sábado, 17 de noviembre de 2018 00:42 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Gonzalo J. Olmo

Ciencia de papel

Cambios drásticos en las corrientes marinas

Archivado en: Océanos, cambio climático

A pesar de los esfuerzos de los científicos, de los (cada vez menos) medios de divulgación científica y de alguna que otra voz política, para muchos ciudadanos y gobernantes de nuestros días la expresión "cambio climático" tiene tanto valor y efecto como el "Dios te va a castigar" o "que viene el coco" de cuando yo era niño. Sin embargo, cada vez caen más "cocos" de sus palmeras por culpa del aumento en número e intensidad de los huracanes, y cada día son más los castigados por episodios atmosféricos inusuales. Pero no culpemos a Dios por esto. Hoy no busco culpables, sino aportar nuevas evidencias que apuntan hacia cambios recientes en los patrones de las corrientes marinas que mucho tienen que ver con los cambios que sufre el clima a nivel planetario.

Corrientes oceánicas globales


Hoy día se sabe que los oceanos desempeñan un papel muy importante en el clima del planeta. El calor que los oceanos absorben del sol es distribuido por el planeta a través de corrientes de agua que son impulsadas principalmente por los vientos. Esto da lugar a un flujo global de aguas superficiales que se calientan en el Pacífico y el Índico y llegan hasta el Atlántico. En el Atlántico Norte, los vientos aumentan el ritmo de evaporación del agua y, como resultado, las corrientes superficiales se enfrían, se hacen más densas debido al aumento de la salinidad y caen a niveles más profundos por su propio peso, dando lugar a rios submarinos de agua fría y densa que retornan al Pacífico (circulación termohalina) para cerrar así el flujo global.

Leer texto completo »

Publicado el 9 de enero de 2011 a las 19:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

El cambio climático llega al fondo del océano

Archivado en: Cambio climático, fondos marinos.

Nemo ante el cambio climático.Un estudio reciente muestra que en los últimos veinte años se han producido cambios sorprendentemente grandes en los ecosistemas de los fondos oceánicos. Estos cambios están fuertemente correlacionados con cambios producidos en la superficie inducidos por el cambio climático. Nadie está a salvo, ni siquiera quienes habitan a más de 4000 metros de profundidad.

En este artículo, publicado en la revista PNAS, de la Academia Americana de Ciencias, se muestra que el cambio climático producido por la alteración del ciclo global de carbono no sólo afecta a los ecosistemas cercanos a la atmósfera, sino que también tiene un gran impacto en las profundidades oceánicas.

Criaturas de las llanuras abisalesLos océanos cubren el 71% de la superficie del planeta con una profundidad media de 3700 metros. Tan sólo un 1% de esas regiones ha sido observadas directamente por el hombre. La mayor parte de este suelo está cubierta de un sedimento suave en el que viven organismos muy variados. El alimento en estos lugares es muy limitado y depende directamente de la materia orgánica que se produce a través de la fotosíntesis en la superficie del mar. Una parte de esa comida se hunde hasta las profundidades, donde es consumida por criaturas como las que aparecen en la imagen de la izquierda, las cuales sirven de alimento para otras más grandes. Aunque la cantidad de alimento que llega hasta las fondos oceánicos es menor del 5% del producido en la superficie, esta cantidad es suficiente para mantener el equilibrio biológico en estas inmensas áreas del planeta. Sin embargo, pequeñas alteraciones en la generación y transferencia de comida hacia el fondo podrían tener consecuencias devastadoras.

Leer texto completo »

Publicado el 22 de noviembre de 2009 a las 01:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Gonzalo J. Olmo

Gonzalo J. Olmo

La ciencia nunca es aburrida, ni siquiera la de papel; la que se hace con bolígrafo, imaginación y mucha paciencia. Me refiero a la ciencia que hacía Einstein o a la de Stephen Hawking, personajes tan famosos (o más) que Bush o Bin Laden, pero que trabajan o trabajaron en el lado de los buenos. 

Quizá fue influenciado por ellos (los dos buenos) por lo que me decidí a estudiar Física y continué con un doctorado en Física Teórica y Astrofísica. Ahora, tras algunos años como investigador postdoctoral y habiendo vivido muy lejos de aquí, sigo enamorado de la ciencia. Me gustan todas, aunque prefiero la de papel.

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD