domingo, 22 de julio de 2018 12:48 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Gonzalo J. Olmo

Ciencia de papel

Cambios drásticos en las corrientes marinas

Archivado en: Océanos, cambio climático

A pesar de los esfuerzos de los científicos, de los (cada vez menos) medios de divulgación científica y de alguna que otra voz política, para muchos ciudadanos y gobernantes de nuestros días la expresión "cambio climático" tiene tanto valor y efecto como el "Dios te va a castigar" o "que viene el coco" de cuando yo era niño. Sin embargo, cada vez caen más "cocos" de sus palmeras por culpa del aumento en número e intensidad de los huracanes, y cada día son más los castigados por episodios atmosféricos inusuales. Pero no culpemos a Dios por esto. Hoy no busco culpables, sino aportar nuevas evidencias que apuntan hacia cambios recientes en los patrones de las corrientes marinas que mucho tienen que ver con los cambios que sufre el clima a nivel planetario.

Corrientes oceánicas globales


Hoy día se sabe que los oceanos desempeñan un papel muy importante en el clima del planeta. El calor que los oceanos absorben del sol es distribuido por el planeta a través de corrientes de agua que son impulsadas principalmente por los vientos. Esto da lugar a un flujo global de aguas superficiales que se calientan en el Pacífico y el Índico y llegan hasta el Atlántico. En el Atlántico Norte, los vientos aumentan el ritmo de evaporación del agua y, como resultado, las corrientes superficiales se enfrían, se hacen más densas debido al aumento de la salinidad y caen a niveles más profundos por su propio peso, dando lugar a rios submarinos de agua fría y densa que retornan al Pacífico (circulación termohalina) para cerrar así el flujo global.

Este mecanismo tan simple ha servido de inspiración a algunas películas recientes de carácter catastrofista. Así, por ejemplo, en "El día de mañana" el deshielo masivo debido al calentamiento global provoca un vertido descomunal de agua dulce en el Atlántico norte que rompe la circulación termohalina y da lugar a una serie de alteraciones climáticas en todo el planeta.

Aunque la película simplifica la situación y exagera las consecuencias, lo cierto es que la circulación oceánica no siempre ha sido la que observamos hoy en día. Una prueba de ello son los períodos glaciales que ha vivido nuestro planeta en el pasado. Lo importante, sin embargo, es saber si la circulación oceánica actual está cambiando, a qué ritmo lo hace y cómo se relaciona ese cambio con el calentamiento atmosférico global.

Una investigación reciente, publicada esta semana por la Academia Americana de Ciencias, aporta datos en esta dirección. El estudio muestra que las corrientes marinas que se manifiestan frente a las costas de Nueva Escocia y la Península del Labrador (en el noroeste atlántico) han seguido un patrón estable durante los últimos 1800 años pero que desde la década de 1970 han sufrido cambios drásticos.

Las corrientes en estas regiones están íntimamente ligadas con la oscilacion atmosférica del Atlántico norte (NAO por sus siglas en inglés), una magnitud que caracteriza la intensidad y dirección de los vientos del oeste hacia Europa. Así, cuando el índice NAO es negativo, la región recibe aguas frías del norte de la corriente del Labrador, que es pobre en nutrientes, mientras que cuando el índice NAO es positivo, las aguas calientes de la Corriente del Golfo dominan en la región y traen nutrientes procedentes del sur. Lo genial de esta investigación es que, siguiendo el principio de que "de lo que se come se cría", han conseguido utilizar los corales presentes en aquellas aguas para saber qué aguas dominaban en cada momento de los últimos 1800 años.

Coral del tipo estudiadoResulta que los esqueletos de los corales estudiados, del tipo gorgonia Primnoa resedaeformis, desarrollan anillos de crecimiento similares a los que se ven en los troncos de los árboles. Midiendo la abundancia de ciertos nitratos en esos anillos y usando el Carbono-14 para saber cuándo se formaron, estos investigadores han conseguido determinar cual de las dos corrientes dominaba cuando los anillos se formaron. Aunque en el pasado había habido variaciones en las corrientes, los resultados indican que hasta la década de 1970 no había habido tendencias mantenidas de calentamiento o enfriamiento en esas aguas durante los últimos 1800 años, lo cual está en buen acuerdo con otros datos fósiles que indican que las temperaturas promedio se han mantenido estables durante los últimos 1600 años. Sin embargo, a partir de 1970 la concentración de nitratos indica que las aguas cálidas han dominado en la región, lo cual está correlacionado con una mayor presencia de NAO positivo desde esas fechas con los registros fósiles sobre temperaturas que indican un aumento
repentino en las temperaturas promedio en algún momento de los últimos 150 años.

En resumen, las técnicas empleadas por este equipo permiten obtener una imagen muy clara de como evolucionan las corrientes marinas de un año para otro en escalas de más de mil años. En mi opinión, este trabajo representa un paso  importante para mejorar la precisión de nuestras afirmaciones sobre los cambios y tendencias que sufren el clima y los océanos.
¿Ha habido cambios repentinos similares a estos en el pasado? Mejorar técnicas como la descrita aquí y desarrollar otras nuevas ayudarán a saber más sobre los cambios que estamos viviendo y para aclarar cómo de importante ha sido la contribución humana en este fenómeno.

 

Publicado el 9 de enero de 2011 a las 19:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 8

1 | Juanjo - 10/1/2011 - 12:10

Qué profundo.

2 | Bull - 10/1/2011 - 13:36

Muy interesante

3 | Marco (Web) - 10/1/2011 - 20:14

Joder...Dos tios listos comentando y lo resumen en dos palabras!!!

Im presionante!!! jajaja

4 | clima - 12/1/2011 - 19:28

CAMBIOS DRASTICOS EN LAS CORRIENTES MARINAS??

pondria otro titular como: con los corales se sabe la tendencia de la NAO durante los ultimos 200 años.

Para que pone cambios drásticos si no dice que cambios.

5 | ClimaX - 12/1/2011 - 22:47

A ver comentario "clima", si en 1800 años no ha habido cambios significativos y desde los años 70 ha habido una tendencia de corrientes cálidas, yo entiendo que ha habido un cambio drástico, ¿no?. Además, estos datos se correlacionan con medidas recientes de NAO, por lo que es muy significativo. Por cierto, ¿de dónde te sacas lo de los 200 años?

6 | coeficiente 80 - 05/2/2011 - 11:25

Totalmente en desacuerdo.
IMPUGNO el artículo.

7 | coeficiente 80 - 05/2/2011 - 11:45

Como preveo que todos los datos que aportas son ciertos, criticaré entonces la escasa amplitud de registros medidos, en comparación con la edad geológica de la tierra. No existe prueba documental alguna de que el calentamiento obvio que actualmente existe en el planeta tierra, no sea un proceso natural, del que se derive el inicio en pocos años, (ejm, 21 diciembre 2012), una nueva glaciación. Tomar como ejemplo las medidas de los últimos 1800 años, sabiendo que la edad de la tierra son 4500 millones de años, y que el último periodo glaciar, glaciación de Wüms fue hace 80000 años, y de la que desconocemos los datos de temperatura previos al inicio del fenómeno y el comportamiento climático de la tierra, es ESPECULAR. A efectos somos ciegos en datos estadísticos al futuro climatológico que nos espera. Se podría decir que los cambios en las corrientes marinas certifican el aumento de la temperatura, pero ¿es causa del hombre?, ¿o son causas naturales de periodos concretos de nuestro planeta?. La ciencia se basa en datos estadísticos, pero no puede preveer el futuro.
Yo por si las moscas me he comprado un plumas en las rebajas...

8 | Coeficiente 100 - 06/2/2011 - 22:30

Vaya, Coeficiente 80, tienes el nombre bien merecido. IMPUGNO tu comentario. ¿Dónde se dice aquí que el hombre es el responsable del calentamiento? Lo que SI se dice es "Mejorar técnicas como la descrita aquí y desarrollar otras nuevas ayudarán a saber más sobre los cambios que estamos viviendo y para aclarar cómo de importante ha sido la contribución humana en este fenómeno". Me parece un comentario bastante prudente (científico) y nada partidista (como parece ser tu opinión negando la acción humana). Mejor cómprate un libro, que ya no hace frío para usar el plumas.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Gonzalo J. Olmo

Gonzalo J. Olmo

La ciencia nunca es aburrida, ni siquiera la de papel; la que se hace con bolígrafo, imaginación y mucha paciencia. Me refiero a la ciencia que hacía Einstein o a la de Stephen Hawking, personajes tan famosos (o más) que Bush o Bin Laden, pero que trabajan o trabajaron en el lado de los buenos. 

Quizá fue influenciado por ellos (los dos buenos) por lo que me decidí a estudiar Física y continué con un doctorado en Física Teórica y Astrofísica. Ahora, tras algunos años como investigador postdoctoral y habiendo vivido muy lejos de aquí, sigo enamorado de la ciencia. Me gustan todas, aunque prefiero la de papel.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD