mundo taurino están dentro de mis aficiones, por eso que la reflexión que hoy les traslado motivada por la muerte el pasado viernes del joven Daniel Jimeno, experto corredor y habitual en los encierros de Pamplona, es solo una opinión personal que formulo en voz alta con la intención de encontrar respuestas (creo de antemano que no las va a haber) a preguntas como ¿Por qué jugarse la vida delante de un toro? ¿Por qué exponerse a recibir una cornada mortal? ¿Por qué tentar a la suerte de esta forma tan arriesgada? ¿Por qué los sentimientos se imponen a la razón y llevan a miles de personas a participar en los encierros de San Fermín? ¿Por qué a las ocho de la mañana del día siguiente a la muerte de Daniel daba la sensación de que nada había ocurrido?

Desde que en 1924, los Sanfermines se cobraran la primera víctima, quince personas han perdido la vida en los encierros. ¿Muertes evitables? Por supuesto que sí. Mis condolencias a la familia de Daniel Jimeno y mi respeto a quienes deciden jugarse la vida delante de un toro, aunque no llegue a entender sus motivos.

Publicado el 13 de julio de 2009 a las 19:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 2

1 | Burggales - 14/7/2009 - 12:05

Pues porque hay ciertas costumbres "bárbaras" a las que llaman "tradición"... desgraciadamente...

Se nota que estoy en contra de los toros? ;-D

2 | Manuel - 14/9/2009 - 13:34

¿Por qué jugarse la vida delante de un toro?
Porque me gusta. ¿Y porque me gusta?

Porque el toro me impresiona y fui un día a Pamplona para los Sanfermines y me enganchó. No es que sea especialmente aficionado (entonces vivía en París), pero correr a la vera de un toro sin que te busque o sin que te embiste es algo inusual. Compartir carrera con él es estar en otro mundo. Esto quiere decir que toca a una de las cosas más profundas que tiene el ser humano. Al no ser especialista de esto último, no me arriesgaré a decir lo que es. Pero lo cierto es que si atrae a gente que no le gustan los toros – y a veces a gente que están en contra, conozco a dos – es que algo tiene. Que lo analicen los psicólogos.
Cuando sales de allí, todo lo demás te parece soso. Es que la subida de adrenalina es fuerte, sobre todo cuando sabes que si el toro te coge será para matarte y que nadie vendrá con una pistola, una espada o cualquier tipo de arma a quitarte el toro. Vendrán los que aceptan exponerse para que les siga el toro. Y cuando te gusta el toro, que para mi pensar es un animal fascinante (no solo como animal, sino como imagen), gozas más si cabe viéndole correr detrás de ti.

¿Por qué exponerse a recibir una cornada mortal?

Por las mismas razones que anteriormente expuestas, pero tomando en cuenta no vas a correr pensando en esto. Hay que ir sabiendo que puede ocurrir, pero haciendo todo lo posible para que no ocurra. Es decir, respetando las normas que han ido fijando los especialistas del género a lo largo de los muchos años que se va celebrando el encierro de Pamplona, que son más de quinientos.

¿Por qué tentar a la suerte de esta forma tan arriesgada?

Por las razones arriba expuestas.

¿Por qué los sentimientos se imponen a la razón y llevan a miles de personas a participar en los encierros de San Fermín?

Supongo que para participar una vez en la vida en este acontecimiento de fama mundial. Luego, para el que repite, por las razones arriba expuestas.

¿Por qué a las ocho de la mañana del día siguiente a la muerte de Daniel daba la sensación de que nada había ocurrido?

Supongo que así lo habrás sentido tú. Yo no y te aseguro que muchos tampoco. Has escrito “daba la sensación” y has acertado, porque sensaciones distintas a la tuya ha habido. He comprobado que par los que todos los días acuden al recorrido del encierro para correrlo o verlo, la sensación era distinta.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Inma Salazar

Inma Salazar

Inma Salazar es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco y desde septiembre de 2006 directora de Gente en Burgos. Su trayectoria profesional arranca en Radiocadena Española, continúa en Radio Nacional de España, se extiende por Diario 16 Burgos, se complementa con colaboraciones en diversas publicaciones y desde septiembre de 1999 se desarrolla en el periódico Gente en Burgos.
En este espacio, la periodista se asoma al mundo para compartir con los lectores sus puntos de vista sobre cuanto acontezca a orillas del Arlanzón o... en cualquier otro lugar de esta ‘aldea global'.

Enlaces

Burgosfera

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD