miércoles, 21 de octubre de 2020 19:08 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Inma Salazar

Noticias de Burgos

¡Apaguen, por favor, ese martillo picador!

Archivado en: Contaminación acústica, ruidos, medio ambiente

Me van a perdonar que hoy utilice este espacio como válvula de escape, pero es que mi capacidad de aguante está al límite, y como no quiero pagarlo con mis compañeros ni personas más cercanas, pues me desahogo de esta forma.

La contaminación acústica a la que llevo expuesta desde hace días nada más llegar al despacho va a terminar con mi paciencia. Imposible adaptarse a los ruidos exteriores derivados de las máquinas de construcción que trabajan en las obras -interminables, por cierto- que se están realizando en la calle Vitoria, a la altura de la antigua sede de la Subdelegación del Gobierno, y justo al lado de la oficina de Gente. ¡Apaguen, por favor, ese martillo picador! (106 decibelios). Por encima de 85 db. todos los seres humanos se sienten alterados.

Estrés, malestar, elevaciones transitorias de la tensión arterial, aumento de los síntomas cardiovasculares (angina, dolores precordiales, disnea...), alteraciones en los niveles de algunas hormonas, alteraciones del sueño, disminución del rendimiento intelectual, cansancio, irritabilidad, dificultades para la concentración, aumento de la agresividad, dolores musculares, fatiga generalizada, abatimiento, decaimiento general o dolores difusos, por citar algunos, son los efectos del ruido ambiental sobre el organismo, así que, lo tengo claro. O acaban pronto las obras, o cambio de horario laboral (vengo a trabajar cuando ellas no lo hagan) o las obras acaban conmigo (con mi salud, quiero decir).

Está claro que no todas las personas reaccionamos de igual forma frente al ruido, ni que todos los ruidos se perciben de igual forma, pero no pueden imaginarse cuanto daría por poder controlar-apagar esa fuente emisora de ruido infernal que envuelve mi jornada laboral.

Les aseguro que me considero una persona más paciente que el santo Job, pero esta agresión sonora está a punto de hacer desbordar la última gota de paciencia que me queda. El ruido es insalubre, agresivo, molesto, pernicioso, contaminante, desagradable... No quiero ni pensar lo que sufrirán quienes vivan en esta zona y tengan que dormir durante el día porque tengan turno de noche en el trabajo. A pesar de mi desesperación, seguro que todavía hay gente que lo está pasando peor. ¡Qué se lo digan al currante que maneja el martillo!, me dirán también.

Desde aquí abogo por que la lucha contra el ruido sea una prioridad en materia ambiental. El informe de la OMS ‘El ruido en la sociedad - Criterios de salud medioambiental' señala que "el ruido puede tener una serie de efectos nocivos directos para las personas expuestas al mismo, como alteraciones del sueño, efectos fisiológicos auditivos y no auditivos - básicamente cardiovasculares - o interferencias en la comunicación".

Lo dicho, ¡Apaguen, por favor, ese martillo picador!

 

 

Publicado el 26 de abril de 2010 a las 13:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

‘El Principito’, el niño que todos fuimos

Archivado en: El Principito, Síndrome de Down, Medio Ambiente

imagen

Invitada por la asociación síndrome de Down de Burgos, esta mañana he participado en una lectura pública en el paseo Marceliano Santamaría. Autoridades políticas, concejales, diputados, representantes de organizaciones empresariales y entidades de ahorro, y periodistas hemos querido acompañar a los alumnos de los colegios La Salle, Sagrado Corazón, Domingo Viejo y Estela y a jóvenes con síndrome de Down en su alegato por la conservación de nuestro planeta.

Síndrome de Down Burgos y la Fundación Solidaridad Carrefour, con la colaboración de la Asociación Provincial de Libreros, la Agrupación de Astronomía y Caja de Burgos han querido celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente con una lectura pública de ‘El Principito’, un pequeño cuento que les recomiendo que lean si todavía no lo han hecho.

‘El Principito’ nos traslada a la niñez, a ese periodo de la vida de miradas claras, inocentes, inmáculas; nos invita a reflexionar sobre nuestra condición de adultos y la relación con el mundo; y nos recuerda “que hay otras formas de vivir y que todos podemos ser capaces de recuperar lo que realmente es importante en la vida”. ‘El Principito’ es un cuento, pero también “un hermoso canto a la amistad” del que todos deberíamos aprender alguna que otra estrofa.

--------------------------------------------------------------------------------------------

“Y cuando te hayas consolado (siempre se encuentra consuelo) estarás contento de haberme conocido. Serás siempre mi amigo. Tendrás deseos de reír conmigo. Y abrirás a veces tu ventana, así… por placer… Y tus amigos se asombrarán al verte reír mirando al cielo. Entonces les dirás: ‘Sí, las estrellas siempre me hacen reír’ y ellos te creerán loco. Te habré hecho una muy mala jugada”.
El Principito. Antoine de Saint-Exupéry

Publicado el 3 de junio de 2009 a las 20:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Sesenta minutos sin luz

Archivado en: WWF, cambio climático, 'La hora del Planeta', Medio Ambiente

WWF, una de las mayores organizaciones internacionales independientes dedicadas a la conservación de la naturaleza, ha puesto en marcha una nueva campaña en defensa del medioambiente denominada ‘La hora del Planeta 2009’, con la finalidad de llamar la atención de gobiernos, empresas y ciudadanos en general sobre los efectos del calentamiento global y exigir a los líderes políticos que actúen para controlar las emisiones de CO2.

Lo que WWF nos propone es apagar las luces que no sean esenciales en casas y edificios púbicos durante una hora este sábado día 28 entre las 20.30 h. y las 21.30 h. y dedicar este tiempo a reflexionar sobre la forma en la que podemos proteger nuestro planeta de los peligros del cambio climático.

Sin embargo, esta ‘hora del Planeta’ no debería durar solo 60 minutos sino indefinidamente. Cambiando ciertos hábitos en nuestra rutina diaria podemos ahorrar energía, dinero y emisiones de dióxido de carbono, protegiendo así un poco nuestro medioambiente. Una vez más, insisto en la necesidad de reciclar, incorporar al hogar bombillas de bajo consumo, apagar todas las luces y aparatos cuando no se vayan a utilizar, ajustar los termostatos, optar por el transporte público en vez del coche particular para los desplazamientos urbanos, etc.

Ya me contarán cómo han vivido esta propuesta.

Publicado el 27 de marzo de 2009 a las 13:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Unidos por el medio ambiente

Archivado en: Medio Ambiente, Árbol de la Provincia, Mapa de las Tierras de Burgos, Félix Rodríguez de la Fuente

imagen

Escribía hace unas semanas sobre la iniciativa puesta en marcha hace casi un año por mi buen amigo Elías Rubio y vuelvo a hacerlo hoy porque está a punto de hacerse realidad en su totalidad.

Elías, con la ayuda de cientos de personas, ha completado ya ‘El mapa de las tierras de Burgos’ con tierra de los más de 1.200 pueblos de la provincia (puede verse en Espacio Tangente) y este sábado día 14, en Jaramillo de la Fuente, al filo del mediodía, se plantará el denominado ‘Árbol de la Provincia’, una encina que “crecerá para recordarnos lo que en verdad somos”.

Y metidos ya en temas medioambientales quiero recordar también hoy con estas líneas a Félix Rodríguez de la Fuente, naturalista burgalés de Poza de la Sal del que este sábado 14 de marzo se cumplen 29 años de su muerte en un trágico accidente de circulación en Alaska.

Decía Rodríguez de la Fuente que el propósito de su trabajo era “crear una nueva conciencia, inculcar en las nuevas generaciones un respeto profundo hacia la naturaleza, enseñar a los niños, ya en los colegios, que si atentan contra la integridad del planeta atentan contra su propia vida y contra la de sus descendientes”.

Confieso que de pequeñita, y en compañía de mi padre, no me perdía un capítulo de su mítica serie de televisión ‘El hombre y la tierra’, con la que aprendí a querer y respetar la naturaleza, por eso me duele salir al campo y comprobar que también nuestro medio ambiente es, por desgracia, objeto de maltrato.

Publicado el 13 de marzo de 2009 a las 14:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Inma Salazar

Inma Salazar

Inma Salazar es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco y desde septiembre de 2006 directora de Gente en Burgos. Su trayectoria profesional arranca en Radiocadena Española, continúa en Radio Nacional de España, se extiende por Diario 16 Burgos, se complementa con colaboraciones en diversas publicaciones y desde septiembre de 1999 se desarrolla en el periódico Gente en Burgos.
En este espacio, la periodista se asoma al mundo para compartir con los lectores sus puntos de vista sobre cuanto acontezca a orillas del Arlanzón o... en cualquier otro lugar de esta ‘aldea global'.

Enlaces

Burgosfera

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD