martes, 12 de noviembre de 2019 14:10 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Jorge Carral

Butaca numerada

Adrian Schvarzstein: "En Kamchàtka nos gusta vivir en el límite entre la realidad y el teatro"

Archivado en: Adrian Schvarsztein, Kamchàtka, teatro de calle, Barcelona, teatro, Escena Contemporánea

Adrian Schvarzstein lleva las riendas de 'Kamchàtka', uno de los proyectos de su cosecha. Este artista multidisciplinar ha creado una compañía teatral cuya misión sorprende a propios y extraños en cualquier rincón del planeta Tierra. Este grupo de origen catalán formó parte del programa del festival 'Escena Contemporánea 2010' de Madrid y, como hemos comentado en el blog, agradó muchísimo a quienes se cruzaron en su camino.

Ocho actores utlizan la calle como escenario. Cada uno lleva consigo su correspondiente maleta. Parecen recién llegados de otro mundo, no hablan, pero da la impresión de que son humanos y más parecidos a nosotros que nosotros mismo. Adrián, ¿cómo nació este espectáculo que define a la compañía?

La idea se me ocurrió en un taller de teatro de calle que doy normalmente. Dije, en este taller vamos a trabajar la escucha, la improvisación de grupo, la técnica de poder salir a la calle para contar una historia, no sólo para reirnos del entorno. ¿Cuál puede ser? Mirando al universo que engloba este mundo, podemos ver que somos seres humanos que hemos viajado, emigrado, casi todos hemos llegamos de algún lugar, y sobre todo, los orígenes de cada uno de nosotros seguro que no son del mismo lugar.  Los movimientos de seres humanos son algo cotidiano. ¿Cómo lo traducimos a teatro de calle? Lo hicimos y hacemos trabajando la verdad, con personajes reales y gente que no va maquillada o vestida de forma especial. Sí, están anclados en el tiempo, llevan una maleta y nos cuentan la historia de un grupo de gente que acaba de llegar. No hablan los mismos códigos que su entorno, no tienen las mismas formas de expresarse o entender la vida que tenemos nosotros y eso puede despertar una reflexión sobre lo diferente y sobre la generosidad, la solidaridad o la ternura que estamos perdiendo. En los dos últimos años, el tiempo de vida que tiene el grupo teatral, hemos estado con esta historia en más de 14 países, no sé cuántas actuaciones hemos tenido, ni variaciones sobre este tema, hasta el punto de que ahora vamos a realizar un concierto con la Orquesta Filarmónica de Singapur sobre la historia de los animales (risas).

¿Con qué objetivo nace 'Kamchàtka' y cuál es su filosofía teatral?

La filosofía teatral es el trabajo de improvisación conjunto y sobre todo de escucha, de creación de historias. No son simplemente unos personajes o una forma estética, de expresión. Es poder realizar la misma idea con ocho personas, aunque se le haya ocurrido a uno. Es la técnica. Siempre sin palabras, con un carácter universal, buscando la interacción con la gente y, también, viviendo en el borde entre la realidad y el teatro. A nosotros lo que más nos gusta, como habéis visto en Madrid, es que el 95% de las personas que nos ha visto no tenga ni idea de qué hacemos o de donde venimos. Eso crea reflexión, preguntas y debate. A veces conflicto, que no es el objetivo, pero en ocasiones la propiedad privada supone eso. La actuación de Atocha tuvo absurdos como cuando nos dijeron que aquello no era de Renfe Cercanías, que era de ADIF y no teníamos autorización para pasar. Había una línea blanca en el suelo. Nada mejor que esto. Un inmigrante que no puede cruzar la frontera. Los mismos 'seguratas' se reían con este absurdo.

Cómo valoras la situación actual del teatro de calle tanto dentro como fuera de España? Tiene que ser muy complicado llevar a cabo este pequeño género...

Es muy complicado. Incluso más. Cuando vas a un espectáculo de teatro, pagas la entrada y deseas ver esa obra. Hay butacas y todo lo que te convierte en un espectador protegido. En la calle estás desprotegido, no sólo por la lluvia sino por otros asuntos como los permisos. A nivel español, estamos muy bien. Hay muchos festivales, se aprecia mucho el teatro de calle, aunque también existe una relación directa con las fiestas más populares. Existe mucha sensibilidad y una buen participación del público, los ayuntamientos y las organizaciones. Hay muchos grupos en la península, en todas las regiones. Trabajo muchísimo fuera y veo que aquí estamos bastante bien, hay presupuestos y suficientemente sensibilidad para que valga la pena. También es verdad que no estamos al nivel de Francia, donde se programan 1.500 festivales, con no sé cuantas compañías. Allí, tienen más presupuestos y subvenciones para estas creaciones, porque entienden que es algo beneficioso para todos. Entienden que es una forma de inversión porque el teatro de calle llegará a todos los públicos, desde el perrito hasta el anciano pasando por la gente que se encuentra contigo y no sabe qué haces. Lo importante es la creación de una ilusión, algo diferente que en el camino de tu casa a a la oficina te haga pensar en algún importante... y que no sea negativo. 

 

 

 

Publicado el 18 de febrero de 2010 a las 16:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

¿Cómo es eso de ver películas antes del estreno entre 'frikis'?

Archivado en: cine, periodismo cinematográfico, pases de prensa, Madrid, Barcelona, freakismo

Cuando uno trabaja en lo que le gusta, suele levantarse con ganas o al menos éstas aparecen habitualmente durante algún instante de su trabajo. Servidor de ustedes ejerce de periodista y tiene la posibilidad de ver muchas películas antes de que se estrenen para, posteriormente, comentarlas aquí o en otros rincones mundanos. "¡Qué suerte, ¿no?". Eso es que diría la mayoría de los ciudadanos si les realizas este comentario. Personalmente, estoy totalmente de acuerdo, aunque me siento un 'rara avis' en muchas ocasiones cuando veo las caras de mis compañeros de sala en los pases madrileños. Desconozco si será el madrugón (un punto que trataremos), la obligación de ver películas que uno desecharía si hubiese una elección personal o, simplemente, la consecuencia del cáracter propio lo que provoca cierta desidía o sensación de vacío emocional durante las citadas proyecciones.

En primer lugar, tengo que decirles que si quieren dedicarse a esto del periodismo en el ámbito del cine tienen que venirse a Madrid o tirar hacia Barcelona. Para ver los pases oficiales de las 'pelis' antes de su estreno comercial sólo tienes estas dos posibilidades, aunque la primera tiene más peso por la residencia geográfica de las productoras. Si viven en otros lugares, no les queda más remedio que aguantar hasta el viernes de turno para escribir su crítica o valorar el filme. Eso sí, los festivales de cine, cada vez más presentes en toda la península ibérica, permiten en alguna ocasión ver el título deseado antes de la fecha señalada.

La segunda particularidad de este mundillo reside en los horarios escogidos para la exhibición de las cintas. ¿Han visto alguna vez una película a las 10 de la mañana en su casa? Pues imagínense esta situación en un cine con las luces apagadas, la calefacción a todo trapo y el cerebro funcionando a toda velocidad porque las películas se proyectan en versión original con subítulos en castellano. Si el filme en cuestión les apetece muchísimo, perfecto. En caso contrario, cuidadín, cuidadín. Uno empieza el día de la mala leche, si no se queda dormido por el sueño que tiene pendiente de la noche anterior. Además, muchas veces la programación general provoca que se celebren dos pases seguidos en la misma jornada (10 y 12.30 normalmente). Por lo tanto, acabas una película y te mueves de lugar para llegar a la otra. ¡Qué ajetreo! Una gozada para algunos. Un 'coñazo' sublime para otros. ¿No podrían proyectar los pases de prensa por la tarde o a la noche? Estoy seguro de que muchas críticas ganarían enteros porque, al fin y al cabo, la sensación personal durante la proyección condiciona su valoración.

Con todos mis respetos hacia los periodistas cinematográficos, el tercer punto que deseaba tratar en este artículo aborda el 'freakismo' existente en las salas. Caras largas, miradas altivas, tendencia a quedarse con lo negativo de las 'pelis' o de cualquier aspecto vital, etc. Evidentemente, la percepción realizada en estos instantes puede ser incorrecta, pero la observación durante decenas de proyecciones sirve para algo. Estamos hablando de seres que aman el cine, que 'consumen' cintas a todas horas y saben muchas veces lo que se dicen. Sin embargo, un poco de alegría, optimismo y satisfacción por el hecho de hacer lo que les gusta transmitiría otra realidad al espectador que aguarda opiniones o comentarios para tomar la decisión final sobre cuál va a ser título que le lleve al cine el fin de semana. También les pido que utilizen un lenguaje más sencillo. No todos poseemos un sillón en la RAE.

 

 

 

Publicado el 8 de febrero de 2010 a las 11:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Quequé, un tipo engañoso

Archivado en: Héctor de Miguel, Quequé, Uno y trino, Chocita del Loro Senator, Madrid, Club Capitol, Barcelona

Si le conocen personalmente, se darán cuenta de que no es la misma persona que sale por la televisión. Es otra. Escúchenle. Bueno, es la misma, pero su personalidad difiere. Se dio a conocer en la tele con 'Noche Hache' y ahora está que trina. Sin ningún motivo. Como él dice, la ignorancia propicia el atrevimiento. Les presento el tráiler de su nuevo espectáculo, 'Uno y trino'. ¡Le deseamos todo el éxito del mundo! O un gran fracaso para que, como barrunta Héctor, no tenga que volver a la caja tonta. 

Por cierto, pueden escucharle todos los sábados en 'Abierto hasta las 2', el café-teatro o café-concierto que tienen en Radio Nacional de España (RNE). Allí, hace lo que sabe sin ninguna intención: hacer reír.

 

 

Publicado el 25 de enero de 2010 a las 11:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Jorge Carral

Jorge Carral

Blog sobre cine, teatro, literatura y arte realizado por Jorge Carral. Aquí, publicaremos críticas, noticias y entrevistas relacionadas con estos tres ámbitos artísticos.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD