lunes, 14 de octubre de 2019 04:41 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Juan Taboada

De caza

Club de Monteros, monterías a la vieja usanza

Archivado en: caza, Castilla y León, monterías

El pasado sábado día 23 asistí a una montería organizada por el Club de Monteros en la localidad zamorana de Muelas del Pan. Hace cuatro años estuve cazando en el mismo municipio, la misma mancha (El Uno) pero con distinta organización. Muchas cosas han cambiado en estos cuatro años, -incluso la máquina de refrescos que hay frente al lugar de encuentro: Pepsi-Cola le ha ganado la batalla a Coca-Cola-, quizá la más importante de ellas sea que quien organizaba la montería era el Club de Monteros y que gracias a ellos se han producido una serie de cambios que hacen que la montería haya recuperado su esencia más primigenia.

El futuro de la montería está asegurado. Fotografía de Emilio Sanz Pastor.Sorprende en primer lugar la puntualidad horaria según el programa establecido. La hora de reunión estaba prevista a las nueve de la mañana y a esa hora ya estaban preparando el papeleo propio de este evento en el comedor del ‘La Tomasita'. Tras las migas de rigor, comenzó el sorteo de los puestos a las 10'45 horas con las pertinentes normas y explicaciones de la mancha a cazar.

Otro de los cambios fue que cada armada que se sorteaba, salía con su postor en ese momento para ocupar su puesto en el monte, en lugar de esperar a que se sortearan todos las armadas. El tercer gran cambio, que para mí supone además un salto cuantitativo en la calidad de una montería, es que a los puestos no se iba en remolques de tractores. Si por algo nos caracterizamos la mayoría de los monteros es por la posesión de vehículo todo terrero, así que fuimos al monte ‘como Dios (y la Guardia Civil) manda'. Aquí es donde se empieza a ver el espíritu sociable y amigable que singulariza a la montería, los cazadores no dudamos en poner nuestros vehículos a disposición del resto de compañeros, conocidos o no, para desplazar el menor número de coches al monte y agilizar el desarrollo de la jornada montera.

El número de piezas abatidas superó con creces a la montería de hace cuatro años, catorce jabalíes frente a los casi cincuenta abatidos el sábado.'Noviazgo' de un joven montero durante el fin de semana. Fotografía de Emilio Sanz Pastor.

El día amaneció tal y como la predicción meteorológica había vaticinado durante los días previos: lluvia. Pese a ello, la jornada cinegética estuvo marcada por la abundante caza observada y su variedad.

Durante el sorteo de los puestos había quedado suficientemente claro que sólo podríamos abatir al jabalí, el resto de animales estaba completamente prohibido tirarles, a excepción del zorro. Pese a ello, sólo se cazaron jabalíes, casi cincuenta, un buen número.

La mancha de 'El Uno' se caracteriza por estar pegada al embalse de Ricobayo, lo que hace que el terreno sea tremendamente escarpado con unas pendientes fortísimas. La vegetación arbórea está compuesta por encinas, roble y alcornoques con algún rodal de pino en alguna ladera. Sin embargo, el suelo está plagado de jara, lo que dificultaba tremendamente la visibilidad y obligaba a los monteros a estar concentrados en el asunto durante toda la jornada pues de no ser así, podías pasarte el día oyendo pasar a los animales sin conseguir divisarles. La falta de limpieza del monte propició el resguardo necesario para los suidos, lo que conlleva que además de obtener unos excelentes resultados, el número de cochinos que quedan en el monte sea el suficiente para asegurar una fantástica recuperación de la especie de cara a futuras monterías.

Respecto a los números hay que decir que de los 107 puestos ofertados se cubrieron 90 y que, para mover las reses que había en las 800 hectáreas de la mancha, se utilizaron 16 rehalas.

La típica 'alfombra de cochinos' tras la jornada. Fotografía de Emilio Sanz Pastor.En cuanto a la montería del domingo, se abatieron 25 cochinos entre 65 posturas en una mancha bastante distinta a la del sábado. La orografía era mucho más suave aunque con una vegetación muy similar.

No quiero terminar sin destacar un hecho formidable: el Capitán de la Montería se encontraba dirigiéndola en un alto en el centro de la mancha, por lo que podía controlar el recorrido de las rehalas para que todo el mundo disfrutara. Lo interesante e importante es que a mitad de montería se habían abatido ya 20  jabalíes y el Capitán tomó la decisión de recoger a las rehalas debido a que la mancha es "caliente de paridera y no quise seguir golpeándola para dejar madre para el año que viene", palabras de Emilio Sanz Pastor. Esta decisión fue alabada por los monteros participantes.

Desde este espacio quiero felicitar al Club de Monteros tanto por la excelente preparación y desarrollo de la montería, como por su afán de mantener este arte lejos de la comercialización pura y dura de la caza que hemos vivido en los pasados años de bonanza económica.Su padre estuvo el viernes hasta las tantas de la mañana en urgencias con su madre, pese a ello el sábado no faltaron a la cita.

Quizá la crisis haya servido para que los nuevos escopeteros coleccionistas de trofeos y las ‘orgánicas' cuyo único objetivo era lucrarse a costa de la caza y la seguridad en la misa, desaparezcan y este arte vuelva a recuperar la nobleza que siempre tuvo.

Publicado el 27 de enero de 2010 a las 12:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 4

1 | Nuria - 03/2/2010 - 19:01

La pena es que la mayoría de los 'dueños' de esos cotos, cuando acaba el periodo del contrato, suelen olvidarse de lo bien que se ha trabajado y vuelven a caer en la tentación de no renovar la concesión para dársela a alguien que ofrece más dinero para volver a esquilmar el coto.

2 | Paco - 03/2/2010 - 19:05

Tienes razón Nuria, pero eso es ley de vida. Cuando a los agricultores del pueblo les llega un listo a la subasta con un precio desorbitado, les hacen chiribitas los ojos. Así que durante los años de gestión de los nuevos inquilinos tienen que amortizar la pasta a base de acabar con todo lo que se menea.

3 | caza (Web) - 03/7/2010 - 10:32

Estoy completamente de acuerdo con vosotros. La verdad que una pena, pero desde luego, es algo que ocurre así y que no tiene más remedio. La ley de la oferta y la demanda manda ahora más que nunca

4 | EPI - 17/2/2011 - 07:04

si son tan buenos el club de monteros porque los echaron del coto de muelas del pan y hablan tan mal de ellos

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

José Juan Taboada

José Juan Taboada

Nací en Salamanca en 1970 y me crié en Extremadura en el seno de una familia en la que nadie en absoluto cazaba. Pese a ello, me inculcaron el amor y respeto por la naturaleza y el mundo rural del que procedo. Viví en Villanueva de la Serena (Badajoz) hasta el verano de 1988, momento en el que me trasladaron a Valladolid. En la actualidad soy director de Castilla y León y de Valladolid del Grupo de Comunicación Gente.

Amante de la caza, pero sobre todo del tiro certero en justa lid. Me gusta cazar solamente lo que me voy a comer, en compañía o en soledad. Un día de caza es un día agradable de paseo por el monte, el páramo o la ribera, o bien un día que comienza con unas migas para, tras unas horas de quietud y silencio en el puesto, terminar con una fraternal comida con un buen guiso casero. Magnífico día si hay abate pero, si no ha sido así, la jornada no habrá desmerecido porque eso habrá querido decir que los animales han sido más listos o rápidos que uno mismo.

El blog pretende ser una zona de intercambio de conocimientos cinegéticos, así como de opiniones relacionadas con el mundo de la caza, abarcando todas las modalidades: caza menor, caza mayor, con galgos, cetrería, con arco y caza internacional, sin olvidar todo el mundo que rodea a esta actividad considerada deporte para algunos y entretenimiento para otros. Intentamos crear un espacio para conocer también los últimos avances en productos y materiales relacionados con las artes cinegéticas.

 

Enlaces

Revisión de estilo hecha por VERBA BONA

www.cazalia.com

www.cazaworld.com

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD