viernes, 19 de octubre de 2018 03:37 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Luisgé Martín

El infierno son los otros

Los escraches y Los Beatles

Archivado en: Escraches, Violencia, Zizek, Outing

Los que dicen que los escraches son igual que las agresiones del nazismo a los judíos son los mismos que dicen que entre Hitler y el Che Guevara no hay ninguna diferencia, pues los dos son unos asesinos. Los que dicen eso, una y otra cosa, son sólo imbéciles. Personas sin la capacidad intelectual suficiente para diferenciar los matices de nada. En el mejor de los casos -lo repito-, imbéciles. En el peor, hijos de puta.

No es lo mismo soplar un pito siendo árbitro de fútbol que soplar un clarinete teniendo delante una partitura de Mozart y alrededor a la Filarmónica de Berlín. El filósofo esloveno Zizek (a quien siempre cito de oídas, porque tengo sus libros perpetuamente esperando en la mesilla de noche, entre otras cosas porque su lenguaje criptolingüístico me da pereza) sostiene que quizás ha llegado el momento de preguntarnos si ese cántico fundamentalista al pacifismo, a la no-violencia, no será una estratagema de los poderosos para tener contenidos a los mansos y seguir haciendo de las suyas sin despeinarse. Algo así, sin tanta claridad, es lo que traté de plantear yo en mi primera novela, La dulce ira, que comparte seguramente con Zizek el criptolenguaje.

¿Qué violencia está mal? ¿Toda? ¿Desembarcar en Normandía también? Creo que habría unanimidad en elegir ese momento histórico -y terriblemente violento- como uno de los más heroicos y moralmente nobles de nuestra historia reciente. ¿Dónde empieza entonces el nazismo de la violencia? ¿Es igualmente reprobable pegarle una paliza a un delincuente que ha secuestrado a tu hijo que a una ancianita que pasea con su andador por la calle? ¿Es lo mismo insultar a Luis Bárcenas o a Urdangarín si te los cruzas por la calle que insultar a Jesús Vázquez por maricón? ¿Y qué es la violencia, por cierto? ¿Exige agresión física? ¿Se puede considerar violencia en toda su dimensión el acoso sexual y el mobbing? ¿Es violencia un desahucio? ¿Hay violencia en una sociedad llena de pobres, aunque las calles estén en paz?

No tengo una opinión clara y rotunda sobre los escraches. Hay situaciones en las que el escrache me parece casi un deber moral y otras en las que me asaltan todas las dudas, no sólo porque haya niños por medio (lo que no deja de ser el argumento populista manido), sino por las propias implicaciones del sujeto. Me parece que el fenómeno tiene algún paralelismo con otro fenómeno nunca demasiado apreciado socialmente -por lo mismo que denuncia Zizek, ese sagrado respeto a la maldad si está bien envuelta- y que yo en cambio siempre he defendido: el outing homosexual. ¿Tiene derecho un homosexual a fingir y vivir en silencio sus torturas internas? Nadie lo duda. ¿Tiene derecho un homosexual de tomo y lomo a casarse, engendrar hijos hasta que reviente la casa y ponerse de noche la peluca para ir a los bares más subterráneos a revolcarse con chaperos? Y más aún: ¿tiene derecho un homosexual recalcitrante con cargo público u obispado a votar leyes homófobas y a predicar el infierno para los pecadores justo antes de irse al burdel de chicos más lujoso de la ciudad? Yo hace tiempo que ya no lo dudo: no lo tienen.

La imbecilidad se demuestra confundiendo un pito de árbitro con un clarinete de la Filarmónica. Y la inteligencia se prueba aprendiendo a diferenciar los matices que hay entre los arreglos de batería de los Beatles y los timbales de la obertura de Así habló Zaratustra de Richard Strauss. Yo no sé qué prefiero en cada momento, pero sé sin duda que son distintos.

 

Publicado el 13 de abril de 2013 a las 16:00.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 25

1 | joaquin - 14/4/2013 - 18:37

A pesar de la admiración y respeto que siento por ti, creo mezclas conceptos e intenciones. Se podría comprender un cierto escrache espontáneo de gente más o menos afectada, pero me niego a aceptar y comprender lo que está pasando con este tema en nuestro pais. Es escrache español está teledigido por personajes de esta izquierda pseudorevolucionaria que sólo se moviliza cuando el que nos gobierna, curiosamente, es un partido de derechas legítimamente refrendado en las urnas por el pueblo español. Según todos los datos, se produjeron muchísimos más desahucios en la época en la que nos gobernó el PSOE que ahora, además de ser ellos los responsables principales de la situación actual. ¿Por qué entonces no surgieron estos "espontáneos escraches"?.
Perdona que te diga, tan nefasto es una socialdemocracia "hiperbenefactora" como la de Zapatero, obstinada en repartir lo que no hay y hacer creer al pueblo que es merecedor de unos derechos irrealizables a costa de una descomunal e impagable deuda por la que estamos sufriendo ahora, como el "abominable capitalismo salvaje" que casi todos despreciamos.
No nos engañemos, tenemos una parte de una izquierda española que no acepta el resultado de las urnas y da igual la excusa para armar jaleo, llámese escrache, prestige, Irak, recortes, etc,.
Luis, gente aprovechada hay en toda la sociedad, en todos los partidos y estrato social, ya sea Bárcenas, Urdangarín, EREs andaluces, etc, cada uno roba lo que puede, ¡ somos así!.
No te equivoques, el mundo actual ( el mejor que ha habido nunca) le debe mucho al capitalismo en su versión liberal, y todos los adelantos técnicos, derechos humanos, libertad religiosa, democracia y prosperidad se lo debemos a ello, sin menospreciar, por supuesto, las constantes reivindicaciones sindicales y obreras que han modelado y moderado para nuestro bien este sistema, el menos malo de nuestro mundo.
Saludos.

2 | Eloy - 14/4/2013 - 19:51

Vale Joaquín y fueron felices y comieron perdices, y pagó el patrón, mientras todos celebraron los resultados de las limpias elecciones y el PP ya nunca, pero nunca,nunca, volvió a manifestarse con los obispos, ni con los fascistas de la AVT, ni contra la ley del aborto...

3 | escaraj - 14/4/2013 - 21:24

Sólo he leído el primer párrafo porque ya veo que mi intelectualidad no logra distinguir los matices entre unos asesinos y otros o entre las diferentes violencias.
Amigo, justifica lo que quieras pero no llames tonto al que tiene ojos y ve lo que ve sino al que, como tú, sufre un grave conflicto entre lo que ve y lo que le dicen que tiene que pensar. ¡Matices! ¡Hay que joderse con las chorradas!

4 | Luisgé - 15/4/2013 - 00:58

Joaquín, qué alegría saber de ti, aunque sea para discutir. No creo que las cosas sean como dices que son. Ni siquiera parecidas.

A Zapatero le escracharon desde el primer año de su llegada a la Moncloa, y no me parece que toda la basura que se dijo en esos años (el PSOE en colaboración con ETA organizó el 11-M, más o menos) sea agua bendita precisamente.

El PSOE no hizo nada con los desahucios, pero los desahucios se han convertido en un problema a partir de 2009 y 2010, cuando realmente ha empezado a haber mucha gente que no tiene dinero para pagar sus casas. Y normalmente los Gobiernos no anticipan los problemas, y ni siquiera sé si deben hacerlo en algunos casos.

Resulta curioso cómo se sigue diciendo (ha calado y será difícil que descale) que Zapatero repartió lo que no había. Es simplemente mentira, por mucho que se repita, Joaquín. Hasta la llegada de la crisis se consiguieron superávits (cosa que por lo demás resulta incomprensible, habiendo tantas cosas en las que invertir), e incluso en 2011 (incluso casi ahora) la deuda pública española es menos que la alemana. El problema de España no es de deuda pública, sino de deuda privada y de generación de ingresos vía impuestos. Esa socialdemocracia de la que hablas nunca ha existido. Es importante comprenderlo.

Yo soy capitalista, creo que lo sabes, no tengo problema en decirlo con todas las letras. Pero hay muchos capitalismos, y este que vivimos tiene poco que ver con la generación de riqueza, con la apuesta productiva y con la creación de bienestar social. Creo que resulta evidente y no merece más explicaciones.

Y yo sigo siendo demócrata, a pesar de los agujeros grandes que hay. Pero necesito que quien gobierne lo haga de acuerdo a lo que dijo que iba a hacer para ganar y que respete la dignidad mínima de los ciudadanos. Si no, voy a las trincheras.

Abrazo grande

5 | Luisgé - 15/4/2013 - 01:06

Escaraj, tienes un nick muy apropiado a tu identidad. Corto, implosivo y gutural. Un nick a la altura de alguien que piensa libremente y no lo que le dicen otros que tiene que pensar. Y que además lo argumenta. Enhorabuena. Gente como tú es la que necesitamos.

6 | Sagaidak - 15/4/2013 - 20:41

Luisgé,le pasa a usted como al Manu Chao de Muchachada Nui. Tiene algunas ideas buenas pero se le hacen batiburrillo.
Comparar el escrache con el nazismo es casi igual de memo que apelar al Desembarco de Normandía para justificarlo.
No, oiga. Esto de comparar fenómenos históricos casi siempre es oportunista.
Un escrache no es nazismo, ni complicidad con ETA, ni terrorismo. Es acoso personal. ¿Una manifestación es escrache? No ¿Lo es un abucheo en un acto público? No. Escrache es ir a casa de un representante popular para coaccionarle con violencia (sí, es violencia). A mí me parece lo suficientemente grave. ¿A usted no?
Yo también me permito un ejemplo oportunista: Una masacre no es un genocidio pero sigue siendo una buena putada.
Por cierto, Zapatero sufrió una campaña desmedida y atroz. Pero no creo que participara en ella uno solo de los que hoy van en manada a insultar en su casa a la vicepresidenta del Gobierno.
He aquí cómo se entiende la oposición en España. Del insulto de derecha al insulto de izquierda. Qué asquito, oiga.

7 | Cristina - 16/4/2013 - 00:13

Ya ves, Luisgé. No ha sido buena idea la sugerencia. Mira qué pasa cuando "argumenta".

Bueno, por mi parte, me voy a meter en el batiburrilo. La verdad es que cuando leí la entrada, pensé enseguida en lanzarte una broma, admirándome (y recreándome) de que un "socialdemócrata de pata negra" como tú citase a Zizek, que puede ser el icono de nosotros, las ovejas descarriadas. Y, además, que lo hicieses mientras buscabas con tanto acierto, para mi gusto, el centro de gravedad de las cosas.

Si hay algo que me indigna es este asunto de las simetrías inadmisibles. El igual da ocho que ochenta. Y la eficacía con que un mensaje cínico y manipulador se hace con sectores de opinión pública. Frente a los escraches, tengo una postura muy parecida a la de Luisgé. No sé cómo se pueden comentar estos asuntos sin asumir el brutal salto cualitativo que estamos sufriendo, desde el punto de vista social y el sufrimiento que lleva asociado. Y sí lamento, como se ha dicho ya, que la escandalera montada en torno a los escraches, desvíe el foco de lo que los origina.

Por cierto, con respecto a la reacción de la izquierda cuando gobierna el PP, siempre me acuerdo del comentario irritado que hice, en plena era Aznar, con la que estaba cayendo: "¿Hay alguna ley no escrita por la que las huelgas generales sólo se le hacen al PSOE?" Hay que recordar lo que tardó en llegar una convocatoria de ese tipo, cuando se habían redoblado las causas que empujaron a las primeras.

Voy al asunto de cómo se deben aceptar los resultados de las elecciones. Para un demócrata (lo que pasa es que algunos conversos no paran de palparse la ropa y confunden a otras personas), simplemente, el que gana, con las coaliciones que se generen, manda, dentro de un marco, que es magnánimo para la derecha (que ya tiene el poder social y económico) y estrangulado para la izquierda. Y ya está. Pero, ¿qué es eso de que no se puede opinar que los votantes se han equivocado? Por supuesto que el pueblo alemán se equivocó en el año 33. Y, por supuesto, que su dignidad la salvaguardaron los comunistas, socialdemócratas, sindicalistas y otros progresistas que se opusieron a esta deriva y, por ello, terminaron con sus huesos en Dachau, mucho antes de que una solución final fuese establecida.

¿Qué hay que explicar para que quienes no quieren verlo se hagan cargo de cómo Cospedal, Aguirre y demás nos insultan y nos amenazan? Para explicar cómo nos "escrachan" con impunidad...

8 | Luisgé - 16/4/2013 - 00:50

Sagaidak, no creo que me moleste mucho la comparación con el Manu Chao de Muchachada Nui. Peores cosas podrían decirse en estos tiempos. Le agradezco, en todo caso, que considere que tengo algunas ideas buenas, tampoco abunda eso ahora.

Yo, sin ánimo de ofender, creo que uno de los problemas graves de España es que no se sabe leer bien. Porque decir que uso el desembarco de Normandía para justificar los escraches es no haber entendido muy bien lo que quise decir. En ese aspecto en concreto, es no haberlo entendido en absoluto. Aunque cabe la posibilidad de que el problema de España es que no se sabe escribir bien y yo no haya sabido contarlo. En todo caso, ni siquiera estoy seguro de haber justificado los escraches, fíjese. Mi amiga de blog (y casi de más cosas ya) Cristina, que es muy coqueta y que a veces dice que no sabe contar las cosas, lo ha entendido perfectamente, pero a lo mejor es porque tenemos más sintonía.

Yo quiero insistir: hay que ver lo que entendemos por violencia y por acoso, y ponerle coordenadas. Y una vez hecho esto (puestas las coordenadas), a lo mejor estoy de acuerdo con ese escrache. O a lo mejor no. Un diputado es un responsable público y hace leyes que afectan a la vida de la gente.

Por lo demás, debo decir que no estoy muy orgulloso de este país. Ni de su izquierda ni de su derecha. Pero no, mire, no son lo mismo ni insultan de la misma forma. Y si no me cree, lea la prensa.

9 | Luisgé - 16/4/2013 - 00:54

Cristina, Sagaidak no es Escaraj. Son dos personas diferentes, y yo personalmente prefiero a la primera, a pesar de todos los desacuerdos.

Zizek no debería ser un icono de nadie, ni siquiera de una oveja; está loco y es un pesado. Pero tiene ideas que son más que interesantes.

En todo caso, ya ves que los socialdemócratas de pata negra y las ovejas descarriadas (estabas hoy muy ganadera) no pastamos tan lejos.

10 | sagaidak - 17/4/2013 - 12:58

Y donde escribo oftalmólogo lea usted otorrinolaringólogo, que esta negligencia médica es únicamente imputable al emisor, hombre que escribe con prisas porque tiene la suerte de conservar su trabajo.

11 | Luisgé - 17/4/2013 - 22:58

Llegados a este punto, Sagaidak, no entiendo muy bien lo que discutimos. O, si lo entiendo, no me parece tan distante. Yo, como dije desde el principio no tengo ninguna certidumbre acerca de los escraches. Más bien me parece un asunto peliagudo, y de eso hablaba mi post (que, al releer, veo poca enmienda aclaratoria, la verdad). Lo que quería explicar es que no basta decir "escrache" para decir "condena". Del mismo modo que no basta decir "violencia" para decir "rechazo", porque está el desembarco de Normandía y muchos más desembarcos que demuestran que en determinadas circunstancias la violencia es imprescindible y justa.

Woody Allen decía que escuchaba a Wagner y le entraban ganas de invadir Polonia. Yo hay días (será una patología) que leo la prensa y me dan ganas de escrachar. Martínez Pujalte dijo ayer que algunos de los que quieren la dación en pago lo que tratan es de comprarse otro piso. Es posible que yo sea un nazi, pero si fuera más joven me iba delante de su casa con una cacerola.

También me va pareciendo saludable la costumbre (nazi) de llamar gilipollas a los gilipollas. No son tiempos de simetrías inadmisibles, como decía Cristina, ni de equidistancias metodológicas. Hay que nadar.

Vamos a Chaves Nogales, personaje admirable. Personaje del que hay que recordar, antes que nada, que fue un republicano hasta la médula. A veces se le usa (no digo que sea su caso) como distancia media. Pero no lo fue. Hoy decía Jordi Gracia en un artículo a ratos luminoso que "El mito confortable de buenos y malos está enterrado precisamente porque todos sabemos ya quiénes eran unos y otros, y sólo desde esa conciencia —los buenos eran los republicanos, los malos los franquistas— podemos empezar a pensar en las maldades y bondades relativas. O incluso en las maldades de los buenos y las bondades de los malos, que es la única manera de pensar". Ese era Chaves Nogales. Y ese, con humildad, me gustaría ser a mí. Primero lo primero, y luego hablamos. Y una vez asentado lo primero, tenemos muchas posibilidades de ponernos de acuerdo.

¿Un grupo gritando "Cabrón, cabrón" delante de la casa de Bárcenas me escandaliza? Pues no, mire. Lo apruebo. No es nazi. Es justo. Y además es terapéutico. ¿Linchar a Bárcenas? No, claro. ¿Agredir a Bárcenas? Líbrenos Dios. Lo que quería decir en mi post es que es difícil establecer quién es como Bárcenas y que a veces es difícil (no tanto, esto) establecer la línea entre la cacerolada y la agresión. Pero que ya somos mayores y debemos al menos intentarlo.

En España llevamos décadas resolviéndolo todo con la "presunción de inocencia" y el "respeto a las opiniones". Pues no, ni una cosa ni otra son infalibles, me parece. Existe la presunción clara de culpabilidad, y desde luego muchas de las opiniones que leemos cada día son cualquier cosa menos respetables.

España tiene muchos problemas históricos. Uno es el escaso respeto a las instituciones, estoy de acuerdo. Otro quizá más importante es la incapacidad de las instituciones de ser respetables. Son las dos caras de la misma moneda, porque los ciudadanos que no respetan las instituciones y los que cuando llegan a ellas no se muestran dignos han nacido de la misma madre. Pero hay que saberlo y decirlo para no errar el tiro.

Convendrá usted conmigo, sin demasiado forzamiento, que Ruiz Soroa es más Ruiz Soroa en esa opinión que Gil Calvo es Gil Calvo en la que yo exponía. Pero no obstante, los criterios de autoridad a estas alturas son vanos. Citaba yo a Gil Calvo porque sus argumentos me parecían bastante convincentes. Y debo añadir que el artículo de Ruiz Soroa, que tiene a mi juicio ese punto grandioso que no conduce a muchos lados, me da más la razón a mí que a usted. Creo.

Lo que sí que no le voy a aceptar, por mucho que se enroque, es lo del afinamiento del oído. Que hay exabruptos (y muchos) en todos los lados es una evidencia no solo histórica, sino geográfica. Pero no es un problema de oído. Si me permite aprovechar su error con una broma, le diré que quizá es que los problemas de oído los estudian en España los oftalmólogos, y así llegan siempre a las conclusiones que llegan.

Se puede decir que lo que practica la mayoría es "aburrida moderación". Moderación yo no veo por ninguna parte, la verdad. Ni en mis cenas, ni en las conversaciones de los bares, ni en las televisiones. Pero menos que en ningún lado, ahora y antes, en el espacio sociológico que ocupa la derecha. Y eso a mí me parece que hay que decirlo.

12 | Cristina - 24/4/2013 - 00:56

Luisgé, este año no hemos tenido tus recomendaciones del día del libro... Tus muchas ocupaciones no te habrán dejado. Pero en otro momento será.

Lo que amenaza con ser más definitivo es el cierre de Alta Films. Se hace un nudo en la garganta. ¿Cómo imaginar que ya no habrá tardes- noches de sábado con sesión de cine en el Renoir de Cuatro Caminos (el más cercano a mi barrio originario), en el de Martín de los Heros, en el Princesa, siempre versión original (¡hasta en inglés, qué le vamos a hacer!), seguida de ese debate con los amigos, ese cine forum que es la sal de la tierra.

Ya no habrá mucho que debatir más allá de lo macizo que esté el vampiro de turno. Se ha conseguido, Luisgé, en efecto, acabar con el "heditor", por excelencia, en este terreno. Ya sólo una minoría culta, con medios y bien informada accederá a ciertas películas.

De eso se trata, de acabar con cualquier forma de Escuela Popular de Sabiduría Superior...

¡Malditos sean!

13 | Agi - 30/4/2013 - 19:29

Cristina, sigues siendo una cursi de tomo y lomo. Y, qué tienes contra el inglés? En una de éstas, cando me dejen un rato mis viajes por el mundo mundial, me voy a ir a escrachear a tu casa. ¿Me permitirás llamarte gilipollas? O eso es nazismo? Hala! Ya tienes material para otra de tus peroratas.

14 | Luisgé - 01/5/2013 - 01:51

Rosa, cuánto te hemos echado de menos. Ni siquiera Carlos Floriano nos ha podido consolar. Prodígate más. Y en uno de tus viajes (dicen que viajar por el mundo mundial instruye) trata de repasar el concepto de "ironía" para aprender a leer a los demás.

Por lo demás, hay tres formas de ser: la de los que llaman gilipollas a los que no lo son (la gama va desde los imbéciles hasta los malfollaos); la de los que no llaman gilipollas a los que lo son (timoratos o cobardes); y la de los que llaman gilipollas a los gilipollas. Estos últimos, como diría Brecht, estos son los imprescindibles.

15 | Cristina - 01/5/2013 - 14:29

¡Agi, cuánto te he echado de menos!El tiempo lo mejora todo... Antes me ponías de gilipollas para arriba, sin pedirme permiso. Y cuando le diga a mi madre que me han tachado de cursi, no va a caber en sí de emoción. Aún no me ha perdonado que el día de mi boda no fuera a la pelu... ¡Y han pasado 20 años!

Lo que tengo tengo contra el inglés es un problema filosófico (soy muy dada a ellos) de lenguaje y pensamiento y, también, claro, un problema poltico.

Luisgé, ahora sí que estoy convencida de que Agi es una creación literaria tuya. Tanta perfección es imposible en la realidad. Además, lo de "tomo y lomo" te delata. As que voy a escracharte el blog:

¡Viva el 1 de mayo! ¡Vivan los trabajadores (incluyendo muy especialmente a los que querrían serlo)! ¡Vivan las peroratas!

16 | Agi - 01/5/2013 - 21:30

1. Licencia para insultar o el fin justifica los medios.
2. Ah! Pero te casaste! Que original. Yo conozco a ña que se casó sin bragas, o sea que lo de la pelu... Se queda en lo cursi,
3. Me resultáis muy divertidos.

17 | Luisgé - 02/5/2013 - 02:50

1. Se nota que has estado leyendo a los filósofos en estos meses. Cada vez un pensamiento más hondo y matizado.
2. Cristina, eres peor que una cursi, eres una pequeñoburguesa. Tenías que haber tratado de derribar el Sistema con actos revolucionarios tan valientes como no casarte, igual que hizo Agi.
3. No nos cabe duda. O sí, no sé. Ese es nuestro verdadero propósito en la vida, en todo caso.

18 | cristina - 02/5/2013 - 18:46

1.Licencia para aniquilar: el fin y los medios se funden en el orgasmo definitivo (sin boda ni nada). Ese es el objeto al que el escrache se enfrenta.

2.No me ha quedado claro por qué está fatal que me casara por lo civil. ¿Por ser roja, por ser gilipollas, por cursi? Lo de pequñoburguesa de Luisgé ha sido el golpe definitivo. Encima, profesora en la enseñanza pública... Algunos estamos en el mundo sólo porque tiene que haber de todo.

3.Aunque, hasta donde yo puedo ver, no es para mí su característica más importante, Luisgé me parece muy divertido. Eso me produce envidia y disfrute.

Por cierto, ¿qué ha pasado en el mundo mundial? Has vuelto con la escopeta cargada...

Haciendo una pausa en mis diatribas revolucionarias, te recordaré (tengamos un desliz indiscreto; últimamente he tenido algún otro) que Luisgé presenta una de sus dos novedades el día 21 y ¡oh, horror!, transcurre en EEUU. Vamos, que a la hora de la verdad, está claro, Agi, a quien complace de las dos...

19 | Agi - 10/5/2013 - 17:02

Verdaderamente me tengo que reír. Se os ve el plumero (expresión un tanto malsonante, perdón) a los dos. Eso sí, yo me lo estoy pasando bomba (expresión cursi, pero hay que ponerse a tono). Gracias por vuestras respuestas y por vuestras conclusiones tan acertadas. No eperaba menos!

20 | Cristina - 11/5/2013 - 17:58

No es que sea malsonante, es que seguro que "se os ve el plumero" no tiene traducción posible al inglés, con lo que eso pone de manifiesto. De "pasarlo bomba" ya ni hablo. En cualquier caso, en lo que a mí se refiere, no corresponde la expresión. Ya sabemos que era una alusión al plumero liberal. Y yo soy más bien "de la cáscara amarga" como nos llamaban los curas en el antiguo regimen, según tengo entendido.

¡Hala! Ya te he dejado tarea para tus viajes. Traducir al inglés todos los entrecomillados.

Gracias a ti por tus "sopapos" (esto también). Me hacen sentirme viva y ponerme en marcha.

En lo que estamos absolutamente de acuerdo es en lo de nuestras respuestas y conclusiones acertadas (las de Luisgé y las mías, claro)...

Me voy a ver "La Caza" antes de que sea imposible (je, je, en danés, espero)

21 | Agi - 26/5/2013 - 15:01

No mujer no, era eso de "el colmillo retorcido" al menos en mi época. Te agradezco que te estrujes (¿) un poquito el cerebro para tratar de ser graciosa, ingeniosa y a la vez insultona, sobre todo con mi trabajo. Como yo no tengo tanta capacidad, copio a Luisgé, y te digo simplemente eres gilipollas o giripoyas, creo que ambas versiones son válidas.Te seguiré desde Sierra Leona donde mi tarea será descubrir tu lado liberal...Glup!

22 | Luisgé - 27/5/2013 - 01:47

Los tremendos avances de la neurociencia me hacen concebir posibilidades inimaginables en todos los sentidos. Pero en vista de que cualquier descubrimiento ya te pillará mayor y no podrás aprovecharlo, ¿no has pensado en medicarte, Agi? Los fármacos de última generación son supereficaces, por lo visto.

23 | Cristina - 27/5/2013 - 02:26

Bueno, Agi, has llegado al paroxismo. Me estoy dando cuenta, en efecto, de que he sido más liberal de lo debido.

Empezaré por recordar que yo jamás te he insultado. Y no se trata de algo opinable, sino de algo contrastable desde el momento en que empecé a hacer comentarios en este blog. No tengo por costumbre intervenir en el blog de una persona que respeto repartiendo insultos a los lectores que envían comentarios. En particular, no lo haría con una amiga de Luisgé. Y no lo he hecho.

A esta maniobra de pretender que alguien te ha insultado cuando no lo ha hecho, le tienes gran afición. Con Luisgé lo has intentado más de una vez. Eso de poner en la pluma de alguien lo que no ha escrito resulta muy irritante. Pero cuando ya se hace con el despliegue del que tú haces gala, se convierte en manipulación. Y no es un insulto, es una descripción.

Luego está la segunda parte, ¿Dónde, pregunto, dónde he ridiculizado tu trabajo? Quiero el renglón y las palabras exactas. De entrada, con esa mirada por encima del hombro que suele ser tu marca de clase, yo pensaba que eras una dama diletante cuyos viajes eran pura expresión de tu gozosa vida desocupada. Pero si no es el caso, y te dedicas a lo que sugiere el comentario, me parece el colmo que quieras vender que yo ridiculizo esa tarea. No hay que ser un experto en silogismos para entender que alguien como yo que se despacha con ese ajuste de cuentas, aunque sea histriónico, con el inglés y el dominio anglosajón, ha de apreciar absolutamente tu trabajo toda tarea que subraye la vigencia y extensión de otras lenguas. No hay que ser un lince para comprender que ls bromas iban dirigidas a una eventual falta de flexibilidad del inglés, sobre la cual, de las dos, eres la única que puede pronunciarse. Por lo demás, yo soy esperantista (sí, hija, soy rancia para todo).

Finalmente, durante todo este tiempo he seguido de buen grado, complacida, este juego que parecía inofensivo, travieso y divertido. Y, aunque era habitual que me tocase la peor parte ( me refiero a tus exprsiones hacia mí) lo he llevado con humor, con buena educación y con el estoicismo propio de mi edad. He hecho mucho uso de la ironía pero nunca del sarcasmo. Agi, esta vez te has pasado. Esta amalgama de manipulación e insultos es un salto cualitativo. ¡Menos mal que te caía cada ves mejor! Si llegas a ir tomándome inquina, es posible que estuviera ya sin dientes. No estoy acostumbrada a esto. Ni quiero estarlo.

En fin, Agi, creo que tu condición de imprescindible deberías haberla canalizado de otra manera.

Ésta no me gusta. Siento no ser más ingeniosa.

Y, por esta vez, no voy a disculparme por la extensión de mi comentario.

24 | Agitprop - 18/12/2014 - 01:54

Releo por curiosidad mucho tiempo despues este ultimo (?) post y me Siento verdaderamente feliz de ser protagonista de vuestra irritación (irritacióncita yo llamaria a la de Cristina).no se como habeis hasta do Tanya Tina y Laguna neurona en poner a parir, con gran elegancia a gentes de mi calaña. Gracias amigos me habeis proportion ado momentous inolvidables

25 | Cristina - 29/12/2014 - 02:09

De nada, Agi. Aunque mi bochornosa carencia de dominio del inglés me impide comprender parte de tu texto, celebro que contestes casi dos años después. Yo también he releído y también estoy por los momentos memorables (por cierto, algunos me gustan más que otros). Como soy poca cosa, sólo tengo ...itas. Y como gran defecto, una irresponsable capacidad para perdonar, pero para que se dispare, por muy incontrolada que esté, necesita de un cierto estímulo, al estilo de unas desenfadadas palabras de disculpa por los ...megaextraparaexcesos. Con todo, mis mejores deseos...

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Luisgé Martín

Luisgé Martín

Un blog con olor a azufre y a carne quemada. Ciberllamas en las que arderán todos: no habrá ningún títere al que le quede la cabeza sobre los hombros. El convencimiento es claro: el infierno existe y son los otros. Basta con abrir los ojos y mirar el mundo alrededor. Hablaré de libros, de películas, de canciones y de paisajes extranjeros, pero siempre con el tridente desenvainado.

· En Facebook: facebook.com/luisgemartin

· En Twitter: twitter.com/luisgemartin

Biografía: Madrid, 1962. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gerencia de Empresas. Autor de los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002), la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa (2002) y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000), ganadora del Premio Ramón Gómez de la Serna, Los amores confiados (2005) y Las manos cortadas (2009, publicada, como la mayor parte de su obra, por Alfaguara). Ganador del Premio del Tren 2009 "Antonio Machado" de Cuento, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el cuento Los años más felices.

 

La mujer de sombra Las manos cortadas Los amores confiadosAmante del sexo busca pareja morbosaEl alma del erizoLa muerte de TadzioLa dulce iraLos oscuros

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD