miércoles, 13 de noviembre de 2019 01:39 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Jorge Carral

Butaca numerada

Adrian Schvarzstein: "En Kamchàtka nos gusta vivir en el límite entre la realidad y el teatro"

Archivado en: Adrian Schvarsztein, Kamchàtka, teatro de calle, Barcelona, teatro, Escena Contemporánea

Adrian Schvarzstein lleva las riendas de 'Kamchàtka', uno de los proyectos de su cosecha. Este artista multidisciplinar ha creado una compañía teatral cuya misión sorprende a propios y extraños en cualquier rincón del planeta Tierra. Este grupo de origen catalán formó parte del programa del festival 'Escena Contemporánea 2010' de Madrid y, como hemos comentado en el blog, agradó muchísimo a quienes se cruzaron en su camino.

Ocho actores utlizan la calle como escenario. Cada uno lleva consigo su correspondiente maleta. Parecen recién llegados de otro mundo, no hablan, pero da la impresión de que son humanos y más parecidos a nosotros que nosotros mismo. Adrián, ¿cómo nació este espectáculo que define a la compañía?

La idea se me ocurrió en un taller de teatro de calle que doy normalmente. Dije, en este taller vamos a trabajar la escucha, la improvisación de grupo, la técnica de poder salir a la calle para contar una historia, no sólo para reirnos del entorno. ¿Cuál puede ser? Mirando al universo que engloba este mundo, podemos ver que somos seres humanos que hemos viajado, emigrado, casi todos hemos llegamos de algún lugar, y sobre todo, los orígenes de cada uno de nosotros seguro que no son del mismo lugar.  Los movimientos de seres humanos son algo cotidiano. ¿Cómo lo traducimos a teatro de calle? Lo hicimos y hacemos trabajando la verdad, con personajes reales y gente que no va maquillada o vestida de forma especial. Sí, están anclados en el tiempo, llevan una maleta y nos cuentan la historia de un grupo de gente que acaba de llegar. No hablan los mismos códigos que su entorno, no tienen las mismas formas de expresarse o entender la vida que tenemos nosotros y eso puede despertar una reflexión sobre lo diferente y sobre la generosidad, la solidaridad o la ternura que estamos perdiendo. En los dos últimos años, el tiempo de vida que tiene el grupo teatral, hemos estado con esta historia en más de 14 países, no sé cuántas actuaciones hemos tenido, ni variaciones sobre este tema, hasta el punto de que ahora vamos a realizar un concierto con la Orquesta Filarmónica de Singapur sobre la historia de los animales (risas).

¿Con qué objetivo nace 'Kamchàtka' y cuál es su filosofía teatral?

La filosofía teatral es el trabajo de improvisación conjunto y sobre todo de escucha, de creación de historias. No son simplemente unos personajes o una forma estética, de expresión. Es poder realizar la misma idea con ocho personas, aunque se le haya ocurrido a uno. Es la técnica. Siempre sin palabras, con un carácter universal, buscando la interacción con la gente y, también, viviendo en el borde entre la realidad y el teatro. A nosotros lo que más nos gusta, como habéis visto en Madrid, es que el 95% de las personas que nos ha visto no tenga ni idea de qué hacemos o de donde venimos. Eso crea reflexión, preguntas y debate. A veces conflicto, que no es el objetivo, pero en ocasiones la propiedad privada supone eso. La actuación de Atocha tuvo absurdos como cuando nos dijeron que aquello no era de Renfe Cercanías, que era de ADIF y no teníamos autorización para pasar. Había una línea blanca en el suelo. Nada mejor que esto. Un inmigrante que no puede cruzar la frontera. Los mismos 'seguratas' se reían con este absurdo.

Cómo valoras la situación actual del teatro de calle tanto dentro como fuera de España? Tiene que ser muy complicado llevar a cabo este pequeño género...

Es muy complicado. Incluso más. Cuando vas a un espectáculo de teatro, pagas la entrada y deseas ver esa obra. Hay butacas y todo lo que te convierte en un espectador protegido. En la calle estás desprotegido, no sólo por la lluvia sino por otros asuntos como los permisos. A nivel español, estamos muy bien. Hay muchos festivales, se aprecia mucho el teatro de calle, aunque también existe una relación directa con las fiestas más populares. Existe mucha sensibilidad y una buen participación del público, los ayuntamientos y las organizaciones. Hay muchos grupos en la península, en todas las regiones. Trabajo muchísimo fuera y veo que aquí estamos bastante bien, hay presupuestos y suficientemente sensibilidad para que valga la pena. También es verdad que no estamos al nivel de Francia, donde se programan 1.500 festivales, con no sé cuantas compañías. Allí, tienen más presupuestos y subvenciones para estas creaciones, porque entienden que es algo beneficioso para todos. Entienden que es una forma de inversión porque el teatro de calle llegará a todos los públicos, desde el perrito hasta el anciano pasando por la gente que se encuentra contigo y no sabe qué haces. Lo importante es la creación de una ilusión, algo diferente que en el camino de tu casa a a la oficina te haga pensar en algún importante... y que no sea negativo. 

 

 

 

Publicado el 18 de febrero de 2010 a las 16:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

'Kamchàtka' en acción

Archivado en: Kamchàtka, teatro, calle, Escena Contemporánea, Adrián Schvarzstein

¿Se acuerdan del artículo sobre 'Kamchátka'? La compañía barcelonesa de 'teatro callejero' estuvo en el festival Escena Contemporánea e hizo disfrutar al público madrileño. He grabado varios vídeos de una de sus actuaciones en Madrid y quiero compartir unas cuantas risas con vosotros.

La próxima semana publicaremos una entrevista teléfonica con el director de la compañía, Adrián Schvarzstein, en la que hemos hablado sobre el citado espectáculo, la filosofía teatral de 'Kamchátka' y la situación actual del teatro en la calle. ¡Hasta la próxima semana!

Publicado el 5 de febrero de 2010 a las 14:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El teatro callejero de 'Kamchàtka' explora el centro madrileño

Archivado en: Kamchàtka, teatro, calle, Escena Contemporánea, puerta del Sol

Ocho actores, muy elegantes en su vestuario y cada uno con un maletón en su mano, cruzan el paso de cebra desde la calle Carretas hasta la plaza central de la Puerta del Sol. Estamos en Madrid. Quien esperaba su presencia, les distingue sin problema. Los transeúntes que desconocían la actuación de 'Kamchàtka' se acercan con cierta sorpresa a ellos, que en su primer acción teatral han subido a una furgoneta municipal de saneamiento con rostros incrédulos, sorprendidos por lo que ven y les rodea.

Los ocho individuos pertenecen a 'Kamchàtka', un grupo teatral nacido en Barcelona y que forma parte de la programación del festival 'Escena Contemporánea'. Acostumbrados a realizar teatro de calle, hicieron las delicias de varios cientos de espectadores, hipnotizados por sus actitudes. "Ocho personas con sólo una maleta y un recuerdo. Como recién llegadas de algún país lejano, van descubriendo una ciudad cuyas normas y estilo de vida o secretos desconocen. Su gran ingenuidad y curiosidad les conducen a la exploración minuciosa del lugar, cual si fueran verdaderos niños. Todo es novedoso. Todo es un pretexto para jugar. Así van desvelando sus emociones y creando fuertes complicidades con el espectador, que cruza su camino". Una chica reparte folletos informativos sobre el festival y éste incluye la citada reseña sobre lo que estamos viendo. Totalmente de acuerdo. Les sigo durante media hora. No paro de reír. No hablan. Simplemente, transmiten los sentimientos señalados con sus miradas y algunos gestos. Suben a una grúa como quien abre un regalo, se tiran desde arriba con el soporte del público, que participa activamente en su espectáculo. Un señor mayor emula a Chaplin con un paraguas. Juega al corro de la patata con los actores. Otro individuo, de nombre 'Manolo', salta al ruedo escénico. Le gusta bailar. Los chicos observan al protagonista. Cambio de roles.

'Manolo' baila para 'Kamchàtka'. Los actores agarran a gente y varias personas improvisan una coreografía, dirigida por 'Manolo' ante la mirada sorprendente de los ocho actores. Saben lo que hacen. El público saca fotos. Graba vídeos con el móvil. Tumban a 'Manolo'. Simulan su entierro. Bailan con las maletas. Se marchan a otro espacio escénico. Entre Preciados y la calle del Carmen, buscan nuevos horizontes. Miran muy de cerca a los ciudadanos. Les sonrojan. Pasan dos caballos con sendos policías en la montura. No dan crédito. Persiguen a los animales, que hacen sus necesidades en plena calle. Se acercan a la autoridad para enseñarles los recados. El público inicial sigue a los actores de un lado para otro. Ahora, merodean una heladería. Desaparezco. Puro teatro. Teatro del bueno.

 

Publicado el 4 de febrero de 2010 a las 14:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Jorge Carral

Jorge Carral

Blog sobre cine, teatro, literatura y arte realizado por Jorge Carral. Aquí, publicaremos críticas, noticias y entrevistas relacionadas con estos tres ámbitos artísticos.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD