jueves, 25 de abril de 2019 22:54 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Inma Salazar

Noticias de Burgos

En las carreteras, responsabilidad compartida

Archivado en: Seguridad vial, siniestralidad, accidentes de tráfico, conductores, peatones

Coincidiendo con la presentación el pasado 20 de enero de la memoria de la Policía Local correspondiente al año 2010, subrayaba desde esta tribuna la necesidad de incrementar la prudencia en las vías públicas. Esta semana vuelvo sobre el tema. En lo que llevamos de 2011, dos personas han perdido la vida tras ser atropelladas. El primer accidente mortal dentro del casco urbano se produjo el 14 de enero: una mujer de 83 años falleció tras ser atropellada por un turismo en la calle Francisco Salinas. Trágico final también para la mujer de 81 años que era atropellada en la tarde del domingo día 6 por un turismo en la calle del Carmen y fallecía horas después en el hospital.

Peatones, conductores, ciclistas y demás usuarios de las vías públicas debemos tener siempre muy presente que compartimos un espacio colectivo en el que convergen necesidades muy diversas, a las que hay que intentar dar respuesta en las mejores condiciones de seguridad para todos.

La propuesta de Ordenanza Municipal de Circulación, Movilidad y Transporte pretende otorgar un “papel preponderante” al peatón y en lo que se refiere a la circulación de éste resalta su prioridad en la circulación urbana.  Esperemos que no se quede en una mera declaración de intenciones.

En el día a día somos testigos de imprudencias por parte de peatones y de conductas temerarias por parte de automovilistas, que demuestran que en materia de seguridad vial todavía quedan asignaturas pendientes. Que en menos de un mes dos personas pierdan la vida tras ser atropelladas en la vía pública del casco urbano no contribuye a que Burgos resulte una ciudad segura. Derechos y deberes en los espacios viales tenemos todos.

Publicado el 11 de febrero de 2011 a las 15:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Más prudencia en las vías públicas

Archivado en: Seguridad vial, siniestralidad, accidentes de tráfico, conductores, peatones

Mientras escribo estas líneas, el sonido de un brusco frenazo desvía mi atención hacia el exterior de la redacción. En la céntrica calle Vitoria, a la altura de la antigua sede de la Subdelegación del Gobierno, a punto ha estado de producirse un atropello por la imprudencia de un peatón que ha optado por cruzar a la otra acera prescindiendo del correspondiente paso de cebra y saltándose la señalización semafórica.

Coincidiendo con la celebración de la festividad de San Sebastián, patrón de la Policía Local, la concejala de Seguridad Ciudadana, Gema Conde, daba a conocer los datos de la memoria correspondiente a 2010, año en el que si bien la siniestralidad vial en el término municipal de Burgos se ha reducido un 14,46%, hay que lamentar dos víctimas mortales en accidentes producidos en el casco urbano.

Comentaba la concejala que aunque es un buen dato, puesto que se ha registrado el mejor resultado de los últimos diez años en cuanto a número de fallecidos, el hecho de que haya una sola víctima es razón más que suficiente para seguir insistiendo en la adopción de medidas de control, como la reducción de la velocidad en el casco urbano, que contribuyan a la mejora de la seguridad vial.

Imprudencias como la relatada terminan, en numerosas ocasiones, trágicamente. Determinadas vías públicas, como la mencionada calle Vitoria, en particular en su tramo de Gamonal, se convierten para algunos peatones en ruedos taurinos a los que ‘saltan’ para cambiar de acera lejos de los pasos de cebra habilitados al efecto y el consiguiente riesgo de atropello y peligro también para los automovilistas.

La seguridad vial es cosa de todos. Las imprudencias se pagan, a veces con la vida.

Publicado el 21 de enero de 2011 a las 14:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Tráfico, vehículos y vías públicas urbanas

Archivado en: Tráfico, vehículos, vías públicas urbanas, movilidad, ciclistas, peatones, conductores

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos aprobará en su sesión del día 12 la Ordenanza Municipal de Circulación, Movilidad y Transporte, herramienta muy necesaria tras el papel preponderante que está adquiriendo el peatón con la progresiva peatonalización de los cascos urbanos, el fomento de la bicicleta como modo de transporte urbano y la prioridad a favor de los vehículos de transporte público.

En más de una ocasión nos hemos hecho eco de las fricciones existentes entre los distintos usuarios de la vía pública, conductores, peatones y ciclistas así como de la necesidad de una ordenanza que ponga orden en la jungla urbana en la que en ocasiones parece haberse convertido la ciudad.

Más allá del establecimiento de normas, límites de velocidad y la delimitación de derechos y obligaciones de cada uno,  la Ordenanza Municipal de Circulación, Movilidad y Transporte que ahora ve la luz otorga un papel protagonista al peatón y subraya su prioridad en la circulación urbana.

El capítulo dedicado a las bicicletas y otros vehículos sin motor, origen de más de un conflicto entre ciclistas y peatones al invadir unos los espacios reservados a otros y viceversa, recoge las normas de circulación de las bicicletas así como las infracciones ante determinadas conductas, por desgracia, demasiado frecuentes. Esperemos que al poner sobre el papel lo que se puede y lo que no se puede hacer, la convivencia entre todos los usuarios de la vía pública resulte más armónica y los comportamientos incívicos dejen de ser noticia.

La ordenanza aboga por un reparto armónico de la vía pública, de los espacios viales colectivos y también regula los procedimientos sancionadores a las infracciones que se cometan. En materia de movilidad, la educación es también el primer paso.

Publicado el 12 de noviembre de 2010 a las 13:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Los otros espontáneos

Archivado en: Tráfico, automóviles, viandantes, peatones, RACE, carreteras, vías públicas, circulación

De un tiempo a esta parte, cada vez que circulo por la calle Vitoria, especialmente en su tramo de Gamonal, observo que esta vía pública se está convirtiendo en cual ruedo taurino al que cada pocos metros saltan peatones deseosos de cruzar lejos de los pasos de cebra habilitados al efecto, con el consiguiente riesgo de atropello y peligro también para los automovilistas, a los que de poco les sirve la luz verde en el semáforo si en su camino se cruza alguno de estos espontáneos invasores de calzada, que irrumpen en la vía fuera del paso y no dudan en saltarse las más elementales normas de tráfico con tal de ahorrarse unos metros.

El riesgo de este tipo de prácticas es mayúsculo, puesto que se trata de una calle de doble sentido de circulación y con un gran tránsito de vehículos. Estos espontáneos tienen, además, la mala costumbre de detenerse en el centro de la calzada a la espera de que pase el vehículo, pero en ocasiones, especialmente de noche, su presencia en mitad de la calzada entorpece la circulación, obligando a frenazos bruscos aún circulando a velocidad moderada, y acrecienta los riesgos de un accidente.

Un INFORME SOBRE COMPORTAMIENTOS PEATONALES EN ESPAÑA, elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE), revela que en 2007 en España, las acciones peatonales que más fallecidos conllevan son cruzar fuera de los pasos habilitados para peatones (43,3% de los casos).

Está claro que el peatón es el usuario más vulnerable de la vía, y por tanto el que más protección necesita, pero ¿Tan difícil es cruzar por los pasos para peatones?

La conducta peatonal que más mortalidad conlleva es cruzar fuera de los pasos de peatones, de ahí mi insistencia en que todos, viandantes y conductores, nos movamos con un poquito más de prudencia en las vías públicas.

Desde el Departamento de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (R.A.C.E.), nos dejan las siguientes recomendaciones:

Recomendaciones para los peatones:
- No entre en la calzada repentinamente. Si es necesario, deténgase por precaución.
Recuerde que el derecho de paso nunca es absoluto: todo vehículo en movimiento necesita recorrer cierta distancia hasta poder detenerse.
- No cuente con una maniobra abrupta de frenado. Muestre su intención con una postura clara. Muestre claramente su intención de cruzar situándose en el borde de la calzada, dentro de la acera. Las señales con la mano no son obligatorias, aunque se permiten.
- Acceda al paso de peatones sólo si ve que no existe ningún peligro. Antes de entrar en la calzada, mire si vienen vehículos desde la izquierda y desde la derecha,
así como si hay otros que giran por delante y por detrás. Cerciórese de que los conductores le han visto.
- Atención: los tranvías tienen derecho de paso aunque se trate de pasos de peatones señalizados. Preste atención a los vehículos que circulan por todos los
carriles, incluidos los que se aproximan por el carril más lejano.
- Cuando un conductor le haya cedido el derecho de paso, usted tendrá que cerciorarse de que ningún otro conductor le está adelantando. Esto será particularmente importante, si hay más de un carril en una dirección. Los otros coches o motocicletas pueden quedar ocultos por los vehículos de mayor tamaño.
- Sea consciente de que los conductores pueden cometer errores. La diversión, el estrés, las emociones y otras muchas causas puedan dar lugar a reacciones
inesperadas por parte de los conductores. No asuma ningún riesgo y deje espacio suficiente por si ocurre una posible equivocación.
- Las prendas de vestir de colores claros o con bandas reflectantes son convenientes para garantizar su seguridad durante la noche.


Recomendaciones para los conductores:

- Tenga cuidado con los peatones y esté preparado para pisar el freno. Adquiera el hábito de observar a los peatones, especialmente cerca de los pasos de cebra. En la oscuridad de la noche o si hay mal tiempo, tiene que contar con la presencia de peatones "invisibles", en particular, si llevan ropas oscuras.
- Dé prioridad tanto a los peatones que proceden del lado derecho como del lado izquierdo. Deténgase cuando vea que una persona tiene la intención de cruzar y no
sólo si la persona ya está caminando por la calzada. Preste atención a los peatones, en particular, si realiza un giro a la izquierda o a la derecha.
- Deténgase por completo y espere, si se trata de niños, discapacitados y ancianos.
Los niños en edad preescolar no son capaces de estimar las velocidades. Niños, discapacitados y ancianos pueden avanzar, detenerse o volver sobre sus pasos de forma inesperada. Deténgase por completo y espere hasta que los peatones hayan abandonado el paso.
- Nunca adelante a vehículos que reducen la velocidad, frenan o se detienen. Los peatones pueden quedar ocultos por los vehículos. Por tanto, no deberá adelantar a
vehículos que reducen la velocidad, frenan o se detienen cuando se aproximan a un paso de peatones. Sea particularmente prudente en vías que cuentan con más de un carril. Usted sólo puede detenerse delante de los pasos de peatones para ceder el
paso a los peatones. De lo contrario, siempre estará prohibido detenerse o aparcar delante de un paso de peatones o directamente sobre el paso. Ni siquiera en medio de un atasco se permite detenerse sobre un paso de peatones.
- Sea consciente de los posibles errores que cometen los peatones. No cuente con una conducta correcta por parte de los peatones. Es posible que desconozcan las normas, tengan limitada su capacidad de percepción o estén distraídos. Si un peatón no observa su vehículo, esto será una señal de alarma para usted".

 

 

 

 

 

Publicado el 22 de marzo de 2010 a las 19:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'Aparcabicis' a la carta

Archivado en: Transporte urbano, movilidad, bicicletas, ciclistas, peatones, viandantes

imagen

De un tiempo a esta parte, y tras la fiebre que les ha entrado a nuestros gobernantes por las peatonalizaciones, vengo observando lo útiles que resultan los árboles en las ciudades, donde han pasado a tener una nueva utilidad, que no comparto en absoluto.

Burgos no es la excepción. Comento el tema con los compañeros de trabajo y se abre un interesante debate con voces a favor y en contra de estos nuevos usos arbóreos: ‘aparcabicis' y ‘aparcasillas' temporales de terrazas de bares y cafeterías. Farolas, bajadas de tuberías, papeleras y hasta señales de tráfico además de otros elementos del mobiliario urbano también se han convertido en objetos de deseo para los ciclistas urbanos.

Más allá del aspecto estético, porque la imagen que nos devuelven decenas de bicicletas candadas a los árboles en plazas y aceras es penosa, y de las molestias que ocasionan a los viandantes, supongo que el problema que subyace en esta práctica es la falta de espacios suficientes y debidamente habilitados para el aparcamiento de bicicletas, aunque a veces lo dudo, pues también he comprobado cómo en ocasiones esos ‘aparcabicis' están libres y los árboles vecinos ‘candados'.

Me parece bien que se fomente el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo al automóvil en los desplazamientos urbanos, pero entonces habrá que pedir a los ayuntamientos que instalen más ‘aparcabicis' por la ciudad para que los ciclistas puedan depositar allí sus cacharros y, lo que es más importante, que controlen de manera efectiva que los usuarios de las bicicletas hagan uso de los carriles bici urbanos, que para ellos se han construido, y que los peatones no invadan los carriles bici. Así, la ciudad será más habitable y todos contentos, conductores, peatones y ciclistas. Como comenta un conocido que ha sido víctima de un atropello ciclista en mitad de la acera, a este paso "habrá que tener ojos en la nuca" para evitar que te arrollen.

Este asunto, como muchos otros, es una cuestión de educación. Otro día me referiré a los motociclistas, que también han convertido plazas y calles peatonales en aparcamientos gratuitos y a la carta. Bicicletas y motos son vehículos y como tales, si están mal aparcados, deberían ser también objeto de sanción, al igual que los coches.

 

Publicado el 19 de octubre de 2009 a las 21:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Inma Salazar

Inma Salazar

Inma Salazar es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco y desde septiembre de 2006 directora de Gente en Burgos. Su trayectoria profesional arranca en Radiocadena Española, continúa en Radio Nacional de España, se extiende por Diario 16 Burgos, se complementa con colaboraciones en diversas publicaciones y desde septiembre de 1999 se desarrolla en el periódico Gente en Burgos.
En este espacio, la periodista se asoma al mundo para compartir con los lectores sus puntos de vista sobre cuanto acontezca a orillas del Arlanzón o... en cualquier otro lugar de esta ‘aldea global'.

Enlaces

Burgosfera

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD