domingo, 25 de octubre de 2020 03:19 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de José Juan Taboada

De caza

Otros tiempos para la caza

Archivado en: Periodos de caza

Cada día somos más los que opinamos sobre la conveniencia de revisar los periodos hábiles de caza porque vemos cómo está cambiando la biología y la etología de la fauna cinegética. Las causas son muchas. Probablemente, sólo sea consecuencia de la adaptación de las especies al clima y al medio, tal y como han venido haciendo a lo largo de la evolución. Lo que está claro es que el clima se está modificando. Los fríos y las nieves no son tan intensos en el tiempo y provocan que determinadas especies permanezcan más en los altos que en los llanos. El clima se ha suavizado tanto que los ciclos reproductivos han sufrido ‘desajustes’ respecto al calendario cinegético.

Pero sin duda, lo que más ha influido en el cambio del comportamiento animal ha sido el hombre y su relación con el medio ambiente. El paulatino abandono del campo ha traído como consecuencia directa el asilvestramiento de muchas zonas de cultivo. Gracias a ello, el monte ha vuelto a colonizar aquellos espacios que se le arrebataron hace siglos.

Otra consecuencia directa del abandono del campo ha sido su mecanización, o viceversa. Con la aparición de la maquinaria agrícola y las políticas agrarias de concentración parcelaria se extendieron los latifundios en las zonas llanas, motivo por el que se podían labrar cantidades ingentes de hectáreas en muy poco tiempo y con muy poca mano de obra.

Imagen de www.leonoticias.comTodos los que practicamos la caza en la media veda vemos cómo año tras año el día 15 de agosto no sólo están cosechados nuestros cotos, sino que también está empacada y apilada la paja. Es más, en muchos cotos, en los que aún está permitido, nos encontramos con el rastrojo quemado. Esto es lo que vemos, lo que no vemos son las codornices. A éstas ni las vemos, ni las oímos, ni nuestros perros las huelen, ni rastrean, ni marcan, ni muestran. Cierto es que la culpa no sólo es de la rapidez en la recolección, sino también del empobrecimiento en la variedad de especies cultivadas, que también ha incidido negativamente en este pequeño ave.

La agricultura ha avanzado tanto que ha dejado atrás y ha olvidado el aprovechamiento cinegético de nuestros campos. La consecuencia directa es que la codorniz ha modificado sus hábitos y ya no permanece en la meseta castellana como antaño. ¡A la fuerza ahorcan! En muchos lugares cría antes para poder emprender el cambio de lugar antes de que lleguen las cosechadoras y les dejen sin refugio.

El caso del jabalí es un ejemplo más. En los últimos años vengo observando que durante el último mes de montería muchas de las cochinas que se abanten se encuentran en un periodo avanzado de gestación con los fetos de los jabatos perfectamente definidos. Vamos, que o acortamos el periodo hábil de caza o acabaremos con camadas gestantes de jabalí a diestro y siniestro.

Del corzo también se ha escrito mucho debido a su particular gestación, así que no voy a incidir más sobre el tema.

Imagen de www.noticiasdenavarra.com¡Qué decir del conejo! Tan apreciado en muchos lugares de España como denostado en otros debido a su proliferación y a los daños causados como consecuencia de su superpoblación.

Hace pocos días se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía la Resolución por la cual se determinan las zonas declaradas ‘en emergencia cinegética’ y se establecen las medidas de control excepcionales a llevar a cabo para controlar el conejo. Los daños agrícolas, aunque se han ‘normalizado‘ en zonas andaluzas, siguen siendo muy graves en lugares concretos, a pesar de la alta presión cinegética a la que se somete el conejo. Las provincias afectadas por la emergencia cinegética consecuencia de los daños de conejos son Cádiz, Córdoba, Jaén, Málaga y Sevilla.

Los cotos ubicados en estos términos municipales que tengan debidamente reconocidos los daños causados por conejos en sus respectivos Planes Técnicos de Caza podrán seguir cazando los conejos una vez finalice el periodo de caza habitual para la especie. En concreto, se podrán emplear armas de fuego desde el 5 de septiembre al 8 de octubre y desde el 28 de noviembre hasta el 29 de abril. Los perros también se podrán emplear en estos periodos de veda, en concreto, desde el 15 de agosto hasta el 12 de febrero.

Habrá límite de cazadores, en concreto, máximo de 15 por cada 250 has. de terreno acotado. También se podrán capturar los conejos en vivo, con hurones y redes, o bien con capturaderos. Como novedad se recoge el uso de aves de cetrería como medio de captura.

Imagen  de www.rtvcyl.esAl igual que en Andalucía, en Castilla y León vemos cómo se conceden los conocidos ‘descastes de conejos’ prácticamente durante todo el año. Cuando no es por daños a la agricultura es por daños en jardines y parques. Cuando no es por daños en las líneas del AVE lo es por el exceso de ejemplares en medianas e isletas de autovías y autopistas. Al final resulta que la norma que regula el periodo de caza tiene más excepciones que restricciones. ¿Por qué? Porque no se adapta a los ciclos de la especie.

Si hace unos años la inclusión en la gestión cinegética de los cotos de los ‘Planes de Caza’ supuso un cambio radical, que sirvió para compaginar la conservación y el respeto a la fauna con la caza, ahora debemos dar un  paso más allá y realizar estudios serios sobre los hábitos y ciclos reproductivos de las especies para ajustar tanto los periodos hábiles de caza como las labores agrícolas.

 

Revisión de estilo hecha por VERBA BONA

 

Publicado el 26 de julio de 2011 a las 09:45.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 5

1 | Miguel González - 26/7/2011 - 12:36

Estoy totalmente de acuerdo con las apreciaciones realizadas en su escrito y sobretodo con la innegable necesidad de revisar los ciclos biológicos de nuestras especies para poder adecuar el aprovechamiento cinegético de cada una de ellas a los cambios sufridos en estos ciclos durante los últimos años.

El problema residirá, si es que desde la administración se considera oportuna esta actuación, en quién o con quién se contará para llevar a cabo esta adecuación.

Sobradas experiéncias tenemos acumuladas los cazadores y/o gestores cinegéticos en ser excluidos en este tipo de tomas de decisiones a las cuales podemos aportar muchísimos conocimientos basados en experiencias reales.

Aún así deberíamos saber hacer reaccionar a nuestros dirigentes políticos y "empujarles" a gestionar estos imprescindibles ajustes.

2 | Oscar Hdez. (Web) - 02/8/2011 - 10:36

Totalmente de acuerdo, cada año el campo varía, no todos los años llueve lo mismo o hace el mismo calor, cada año las cosechas van más o menos adelantadas y los animales se amoldan al entorno para vivir y para criar, no es una medida acertada poner una fecha de apertura "standar" todos los años, se debería valorar cada año la situación real del campo y amoldar la afición cinegética (y el resto de actividades que se desarrollen en el campo) a la realidad del medio, tenemos guardería espcializada y técnicos mediioambeintales en todas las Comunidades Autónomas, y en esta labor también se debría implicar la federación, lo que no es de recibo que esemos cazando codornices con pollos de perdiz que casi ni vuelan, o con crías de cualquier especie, se matan liebres preñadas al final de temporada o como bien has puesto jabalinas, el campo necesita de más exactitud en las acciones que le afectan

Atte. Oscar Hdez.

3 | José Juan - 03/8/2011 - 12:06

Quizá deberíamos empezar por nosotros mismos y adaptar las fechas de caza en nuestros cotos a las nuevas condiciones. A lo mejor dando ejemplo las autoridades se suman al carro.
Lo cierto es que en muchos cotos ya se están estableciendo nuevas normas que van más allá de límete en las capturas y los días hábiles. Ahora habría que dar un paso más.

4 | Miguel González - 03/8/2011 - 12:50

Totalmente de acuerdo contigo José Juan, es más, te confirmo que en muchos casos es la propia sociedad de cazadores o gestor cinegético quién acorta fechas para determinadas especies o limita artes de captura y cupos, pero, si lo que necesitamos es avanzar fechas fuera del periodo habilitado por la administración o retrasarlas, no existe forma legal para que los gestores actúen. En esos casos es la administración quién tiene la sarten por el mango.

5 | Oscar Hdez. (Web) - 23/8/2011 - 14:39

Ese ejemplo que comentas José Juan lo llevamos dando hace la tira de años, todos o casi todos los cotos tienen restricciones a la Ley de caza, se recortan los días hábiles, se recortan los horarios, los cupos, las zonas a cazar e incluso se regula los lugares desde donde dejar los vehículos y empezar la cacería, todas estas normas que no están estipuladas en la normativa oficial, pero nosotros podemos modificar -siempre endureciendo- las normas dentro del marco que nos impone la Administración, y ahí es donde está el fallo, ese marco es el que debe ser flexible, ¿cuántos años hace que empezamos la media veda el 15 de Agosto en CYL?, sin embargo cada año es diferente, los campos están más o menos adelantados según el año, nosotros hemos empezado la media veda algún año y el primer día la hemos pospuesto hasta septiembre o la hemos cerrado por que los perros no hacían más que sacar pollos de perdiz, esto debiera estar regulado acoplado a la realidad del campo cada año, pero quiero ir más lejos, hay actuaciones en la agricultura muy perjudiciales, algunos años la siega y el empacado se hacen con pollos que no tienen ninguna defensa, habría que regular estas actuaciones.
Un saludo

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

José Juan Taboada

José Juan Taboada

Nací en Salamanca en 1970 y me crié en Extremadura en el seno de una familia en la que nadie en absoluto cazaba. Pese a ello, me inculcaron el amor y respeto por la naturaleza y el mundo rural del que procedo. Viví en Villanueva de la Serena (Badajoz) hasta el verano de 1988, momento en el que me trasladaron a Valladolid. En la actualidad soy director de Castilla y León y de Valladolid del Grupo de Comunicación Gente.

Amante de la caza, pero sobre todo del tiro certero en justa lid. Me gusta cazar solamente lo que me voy a comer, en compañía o en soledad. Un día de caza es un día agradable de paseo por el monte, el páramo o la ribera, o bien un día que comienza con unas migas para, tras unas horas de quietud y silencio en el puesto, terminar con una fraternal comida con un buen guiso casero. Magnífico día si hay abate pero, si no ha sido así, la jornada no habrá desmerecido porque eso habrá querido decir que los animales han sido más listos o rápidos que uno mismo.

El blog pretende ser una zona de intercambio de conocimientos cinegéticos, así como de opiniones relacionadas con el mundo de la caza, abarcando todas las modalidades: caza menor, caza mayor, con galgos, cetrería, con arco y caza internacional, sin olvidar todo el mundo que rodea a esta actividad considerada deporte para algunos y entretenimiento para otros. Intentamos crear un espacio para conocer también los últimos avances en productos y materiales relacionados con las artes cinegéticas.

 

Enlaces

Revisión de estilo hecha por VERBA BONA

www.cazalia.com

www.cazaworld.com

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD