viernes, 22 de marzo de 2019 02:24 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Enrique Hormigos

Demasiada letra

Cálculo de Probabilidades.

imagen

Imaginad que estáis pasando el fin de semana lejos de casa. En la ciudad a la que habéis ido a parar se celebra una de esas ferias del libro antigüo y de ocasión. Tenéis idea de pasar a echar un vistazo tranquilamente, pero la cosa se lía de mala manera y tan solo tenéis un cuarto de hora antes de que cierren para darle un repaso a toda castaña.
Elegís un puesto al azar. Hombre, novelas policíacas... Hombre, un libro de Raymond Chandler que no tengo... Hombre, si sólo son dos pavos... Me lo quedo. A la bolsa.

Más tarde, hojeáis la mercancía y descubrís en la segunda página el nombre del antigüo propietario. Un nombre y una fecha del año 87.
Y ahora viene lo bueno...

Conocéis a ese tío. Y no sólo eso. Es de esos amiguetes con los que seguís manteniendo el contacto después de los siglos. Si solo fuese un tío que se llama igual, ya sería una casualidad de lo más acojonante. Pero es que resulta que el libro es "El lápiz y otros cuentos", contiene tres cuentos, y al principio de cada uno podéis ver el cuño que este colega se diseñó en plan "ex-libris" para evitar que los tíos gorrones como vosotros se hiciesen los locos con el tema de las devoluciones.

Bueno. Pues esto mismo me pasó el sábado pasado.

Y la pena es que no pude verle a cara al dueño cuando se lo conté por teléfono.

+ tonterías en ehormigos.blogspot.com

Publicado el 10 de noviembre de 2008 a las 18:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 2

1 | patriolamola - 10/11/2008 - 18:45

jajaja, si es que el mundo es un pañuelo! Bonita anécdota!

2 | juan carlos (Web) - 17/11/2008 - 11:08

Enrique, si somos tres y yo no soy será el que resta, a no ser que sea otro que yo conozco pero que ha su vez tu hayas mantenido contacto y yo no, lo cual es posible. Se podría dar la circustancia que fuera yo, pero me habrías llamado por teléfono o que hubieras hablado con otro, entonces si que la la cara de éste tercero habría sido un poema, ya que coincidiría en el nombre pero no sabrías de lo que le hablabas. Existe otra teoría, y es que en el espacio tiempo ese libro todabía lo tenga su dueño que en futuro lo venderá y volverá a un pasado en el cual tú estabas presente el sábado pasado, pero los demás no lo estaban, con lo cual la cara del susodicho aún sería de más agilipoyado todavía, pues para él el libro sigue en su estantería, no lo ha vendido, se loha dejado a su amigo y éste le llama para decirle que lo ha comprado en una feria del libro. Reflexión al último comentario realizado por el amigo: enrique eres un mamón, haber cuando me llamas y cenamos.

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Enrique Hormigos

Enrique Hormigos

Desde que me metí en el lucrativo negocio del humor con la idea de hacer una fortuna en un par de semanas y retirarme a vivir de las rentas en una hermosa finca en la Toscana, hay una escena que se repite de manera exacta cada vez que busco echarle el lazo a un nuevo cliente.

La cosa empieza en el despacho de la víctima, dónde me presento generalmente sin avisar (soy un fan del "Efecto Sorpresa"). Una vez que el director se da cuenta de que no me sacará de su despacho sin la ayuda de un revolver del 45, suspira resignado y abre mi viejo carpetón (Viejo desde el día en que lo compré. Lo até mal a la baca de mi motocicleta y, recién salido de la tienda, lo arrastré durante 200 metros por el asfalto. Pero bueno; no lo iba a tirar).

Silencio sepulcral. El tío estudia el material y, después de un rato sin decir ni pío, se rasca la barbilla y murmura: "Mmmm... Demasiada letra..."
Fin de la entrevista.

Y aunque nunca he entendido porqué la gente no se rasca la barbilla y murmura "Mmmm... Demasiada letra" cuando lee los chistes de Forges o de El Perich, espero que, en este caso, mi asqueroso defecto no os desanime demasiado.

De cualquier manera, gracias por sintonizar este canal.
Un saludo.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD