viernes, 24 de mayo de 2019 08:01 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Enrique Hormigos

Demasiada letra

Colores Primarios.

Primeros de noviembre, primero de la E.S.O.
Estamos en la "Evaluación Cero", una especie de evaluación previa que sirve para ver cómo se adaptan los alumnos al nuevo ciclo y trata de evitar la típica escabechina de la primera evaluación.
Todos un poquito tensos, tratando de quedar bien y rezando la célebre oración del piloto Alan Shepard: "Dios, no permitas que la cague..."
¿Todos? Bueno, unos más que otros.

Clase de "Plástica y Educación Visual".
Después de dos meses dando "Teoría del color", la señorita X pregunta al joven Y:
-A ver, majete, ¿podrías decirme cuáles son los colores primarios? (página 1, tema 1)
El joven Y se para a pensar. De hecho, se coge la barbilla como si pensara, entorna los ojos como si pensara, parece meditar a fondo la respuesta y dice:
-Mmmmmmmmmm...a veeeer... el color pistachooo...

Menuda "Evaluación Cero" le daba yo a este.

+ tonterías en ehormigos.blogspot.com

Publicado el 18 de noviembre de 2008 a las 13:30.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 2

1 | Contramaestre - 18/11/2008 - 17:44

Eso le pasa por confundir los alimentos con los colores....
(No me he podido "de resistir")

2 | Hormigos - 19/11/2008 - 13:14

La verdad es que, creo que hay momentos en la vida de un maestro en que lo más duro debe ser aguantarse la risa.
Por cierto, me has recordado que he de bajar a por alcachofas.
Gracias por no poder "de resistirte".

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Enrique Hormigos

Enrique Hormigos

Desde que me metí en el lucrativo negocio del humor con la idea de hacer una fortuna en un par de semanas y retirarme a vivir de las rentas en una hermosa finca en la Toscana, hay una escena que se repite de manera exacta cada vez que busco echarle el lazo a un nuevo cliente.

La cosa empieza en el despacho de la víctima, dónde me presento generalmente sin avisar (soy un fan del "Efecto Sorpresa"). Una vez que el director se da cuenta de que no me sacará de su despacho sin la ayuda de un revolver del 45, suspira resignado y abre mi viejo carpetón (Viejo desde el día en que lo compré. Lo até mal a la baca de mi motocicleta y, recién salido de la tienda, lo arrastré durante 200 metros por el asfalto. Pero bueno; no lo iba a tirar).

Silencio sepulcral. El tío estudia el material y, después de un rato sin decir ni pío, se rasca la barbilla y murmura: "Mmmm... Demasiada letra..."
Fin de la entrevista.

Y aunque nunca he entendido porqué la gente no se rasca la barbilla y murmura "Mmmm... Demasiada letra" cuando lee los chistes de Forges o de El Perich, espero que, en este caso, mi asqueroso defecto no os desanime demasiado.

De cualquier manera, gracias por sintonizar este canal.
Un saludo.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD