domingo, 1 de noviembre de 2020 02:47 www.gentedigital.es
Gente blogs

Gente Blogs

Blog de Luisgé Martín

El infierno son los otros

Inventario de tipos urbanos abominables (I): El Entronizado

Archivado en: Metro, Locos

En los andenes del metro de Madrid, como en casi todos los andenes de metro del mundo, hay unos bancos para que los viajeros, mientras aguardan la llegada del siguiente convoy, esperen cómodamente. Estos bancos, de metal o de piedra, según la línea, tienen capacidad para tres personas o, si hay mucha intimidad, para cuatro amontonadas. Cuando un tren pasa, los bancos se vacían durante un instante, pero enseguida llegan nuevos viajeros fatigados que se aposentan en ellos.

Hay un tipo de persona (o de ser) que al encarar uno de estos bancos vacíos decide sentarse en el justo medio, en su centro matemático. Lo razonable sería aposentar las nalgas -sean del tamaño que sean- en uno de los extremos, aun sin llegar al borde, para facilitar así que si a continuación llegan viajeros en pareja (lo que no es inusual) puedan acomodarse juntos sin andar pidiendo cambalache. O incluso para evitar que si quien se sienta es otro viajero solitario haya de compartir innecesariamente roces, refregamientos y estrecheces.

Siempre me ha fascinado ese comportamiento de los reyes del trono. Si hubiera tenido alguna preparación psicoanalítica no habría dudado en tender al paciente sobre el banco, a lo largo, y haberme arrodillado a su lado para tratar de averiguar las causas de su conducta. ¿Proceden de familias desestructuradas en las que un padre autoritario les marcaba a sangre y fuego, y ahora, para compensar, se expanden allá donde les dejan? ¿Vivieron en casas minúsculas, compartiendo habitación con cinco hermanos, y necesitan perpetuamente la búsqueda de espacios? ¿Son narcisistas compulsivos y tratan de llamar la atención de cualquier manera, igual en la pista de una discoteca que en el banco de un andén? ¿Necesitan contacto humano y lo buscan con esas artimañas, como los pervertidos que se montan en vagones atestados para poder restregarse con un culo o sobar cualquier carne? ¿O simplemente recibieron una educación deficiente?

Taxonomía: Individuos de ambos sexos, pero de preferencia masculina. Edad normalmente adulta, entre 40 y 60 años. Nivel socioeconómico diverso, aunque con una tendencia a la polaridad: o tipos encopetados o garrulos a los que se les nota aún el pelo de la dehesa.

Publicado el 10 de enero de 2010 a las 12:15.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear  votar

Comentarios - 17

1 | esther - 10/1/2010 - 20:19

es una estrategia defensiva... colocándote justo en el centro puedes controlar por igual ambos flancos. Igual que colocarte de cara (y nunca de espaldas) frente a una puerta o a un acceso abierto. Pero, sí, a mi también me parece extraño, me parece más eficaz (a efectos defensivos) sentarse en un extremo. Pero sabes qué es lo que realmente me preocupa... ¿por qué nos molestan tanto estas tonterías? Proyecta que te proyecta...

2 | pombolita (Web) - 11/1/2010 - 09:49

La primera culpa, siempre, es de la madre:
Esas mujeres terribles, que durante años les han convencido que son los reyes del mundo y del mambo
La segunda y principal de ellos: Un poco de autocrítica por favor.
Estoy con Esther.
Si te fijas es quizás porque... ¿te hubieras puesto tú, pero está ocupado, eres un observador minucioso de la realidad o tienes mucho tiempo libre...?

3 | Luisge - 11/1/2010 - 11:30

Esther, Pombolita, estaré encantado de dedicaros un post en esta categoría: las Madres Teresas Urbanas. Me molesta porque es molesto, sencillamente. Porque a veces voy con alguien y no podemos sentarnos. Porque a veces voy solo y tengo que sentarme restregándome (innecesariamente) con el individuo. Es posible que a vosotras os molesten sólo los atracos a mano armada (a Esther, que la conozco, le molestan muchas más cosas que a mí, como que la gente vaya a hacer la compra en chandal), pero yo creo que el infierno son los otros. Y desgraciadamente no tengo mucho tiempo libre.

4 | Pombolita (Web) - 11/1/2010 - 12:51

A mi también me molesta muchísimo que la gente vaya a hacer la compra en chandal, y las que más me molestan son las monjas en chandal, haciendo la compra, estén en Calcuta o estén en Chamberí y es que nunca jamas me siento en los bancos del metro...¡a saber quién se habrá sentado antes...!

Eh, he llegado aquí por casualidad pero me ha encantando leerte, volveré.

5 | Luisgé - 11/1/2010 - 13:03

Dedicaré un post a las monjas en chandal, que, debo reconocer, es una tipología nueva para mí. ¿Cómo se sabe que son monjas? ¿Van en chandal pero con la cofia esa?

6 | Pombolita (Web) - 11/1/2010 - 13:25

Es que se pongan lo que se pongan, se les nota que son monjas...es algo así como la actitud, el gesto, la postura...

7 | Javier - 11/1/2010 - 19:30

"...garrulos a los que se les nota aún el pelo de la dehesa." ¿En quién estaré pensando?

8 | nano cañas - 11/1/2010 - 19:38

Querido Luis,en tema de Bancos lo normal debería ser situarse a la derecha (con el Capital).Estos especímenes que motivan tu Post,no deberían ser motivo de crítica,si no de alabanza.Poco a poco se han ido situando en el centro,y es de desear que en el futuro incluso presidan alguna ONG donde no tengan cabida las monjas con chandal,situandose ya en el lado izquierdo.Su evolución más que positiva podría completarse migrando aún más al extremo.¿Que tal,querido,si permanecieran a un lado,de pie,dejando así el trono a algún siervo de la gleva que realmente necesite aliviar las posaderas?.Tu y yo,por ejemplo.¿Podría entonces hablarse de abdicación del trono o derrocamiento?.Claro que entonces de que carajo hablamos hoy y a quién apuntamos en la lista de odiosos si ni Güemes ni Fabra nos merecen un mísero Post.

9 | esther - 11/1/2010 - 22:05

A mi me molestan mogollón los que van caminando delante de mi y se dirigen exactamente a dónde yo me estoy dirigiendo. Parece que lo hagan para fastidiar, oye. ¿No vas a dedicarles un post a estos desalmados?

10 | esther - 11/1/2010 - 22:08

por cierto, ahora que te has metido en este mundo, ¿sabes para qué sirve introducir los caracteres de la imagen? ¿Para evitar el acceso a los analfabetos? No entiendo.

11 | Luisge - 11/1/2010 - 22:28

Nano, Güemes tendrá su lugar, no tengas duda. El otro día estuve a punto, pero me faltó tiempo.

Esther, tomo nota para un post futuro: en tu caso seguro que lo hacen a posta. Lo de los caracteres lo sabía ya antes, aunque no te lo sé explicar a la perfección: sirve para que no incluyan comentarios (publicitarios o spamódicos) las máquinas programadas.

12 | nano cañas - 11/1/2010 - 22:47

Luis,te presto,sin cobrarte,el tema para tus dos próximos post,(sacado directamente de la prensa diaria):
Tema 1:"Victoria Beckham se gasta 350.000 euros y explica: "Así ayudo a la economía"".
Tema 2"'Nanoescapadas' y vampiros"(éste te puede dar más juego).
¡Ah!Para quien le interese, siento no ser lo suficientemente moderno como para firmar SIEMPRE en internet con nombre y apellido.¿Polemizamos?

13 | Luisgé - 11/1/2010 - 23:03

Lo mejor de Victoria es que se compró (en diciembre)12 pares de gafas de sol. Pero ha pedido ayuda psicológica, que lo sepas.

14 | nano cañas - 11/1/2010 - 23:29

Me tranquiliza saber que su problema era psicológico,no oftalmológico.

15 | Miguel - 14/1/2010 - 23:44

Siempre he odiado a los "desalmados" que pululan por el metro. No sólo son los que comentan Luis y que se sientan en el centro de los bancos. Hay muchos más, por ejemplo, los que se empeñan en entrar en el vagón cuando tú te empeñas en salir en tu estación de llegada. Por cierto, FELIZ CUMPLE!!!

16 | Gonzalo - 23/1/2010 - 11:12

Ah, qué malhumor más extraño, total por un tipo sentado. Supongo que en el metro, lo verdaderamente extraño es el buen humor...

17 | Eduardo (Web) - 30/1/2010 - 21:03

Una variante del "entronizado" es el "piernas abiertas", especimen siempre del sexo masculino que sentado en el metro o autobús tiene y mantiene abiertas las piernas en un ángulo que puede llegar a los 90º grados, aproximadamente. Dicho especimen no suele juntar las piernas cuando otro ciudadano o ciudadana se aposenta en un asiento inmediatamente vecino al que ocupa el "piernas abiertas", para que pueda estar más cómodo. El contacto físico es obligado lo que no significa que sea deseado, aunque haya excepciones.

posdata.- felicidades muy atrasadas

Tu comentario

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Luisgé Martín

Luisgé Martín

Un blog con olor a azufre y a carne quemada. Ciberllamas en las que arderán todos: no habrá ningún títere al que le quede la cabeza sobre los hombros. El convencimiento es claro: el infierno existe y son los otros. Basta con abrir los ojos y mirar el mundo alrededor. Hablaré de libros, de películas, de canciones y de paisajes extranjeros, pero siempre con el tridente desenvainado.

· En Facebook: facebook.com/luisgemartin

· En Twitter: twitter.com/luisgemartin

Biografía: Madrid, 1962. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Gerencia de Empresas. Autor de los libros de relatos Los oscuros (1990) y El alma del erizo (2002), la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa (2002) y las novelas La dulce ira (1995), La muerte de Tadzio (2000), ganadora del Premio Ramón Gómez de la Serna, Los amores confiados (2005) y Las manos cortadas (2009, publicada, como la mayor parte de su obra, por Alfaguara). Ganador del Premio del Tren 2009 "Antonio Machado" de Cuento, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, con el cuento Los años más felices.

 

La mujer de sombra Las manos cortadas Los amores confiadosAmante del sexo busca pareja morbosaEl alma del erizoLa muerte de TadzioLa dulce iraLos oscuros

EN TU MAIL

Recibe los blogs de Gente en tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Recibe este blog tu email

Introduce tu correo electrónico:

FeedBurner

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD