martes, 19 de febrero de 2019 17:18 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Enrique Hormigos

Demasiada letra

Muerte en el Bingo.

imagen

Leo en la parada del bus que el dibujante Paco Roca ganó ayer el Premio Nacional de Cómic con su obra "Arrugas", en la que narra el día a día de un anciano que vive en una residencia desde que sufre una crisis de Alzheimer.

Historia escuchada por la radio que me viene a la cabeza.
Benidorm. Viaje organizado de abueletes jubilados.
La sesión de Bingo esta SUPEREMOCIONANTE.
De hecho, la tensión es tal que uno de los jugadores muere de un infarto cuando salía un momento a hacer pis.
Revuelo de los gordos. Los encargados del hotel aparecen a toda velocidad llamando a la calma mientras tapan al difunto con un mantel, esperando la llegada del juez instructor.
El follón entre el público aumenta. Nervios, gritos y cabreo colectivo, hasta un punto quizás un pelín excesivo. ¿Qué pasa?

Un par de minutos después, tres tipos de los que hicieron la mili con lanza se acercan a la directora y resuelven el misterio:
-¡¡Oigan!! ¿Van a tener esto parado mucho rato? ¡¡Es que yo estaba a punto de cantar línea!!
-¡¡Y yo!!
-¡¡Y yo!!

Llega el autobús.Cuatro o cinco abuelas de esas tan altas como anchas (intentad mover a una de ellas: son como bloques de piedra hundidos varios kilómetros en el suelo) me pisotean salvajemente al subir, me empujan y se atrompiconan en la puerta como si el conductor las fuese a dejar en tierra. Que viene a ser lo que merecen.

Entrañables.

+ tonterías en blogspot.com

Publicado el 19 de noviembre de 2008 a las 13:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 0

No hay comentarios



Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Enrique Hormigos

Enrique Hormigos

Desde que me metí en el lucrativo negocio del humor con la idea de hacer una fortuna en un par de semanas y retirarme a vivir de las rentas en una hermosa finca en la Toscana, hay una escena que se repite de manera exacta cada vez que busco echarle el lazo a un nuevo cliente.

La cosa empieza en el despacho de la víctima, dónde me presento generalmente sin avisar (soy un fan del "Efecto Sorpresa"). Una vez que el director se da cuenta de que no me sacará de su despacho sin la ayuda de un revolver del 45, suspira resignado y abre mi viejo carpetón (Viejo desde el día en que lo compré. Lo até mal a la baca de mi motocicleta y, recién salido de la tienda, lo arrastré durante 200 metros por el asfalto. Pero bueno; no lo iba a tirar).

Silencio sepulcral. El tío estudia el material y, después de un rato sin decir ni pío, se rasca la barbilla y murmura: "Mmmm... Demasiada letra..."
Fin de la entrevista.

Y aunque nunca he entendido porqué la gente no se rasca la barbilla y murmura "Mmmm... Demasiada letra" cuando lee los chistes de Forges o de El Perich, espero que, en este caso, mi asqueroso defecto no os desanime demasiado.

De cualquier manera, gracias por sintonizar este canal.
Un saludo.

 

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD